Mi Página Web

Campeonato Primera División 2016-2017

 OLIMPO 1 RIVER 2

river-festejo-olimpo

Despedida con sonrisa

River le ganó a Olimpo 2-1 y terminó el semestre con una sonrisa. Lucas Alario y Sebastián Driussi, los autores de los goles.

Quedaba un pasito más para despedir el año. Tras ganar la Copa Argentina en Córdoba, River debía visitar Bahía Blanca, un reducto siempre complicado y mucho más después de perder dos clásicos consecutivos por el campeonato local, como fueron Independiente y Boca.

Y el Millonario sacó cara ante Olimpo, a quien derrotó 2-1 con goles, de quién sino, de Lucas Alario y de Sebastián Driussi, quien cierra el 2016 como goleador del campeonato.

No habían pasado ni 10 minutos desde que comenzó el encuentro cuando el local se puso de ventaja. Un error en la presión del fondo Millonario dejó a Caballucci frente a Bologna, que poco pudo hacer para evitar que rompan el cero rápidamente.

A pesar de arrancar dubitativo, de a poco comenzó a asentarse este River muleto y, de a poco, pasó a dominar al local. Tanto fue así que apareció el 13 de la buena suerte para marcar el 1-1 empujando un centro de Mora desde la derecha. El Millonario volvía al partido.

En la segunda mitad, solamente unas salidas fallidas de Bologna pusieron en peligro el triunfo del equipo de Gallardo (¿seguirá) y era cuestión de minutos para que el resultado se tiñera de rojo y blanco.

Fue Driussi quien cambió por gol un penal que cobró bien Baliño tras una infracción sobre Mayada, quien había ingresado por Mora. Fuerte y al medio para poner por primera vez en el partido arriba al conjunto de Napoleón.

Poco más pasó en el encuentro. Los 15 minutos después del 2-1 estuvieron de más y solamente sirvieron para que Andrade sume minutos (ingresó por Pity Martínez) y para que Nacho Fernández preocupe a todos: sufrió una molestia y su lugar lo ocupó Arzura.

El año se cerró con una sonrisa gigante, con la Copa Argentina en las vitrinas del club, con la Copa Libertadores en el horizonte y con tres puntos de visitante para terminar a 9 de la punta. Difícil, pero no imposible. Todo está por jugarse en el 2017.

 

Jugador x Jugador vs. Olimpo

 
 
Jugador x Jugador vs. Olimpo

El puntaje de cada jugador de River Plate, según el rendimiento que tuvo en el encuentro frente a Olimpo, correspondiente a la decimocuarta fecha del Campeonato Argentino 2016/2017.

Enrique Bologna (5): Tapó un buen mano a mano pero no se mostró seguro en los balones aéreos. Tuvo una salida fallida que casi termina en gol del local.

Jorge Moreira (5): Aceptable pasando al ataque, pero muy endeble en la marca. Cuando Pizzini se recostó por su sector y se asoció con Villanueva, el paraguayo sufrió y mucho.

Jonatan Maidana (6): Nuevamente el más seguro de una defensa endeble. Sin brillar, no cometió errores groseros y se impuso en el juego aéreo.

Lucas Martínez Quarta (5): Grave error en el gol de Olimpo y equivocación en la acción de la mala salida de Bologna. Dos fallas puntuales que opacan un puñado de intervenciones interesantes.

Luis Olivera (5,5): Sin demasiadas complicaciones en la marca. Se proyectó repetidamente, aunque no logró hacerlo con criterio y efectividad.

Ignacio Fernández (6,5): De menor a mayor. Luego de un comienzo bastante apático fue creciendo en su rendimiento, haciéndose dueño de la pelota y manejando los hilos de la creación.

Nicolás Domingo (4): El gol de Olimpo nace de un doble error suyo. Además, volvió a exponer graves fallas conceptuales, de ubicación y de distribución.

Rodrigo Mora (7): Cuando se recostó por derecha, lastimó e inquietó siempre. Buena acción en el gol del empate de River.

Gonzalo Martínez (5): Voluntarioso y vertical, pero muy poco claro para asociarse de buena forma y concluir las acciones con acierto.

Sebastián Driussi (7,5): El jugador más claro de River, tanto cuando se paró dentro del área como cuando se movió por todo el frente de ataque, un tanto más lejos del arco. Anotó, de penal, el gol del triunfo.
Lucas Alario (7): Peligro constante para Olimpo. Pivoteó de buena forma y estuvo siempre bien posicionado en el área. Marcó el gol del empate.
 

Ingresaron:

Camilo Mayada (6,5): Pocos minutos en cancha pero mucho despliegue. A él le cometieron el penal.

Tomás Andrade (-): Escaso tiempo en el campo de juego.

Joaquín Arzura (-): Ingresó sobre el final del partido.

 


 

 

Las claves de la victoria en Bahía

River derrotó a Olimpo 2-1 por la catorceava fecha del torneo local. Desde El País Menos Algunos, repasaremos cuales fueron las claves por las cuáles el Millonario se quedó con los tres puntos.

La dupla goleadora: Hace mucho tiempo que River no tenía en su plantel dos goleadores en un gran nivel, y mucho menos ambos dentro del equipo titular. Hoy, Lucas Alario y Sebastian Driussi no se cansan de convertir. Con un gol de cada uno, el Millonario se impuso ante Olimpo por 2-1. El Pipa aguantó de espaldas cada pelota que recibió y fue una amenaza constante en el área rival. Por otro lado, Driussi se tiró unos metros atrás y ayudó en el armado de las jugadas, de las cuales nunca se desentendió y pudo finalizar en reiteradas ocasiones. Entre ambos suman 26 goles entre el campeonato doméstico y la Copa Argentina, 13 cada uno. Una bestialidad.

La presión alta: Esta fue la principal idea del equipo que dirige Marcelo Gallardo. Gracias al sacrificio de sus delanteros y mediocampistas ofensivos, River obligó constantemente a Olimpo a recurrir al pelotazo, por lo tanto el Aurinegro no logró realizar ataques elaborados ni con superioridad numérica.

La paciencia: River comenzó tomando la iniciativa del partido y también la posesión de la pelota. Buscó elaborar las jugadas para así llegar al área rival con muchos jugadores.
A pesar del gol tempranero de Olimpo a los 7 minutos, el equipo nunca se desesperó. Continuó con su idea y fue así que a los 35 minutos de la primera parte logró establecer el empate de la mano de Lucas Alario. El segundo tiempo fue idéntico, priorizó la tenencia de la pelota y nunca se apuró para atacar. Si bien tuvo varias oportunidades que no logro finalizar de la mejor manera, la victoria llegó gracias al penal convertido por Sebastian Driussi.

La zaga central: Jonatan Maidana y Lucas Martínez Quarta fueron una muralla. A excepción del primer gol de Olímpo, donde salió a trabar sin convicción, el juvenil cumplió perfectamente con su rol. Siempre estuvo en el lugar donde ameritaba la jugada y fue una opción constante para salir jugando desde abajo. Además, cuando estaba por finalizar el primer tiempo, cortó perfectamente un contraataque que pudo haber complicado al Millonario. Junto con Maidana, fueron el primer eslabón de un River que tuvo una conexión perfecta. No recurrieron al pelotazo y siempre el destino de los pases fue un compañero. Tarea impecable de los centrales.



 

Destacado: Sebastián Driussi

El delantero fue el mejor jugador en la victoria de River 2-1 sobre Olimpo en Bahía Blanca. El atacante anotó el segundo tanto y llegó a 10 en total en el campeonato por lo que sigue siendo el máximo artillero.

El juvenil de 20 años tuvo un semestre perfecto. Convirtió 13 goles en 22 partidos incluyendo uno en la final de la Recopa Sudamericana y otro en el Superclásico ante Boca. Hoy, volvió a marcar para cerrar una gran temporada.

En el primer tiempo se lo vio movedizo y realizando buenas maniobras ofensivas. En algunos momentos, ocupó el lugar que dejó vacante Andrés D’Alessandro detrás de Lucas Alario y manejaba la pelota junto a Nacho Fernández que también tuvo un gran partido.

No se le dio la oportunidad de anotar en la etapa inicial pero en la segunda y cuando todo parecía indicar que el Pipa se iba a hacer cargo del penal (había marcado dos el jueves pasado en la final de la Copa Argentina), Driussi sorprendió y marcó desde los pasos. Es el primer gol que convierte de esta manera.

Le aumentaron la cláusula de rescisión y le renovaron el contrato para que se quede un tiempo más pero sin dudas que con este gran semestre no serán pocos los clubes del exterior que tendrán en mente incorporar al joven delantero para el 2017.




 

Driussi sigue encendido

 
 
Driussi sigue encendido
LA FIGURA. Sebastián Driussi se destacó en la victoria en Bahía Blanca. (FOTO: FotoBaires)
 
 

En Bahía Blanca, el delantero demostró por qué es uno de los jugadores más desequilibrantes de River en lo que va del año. Fue peligró constante para Olimpo y anotó el gol del triunfo.

No será un año más en la carrera de Sebastián Driussi. Sin dudas, será el del despegue: el juvenil de River anotó su décimo gol en el campeonato más y se convirtió en el máximo anotador del mismo, al cierre del 2016.

Banfield, Defensa y Justicia (por duplicado), Vélez (doblete), Patronato, Arsenal, Huracán, Boca y Olimpo fueron las víctimas del 11 por el campeonato local.

Además, le anotó a Independiente de Santa Fe por la Recopa Sudamericana y a Unión y Gimnasia por la Copa Argentina, para redondear los 13 tantos en sus 19 encuentros.

¡Un animal!

Hoy, en Bahía Blanca y por la decimocuarta fecha del Campeonato Argentino, Driussi volvió a ser el mejor jugador del conjunto Millonario. El atacante alternó posiciones: se ubicó dentro del área y también se retrasó unos metros para moverse por todo el frente de ataque.

En ambas facetas, Driussi desequilibró de forma constante, expuso gran claridad y se asoció con mucho criterio para generar acciones de riesgo en favor de los comandados por Marcelo Gallardo. La frutilla del postre tuvo que ver con una acertada definición de penal para el triunfo 2-1.

 



 

Nacho debió ser reemplazado, pero no corre peligro

 
 
Nacho debió ser reemplazado, pero no corre peligro
SE FUE REEMPLAZADO. Fernández fue sustituido a los 44 minutos del segundo tiempo por Arzura. (Foto: Getty)
 

A pocos minutos de que finalizara el encuentro en Bahía Blanca, el volante del Millonario fue sustituido por una fatiga muscular.

La Banda hizo un buen partido en Bahía Blanca y dio una buena muestra de carácter y de fútbol. En la primera parte comenzó perdiendo con el tanto de Rodrigo Caballuci, que aprovechó un error de la pareja de zagueros centrales Jonatan Maidana y Lucas Martínez Quarta.

Sin embargo, el equipo del Muñeco se recuperó a tiempo. Tras una buena jugada por derecha de Rodrigo Mora, Lucas Alario apareció para empujarla y poner el 1-1. En la segunda mitad, y luego de un penal sobre Camilo Mayada, Sebastián Driussi estampó el 2-1.

Una de las incógnitas luego del triunfo fue la salida de Ignacio Fernández. El mediocampista, quien fue titular en la final de la Copa Argentina, debió ser reemplazado por una fatiga muscular. Por suerte, no corre peligro de lesión. Cabe destacar que venía de disputar dos partidos seguidos (180 minutos).



 

UNA BAJA CENTRAL

maidanaBaja importante para la vuelta.

 

Jonatan Maidana llegó a la quinta amarilla y se perderá el duelo ante Unión, una vez que el campeonato se reanude en 2017.

Tuvo que ausentarse un tiempo largo por un desgarro que se prolongó demasiado. Regresó contra Boca en el Superclásico y evidenció falta de ritmo, aunque en la final de la Copa Argentina fue el héroe que acostumbra, salvando pelotas en zonas calientes.

La victoria en Bahía Blanca supuso un alivio de cara a lo que viene, excepto porque el caudillo vio la quinta cartulina amarilla y deberá descansar frente a Unión. Claro está, será una vez que el torneo retome su andar allá por febrero.



 

Y una noche, debutó

El cierre de la primera mitad del campeonato dio lugar al debut de Enrique Bologna, que se dio el gusto de hacerlo con un triunfo ante Olimpo, de visitante.

La final ganada ante Rosario Central y el saber que este año ya se termina, fueron los factores que dieron lugar a que el último compromiso de la primera mitad del torneo local se afronte con un poco más de relajación: por eso, en lugar de Augusto Batalla, quien custodió el arco de River fue Enrique Bologna. El Beto aprovechó su chance y, tras el debut no oficial en el amistoso ante Olimpia, en La Plata, el ex arquero de Gimnasia se estrenó bajo los tres palos de manera oficial.

Pese a que recibió un gol a poco de comenzar el encuentro, mostró seguridad en los mano a mano y decoró una noche buena en lo colectivo. Si bien costó dar vuelta el 0-1, el equipo de Marcelo Gallardo demostró personalidad para saber aprovechar las situaciones que se le presentaron y la despedida de este 2016 fue con un triunfo, y con Bologna en el arco.




 

BAHÍA BLANCA LE SIENTA BIEN

visitante
Baja efectividad jugando fuera de Núñez.

 

River apenas ganó cuatro veces en condición de visitante durante 2016. De esas cuatro oportunidades, dos fueron en el Estadio Roberto Carminatti de Bahía Blanca.

No es una cancha sencilla,  eso muchas veces lo ha sufrido River en carne propia. Sin embargo, y a pesar de los malos números que maneja el conjunto Millonario en condición de visitante, Bahía Blanca se ha vuelto sinónimo de triunfo en el último tiempo. Sólo cuatro victorias cosechó el equipo de Marcelo Gallardo fuera de casa a lo largo del 2016 y dos de ellas fueron en el Estadio Roberto Natalio Carminatti.

El primer triunfo como visitante llegó en el mes de febrero. El Más Grande arrancó su participación en la Copa Libertadores en Venezuela, ante Trujillanos, y se quedó con el partido de manera contundente: 4-0 con tantos de Pisculichi, González y Alonso por duplicado. En abril, Piscu volvería a marcar para darle la victoria a River ante Olimpo en Bahía Blanca por 1-0.

En el segundo semestre la alegría fuera de casa llegó rápido. En la Fecha 2, en Córdoba, Arturo Mina puso el 1-0 definitivo ante Talleres. Sin embargo, pasarían tres meses para volver al triunfo como visitante. Nuevamente en Bahía Blanca, Alario y Driussi se anotaron en la red para el 2-1 ante Olimpo. Saldo positivo en el Carminatti, pero una efectividad demasiado baja jugando fuera de Núñez.



LA CAMISETA DEL CAMPEÓN

cammiseta

Se luce en el pecho.

 

Luego de ganar la Copa Argentina, el Millonario lució un parche especial en la camiseta que utilizó para enfrentar a Olimpo en Bahía Blanca.

Desde el comienzo, llamó la atención que ambos equipos lucieran su indumentaria alternativa. Olimpo, en lugar de los típicos bastones amarillos y negros, utilizó un conjunto en el que predominaba el color blanco. River, por otra parte, cambió la clásica camiseta de la banda por su indumentaria totalmente roja.

Sin embargo, lo más importante no es qué casaca lució el equipo de Marcelo Gallardo, sino el detalle que se pudo observar en su pecho. El protagonista fue un parche dorado, con la figura de la Copa Argentina y la leyenda “Campeón 2016”. Un nuevo título que ya adorna las vitrinas del club y que permitirá jugar la próxima Libertadores.





gallardo-vs-olimpo-pm

Le pone suspenso

Marcelo Gallardo habló en zona mixta tras el triunfo ante Olimpo en el Carminatti y no desechó la chance de irse de River, pero tampoco la confirmó. A seguir esperando.

“Lo único que dije es que era un momento para reflexionar después de dos años intensos, es un momento para hacer un balance”. Con esas palabras, después de derrotar a Olimpo, en Bahía Blanca, Marcelo Gallardo encaró a la prensa que, inevitablemente, necesitaba la palabra del DT del Millonario y una certeza sobre su futuro inmediato al frente del equipo.

Lejos de eso, el Muñeco, que trató de bajarle el tono a la polémica en torno a su continuidad, aseguró que “es normal que después del partido de hoy pueda tener unos días para pensar”. Sin embargo, encaró la cuestión y, aunque no puso plazos, dejó en claro que la decisión la meditará: “Después de dos años y medio de muchísima intensidad es el primer planteo que me voy a hacer para ver cómo seguimos”, aseguró el entrenador que llevó a River a disputar ocho finales, de las cuales ganó seis.

Finalmente, se refirió a la presión que demanda su trabajo y dejó en claro de qué forma la afronta: “Es una profesión que me apasiona y sé lo que son las reglas de juego del fútbol argentino”, indicó. Y hubo un mensaje final para toda la gente del Millonario: “Agradezco un montón el afecto que me brindan”.



 

"Gallardo me marcó como profesional, me dolería mucho que se fuera"

 
 
 
 

Sebastián Driussi cerró un semestre que jamás olvidará. Goleador, campeón y seguro de sí mismo reconoció que la posible ida del Muñeco le dolería aunque "apoyarían su decisión".

El delantero riverplatense culminó el año convirtiendo, como lo hizo en casi toda esta etapa y parte del mérito fue del entrenador que lo bancó en todo momento: "Fue un técnico que me dio mucha confianza, me marcó como profesional, por eso me dolería mucho que se fuera", afirmó.

Admitió que Gallardo no les adelantó nada sobre su decisión: "Con nosotros todavía no habló, son decisiones personales. La decisión es de él así que lo vamos a apoyar", y dijo que el foco del día fue exclusivamente el partido con Olimpo: "Salimos a jugar como todos los partidos, salimos con esa mentalidad y no pensando en lo que pase a futuro con Marcelo".

Hizo un balance sobre el 2016 colectivo: "cerramos un año muy bueno, los objetivos que nos propusimos en la pretemporada los cumplimos", y también analizó su presente: "Es de no creer, pero trabajé muy duro en la pretemporada y me preparé para tener este presente", relató feliz.

Por último contó que pateó el penal porque Alario se lo cedió: "Eso significa mucho, es un buen gesto de Lucas hacia mí".

 

 

ALARIO: “SE HACE DIFÍCIL PENSAR UN RIVER SIN GALLARDO”

alario-golEspera que no se vaya.

 

Lucas Alario se refirió a la posible salida de Marcelo Gallardo. Además, reconoció que tiene su cabeza puesta solamente en River, pero que no descarta nada. Por último, confirmó que el Millonario merecía ser campeón y hoy lo dejó en claro.

Goleador, vital y esencial en este equipo, se prepara para recibir ofertas de todos lados, pero no saca los pies de la tierra y es consiente que si se queda seguirá siendo el de siempre.

El delantero analizó el encuentro ante Olimpo: “Arrancamos de una forma y en el transcurso del partido Marcelo (Gallardo) nos dijo que vayamos más arriba. Hoy confirmamos por qué fuimos campeones en la Copa ante un rival difícil”.

Alario expresó, sobre su posición y su competencia con Seba Driussi: “Uno como delantero convive con el gol, a veces se da y a veces no. Por suerte hoy pude ayudar aportando así que me voy contento con eso. Jugadores y cuerpo técnico estamos contentos porque conseguimos una victoria en una cancha difícil”.

Por último, se refirió al futuro del Muñeco Gallardo: “Se hace difícil pensar un River sin Gallardo. Le ha dado mucho a esta institución. Es una decisión de él y vamos a apoyar la decisión que tome”. Y sentenció: “Teníamos la cabeza en que hoy queríamos ganar. Nadie tocó ese tema, es una decisión de él”.

 

 

 

00:00
/
00:00
00:00
Embed

Copy to clipboard: Ctrl+C / Cmd+C




RIVER 2 BOCA 4


 

Publicada el 11 de diciembre de 2016 | 0 Comments

De no creer: River cayó ante Boca en un partido insólito

Cuando todo se encaminaba a una fiesta en el Monumental, los visitantes dieron vuelta el encuentro por 4 a 2. Los goles del Xeneize fueron marcados por Bou, Tevez x2 y Centurion. Para los de Gallardo, Driussi y Alario. Duro golpe. 

No hay palabras para describir las sensaciones que tenemos los hinchas en este momento. River tenia todo para ganar, no sólo por el marcador, sino por el clima y las situaciones que se generaban en ese segundo tiempo fatídico. D’Alessandro salió de la cancha y se despidió del público, y con él también se despidió el fútbol que generaba el Millonario.

Durante la primera mitad, Boca era superior. Por situaciones y concentración, los locales no reaccionaban. El primer cachetazo fue de Walter Bou tras una buena jugada del 10 del Xeneize. Sin embargo, llegó la reacción: primero con Driussi tras una fantástica definición de aire, y luego Lucas Alario tras un gran centro de Moreira.

En el complemento, River era superior y armaba situaciones de riesgo hacia el arco de Werner. Primero Alario, después el Pity despilfarraron sus chances. Además, D’Alessandro dejó el campo y sustancialmente, los del Muñeco no jugaron más. Y cuando no marcas en el arco del frente, lo sufrís en el propio: tras un error infantil de Batalla, Tevez igualó. Más tarde, el mismo delantero marcó un golazo desde afuera del área para dar vuelta el tanteador. El último mazazo fue obra de Centurión cuando quedaban segundos de partido.

Duele por la forma, la manera, de tener todo para triunfar, pero no saber liquidar un partido en que tenia todo a favor. Habrá que cambiar el chip y enfocarse en Rosario Central, en lo que será la final de la Copa Argentina.






equipo-vs-boca

Puntajes vs. Boca: Un cambio

En un partido con altibajos, Andrés D’Alessandro fue el mejor de River en un Superclásico que pegó más de lo que el equipo se merecía.

Augusto Batalla (3): Gran responsable de la derrota. Dos salidas desafortunadas que igualaron y liquidaron el partido en favor de Boca.

Jorge Moreira (5): Buen primer tiempo, determinante en las pelotas aéreas. Ganó y perdió por su sector, siempre buscó el arco rival.
Jonathan Maidana (5): Volvió y es lo más importante de cara a la final de la Copa Argentina. Alternó buenas y malas, cortó alto, ganó desde arriba y metió durante los 90 minutos.
Arturo Mina (4): Regaló espacios en el fondo, perdió en el mano a mano, desordenó la defensa y salió en la foto de todos los goles de Boca.
Luis Olivera (4.5): Alternó buenas y malas. Empezó flojo, perdiendo en casi todas con Pavón en velocidad, pero se acomodó en el complemento y no pasó sobresaltos.

Leonardo Ponzio (6): En su ubicación, la clave. Cortó alto, repartió con criterio y fue uno de los pilares del mediocampo.
Nacho Fernández (5): Tocó con inteligencia, pero corrió demás por culpa de un mediocampo de tránsito que lo dejó pagando.

Andrés D’Alessandro (7): El mejor de la cancha hasta su salida. En su pico de rendimiento, Gallardo apostó a cuidar el resultado y él fue el sacrificado. Tocó con inteligencia, encontró siempre el espacio vacío e hizo lo que quiso mientras estuvo en cancha. Parece haber sido su despedida.
Pity Martínez (6): Alternó buenas y malas, como en todo su recorrido en River. Por cada lujo, un error de ejecución; por cada quite una pérdida. Así, todo el partido.

Sebastián Driussi (7): Picante, encarador y determinante para comenzar a levantar el partido con un golazo. En el complemento, con la intención de recuperar el terreno perdido, fue reemplazado.
Lucas Alario (5): Tuvo en sus pies la definición del partido pero erró y luego todo cambió. Peleó, ganó y no pudo convertir el gol que le hubiera significado un puntaje destacado.






dalessandro-vs-boca

“Mi último partido”

Todo lo que tenía que decir lo dijo adentro de la cancha. Andrés D’Alessandro jugó como si fuera su último partido en el Monumental y, cuando se iba, anunció lo que se viene: “Es mi último partido”, dijo.

La frase menos pensada para el cambio menos pensado. Marcelo Gallardo reemplazó a Andrés D’alessandro cuando pintaba para figura de la cancha y River ganaba 2 a 1. La retribución de los aplausos tuvo un diálogo inesperado. Guillermo Barros Schelotto increpó al 22 y éste, lejos de calmarlo, manifestó: “Dejate de joder, es mi último partido”. En la cancha, con y sin la pelota, dejó en claro que no seguirá.

Ahora falta el anuncio final. Confirmado el descenso de Inter de Porto Alegre, a semanas de que termine su préstamo, es un hecho que volverá a Brasil. Ahora, a esperar a la definición ante los hinchas y en la final de la Copa Argentina.





 

Las Claves: Tenelo, no lo quiero

River regaló un clásico increíble y fue derrotado 4 a 2 por Boca en el Monumental.

Tenelo, no lo quiero:  Casi como si hubiera sido un pacto secreto, River regaló un partido increíble. Desde jugadas en las que perdieron goles hechos hasta retrasarse en el campo para dejar jugar a Boca Juniors, pasando claro por deficiencias incomprensibles de los defensores millonarios, hasta Jonathan Maidana y Augusto Batalla (figuras indiscutibles en este River) tuvieron errores demasiado graves que terminaron en goles rivales. El millonario tuvo todo para ganar este encuentro, pero lo perdió. Se encontró con mil chances para humillar y dejar por el piso a su eterno rival. Así y todo, no pudo contra su genio, al igual que todo el año no supo mantener la diferencia y regaló el clásico.

Cambios incomprensibles: En cada manual del fútbol se puede encontrar que si un jugador es amo y señor del verde césped debe ser dejado en la cancha hasta las últimas consecuencias. Vaya uno a saber si fue por cansancio, por cuidarlo o un mero hecho táctico que Marcelo Gallardo decidió cambiar a Andrés D’alessandro y ahí River dejó de mostrar todo el juego que venía elaborando. Para colmo, terminó completando el combo al sacar a Sebastián Driussi y luego poner a Rodrigo Mora.

Todas al 22: “El 90 por ciento de los jugadores en primera división no sabe jugar al fútbol, saber verdaderamente de esto es algo para algunos elegidos”, es una certera frase de César Luis Menotti. Afortunadamente River tiene a uno de esos contados tipos que entiende a la perfección todo lo que ocurre dentro de las líneas de cal. Andrés D’Alessandro fue el hombre clave en la remontada millonaria al ser el dueño de la mitad de cancha y participar activamente en cada ataque del conjunto de Marcelo Gallardo. De hecho, con su cambio se pierde un partido increíble. Todo parece estar encaminado a una salida del cabezón. Dios no quiera, que desde arriba el mandamás pase alguna vez por Nuñez y hable con Andrés, que le cuente y explique que sin él River no tiene absolutamente nada.

Un solo jugador: Si, tan simple como eso. Solamente un hombre tenía Boca para poder ganar este partido. Carlos Tévez hoy fue todo lo que necesitó el Xeneize para dar vuelta un encuentro a la medida de River. Leonardo Ponzio no pudo marcar en ningún momento al 10 rival que se movió con plena comodidad por todo el Monumental, además de participar de forma activa en tres de los cuatro goles del conjunto de Guillermo Barros Schelotto.

Flojo Sector izquierdo: Innumerables fueron las deficiencias mostradas por el sector izquierdo de la defensa millonaria. Desde un desordenado Arturo Mina que no le alcanzó con tener grosero error en el gol de Walter Bou, sino que también quedó varias veces en evidencia por deficiencias tanto en el marcaje como en la ubicación. Otro que tampoco supo hacer pie, fue el joven lateral izquierdo Luis Olivera, que le costó marcar cada vez que un jugador rival se tiraba sobre su lado.





 

Maidana retornó de la forma menos esperada

En una nueva edición de La Lupa, analizamos el rendimiento individual de Jonatan Maidana en lo que fue su vuelta a las canchas tras casi cincuenta días de inactividad,  y nada menos que contra Boca. Floja actuación del zaguero, condicionado por un pésimo rendimiento defensivo en general.

Luego de idas y vueltas, distensiones sobre desgarros y con plazos que eran difíciles de explicar, volvió el número dos del Más Grande. Pero no como todos queríamos. La derrota en el Superclásico, con nada menos que cuatro goles en contra, le jugó una mala pasada en su retorno al verde césped.

Su encuentro comenzó de manera positiva, con intervenciones individuales dignas del aplauso del público. Con el correr de los minutos, River empezó a mostrar falencias defensivas en general, con malas coberturas y espacios inexplicables que terminaron sentenciando el partido.

El Millonario recuperó una pieza clave, un estandarte, que poco pudo hacer esta tarde. Lo positivo es que el ex futbolista de Los Andes completó los noventa minutos y seguramente será de la partida este jueves por la noche, en lo que será la final de la Copa Argentina.




 

Cambió para mal

dalessandro-2¿Porqué los que jugaban?

 

Las modificaciones de Marcelo Gallardo no dieron el resultado esperado y le facilitaron las cosas a Boca.

Iban cerca de 15 minutos del segundo tiempo y el Monumental se puso de pie para aplaudir a Andrés D’Alessandro. La figura del clásico hasta ese momento se retiraba del campo para que ingrese Iván Rossi, cambio de tinte defensivo y con mucho tiempo por jugar. Encima al toque, error de Augusto Batalla y 2 a 2 de Boca.

El resultado fue que el ex Banfield no brindó solidez defensiva, tuvo incidencia en dos goles, y no colaboró con Ponzio en el marcaje de Tévez. En la faceta ofensiva, River resignó la tenencia de pelota y casi no generó situaciones de gol desde la salida del 22. La definición más clara de esta situación la dio el DT de Boca: “La salida de D’Alessandro nos dio la posesión total de la pelota”.

Tampoco trajeron soluciones los otros dos ingresos. Rodrigo Mora ocupó el lugar del Pity Martínez y fue más ganas que claridad. Se enredó demasiado con los defensores visitantes y no pudo generar más riesgo que un cabezazo por encima del travesaño. El último en ingresar fue Tomás Andrade por Sebastián Driussi, y tuvo un desempeño similar a sus últimas participaciones, por lo que ha perdido terreno. Insinúa, se muestra participativo, pero no genera absolutamente nada.

Dio la sensación por los que salieron que Gallardo pensó en el jueves, pero de esa manera perdió un partido que River tenía para liquidarlo. A todos nos queda la sensación que los suplentes aportan pocas soluciones cuando les toca entrar, lo que deja una gran preocupación. Veremos si esto trae alguna consecuencia para el transcendental partido del jueves.





 

A pensar en Central

La inesperada goleada sufrida en el clásico obliga a dar vuelta la página rápidamente y pensar en la final de la Copa Argentina ante Rosario Central.

Tan inexplicable como dolorosa fue la derrota en el superclásico. El haber dado vuelta el resultado en el primer tiempo generó una sensación de superioridad que nunca se terminó de reflejar en el marcador. Con el 2-4 consumado, lo que le queda al plantel de Marcelo Gallardo es enfocarse en la final de la Copa Argentina del próximo jueves, ante Rosario Central.

El encuentro ante el Canalla podrá definir la suerte de River en el próximo semestre: jugar la Copa Libertadores, además de sumar un título local, no palearía la extraña sensación que generó una caída inesperada en el superclásico, pero le abriría muchas puertas al Millonario. Pese a la derrota de esta tarde (y a la impactante revelación de D´Alessandro), cuando la espuma baje – y si el jueves se consiguen tanto la copa como la clasificación-, el saberse nuevamente en el torneo continental que todos quieren, con el agregado de que el archirrival no clasificó, ayudaría a dar vuelta la página rápidamente.




 

Batalla tuvo un gran gesto con Noah

noahHumildad ante todo.

 

El uno de River homenajeó al hijo de Luisana Lopilato y Michael Bublé, quien sufre de cáncer.

El Superclásico dejó una horrible sensación por la derrota abultada y, quizás, impensable hasta para el más pesimista. El error de Augusto Batalla en el empate de Boca permitió la resurrección del rival y posteriormente la inesquiva derrota.

En lo que al juvenil tiene que ver, disputó el encuentro con una camiseta roja que en el dorso tenía tatuado el nombre del pequeño canadiense, quien lucha contra un cáncer de hígado.
Con solo tres años, según contó la periodista Laura Ubfal, Noah terminó con éxito la primera fase del tratamiento y pasará las fiestas de fin de año con toda su familia.

El objetivo del mismo es reducir el tumor lo más que se pueda para poder operarlo en los últimos días de diciembre.

Al conocerse la enfermedad del pequeño, los hinchas de River ya le habían dedicado un trapo en el compromiso frente a Estudiantes, en el Estadio Tomás Adolfo Ducó.




 

River es uno de los más goleados del campeonato

 

 

Después de 13 fechas disputadas en el torneo, el conjunto de Gallardo es el sexto equipo con la valla más vencida.

Además de los malos resultados y la preocupante posición que ocupa en el torneo local (ocupa el puesto N° 11 en la tabla), hay otra estadística que refleja el mal funcionamiento colectivo de River: los goles en contra.

Pasadas 13 fechas del torneo, el Millo sufrió 16 goles en contra y es el sexto equipo con la valla más vencida del torneo de 30. El más goleado hasta el momento es Arsenal (último en la tabla) con 24 tantos, luego lo siguen San Martín de San Juan (20), Godoy Cruz y Quilmes (18) y Vélez (17). Temperley, Tigre y San Lorenzo comparten la sexta posición con River de los más goleados con 16 tantos.

En esta misma estadística, Lanús y Talleres son los equipos con la valla menos vencida con 7 goles. Es decir que recibieron 9 tantos menos que el equipo de Gallardo.




 

CÓMO CUESTA GANARLES EN CASA…

maidana-2010

Estadísticas negativas para el Millonario.

 

Con esta última derrota, River ya suma seis partidos sin poder vencer a Boca por torneos locales en condición de local. ¿La última vez que se logró? En el Apertura 2010.

Más allá de la preocupación por la pésima tarea realizada dentro del campo de juego, la derrota en el Superclásico también suma varios números poco felices a las estadísticas. Con el 4-2 sufrido este último domingo, ya son seis los partidos en los que River no logra vencer a Boca en condición de local por torneos de AFA (tres empatados y tres perdidos). La última vez que se logró fue en el Apertura 2010, cuando Jonatan Maidana hizo delirar al Monumental.

Luego, el Millonario sólo derrotó a Boca por torneos locales en la Bombonera, en aquel recordado 2-1 con tantos de Manuel Lanzini y Ramiro Funes Mori. Claro está, luego vinieron los Superclásicos coperos en los que River sacó saldo positivo, eliminando al eterno rival y ganando en casa en ambas oportunidades: 1-0 por la Sudamericana (Pisculichi) y 1-0 por la Libertadores (Sánchez). El ámbito doméstico sigue siendo una asignatura pendiente…

 



 

SEIS AÑOS SIN SUFRIR ASÍ

derrota-estudiantesEra un verdadero Monumental.

 

La última vez que a River le habían convertido esa cantidad de goles de local fue vs Estudiantes el año 2010.

La derrota de hoy fue dolorosa en muchos aspectos, por ser un clásico, porque el partido estaba controlado y por la cantidad de goles recibidos. Pasaron seis años desde aquel 0 – 4 ante el Pincha para que vulneraran esa cantidad de veces el arco local en el Monumental.

Por la fecha 18 del Torneo Apertura 2010, el Millonario fue derrotado por el equipo entonces dirigido por Alejandro Sabella con goles de Leandro Desábato, Matías Sánchez, Marcos Rojo y Gabriel Mercado. La curiosidad es que en aquel partido, el árbitro fue el mismo de esta tarde, Diego Abal. Esa tarde el conjunto que comandaba Juan José López  formó con Juan Pablo Carrizo; Paulo Ferrari, Alexis Ferrero, Jonatan Maidana y Adalberto Román; Walter Acevedo, Matías Almeyda y Roberto Pereyra; Erik Lamela; Rogelio Funes Mori y Mariano Pavone. También ingresaron Manuel Lanzini, Juan Manuel Díaz y Diego Buonanotte.

 


 

​Bienvenida Monumental

 
 
​Bienvenida Monumental
UNA VERDADERA FIESTA. Las tribunas del Monumental lucieron un fabuloso marco. (Foto: LPM)
 
 Unas 65.000 personas recibieron de manera excelente al Más Grande para el Superclásico frente a Boca. Como siempre, la Subcomisión del Hincha organizó todo de forma perfecta para que la cancha de River sea una fiesta.

Cualquier adjetivo será insuficiente para calificar una nueva bienvenida Monumental para River. Es necesario apelar a varias palabras para describir semejante recibimiento al conjunto que dirige Marcelo Gallardo. Una vez más, la fiesta en las tribunas fue un espectáculo en sí mismo, a minutos de que comenzara el Superclásico.

"River, mi buen amigo, esta campaña volveremo' a estar contigo", como siempre, fue la canción elegida cuando el equipo salió del túnel hacia el campo de juego mientras las cintas rojas y blancas decoraban el estadio Antonio Vespucio Liberti. Pero a la costumbre habitual, se le sumó un mosaico con cartulinas negras para formar un CARP en la San Martín Alta, con los colores patrios en cada costado.

A las 16.55, El Más Grande pisó el verde césped, bajo un aliento ensordecedor, con un colorido majestuoso, acompañado por bengalas de humo y cohetes desde afuera del estadio. Cuatro minutos después, tal vez para evitar el temor de semejante escenario, apareció Boca y sufrió el recuerdo ya habitual: "Boronbombón, boronbombón, el que no salta, abandonó". Otra gran bienvenida planificada por la Subcomisión del Hincha, con la ayuda de la gente en cada sector. Aplausos.

 



 

"Este partido quedará en la estadística, pero el jueves tenemos una final"

 
 
LAMENTO. Gallardo argumentó que la puntería fue la gran diferencia. (FOTO: Fotobaires)
 

(Incluye video) Marcelo Gallardo aseguró que River mereció quedarse con la victoria en el Superclásico y que le faltó puntería para lograrlo, aunque aclaró que, a partir del lunes, el dolor por la derrota se terminará porque comenzarán a pensar en Rosario Central.

Contrario a la opinión generalizada post Superclásico, Marcelo Gallardo remarcó que, en su opinión, River hizo el trabajo como para ganarle a Boca y que perdió simplemente por falta de puntería.

"Era el partido que no queríamos perder, hicimos méritos para ganarlo y nos quedamos con las manos vacías. Masticaremos la bronca, nos dolerá mucho, pero a partir de mañana deberemos pensar que el jueves tenemos una final y es la revancha a poco tiempo de poder olvidar este partido. Lo que hay que asimilar es la derrota de hoy, lo duro que fue", comentó en conferencia de prensa.

"Creo que hicimos cincuenta, sesenta minutos de muy buena actuación colectiva, sufrimos el gol de ellos, nos levantamos, seguimos jugando con muy buena circulación, llegamos al empate, pasamos a ganarlo, terminamos el primer tiempo jugando muy bien. Nos levantamos una vez y el empate nos pegó duro por la forma, después el partido se hizo un poco feo y se encontraron con el tercer gol, un golazo de Tevez y ya ahí no hubo mucho para hacer. Pero no lo puedo explicar porque, a veces, cuando generás lo que generaste, siendo superior por muchos momentos del partido y no lo terminás de concretar, pasa lo que nos pasó", agregó.

El técnico, además, explicó qué fue lo que les pidió a los futbolistas luego del mal resultado: "Les dije a los jugadores que vamos a sufrir el dolor de esta derrota, nos costará dormir esta noche, pero mañana a la tarde, cuando volvamos, voy a tener jugadores que quieran tener revancha para recuperarnos, pero pensando que la revancha es una final, es un título. Este partido va a quedar en la estadística, pero el jueves tenemos una posibilidad de ganar un título. Y el título no sólo te da la chance de lograrlo, sino otro plus que es jugar la Copa Libertadores".

"Futbolísticamente me quedan cosas buenas porque mostramos, ante un gran rival, que fuimos superiores, tuvimos juego, llegadas. Pero esto no es por merecimientos, sino por ser decisivos a la hora de concretar lo que se presenta. Vamos a lamentar durante hoy y mañana porque situaciones creadas a través de la generación del juego que no pudimos concretar y ellos con algunas jugadas aisladas pudieron ser decisivos", señaló.

"Yo no creo que se trate de viveza, no creo que los jugadores no quieran hacer un gol contra Boca. La viveza acá no tiene nada que ver. Se trata de no haber podido concretar por malas definiciones lo que sí habíamos generado en el juego", afirmó Gallardo, quien además aclaró que dará vuelta la página: "Me voy a enfocar solamente en el partido del jueves. Necesito que los jugadores se enfoquen para ponerse a pensar en el partido del jueves, que es lo más importante del año y nos va a dar la chance de olvidar la derrota y prepararnos para lo que va a ser 2017. No quiero pensar en otra cosa".

Consultado por la salida de Andrés D'Alessandro, confirmó que fue por la inminente final de la Copa Argentina. "Lo de Andrés, había jugado un muy buen partido, teníamos el control del partido. Y Andrés era una alternativa que jugara sesenta minutos porque el jueves tenemos una final. Puse lo mejor que tenía para hacer una diferencia y después hacer cambios. Por ahí con el resultado puesto alguno va a decir 'no era el cambio', pero si nos empataban con Andrés en cancha iban a decir '¿por qué no lo sacó?'", lamentó.

Por último, defendió a Augusto Batalla tras el grave error que derivó en el empate de Boca: "Hoy se empieza a recibir de arquero porque siendo tan joven había tomado esta posibilidad de tener continuidad en un arco muy difícil, en un club muy exigente, y venía muy bien hasta hoy. Pero su puesto es muy ingrato y el error de él, hoy, quizás lo ponga en el ojo de la tormenta. Pero cuando te pasa te empezás a hacer y él está hecho de una buena madera como para seguir, ese error no lo va a hacer claudicar. Los errores te hacen crecer, siempre".


 

"Este partido quedará en la estadística, pero el jueves tenemos una final"

 
 
LAMENTO. Gallardo argumentó que la puntería fue la gran diferencia. (FOTO: Fotobaires)
 

(Incluye video) Marcelo Gallardo aseguró que River mereció quedarse con la victoria en el Superclásico y que le faltó puntería para lograrlo, aunque aclaró que, a partir del lunes, el dolor por la derrota se terminará porque comenzarán a pensar en Rosario Central.

Contrario a la opinión generalizada post Superclásico, Marcelo Gallardo remarcó que, en su opinión, River hizo el trabajo como para ganarle a Boca y que perdió simplemente por falta de puntería.

"Era el partido que no queríamos perder, hicimos méritos para ganarlo y nos quedamos con las manos vacías. Masticaremos la bronca, nos dolerá mucho, pero a partir de mañana deberemos pensar que el jueves tenemos una final y es la revancha a poco tiempo de poder olvidar este partido. Lo que hay que asimilar es la derrota de hoy, lo duro que fue", comentó en conferencia de prensa.

"Creo que hicimos cincuenta, sesenta minutos de muy buena actuación colectiva, sufrimos el gol de ellos, nos levantamos, seguimos jugando con muy buena circulación, llegamos al empate, pasamos a ganarlo, terminamos el primer tiempo jugando muy bien. Nos levantamos una vez y el empate nos pegó duro por la forma, después el partido se hizo un poco feo y se encontraron con el tercer gol, un golazo de Tevez y ya ahí no hubo mucho para hacer. Pero no lo puedo explicar porque, a veces, cuando generás lo que generaste, siendo superior por muchos momentos del partido y no lo terminás de concretar, pasa lo que nos pasó", agregó.

El técnico, además, explicó qué fue lo que les pidió a los futbolistas luego del mal resultado: "Les dije a los jugadores que vamos a sufrir el dolor de esta derrota, nos costará dormir esta noche, pero mañana a la tarde, cuando volvamos, voy a tener jugadores que quieran tener revancha para recuperarnos, pero pensando que la revancha es una final, es un título. Este partido va a quedar en la estadística, pero el jueves tenemos una posibilidad de ganar un título. Y el título no sólo te da la chance de lograrlo, sino otro plus que es jugar la Copa Libertadores".

"Futbolísticamente me quedan cosas buenas porque mostramos, ante un gran rival, que fuimos superiores, tuvimos juego, llegadas. Pero esto no es por merecimientos, sino por ser decisivos a la hora de concretar lo que se presenta. Vamos a lamentar durante hoy y mañana porque situaciones creadas a través de la generación del juego que no pudimos concretar y ellos con algunas jugadas aisladas pudieron ser decisivos", señaló.

"Yo no creo que se trate de viveza, no creo que los jugadores no quieran hacer un gol contra Boca. La viveza acá no tiene nada que ver. Se trata de no haber podido concretar por malas definiciones lo que sí habíamos generado en el juego", afirmó Gallardo, quien además aclaró que dará vuelta la página: "Me voy a enfocar solamente en el partido del jueves. Necesito que los jugadores se enfoquen para ponerse a pensar en el partido del jueves, que es lo más importante del año y nos va a dar la chance de olvidar la derrota y prepararnos para lo que va a ser 2017. No quiero pensar en otra cosa".

Consultado por la salida de Andrés D'Alessandro, confirmó que fue por la inminente final de la Copa Argentina. "Lo de Andrés, había jugado un muy buen partido, teníamos el control del partido. Y Andrés era una alternativa que jugara sesenta minutos porque el jueves tenemos una final. Puse lo mejor que tenía para hacer una diferencia y después hacer cambios. Por ahí con el resultado puesto alguno va a decir 'no era el cambio', pero si nos empataban con Andrés en cancha iban a decir '¿por qué no lo sacó?'", lamentó.

Por último, defendió a Augusto Batalla tras el grave error que derivó en el empate de Boca: "Hoy se empieza a recibir de arquero porque siendo tan joven había tomado esta posibilidad de tener continuidad en un arco muy difícil, en un club muy exigente, y venía muy bien hasta hoy. Pero su puesto es muy ingrato y el error de él, hoy, quizás lo ponga en el ojo de la tormenta. Pero cuando te pasa te empezás a hacer y él está hecho de una buena madera como para seguir, ese error no lo va a hacer claudicar. Los errores te hacen crecer, siempre".





Independiente 1 River 0

 

 

VERDE PAISAJE EN EL INFIERNO

river independiente
Se vienen Rosario Central y Boca.

 

A una semana del Superclásico, River cayó 1-0 en su visita a Independiente y encendió la alarma.

Que el equipo no juega bien no es una novedad, mucho menos que le cuesta horrores conservar un resultado positivo. Claro, la actualidad se maquilla con la clasificación a la final de la Copa Argentina y esto suele tapar todos los defectos que partido a partido se repiten en cancha. El freno de los animadores del torneo –Estudiantes empató 0 a 0 con Talleres y Newell’s perdió 2 a 0 ante Banfield– se presentó como una nueva oportunidad para descontar unidades, enfrente estaba un Independiente golpeado que venía de resignar el clásico barrial.

El team “muletto” que Marcelo Gallardo dispuso para esta tarde mostró credenciales para creer, aunque la ausencia de Ignacio Fernández y Andrés D’alessandro, acaso los engranajes de este esquema, hicieron replantear la hipótesis en la previa. Esta vez hubo doble cinco con Joaquín Arzura e Iván Rossi, un par de ligeros por las bandas como Franco López y Rodrigo Mora, el debut del enganche Tomás Moya y la referencia de área de Marcelo Larrondo.

El Millonario se hizo con la pelota, presionó hasta tres cuartos y forzó los errores de la defensa local. Sin embargo Germán Denis aportó su experiencia en el mano a mano, sin el toque autóctono que amerita todo goleador para cerrar las jugadas. A esta altura, Marcelo Larrondo había dilapidado una oportunidad inédita al cabecear apenas desviado. El Rojo no conseguía la posesión pero de todas formas adelantaba sus líneas cada vez que atacaba, de modo que Gustavo Toledo y Nicolás Tagliafico se lanzaron como flechas por sus carriles.

No mucho más para contar del primer periodo, raspe si quiere ganar, pelotazo limpio en busca de una solución y demasiada expectativa en falso generada en los hinchas. Los dos necesitaban ganar para despejar los rumores y encaminar una levantada que debía ser urgente, con tal de que el brindis de fin de año no reúna más lamentos que los existentes en lo que va del fixture.

Los riesgos se tomaron en el complemento cuando decidieron ir al frente con más ganas que ideas. Se corrió mucho y se jugó poco, la sangre hirvió en las divididas y Mauro Vilgiano controló a la perfección cada pasaje sin que le fuera de las manos. Al promediar el segundo acto, ya con Emiliano Rigoni en cancha, llegó un centro que Lucas Martínez Quarta alcanzó a desviar pero Diego Vera aprovechó. El karma siempre tiene la cara del uruguayo y otra vez se tradujo en un duro golpe difícil de asimilar.

El Muñeco mandó a Gonzalo Martínez, Tomás Andrade y Sebastián Driussi al campo de juego para ver si el rumbo se volvía esperanzador. El dueño de casa lució todo su repertorio de artimañas para demorar la historia, dejar a su rival sin uñas ni paciencia y generar un clima molesto hasta para el banco de suplentes. No se pudo y se viene Boca en casa, tampoco se aprovechó el tropezón en la charla grande y encima se potenció la irregularidad de un plantel que, así y todo, puede hacer historia el jueves próximo.



JUGADOR POR JUGADOR: INDEPENDIENTE 1 – 0 RIVER PLATE



equipo

 


Augusto Batalla (8): Volvió a ser la figura de River, seguro en la salida, bien parado en todos los remates y perfecto cortando los centros.

Camilo Mayada (4): Lo buscaron siempre de arriba y no pudo ganar. Intento salir jugando una y otra vez, pero perdió casi siempre. En la marca estuvo aceptable.

Gonzalo Montiel (6): Tuvo que recurrir seguido a las infracciones, pero más allá de eso, ganó casi siempre de abajo. En el juego aéreo perdió más de lo que ganó.

Lucas Martínez Quarta (7): El mejor de la defensa, ganó de arriba, ganó en el mano a mano y demostró saber en que momento recurrir a los pelotazos y cuando salir jugando. Rompió líneas en varias ocasiones.

Luis Olivera (5): Le ganaron en sus espaldas y se lo vio perdido en la marca. Eso sí, proyectándose tuvo más aciertos que errores. Se anima siempre.

Joaquín Arzura (4): Debió ser expulsado por una falta brutal en el final del partido. No se halló en la cancha y se cansó de pegar. Flojo partido del ex Tigre.

Iván Rossi (6): Tuvo que tapar los huecos que dejaban Arzura y Olivera. Buen partido del Rubio.

Franco López (4) Movedizo, se esforzó de más, pero decidió siempre mal cuando tuvo la pelota en los pies. No demostró todo lo que sabe.

Matías Moya (6): Inteligente, sereno y activo. Se le notó que le falta físico para estar en Primera, pero es una buena apuesta a futuro.

Rodrigo Mora (3): Flojisimo partido del uruguayo, un centro a Larrondo y nada más. Estático, un autito chocador.

Marcelo Larrondo (2): Todavía se lo ve duro, no genera nada e hizo todo absolutamente mal.

Ingresaron:

Sebastián Driussi (6): Entró a intentar cambiar el rumbo del partido, se generó tres chances el sólo, estuvo cerca de empatarlo con un cabezazo que sacó Campaña.

Gonzalo Martínez (-): Pocos minutos en el campo de juego.

Tomás Andrade (-): Pocos minutos en el campo de juego.




River dejó pasar otra chance

batallaNo aprovecha.

 

Con la derrota ante Independiente, el Millonario no aprovechó el empate de Estudiantes y la derrota de Newell’s.

El equipo de Gallardo, con mayoría de suplentes y una pálida actuación ante el Rojo cedió tres puntos importantes en la lucha por el campeonato y no pudo colocarse a cinco puntos del puntero que empató 0 a 0 con Talleres en el estadio Único de La Plata.

El otro resultado sorprendente de la jornada fue la victoria de Banfield ante Newell’s en Rosario con dos goles de Bertolo.

Ahora River quedó a ocho puntos del equipo dirigido por Nelson Vivas pero hay varios equipos entre medio. Si bien el torneo es largo, el futuro no se ve esperanzador para el Millonario que sigue dejando pasar puntos.

 

DEBUT COMO CAPITAN

mora-capitanLlevó la cinta.

 

Rodrigo Mora debuto como capitán desde el comienzo en la derrota frente a Independiente.

Tras las ausencias de Jonatan Maidana y Leonardo Ponzio, el uruguayo llevó la cinta de capitán este domingo en Avellaneda.

En un partido muy particular, en donde Marcelo Gallardo paró a un equipo completamente alternativo, le dio la oportunidad a Rodrigo Mora de ser capitán del Millonario por primera vez después de 140 partidos oficiales disputados con La Banda.

 

¿QUÉ PASA CON LARRONDO?


 

El delantero continúa evidenciando inconvenientes físicos dentro del campo de juego. No logró gravitar en la noche de Avellaneda e incluso erró un gol increíble en el primer tiempo.

Marcelo Larrondo vivió su primer partido como titular con la camiseta de River frente a Independiente. Si bien había estado desde el arranque en el amistoso frente a Olimpia, era la primera vez que el ex Rosario Central estaba en el once inicial de un partido oficial. En un equipo plagado de juveniles, él y Mora fueron las cartas ofensivas de Gallardo.

Si bien el equipo dejó bastante que desear en cuanto a la generación de juego, Larrondo tuvo una chance inmejorable de abrir el marcador en el primer tiempo. Mora le puso un centro perfecto que el 9 cabeceó de frente y sin marca, pero la pelota se fue afuera. El resto del partido lo repartió entre pérdidas de balón y malas decisiones a la hora de buscar una descarga.

A pesar de que ya ha tenido bastante tiempo de recuperación y adaptación, sigue evidenciando problemas físicos y falta de movilidad. Con desplazamientos lentos y falta de coordinación, sigue distando demasiado de lo que el equipo necesita de él. Hoy Larrondo se encuentra por detrás de Alario, Driussi, Mora y Alonso. Deberá hacer una muy buena pretemporada para reencontrarse con el nivel que supo demostrar en Tigre y Rosario Central.



 

FALTA DE EXPERIENCIA ANTE EL ROJO

 

River Plate perdió 1-0 de visitante ante Independiente por la 12va fecha del Torneo de la Independencia, en dicho encuentro Marcelo Gallardo paró un equipo que indicó un promedio de edad de 22 años. La última vez que ocurrió algo similar fue en el 2008 cuando el Millonario se impuso a Lanús por 1-0 con Diego Simeone en el banco de suplentes.

La victoria del jueves ante Gimnasia de La Plata que clasificó a los de Núñez a la final de la Copa Argentina trajo tranquilidad tanto por el resultado como también el rendimiento deportivo, pero el viaje y los próximos encuentros decisivos que deberá afrontar obligaron a Gallardo a utilizar un equipo alternativo para afrontar el clásico ante el Rojo.

En la formación el entrenador de River utilizó gran cantidad de juveniles, con el debut incluido de Matías Moya, lo que produjo que el promedio de edad del equipo en cancha sea de 22 años. La última vez que sucedía algo similar se daba hace 8 años, cuando La Banda le ganó a Lanús por 1-0 con un golazo de Diego Buonanotte a los 23 minutos de la segunda parte.

Diego Simeone, entrenador en aquel momento, paró el siguiente equipo: Juan Pablo Carrizo (24); Paulo Ferrari (26), Gustavo Cabral (23), Nicolás Sanchez (20), Cristian Villagra (22); Oscar Ahumada (26), Augusto Fernandez (22), Matías Abelairas (23), Diego Bounanotte (20); Alexis Sanchez (19) y Radamel Falcao(22).




matias-moya-vs-independiente-river-pm

Pasó la prueba

Matías Moya debutó en la primera de River en la derrota ante Independiente. Un partido irregular desde lo colectivo, pero aceptable desde lo personal: el juvenil dejó conforme al cuerpo técnico.

Fue la gran apuesta de Marcelo Gallardo: Matías Moya, con tan sólo 18 años y un puñado de partidos en reserva, debutó en la primera de River. El resultado no fue el esperado, ya que el Millonario cayó ante Independiente por 1-0, con gol de Diego Vera, pero la actuación del nacido en Neuquén generó expectativa.

El enganche que acumula 5 goles en los últimos 12 partidos jugados en la reserva del Millonario, mostró soltura para ir a buscar la pelota, trató de aportar a la circulación del juego y además demostró compromiso a la hora de retroceder, algo que el DT valora.

Fue reemplazado a los 65 minutos del segundo tiempo y dejó la sensación de tener potencial para explotar. Gallardo le puso fichas y en su bautismo de fuego con la camiseta del Millonario, no defraudó.




equipo-chapecoense-river-independiente

Homenaje a Chapecoense

En la derrota ante Independiente, River vistió de verde en homenaje a Chapecoense después de la tragedia sucedida en la última semana.

Un homenaje a la medida del más grande. River vistió de verde por primera (y única) vez en su historia como homenaje al plantel de Chapecoense.

Según lo que informaron desde la marca que viste al club, la decisión de utilizar esta camiseta fue exclusiva del club y no habrá réplicas ni ventas de este ejemplar. De esta forma, el homenaje toma real sentido.

Por su parte, Augusto Batalla llevó en su espalda la inscripción de los dos arqueros del equipo: Danilo (fallecido) y Follman, uno de los sobrevivientes del accidente.

camiseta-especial-river-batalla


 

Visitante light

mayada-lopezCuando River se aleja de Núñez le cuesta ganar.

 

El Millonario está teniendo una pobre campaña en condición de visitante. Sólo ganó un partido y la de hoy fue la segunda consecutiva.

El torneo comenzó de manera brillante. Fútbol champagne para ganarle a Banfield de local y sufrida y trabajada victoria en Córdoba frente a Talleres. Curiosamente, esa fue la última vez que sumó de a tres fuera del Monumental.

Por la fecha cuatro empató 3 a 3 con Defensa y Justicia en Varela en un partidazo. Luego viajó a Paraná y cayó 1 a 0 con Patronato. En la octava empató con Arsenal en Sarandí 2 a 2 tras tener dos goles de ventaja. El agravante de este partido es que Arsenal es el último del torneo y venía en franca caída.

Lejos de mejorar, tras esa paridad vinieron dos derrotas consecutivas de visitante. Primero fue con Newell’s en Rosario, donde le convirtieron a través de un penal inexistente pero evidenció un rendimiento pobrísimo (Gallardo declaró que habían perdido bien y no había excusas). La más reciente, la de esta tarde noche con Independiente en Avellaneda. Parecía que si River se animaba podía ganarlo, sin embargo, sus dudas hicieron que otra vez se fuera con las manos vacías.

Sin dudas es algo que preocupa y que hay que revertir si se pretende pelear el torneo. Aunque no viene teniendo un rendimiento brillante, fuera del Monumental no puede imponer condiciones, y ha perdidos puntos insólitos que lo alejaron de la punta.



c1d72db1-fd93-43ed-ab24-4456665a8885

“Me voy tranquilo”

Gallardo analizó la derrota ante Independiente y afirmó que se fue con buenas sensaciones por el rendimiento de los juveniles.

River volvió a perder, pero Gallardo se fue con buenas sensaciones de Avellaneda, tras caer en el clásico, y ya piensa en la semana más difícil del semestre, donde lo esperan Boca y Rosario Central.

Tras el partido, analizó: “Más allá de la bronca por la derrota me voy con buenos indicios para el futuro del club. Jugaron varios menores de 20 años contra un equipo grande y la verdad lo hicieron bien. A veces estos partidos sirven para ver para qué están y en ese sentido me voy tranquilo”.

El debut de Moya: “Cumplió, al igual que López. Les dije que jugaran con tranquilidad. La presión era mía y de los jugadores con mayor experiencia, pero cumplieron”.

El armado del equipo: “Habíamos jugado hace 3 días y claramente poner todo el equipo hoy era un riesgo que no quería lamentar después. Sabemos que tenemos por delante una semana muy importante, con dos partidos en los que queremos estar a la altura y ganarlos. Apostamos a una muy buena semana para preparar estos partidos que tenemos”.

Maidana: “Hay chances de que llegue. A partir del martes entrenará con el grupo y veremos si puede sostener el esfuerzo y tenerlo el próximo domingo”.

El cierre del año: “Tenemos una semana por delante bastante linda por jugar, de esos partidos que uno siempre quiere disfrutar y vivirlos de manera muy intensa. Primero el clásico, el domingo, y después una final, que no es fácil. Hoy estamos en una posición en la cual teníamos un objetivo, que era intentar alcanzar la final de la Copa Argentina y vamos a intentar ganarla”.



 

"Podríamos habernos llevado algo más"

LA SEMANA MÁS LINDA. Mora lamentó la derrota, pero comenzó a palpitar el Superclásico. (FOTO: Fotobaires)
 

(Incluye video) Rodrigo Mora lamentó la derrota de River en Avellaneda, pero opinó que el triunfo de Independiente no fue justo. Y aclaró que era necesaria la rotación para llegar en óptimas condiciones al Superclásico y a la final de la Copa Argentina.

 

River dejó pasar una chance inmejorable para descontarle puntos a Estudiantes. El Millonario cayó ante un Independiente que ganó con poco y nada, por lo que Rodrigo Mora lamentó el resultado.

"Por momentos hemos jugado un buen partido, no pudimos lograr el gol. Creo que tuvimos una chance clara, puede pasar. Un sabor amargo porque creo que podríamos habernos llevado algo más", indicó.

"Estoy a disposición del cuerpo técnico, donde me necesite dar lo mejor", explicó el uruguayo sobre su posición, además de defender la decisión de Gallardo de rotar: "Veníamos de una seguidilla importante donde prefirió Marcelo hacerlos descansar. Creo que los chicos respondieron de buena manera, hoy era un clásico de visitante".

Por otra parte, pidió dar vuelta la página y comenzar a pensar en Boca, el próximo rival: "Es un partido especial, se vive con mucha intensidad. Tenemos que estar tranquilos, ya jugamos varios Superclásicos, sabemos lo que significan".

"Es algo lindo, que se disfruta, ya esto a partir de mañana lo tenemos que dejar atrás, si bien nos vamos un poco tristes. Pero el Superclásico es algo lindo, que todos quieren jugar, después tenemos una final que es el gran objetivo", cerró.



River 1 Huracán 0

 

seba-de-nuevo

Pese al poco fútbol, River volvió al triunfo

En el Estadio Monumental, el Millonario venció 1 a 0 a Huracán y le descontó puntos a Estudiantes de La Plata. Nuevamente los de Gallardo no jugador bien, sin embargo, con un tanto de Driussi rescató tres puntos valiosos. 

El fútbol volvió a brillar por su ausencia. Luego de lo que fue una pálida imagen dejada en Rosario, River necesitaba volver a sumar para poder descontarle puntos al único líder del campeonato. Si no fuese por la buena ubicación de Driussi en su gol, ahora estaríamos hablando del flojo partido del conjunto de Gallardo. 

Durante la primera mitad, si se puede decir, los de Núñez fueron un poco mejor. Tuvo dos situaciones claras: una de Nacho Fernández desde afuera del área que Marcos Díaz contuvo, y la otra, tras un cabezazo de Alario que se fue al lado del poste del guardameta del Globo. 

En el complemento, la cosa fue muy distinta, Huracán era el equipo que proponia y puso en aprietos a Batalla en más de una ocasión. Un par de palos salvaron a River, y quizás en el mejor momento del elenco de Caruso, llegó el tanto de Driussi tras un corner de Mora. Otra vez como frente a Rafaela,  se jugó mal, pero se sumó de a tres. Hoy festejamos, pero preocupa el nivel futbolistico que viene demostrando el Millo. A mejorar…

 


Uno por Uno: River – Huracán (Monumental)


Jugador x Jugador vs. Huracán

Estos son, para nosotros, los puntajes de los jugadores de River, correspondientes al rendimiento de cada uno en el partido ante Huracán por la fecha 11 del torneo local 2016, disputada el 27 de noviembre.

Augusto Batalla (7): Como buen arquero de equipo grande, respondió en las pocas en que lo llamaron. Tapó un mano a mano bárbaro a Pussetto y se mostró seguro en las pelotas aéreas. 

Jorge Moreira (3): Un flojísimo rendimiento a lo largo de todo el partido, tanto en defensa como en ataque. Perdió siempre contra Pussetto, que lo desbordó en reiteradas oportunidades. Y a la hora de ir para adelante, se equivocó mucho y regaló varias pelotas. 

Gonzalo Montiel (4): Por la pésima tarea del lateral que jugó adelante suyo, sufrió bastante al rápido delantero de Huracán. Mostró personalidad para salir jugando. 

Lucas Martínez Quarta (5): Exhibió una mayor seguridad que su compañero de zaga y fue más importante con la pelota en los pies. Arriesgó en algunas jugadas y todas le salieron. Bien.

Camilo Mayada (6): Una fiera para el ida y vuelta. Marcó bárbaro, cerró su carril -cierre heroico inclusive- y fue una opción permanente en ataque. Desbordó y generó peligro, aunque le faltaron socios. 

Leonardo Ponzio (7): Buen sentido de la ubicación para distribuir y también para recuperar. Hizo un trabajo posicional correcto y fue el eje en la mitad. 

Ignacio Fernández (7,5): El termómetro del equipo. Fue el único de mitad hacia adelante que entendió cuándo, donde y cómo jugar la pelota. Desequilibró con gambetas y pases filtrados. ¿Salió para estar el jueves? 

Gonzalo Martínez (5): Desbordó permanentemente por la izquierda, enviando centros muy venenosos que nadie llegó a conectar. En el segundo tiempo se apagó y fue reemplazado. 

Rodrigo Mora (4): Al igual que el lateral que jugó por su lado, no terminó bien casi ninguna acción ofensiva. A practicar centros en la semana, muchachos…

Sebastián Driussi (6): Fue importante cuando se tiró atrás a armar juego, pero quedó de a ratos muy lejos del área. Puro olfato goleador para establecer el 1-0. 

Lucas Alario (3): No sólo estuvo impreciso en la definición (malogró tres chances claritas), sino que fue muy egoísta cuando tuvo la pelota en sus pies. No le salió una.


Ingresaron:

Iván Rossi (6,5): Interesante ingreso del volante, que cortó y distribuyó bien.

Marcelo Larrondo (5): Puras equivocaciones durante su tiempo en la cancha. Sigue evidenciando mala forma física.

Tomás Andrade (-): Escasos minutos en el campo de juego.





Garantía de gol

Sebastián Driussi abrió el camino para que River derrote a Huracán en el Monumental: ya es su décimo tanto de la temporada. ¡Imparable!

El andar irregular de River por el campeonato hace que solamente tenga 18 goles a favor, de los cuales 8 fueron responsabilidad directa de Sebastián Driussi, la grata sorpresa del campeonato.

El 11 marcó, de cabeza, el 1-0 con el cual River derrotó a Huracán en el Monumental y ganó tras exactamente un mes (el último triunfo había sido el 27 de octubre por la Copa Argentina, ante Unión).

A los 8 festejos del goleador del campeonato hay que sumarle uno en la Recopa, contra Independiente Santa Fe, y otro por la Copa Argentina, justamente contra el Tatengue.


 


Batalla, clave para la victoria

 
 
​Batalla, clave para la victoria
OTRA BUENA ACTUACIÓN. Batalla se afianza cada vez más en el arco de River Plate. (Foto: Olé)
 

 Pese a que River fue mucho más que Huracán, el arquero tuvo una atajada determinante al principio del segundo tiempo. Además, transmitió seguridad y cada vez se muestra mejor.

Apenas contuvo un tiro de esquina ejecutado por Alejandro Romero Gamarra desde la derecha. Correcto con los pies, Augusto Batalla prácticamente careció de trabajo porque Huracán tan sólo remató una vez, mediante un cabezazo elevado de Jerónimo Barrales.

Sin embargo, el panorama fue diferente en el complemento. Es que nada más iban dos minutos cuando Ignacio Pussetto ingresó al área por la izquierda y, con poco ángulo, resolvió mano a mano. Batalla achicó bien e impidió la apertura del marcador. Además, le contuvo un nuevo cabezazo fácil a Barrales y, en un momento clave, el travesaño le hizo un guiño porque le negó el empate a Diego Mendoza.

A los 20 años, es dueño del arco más grande del mundo, tal como lo bautizó Amadeo Carrizo. Augusto, lejos de sentir presión, tiene madurez para el puesto. Obviamente necesita acumular experiencia, pero hasta ahora tiene números interesantes: recibió 17 goles en 21 partidos oficiales, aunque en 10 presentaciones mantuvo el cero. Hoy, a través de una atajada fundamental, evitó que el Globo abriera la cuenta.




La dupla central, con altibajos, aprobada

La dupla central, con altibajos, aprobada
VALLA INVICTA. La dupla cumplió con el objetivo primordial. (FOTO: Getty)
 

Montiel y Martínez Quarta cumplieron la misión de brindarle seguridad a River, más allá de algunas dificultades eventuales cuando Huracán aceleró.

00:00
/
00:00
00:00

Tan sólo una vez juntos en la Reserva a nivel oficial más un amistoso contra Olimpia. Ese antecedente por ahí causaba dudas y, vale decirlo, durante determinadas acciones se notó. Pero en líneas generales, Gonzalo Montiel y Lucas Martínez Quarta aprobaron en la victoria 1-0 de River sobre Huracán.

Con apenas 39 años entre ambos y nada más que cuatro encuentros por los puntos previamente, los jóvenes zagueros surgidos de las Divisiones Inferiores se ganaron la confianza de Marcelo Gallardo. Sin Jonatan Maidana, todavía recuperándose del desgarro que sufrió en el bíceps femoral derecho, ni Arturo Mina, suplente por la seguidilla de compromisos y un rendimiento irregular, el Muñeco eligió a los pibes del club.

La premisa de los dos chicos fue rechazar el peligro de cualquier forma incluso apelando a la desprolijidad. Los hinchas, lejos de molestarse, respaldaron el modus operandi aplicado. A pesar de ello, Montiel y Martínez Quarta fueron inteligentes para salir jugando cuando la situación lo ameritaba y utilizaron el pelotazo sin pudor en otras oportunidades.

Compañeros de auto para ir y volver de Ezeiza, al volante de Maximiliano Velazco, hoy se fueron felices por el triunfo del Más Grande.



estadio-monumental

En el momento justo…

Se hizo esperar más de un mes y llegó. La victoria ante Huracán cortó una racha de 32 días sin festejos. En ese lapso, dos empates y una derrota. Un buen indicio ante del decisivo choque por Copa Argentina.

El 22 de octubre, ante Atlético de Rafaela y gracias a una carambola, River había festejado por última vez. En el mismo arco de aquel último gol victorioso de Andrés D’Alessandro, Sebastián Driussi cortó la sequía.

En el camino, dos empates y una caída: 2 a 2 con Arsenal, 1 a 1 con Estudiantes de la Plata y 1 a 0 contra Newell’s. El compás de espera que generó la jornada sin fútbol por las eliminatorias, hoy pudo ser cortado y justo antes de la primera “final” de la Copa Argentina.

 

SE CORTÓ LA RACHA QUEMERA


 

River venció 1-0 a Huracán en el Monumental, con el gol de Sebastián Driussi. No le ganaba al Quemero desde el 2012.

Durante 2015, un año cargado de gloria copera para el Más Grande, hubo un karma. Se trató de Huracán, que tras cuatro años regresaba a Primera División, pero que pisó fuerte en el plano internacional.

Con decir que el año pasado, La Banda había jugado cuatro partidos ante el Globo, y no le pudo ganar: primero, cayó por 1-0 en la final de la Supercopa Argentina, en San Juan (torneo que clasificó al Quemero a la Copa Sudamericana 2015, pero River estaba adentro de ése torneo de todos modos, al ser el campeón defensor). Luego, por el Campeonato 2015, Huracán rescató un empate en el Monumental, por 1-1 (Pity para River; Rolfi Montenegro para el Globo). Y por último, la semifinal de la Sudamericana, en la cual en la ida en Núñez fue derrota 10, y la revancha en el Ducó terminó 2-2 (no alcanzó el doblete de Mora), y posterior eliminación.

La última vez que el Millo había triunfado ante los de Parque Patricios fue en la segunda ronda de la B Nacional, en 2012, cuando ganó 2-0: goles de Filipetto en contra y Fernando Cavenaghi.

Además, con esta victoria, River alcanzó los 50 partidos de diferencia ante el Quemero en Primera División, con 78 éxitos,48 empates y 28 derrotas.





Gallardo: "Necesitamos terminar mejor lo que hacemos"

 
 
Gallardo:
HAY QUE MEJORAR. Gallardo sabe que River tiene que dar más para lograr los objetivos. (FOTO: Getty)
 

El Muñeco no esquivó la autocrítica, pero aclaró que el triunfo generará optimismo y que saldrán a jugar de la misma manera contra Gimnasia, en San Juan.

River no atraviesa un buen momento futbolístico. El Millonario no jugó bien y le ganó con lo justo a Huracán, por lo que Marcelo Gallardo sólo se fue conforme con el resultado.

Consultado por La Página Millonaria sobre Batalla: "Hoy estoy más convencido de haberle dado esa posibilidad".

"La verdad que, tal vez, en esa poca consistencia que tuvimos para sostenernos en los buenos momentos que hemos tenido, está el déficit. Pero esto es importante porque la victoria trae confianza, genera optimismo, es bueno", indicó en la conferencia de prensa posterior a la victoria.

"Nosotros necesitábamos terminar mejor lo que hacíamos, teníamos que darle salida clara y tratar de ponernos en tres cuartos de cancha con una mejor posición de ataque. Lo hacíamos y cuando llegábamos tal vez no terminábamos de decidir bien ni encontrarnos en esos últimos metros", agregó.

El Muñeco, además, destacó la labor de Gonzalo Montiel y Lucas Martínez Quarta: "Los vi muy bien, más allá de alguna participación errática hasta accidental, la verdad que muy contento porque no era fácil el partido. Se la bancaron, por momentos tuvieron que jugar mano a mano y lo hicieron sin problemas. Rescato la valentía para jugar así".

Con respecto al choque contra Gimnasia, el Muñeco avisó que no cambiarán la manera de jugar: "Nosotros lo sabemos y los jugadores lo entienden de esa manera. Es un partido definitorio que no te da revancha. En cuanto a la postura de cómo jugarlo, lo vamos a encarar de la misma manera, entrar con determinación. Estos partidos no son fáciles, hay que saber jugarlos cuando son muy cerrados".

+ El Muñe también habló del aniversario del triunfo por la Sudamericana: "Un hermoso recuerdo que quedará en la memoria del hincha riverplatense por mucho tiempo".





Mora: "Me voy adaptando para lo que me necesiten"

 
 
Mora:
CUMPLIÓ UN BUEN PAPEL. Mora jugó de volante, aportó 28 pases correctos y remató dos veces al arco. (Foto: FotoBaires)
 

 Pese a que se fue contento por el resultado ante Huracán, Rodrigo Mora consideró que River tuvo algunos altibajos a lo largo del partido. También remarcó que se siente cómodo jugando de volante y advirtió que se adaptará a lo que le pida el Muñeco.

El Más Grande venció 1-0 a Huracán gracias al gol de cabeza de Sebastián Driussi, goleador del Campeonato Argentino 2016/17 con 8 gritos. Pero el equipo de ninguna manera hizo un gran papel. Si bien generó situaciones de gol, no estuvo fino en la puntería y sufrió algunas llegadas del conjunto dirigido por Ricardo Caruso Lombardi.

Mora, que volvió a ser titular y disputó los 90 minutos, analizó la ajustada victoria en el Monumental y opinó que hay varios puntos por mejorar: "Por momentos jugamos un buen partido, por momentos no. Por ahí se metían muy atrás y era difícil entrarles. Lo importante fue volver a conseguir los tres puntos. Sobre el final tuvimos suerte en la pelota que pegó en el palo. No estuvimos precisos en el pase, pero por momentos se jugó bien. Hay que rescatar lo bueno".

Más allá de que el nivel que presentó el equipo no fue el esperado, el atacante valoró la vuelta al triunfo luego de dos fechas (venía de caer 1-0 contra Newell's y de igualar 2-2 ante Arsenal): "Si bien no venimos jugando tan bien como queremos, era un partido importante para conseguir el triunfo, que era el gran objetivo. Recién va a terminar la primera parte del año y queda la segunda del torneo. Vamos a tratar de ganar todos los partidos que quedan".

Teniendo en cuenta que últimamente está jugando de volante por derecha, el uruguayo dejó en claro que cada vez se siente más cómodo actuando en dicha posición: "Para mí es importante volver a sumar minutos, mientras me toque poder brindarle lo máximo al equipo. Cada vez que van pasando los partidos me voy sintiendo mejor y me voy adaptando para lo que me necesiten".

Por otra parte, Mora palpitó el cruce contra Gimnasia y Esgrima La Plata, que tendrá lugar este jueves en San Juan: "River sí o sí quiere jugar la Libertadores que viene, los once que jueguen van a tratar de dar lo mejor de sí para poder pasar y tratar de ganar la Copa Argentina".

 







123

“Es un envión anímico”

Sebastían Driussi señaló que el resultado es importante para llegar bien al próximo partido. Además se mostró con la cabeza en el encuentro por Copa Argentina y manifestó la alegría de ser el goleador del campeonato.

El rendimiento de River preocupa cada vez más pero esta tarde el equipo de Gallardo venció ante Huracán. Asimismo y a pesar de las dificultades, una victoria significó los 3 puntos en el Torneo Argentino y una ayuda para llegar bien al partido del jueves vs Gimnasia.

En primer lugar, analizó el partido de esta tarde: “Sabíamos que iban a venir a defenderse y contragolpear con jugadores rápidos, pero los defensores lo hicieron bien así que no tuvimos inquietudes. Por ahí en el segundo tiempo ellos tuvieron una muy clara que pegó en el travesaño, pero los defensores estuvieron muy firmes”.

“Por suerte pudimos conseguir una victoria que era muy importante, así que nos vamos muy contentos. Te da un envión anímico muy bueno, sabemos que lo del jueves es muy importante, es el objetivo que tenemos”, afirmó el delantero.

Sebastían volvió a convertir con la camiseta del Millo y a posicionarse en lo más alto de la tabla de goleadores  del torneo: “En lo personal estoy muy contento por el gol. Se me está dando y sirvió para que el equipo gane, así que la felicidad es doble”.

“Sabemos que la gente lo que más anhela es ganarle a Boca, pero nosotros sabemos que el jueves hay un partido muy importante y estamos concentrados en eso”, finalizó.





Ponzio: "Nos faltaba tener regularidad atrás"

 
 
Ponzio:
BUSCADO. Un hincha se metió al campo de juego para abrazar al capitán. (FOTO: Getty)
 

El capitán de River explicó que necesitaban volver a tener el arco invicto para ganar confianza y lograr la victoria que les permitiera acercarse a los de arriba.

El Mundo River respiró aliviado una vez que terminó el partido, porque el Millonario consiguió el triunfo que le permitió aprovechar la caída de Estudiantes y acercarse a los primeros lugares de la tabla.

Leonardo Ponzio analizó el partido ante Huracán con el sitio oficial y explicó que mantener la valla invicta era fundamental para ganar confianza y, a partir de allí, buscar la victoria.

"Tenemos siempre el protagonismo, lo que nos faltaba era tener esa regularidad atrás. Hoy tuvimos nuestras chances, defendimos bien dentro de todo porque es una defensa nueva que se está conociendo. Y saber que de ahora en más va a haber estas rotaciones, así que a estar predispuestos", indicó.

"Veníamos de no sumar de a tres y se nos estaban alejando los equipos de arriba. Era importante ganar en casa porque tenemos una semana muy importante para nosotros", agregó.

El capitán, además, destacó el presente de Sebastián Driussi: "River siempre necesita al goleador o a dos o tres que tengan gol, porque con todo lo que atacamos, bienvenido sea para los delanteros. Así que a disfrutarlo y aprovecharlo".

Por último, comenzó a palpitar la semifinal del jueves contra Gimnasia: "Es un partido de los más importantes para poder llegar a una final. Lo enfrentaremos como todos los de Copa Argentina, sabiendo que es un partido único".

 






Newells 1 River 0

 

scocco

Rosario nunca estuvo cerca

Newell’s venció 1 a 0 al Millonario en un pésimo partido del equipo de Marcelo Gallardo. Gracias a un penal mal sancionado, Scocco le dio los tres puntos a los locales. De lo más flojo de River en el año…

Siempre es un escollo complicado el ex Coloso del Parque para River. Hoy se notó horrores debido a un encuentro muy malo desde el juego del equipo del Muñeco. Es más, en casi 100 minutos de juego, no se lo computarizan situaciones de riesgo a favor a la Banda.

Ya desde el inicio del partido, Newell’s fue superior a River y tuvo las más claras: Batalla en un par de situaciones se vistió de héroe. Primero tras un remate de Mauro Formica y luego tras un atajadón a Scocco que Maxi Rodríguez no pudo empujar en el rebote. Si no fuese por el joven arquero del Millo, el empate hubiese sido insostenible. 

En el complemento, al menos la actitud parecía otra. Sin embargo, tras un polémico fallo del árbitro Trucco, Nacho Scocco no perdonó y le marco por séptima vez a River en su carrera. Nunca existió la reacción y el Más Grande se va de Rosario sin nada y con la preocupación de un partido que fue de lo más bajo que produjo en el año.

 

11

Uno por Uno: River – Newell’s (Rosario)

Augusto Batalla (9): Una muralla infranqueable que se cansó de atajar pelotas para salvar al Millonario una y otra vez. Hasta estuvo cerca de desviar el penal con los pies. Enorme, Batallita.

Jorge Moreira (5): Tardó en el retroceso y dejó expuesta a la defensa en varias oportunidades. Lo buscaron poco en ofensiva pese a su insistencia por ese sector.

Arturo Mina (4): Cuando Newell’s estuvo decidido a atacar, el ecuatoriano no estuvo a la altura. Protagonizó una serie de despejes fallidos que pusieron en riesgo el arco propio.

Lucas Martínez Quarta (6): El casi salvable de la espantosa actuación defensiva de hoy. Pese a algún error puntual -de inexperiencia tal vez-, mostró cierta solidez en los mano a mano y estuvo firme en el juego aéreo.

Camilo Mayada (4): Le costó jugar de lateral por la izquierda y se notó, aunque él se muera de ganas de demostrar que sí puede hacerlo. Su falla más notoria dejó mano a mano a Scocco, por tardar en tirar el fuera de juego.

Joaquín Arzura (4): No pudo hacerse con la pelota en ningún momento del partido y estuvo casi ausente en ese sentido. Lento en las coberturas defensivas.

Ignacio Fernández (6): El único que intentó jugar a algo. Pidió todas las pelotas y buscó asociarse pese al mal funcionamiento. Tuvo que correr mucho para atrás debido a que River no tuvo la pelota.

Andrés D’Alessandro (3): Con cierta displicencia, el cabezón disputó, tal vez, sus peores noventa minutos desde que regresó a Nuñez. Erró pases poco habituales en él y fue de lo más flojo del encuentro.

Gonzalo Martínez (5): Algún uno contra uno y no mucho más. Los jugadores Leprosos lo tuvieron a mal traer y le costó hacer la diferencia con su gambeta.

Sebastián Driussi (5): Con la movilidad que lo caracteriza, pero desaparecido entre los centrales gigantes del rival, quienes no le dieron ningún espacio.

Lucas Alario (4): Estático y sin posibilidades de cara al arco rival. Si el equipo no funciona, el nueve no la va a meter…



 

batalla-vs-newells-2015

Destacado: Augusto Batalla

El arquero fue el mejor jugador de River en la derrota 1-0 contra Newell’s como visitante. En el primer tiempo, fue el sostén del equipo para que este terminara empatado y en el segundo evitó que el local ampliara el resultado.

Nuevamente al igual que anteriores encuentros, el guardameta tuvo una gran actuación. Si bien no pudo evitar la derrota de los dirigidos por Marcelo Gallardo, tapó tres pelotas que podría haber significado que el Millonario se fuera con una goleada del Coloso del Parque.

La primera ocasión de gol en la que intervino fue en un cabezazo del defensor del conjunto rosarino que pudo contener abajo. Después, también en la etapa inicial, salvó un mano a mano y otra vez le negó a Newell’s la posibilidad de ponerse en ventaja.

En el penal que derivó en el gol de Scocco, no pudo hacer nada pero después le tapó un buen disparó a Maxi Rodríguez para evitar que el resultado se ampliara aún más. Estuvo correcto en la salida con los pies.

Batalla hizo su trabajo en el arco pero sus compañeros no lo ayudaron. De a poco, el uno se va ganando cada vez más la consideración del Muñeco y este a su vez le responde debajo de los tres palos.

 


 

32449-dsc_5785

La Lupa: Martinez Quarta tuvo un buen partido

River perdió 1-0 con Newell’s y quedó a diez puntos de Estudiantes que es el puntero. El chico surgido de las inferiores debutó oficialmente y completó un buen partido.

El equipo conducido por Marcelo Gallardo volvió a mostrar un pésimo rendimiento y perdió 1-0. La lesión de Maidana le abrió las puertas a Martinez Quarta quien integró la dupla central junto a Arturo Mina. 

Sin dudas, el partido de River fue paupérrimo. No pateó al arco y evidenció varios problemas defensivos. En cuanto a lo individual, el debutante tuvo una buena actuación. En la primera mitad se lo vio firme en la marca y preciso para salir jugando, exceptuando algunas veces que tuvo que dividir la pelota con debido a la ata presión del conjunto local.

En la segunda parte mantuvo su rendimiento, pero en varias ocasiones quedó expuesto por los múltiples errores que cometió su compañero de zaga. Aunque no tuvo la misma participación que en el primer tiempo en cuanto a la salida desde abajo, tuvo buenos momentos ya sea por vía aérea o efectuando quites oportunos.

Junto con Augusto Batalla, fueron lo más sobresaliente de River en un partido para el olvido para el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo.

 




 

32455-dsc_5939

Las Claves: Pésima noche

En un muy mal encuentro, River Plate fue derrotado 1 a 0 por Newell’s Old Boys en el Marcelo Bielsa y se aleja, aún más, de la lucha por el campeonato.

Bajas individualidades: Si hubo un punto clave en la derrota de esta noche fue el pésimo rendimiento de cada jugador de campo millonario. Pelotas que se iban largas, gambetas que terminaban chocando contra el rival y balones perdidos sin sentido a cada momento cansaron los ojos de cada espectador riverplatense. Absolutamente nada les salió a los jugadores que, en una horrorosa noche, fueron ampliamente superados por los rosarinos. Solamente se salvaron del desastre Augusto Batalla, que cada día se afianza más y salvó el arco en varias oportunidades y Martínez Quarta, quien tuvo un debut positivo en el que mostró características positivas para el futuro.

Mediocampo trabado: Cuando dos equipos se encuentran con un juego tan parecido como ocurrió esta noche en el Marcelo Bielsa, el partido puede aburrir en muchos momentos. Conjuntos cortos, con presencia en mitad de cancha y que llevan la presión como estandarte pueden dar un gran espectáculo si logran llevar a cabo su plan. Sin embargo, en noches como esta en que los dos demuestran un accionar tan similar, las acciones se ven trabadas, provocando que se vea mucho más quite y corridas que una precisa elaboración.  Esto le fue favorable a Newell’s, que salió beneficiado de cada lucha en el medio del campo y complicó en más de una vez el arco de Batalla.

Un penal inexistente: Claro, esto se aparta de un análisis meramente futbolístico, pero es inevitable mencionar como el grosero error del árbitro Silvio Trucco cambió totalmente el encuentro, ya que tras unos buenos minutos de River Plate, cobró un penal inexistente por mano del lateral izquierdo Camilo Mayada, que el delantero Ignacio Scocco (que ya le gritó siete veces al club de Núñez)  transformó en gol y ventaja parcial para los rosarinos.


 

Mayada de 3, una apuesta que no dio resultados

 
 
Mayada de 3, una apuesta que no dio resultados
Ante la falta de laterales, Marcelo Gallardo decidió poner al uruguayo de lateral izquierdo, una posición que de ninguna manera le resultó cómoda en la derrota por 1-0 de River ante Newell's

Este domingo, el Millonario hizo un flojo partido en el estadio Marcelo Bielsa y quedó aún más lejos de la pelea por el campeonato. Quedó con 16 puntos y a 10 de Estudiantes, el líder del Campeonato 2016/17.

Teniendo en cuenta que Milton Casco se encuentra lesionado, el Muñeco apostó por Camilo Mayada para ocupar dicha zona. Sin embargo, y lamentablemente, no dio buenos resultados para River.

El charrúa, quien es diestro y su puesto natural es volante por derecha, sufrió mucho los avances de Newell's y le costó mucho en el retroceso. El perfil lo complicó e incluso protagonizó varias jugadas en las que habilitó a los delanteros de la Lepra.

¿Uno de los ejemplos? A los 23 minutos, Ignacio Scocco tuvo un claro mano a mano porque el uruguayo no salió como sí lo hizo el resto de sus compañeros. De haberlo hecho, el delantero rival hubiera quedado en posición adelantada. Eso sí, en el penal a favor de Newell's en ningún momento tuvo la intención de tocar la pelota con el brazo.

Frente a este panorama, Gallardo deberá corregir varios detalles con Mayada o seguir buscando alternativas para ocupar el lugar de Casco. ¿Otra de las posibilidades para jugar de 3? Luis Olivera, quien hoy actuó de titular en la derrota de la Reserva.

Le cuesta lejos de casa

Al equipo de Marcelo Gallardo no le fue bien cada vez que le tocó jugar fuera del Monumental: en lo que va del 2016. Sobre 13 partidos que disputó como visitante por el torneo local, perdió siete, empató cuatro y ganó únicamente en dos ocasiones.

 
River sólo logró sumar de a tres en dos ocasiones como visitante por el torneo local.
 

River volvió a sembrar preocupación tras su flojo desempeño en la derrota por 1 a 0 ante Newell's en Rosario. Si bien perdió con un penal polémico, el Millo no dio la sensación de que podría haber empatado el partido ya que generó pocas situaciones, no tuvo profundidad en el juego, no pudo hilar un funcionamiento. Y no es la primera vez que le pasa. Además, cuando se juega de visitante, al equipo dirigido por Marcelo Gallardo le cuesta el doble: de los 13 que disputó por torneo local desde que arrancó el año, sólo ganó dos veces, empató cuatro y perdió siete, es decir, que consiguió 10 puntos de 39.

En lo que va del 2016, River visitó a Belgrano, Rosario Central, Colón, Patronato (x2), Olimpo, Boca, San Lorenzo, Arsenal (x2), Talleres, Defensa y Justicia y Newell's. Los únicos dos triunfos que tuvo fueron ante el conjunto de Bahía Blanca, por 1 a 0 en el torneo anterior, y en este sólo sumó contra Talleres, también por 1 a 0. Cuando jugó por Copas Internacionales,  tampoco tuvo buenos resultados lejos de casa: de los seis que jugó, ganó uno (Trujillanos, por 4 a 0). 

Los números negativos de River dan que hablar. Ahora, en el torneo local el Millo acumula 16 puntos (sobre 33 disputados) con cuatro empates, cuatro derrotas y sólo dos victorias. ¿Podrá levantar?

 


 



 

D'Alessandro llegó a la quinta amarilla

 
 
D'Alessandro llegó a la quinta amarilla
LO VERÁ DESDE AFUERA. El Cabezón no jugará contra Huracán en Núñez. (FOTO: Getty)
 

El Cabezón fue amonestado en el primer tiempo contra Newell's y deberá cumplir una fecha de suspensión el próximo fin de semana, por lo que no jugará ante Huracán en el Monumental.

Marcelo Gallardo deberá improvisar una vez más en el armado del equipo, porque la próxima fecha no podrá contar con uno de los estandartes del juego riverplatense.

Andrés D'Alessandro fue amonestado a los 32 minutos de la primera parte durante el partido entre Newell's y River y llegó a la quinta tarjeta amarilla, por lo que deberá cumplir una fecha de suspensión el próximo fin de semana.

De esta manera, el Cabezón no estará en el duelo entre River y Huracán, que se disputará el domingo 27 de noviembre en el Monumental, y regresará para la semifinal de la Copa Argentina ante Gimnasia.



 

Alonso también preocupa

 
 
​Alonso también preocupa
CONCENTRÓ, PERO NO JUGÓ. Alonso fue uno de los que se quedó fuera del banco de suplentes. (Foto: Getty)
 

El delantero del Más Grande, quien se quedó fuera del banco de suplentes, sufrió una sobrecarga muscular en el gemelo izquierdo antes del encuentro frente a Newell's.

Desde hace tiempo que el Millonario está teniendo varios problemas con los lesionados. Luciano Lollo y Milton Casco, los casos más severos, se perderán lo que resta del año y recién estarían para el inicio del 2017. A su vez, Jonatan Maidana no pudo jugar hoy en Rosario porque todavía no está totalmente recuperado del desgarro del bíceps femoral derecho.

Sin embargo, una nueva preocupación se suma al Mundo River: Iván Alonso sufrió una sobrecarga muscular en el gemelo izquierdo en la previa del choque contra Newell's. Quizás, por dicha razón, el cuerpo técnico decidió que no conforme el banco de suplentes.

Cabe recordar que el delantero de 37 años había sido titular, y hasta había anotado un gol, en el amistoso que River goleó a Olimpia por 5-1 el pasado sábado 12 de noviembre. Ojalá no sea nada grave...

 

 

 


gallardo-newells

“Nos superaron ampliamente”

Marcelo Gallardo fue autocrítico y reconoció la superioridad de Newell’s: “Trucco cobró un penal que no existió, pero nos pudieron ganar en cualquier otra jugada”.

Marcelo Gallardo es coherente y, una vez más, fue autocrítico: River no jugó bien y fue ampliamente superado por Newell’s, a pesar del 1-0 final.

“Tenemos que olvidarnos rápidamente de este partido y pensar en lo que viene. Newell’s nos ganó muy bien. No fue penal, Trucco no lo vio porque no existió, pero nos pudieron haber ganado en cualquier otra jugada porque fuimos superados”, resaltó en conferencia de prensa.

El Muñeco analizó: “No pudimos agarrar la pelota y terminamos retrocediendo. No estuvimos bien hoy, no tuvimos frescura para jugar y no fuimos sólidos porque nos llegaron varias veces con claridad”.

Por último, cerró: “No somos regulares, no estamos encontrando regularidad. Es lo que nos falta, es el déficit. No estamos teniendo regularidad en cuanto a los bueno. Frente a Estudiantes hubo una postura diferente, pero hoy nos superaron y cuando no jugás bien, perdés”.


 

"Somos River, esto es largo"

Pese a haber quedado a diez puntos de Estudiantes, Batalla no pierde "las esperanzas" y confía en lograr enderezar el barco en el torneo local. 


 
Batalla tuvo un buen partido pese a la derrota.
 

"Somos River. Más allá de la idea de la Copa Argentina y de querer entrar a la Libertadores, no queremos despegarnos de los puestos de arriba en el torneo. Esto es largo. Falta un semestre, veinte fechas. No perdemos la esperanza". Así, Augusto Batalla, de buen rendimiento ante Newell's, emitió una cuota de optimismo a pesar de una nueva derrota.

Continuando con sus declaraciones, el arquero agregó: "Ellos arrancaron con todo. Nosotros aguantamos. El objetivo era llevarse los tres puntos, pero no pudo ser.  Me deja tranquilo la forma en que trabajamos en la semana. No hay que bajar los brazos2.

Respecto a la acción de Mayada que derivó en el penal para Newell's, Batalla manifestó: "Para mí no es penal. Le da en el hombro".

 

 






River 1 Estudiantes 1
 

no-lo-pincho


No lo pudo pinchar

En el Tomás Ducó, River y Estudiantes de La Plata igualaron en uno y todo sigue igual: los de Gallardo están a 7 puntos y desaprovecharon la chance de descontar. Alario de penal para el local, Auzqui empardó para la visita. 

Se siguen dejando puntos en el camino. Si bien el campeonato es largo, el conjunto de Núñez tenia la gran posibilidad de acercarse al actual líder. Sin embargo, no supo aguantar la ventaja y ante el mínimo error, el Pincha no perdonó. 

En la primera etapa, River tenia más la pelota pero le costaba generar situaciones de riesgo. Es más, la más clara fue para los platenses tras un cabezazo de Solari que se estrelló en el travesaño. Sin embargo, tras un dudoso penal sancionado por Diego Abal, Alario puso en ventaja al Millo antes de que finalice el primer tiempo.

En el complemento, esa diferencia hizo que el equipo del Muñeco sea más punzante, y hasta pudo extender el tanteador con un remate de Mina que dio en el palo. Tal vez en el mejor momento de River, llegó el empate de Estudiantes tras un grosero error del paraguayo Moreira que capitalizó Auzqui para poner el empate final.


 

1478380472_jxj-river-edelp

Uno por Uno: River – Estudiantes (Ducó)

Estos son, para nosotros, los puntajes de los jugadores de River, correspondientes al rendimiento de cada uno en el partido ante Estudiantes, por la novena fecha del torneo local 2016, disputado el 5 de noviembre.

Augusto Batalla (6): Seguro en el juego aéreo y eficiente ante los pocos disparos inquietantes del rival. Pudo haber hecho algo más en el gol del Pincha.

Camilo Mayada (4): Le costó muchísimo en la marca y no completó un gran partido. En una de sus pocas proyecciones, cargaron contra él y le cometieron penal.

Arturo Mina (5): El más sobrio de la línea del fondo. Ganó la mayoría de las pelotas divididas y estuvo a punto de liquidar el pleito imponiendo presencia también en el área contraria.

Leonardo Ponzio (4): Como en cada partido en el que le tocó jugar en la zaga, sufrió en cada embate aéreo que cayó sobre el área propia. Viatri se le hizo incontenible.

Jorge Moreira (3): Pecó de falta de oficio en el puesto y River lo pagó caro: dudó en una salida, terminó despejando para adentro y con el equipo mal parado, le facilitó el gol a Estudiantes.

Joaquín Arzura (6): Distribuyó la pelota con audacia y estuvo firme en el marcaje. Abusó mucho de las faltas pero increíblemente culminó el partido sin ser amonestado.

Nacho Fernandez (5): Correcto con la pelota en los pies y una opción de pase constante para sus compañeros en los primeros 45′. Su nivel decayó en la segunda parte y fue reemplazado.

Andrés D’Alessandro (7): Manejó los hilos del equipo y se convirtió en eje durante la mayor parte del partido. Los partidos chivos le sientan muy bien al Cabezón…

Gonzálo Martínez (6): Si sólo hubiera que evaluar sus arranques e inicios de jugada, sería el mejor por escándalo. Pero por desgracia, no logró culminar ninguna de sus acciones de la mejor manera.

Sebastián Driussi (6): Preciso, con claridad y confianza. Se lo vio enchufado en ataque, conectándose con sus compañeros. 

Lucas Alario (4): Pese al gol de penal (muy valioso y en un momento muy importante del encuentro), estuvo aislado del resto y completó otro partido sin llevar a cabo su mejor nivel.

Ingresaron: 

Rodrigo Mora (4): Ingresó para aportar frescura, pero sólo mostró imprecisiones.

Marcelo Larrondo (5): Pivoteó de la mejor manera en las pocas posibilidades que tuvo de entrar en contacto con la pelota.



 

ddd

Destacado: Andrés D’Alessandro

El mediocampista fue el conductor de River y completó un buen partido para transformarse en el jugador destacado del Millonario.

River dejó pasar tres puntos que tenía prácticamente en el bolsillo. Empató 1-1 contra el líder Estudiantes y no pudo acercarse a la cima. Lo positivo de la tarde fue que D’Alessandro volvió luego de una lesión y jugó un buen partido.

Tras perderse un par de partidos por lesión, D’Alessandro volvió a ser titular. El ‘Cabezón’ ocupó la posición en la que habitualmente se desempeña y desde ahí clarificó las cosas para el Millonario. Durante el primer tiempo se lo vio muy activo. Se acercó a pedir la pelota y a base de pases filtrados y buenas jugadas individuales llevó peligro al área rival.

Luego de una buena jugada en la que hizo un pared con Driussi, D’Alessandro tuvo la chance de poner en ventaja al Más Grande, pero desafortunadamente, su envío salió apenas por al lado del palo derecho del arquero.

En la segunda parte tuvo menos participación que en la primera pero igual fue el más claro en River. Con la salida de Nacho Fernández se vio obligado a retrasarse un poco casi al lado de Arzura, pero esa posición la ocupó pocos minutos ya que fue reemplazado inmediatamente por Tomás Andrade.



 

31634-dsc_7899

Las Claves: Seguir regalando

Tras jugar un buen partido, River Plate no supo definir el encuentro y dejó dos puntos en el camino en el empate 1 a 1 ante Estudiantes de La Plata en el Tomás Adolfo Ducó

Seguir regalando: Quizá si entre semana a cualquier hincha de River le preguntaban que pensaba acerca de una igualdad ante el puntero del campeonato (teniendo en cuenta los mil inconvenientes) podría haber aceptado sin muchas dudas en su cabeza. Sin embargo, cuando se observa detalladamente los 90 minutos, se puede realizar la superioridad que tuvo la Banda y cuanto mereció ganar el partido, por lo que llevarse solamente un empate no califica siquiera como consuelo de pobres. Sobre todo, teniendo en cuenta que no es la primera vez que esto pasa y ya son cinco los partidos que el conjunto de Marcelo Gallardo comienza ganando y termina dejando puntos en el camino.

Presión alta: Si hay un aspecto clave para que cada equipo dirigido por Marcelo Gallardo sea triunfador y pueda jugar bien, ese es presionar arriba para recuperar la pelota sin darle posibilidad alguna al rival para que pueda elaborar juego. Hoy, el millonario aprovechó las deficiencias para salir jugando con claridad del arquero Daniel Sappa y los defensores platenses, para obligar a dividir la pelota y provocar que el conjunto de Nelson Vivas no pueda llegar con pelota dominada al arco contrario. Claro, también de la misma forma llegó el gol de Estudiantes tras el error de Jorge Moreira.  

Los que marcan diferencia: River Plate puede pensarse como dos equipos totalmente distintos según como aparezcan sus jugadores. Un claro paradigma es el caso del doble enlace, cada oportunidad que aprovechan Andrés D’alessandro y Gonzalo Martínez de armar juego y desequilibrar, lleva consigo a un conjunto millonario apabullador casi imposible de detener. Quizá los únicos que pueden frenar estos son los mismos jugadores que les cruza la banda roja, ya que son pocos los partidos en que son determinantes durante los 90 minutos del cotejo.

Una defensa improvisada:  Quizá si Jorge Moreira no hubiera tenido tan grosero error y Arturo Mina hubiera cerrado oportunamente en el gol de Carlos Auzqui, este punto podría haberse obviado tranquilamente. El problema es que nada de esto ocurrió. Claro, poco se le puede reclamar a un técnico que se arregló con lo que pudo ante tanto lesionado en la última línea, pero los numerosos pelotazos de Ponzio, la espalda totalmente descubierta de Mayada y el error de los ya mencionados en el empate pincharrata provocará un sinfín de charlas y debates acerca de como rearmar esta defensa que ya hace mucho no es garantía.

 

31630-dsc_7741

La Lupa: Una defensa con muchos desaciertos

Tras el gran número de lesiones, Gallardo improvisó una defensa que no estuvo a la altura para recibir a Estudiantes. Con errores claves en el fondo, el Millonario no se pudo quedar con la victoria. 

River hizo de local en el Ducó y desperdició dos puntos para acercarse al Pincha. En un partido bueno donde el Millonario mantenía la ventaja tanto en el marcador como en lo futbolístico ante el puntero, un error en la salida le dio el empate a los de La Plata. Jorge Moreira, con su perfil cambiado, efectuó un pase hacia adentro en defensa que fue capturado por un jugador de Estudiantes para que luego tire el centro y termine en gol.

Tras la ausencia de Milton Casco, el paraguayo jugó los 90 minutos de lateral izquierdo, posición que no es la habitual en él y es por eso que se lo notó incómodo a la hora de la marca y el juego. Del mismo modo, Leonardo Ponzio, esta vez de central, se mostró impreciso al despejar el balón en reiteradas ocasiones y con una gran desventaja física en el duelo con Lucas Viatri. Camilo Mayada, con gran progresión durante todo el encuentro, fue víctima del penal a favor de River, pero de todos modos no demostró firmeza a la hora de defender.

Lo cierto es que ninguno de los tres jugadores disputaron el encuentro en sus posiciones habituales y es por eso que se encontraron expuestos a cometer errores desde el minuto cero. Gallardo, que no cuenta con recambio, deberá trabajar con la misma defensa u optar por algún juvenil a modo de prueba, a la espera de la recuperación de Milton Casco y Jonatan Maidana.


 

Batalla, cada vez más firme

 
 
Batalla, cada vez más firme
SEGURIDAD. Un buen rendimiento ante Estudiantes. (Foto: Prensa River)
 

El arquero volvió a tener una destacada actuación ante Estudiantes, confirmando su crecimiento. Seguro en cada intervención, cada vez se lo ve más afianzado en el arco.

00:00
/
00:08
00:00

El empate frente a Estudiantes tiene gusto a poco. El Millo fue el que hizo el desgaste, el que fue a buscar el partido y el que debió conformarse con apenas un punto. No obstante, siempre hay cosas para rescatar y la performance de Augusto Batalla es una de las principales.

Al joven arquero de 20 años se lo vio con más confianza que nunca. Salió a descolgar centros complicados con autoridad, jugó bien con los pies y transmitió una seguridad que no venía mostrando en otros partidos. Como ante Unión por Copa Argentina, donde fue clave para conseguir la clasificación, volvió a ser de los puntos altos del equipo.

Batalla no llega a los 20 partidos en Primera, pero poco a poco va demostrando que tiene pasta para hacerse cargo de la enorme responsabilidad que conlleva atajar en River.

 

VOLVIÓ LARRONDO

larrondo estudiantes

Regresó tras mucho tiempo.

 

El delantero mendocino volvió a las canchas luego de una sinovitis que lo tuvo a maltraer en los últimos meses.

El “Millonario” volvió a empatar un partido que tenía bajo control, esta vez ante Estudiantes de La Plata, y no pudo descontarle puntos al ‘Pincha’ en la lucha por el Campeonato de Primera División 2016/17. Sin embargo, entre las pocas cosas destacables del encuentro, se destacó la vuelta de Marcelo Larrondo a las canchas.

El ex atacante de Rosario Central ingresó en el minuto 29 del complemento en reemplazo de Lucas Alario, autor del gol de River. En total, Larrondo jugó 21 minutos ante Estudiantes donde no toco muchas pelotas pero estuvo activo pivoteando bien las veces que el balón le llegaba.

Una buena noticia entre tantas palidas que viene tiene el ‘Millonario’ en el último tiempo. Esperemos que el jugador pueda seguir mejorando con estas semanas de parate por las Eliminatorias y esté en condiciones de pelear por un puesto en el equipo titular.





pity-martinez-vs-estudiantes-lp

Otra vez dolorido

El Pity Martínez jugó todo el encuentro, pero tras chocar con Ascacibar terminó con un fuerte dolor en la costilla.

Fue el mejor del primer tiempo, pero tuvo una floja segunda mitad. Sin embargo, el Pity Martínez es importantísimo para el sistema de Gallardo.

Promediando el segundo tiempo, el 10 chocó contra Santiago Ascacibar y terminó con un hematoma en la parrilla intercostal izquierda.

Por suerte, se vienen unos días de descanso para River por la doble fecha de Eliminatorias, en las cuales podrá recuperarse y estar listo para enfrentar a Huracán.



gol-alario

Preocupa el 13

Alario marcó el gol de River frente a Estudiantes, aunque debió abandonar el campo de juego por un fuerte dolor en el muslo.

River no tiene descanso. Y Gallardo tampoco. A la larga lista de lesionados que tiene el plantel parece sumársele Lucas Alario, quien frente a Estudiantes fue reemplazado por Marcelo Larrondo.

A pesar de haber abierto el marcador, el 13 tuvo un flojo partido y terminó abandonando el campo de juego a falta de 15 minutos para el final.

¿Qué tiene el goleador? Por ahora, un traumatismo en el muslo derecho. En las próximas horas se le hará exámenes para saber la gravedad de la dolencia.


 

Ponzio se perderá el choque ante Newell's

 
 
Ponzio se perderá el choque ante Newell's
UNA BAJA IMPORTANTE. Ponzio es uno de los jugadores fundamentales que conforman el plantel del Muñeco. (Foto: FotoBaires)
 

Este sábado, en el empate por 1-1 contra Estudiantes, el mediocampista de River recibió la quinta amarilla en lo que va del torneo. Por lo tanto, no podrá jugar la próxima fecha ante la Lepra.

La Banda dejó escapar una chance inmejorable ante el líder del torneo doméstico. Sobre el final de la primera mitad, se puso en ventaja gracias al gol de penal de Lucas Alario. Pero, en la segunda parte, el equipo se descuidó y el Pincha empató por medio de Carlos Auzqui.

Además de que River perdió la oportunidad de sumar de a tres, el cuerpo técnico recibió una mala noticia: Leonardo Ponzio, quien hoy actuó de zaguero central junto a Arturo Mina, llegó a la quinta amarilla y se perderá el choque contra Newell's (el duelo se llevará a cabo dentro de dos semanas).

Habrá que ver si Jonatan Maidana, que se está recuperando de un desgarro en el bíceps femoral derecho, podrá estar en condiciones para ocupar el lugar del León. Por otro lado, Gonzalo Montiel también estará disponible para jugar porque ya cumplió la fecha de sanción ante Estudiantes.

 

"Hay que ser más consistentes para tratar de cerrar los partidos"

 
 
 

(Incluye video) Si bien reconoció que al Más Grande le está costando sostener los resultados favorables, Marcelo Gallardo se fue conforme por el rendimiento del equipo y también consideró que Estudiantes no hizo demasiado para quedarse con el punto.

Este sábado, River recibió al conjunto dirigido por Nelson Vivas en el estadio Tomás Adolfo Ducó. Con el respaldo de un impresionante marco de hinchas, La Banda comenzó ganando 1-0 con el gol de Lucas Alario. Aun así, como ya ocurrió en varias oportunidades, el equipo no logró cerrar el partido y el Pincha igualó de la mano de Carlos Auzqui.

Tras el encuentro, el Muñeco analizó el empate con el puntero del campeonato y expresó: "Esto podía pasar en un partido duro de mucho calor. Creo que fue desgastante el partido. Tuvimos mérito para ir a buscar el partido ante un rival que se posicionaba para esperarnos y jugarnos al contragolpe. Controlamos el partido, hicimos el gol. Previo al empate de ellos estábamos muy bien. El gol de ellos vino de un error nuestro. Es un poco de lo que viene demostrando Estudiantes. A la hora de atacar atacan poco, pero convierten. Con poco, Estudiantes se va con un punto muy valioso".

Después del empate nos costó tener la misma energía para ir a buscar el partido.

"El primer tiempo fue bueno. Tuvimos tres situaciones claras. Después del empate nos costó tener la misma energía para ir a buscar el partido. El gran esfuerzo que hicimos hace que después nos cueste volver a buscar el partido", añadió el director técnico.

Cuando tenemos los jugadores disponibles jugamos bien, intentamos jugar a algo que queremos y por momentos lo hacemos bien.

A su vez, Gallardo aseguró que River debe mejorar en algunos aspectos para que no se le escapen más los duelos: "El juego está. Cuando tenemos los jugadores disponibles jugamos bien, intentamos jugar a algo que queremos y por momentos lo hacemos bien, pero no lo podemos sostener. Hay que ser más consistentes para tratar de cerrar los partidos. Hay que tratar de que no te hagan los goles y, si te los hacen, seguir con la misma firmeza. Nosotros seguimos intentando lo mismo. A través del calor que hacía se nos hizo muy duro volver a tener la misma energía para ir a buscarlo".

Jugamos contra el puntero del campeonato y fuimos claros dominadores del partido.

Más allá del 1-1 en Parque Patricios, Gallardo dejó en claro que se fue conforme por el juego que planteó el equipo ante el líder del torneo: "Me voy con una sensación distinta. Jugamos contra el puntero del campeonato y fuimos claros dominadores del partido. Ellos se encontraron con ese gol ante un error nuestro. Se llevaron un punto bastante importante. La preocupación pasa porque no nos pudimos llevar los tres puntos".

Es bueno saber que ante el puntero del campeonato fuiste superior. No lo pudimos traducir en el marcador.

Incluso, el entrenador opinó que El Más Grande hizo más méritos que el Pincha por quedarse con los tres puntos: "Es un rival que viene sacando muchos puntos. Creo que desde ese punto estamos bien. Nosotros fuimos superiores hoy. Es bueno saber que ante el puntero del campeonato fuiste superior, pero no lo pudimos traducir en el marcador. Hay que sumar de a tres puntos, pero me voy tranquilo. Hoy con una defensa nueva, con jugadores que volvieron de lesiones, hicimos bastante mérito para ganarlo".

Teniendo en cuenta que se viene un parate por la doble fecha de Eliminatorias, el Muñeco aclaró que al plantel le viene bien para que los jugadores lesionados se pongan a tono cuanto antes: "Tenemos que recuperar jugadores que perdimos, que están lesionados. Ahora nos viene bien parar para preparar la tropa de cara a lo que viene".

 

"Pagamos caro el error"

 
 
NÚMEROS. Ponzio lleva 230 partidos oficiales en River, con 8 títulos. Integra el top 10 de campeones en el club. (FOTO: Archivo)
 

Ponzio destacó el funcionamiento general de la defensa de River, aunque se lamentó por la falla que concluyó en el gol de Estudiantes de La Plata para el 1-1 final.

Es el único jugador que se detuvo a conversar con los medios. El resto, con un semblante de amargura por los dos puntos que se escaparon, encaró directo hacia el micro para retornar al hotel Sheraton, de Retiro. Leonardo Ponzio, capitán y principal referente, no ocultó la resignación por el triunfo que no fue.

"En defensa estuvimos bien, sufrimos poco. Lo bueno, defensivamente, es cuando no te convierten. Hicimos un trabajo prolijo, pero nos convirtieron. Hay que seguir adelante y trabajar, que es lo principal", manifestó el experimentado mediocampista central, en rueda de prensa, tras la igualdad en la cancha de Huracán.

En defensa estuvimos bien, sufrimos poco

Y, pese a que resaltó la búsqueda incesante de River para vencer al líder, Estudiantes de La Plata, Ponzio hizo hincapié en la acción de Jorge Moreira -vale aclarar, el volante no le cayó a su compañero- que culminó en la igualdad visitante. "Seguimos intentando, teniendo la pelota y el protagonismo. Pagamos caro el error", lamentó.

Con respecto al punto frente al conjunto que dirige Nelson Vivas, Leo opinó acerca de la validez o no del empate. "A la larga, vamos a ver, quedan muchas fecha. Ojalá que sí. La cuestión era descontarle al primero. Sigue todo igual", relativizó, sabiendo que ya pasó la oportunidad de achicar la distancia en el único duelo ante dicho adversario.





Arsenal 2 River 2

empate-ante-arse

River tenia todo para ganar, pero Arsenal se lo empató

El Millonario era eficaz en Sarandí y ganaba 2 a 0, pero en un abrir y cerrar de ojos, tras la expulsión de Montiel se desvirtuó el partido y los locales lo igualaron. Driussi y Martínez,-quien se retiro lesionado-, los tantos del equipo de Gallardo. 

Increíble pero real, a River se le escaparon los tres puntos. Parecía todo liquidado, pero el fútbol te da muchas sorpresas y esto pasó esta noche. Un error arbitral que pudo cambiar drásticamente el desarrollo del partido y una gran reacción de Arsenal hicieron que termine todo igualado.

En la primera mitad River tenia más la pelota pero le costaba generar peligro al arco de Pellegrino. Sin embargo, tras una buena contra, Mora metió un gran centro y Driussi apareció por sorpresa para poner el primero.

En el complemento, la ventaja se iba a estirar tras un verdadero golazo de Gonzalo Martínez, picandola por encima de la resistencia del arquero. Todo era color de rosas para el equipo de Gallardo. Pero todo se transformó en pesadilla tras una polémica expulsión al pibe Montiel. Arsenal golpeó dos veces para empatar el partido: primero con un gol de Boghossian y luego con Botinelli para sellar la igualdad.

 

11


Uno por Uno: Arsenal – River (Sarandí)

Estos son, para nosotros, los puntajes de los jugadores de River correspondientes al rendimiento de cada uno en el partido ante Arsenal, por la octava fecha del torneo local 2016, disputado el 30 de octubre. 

Augusto Batalla (4): No salió a tiempo en ninguno de los dos goles rivales y lo pagó caro. El área chica es propiedad del arquero. ¿Tapadas? Un tiro libre, nomás.

Jorge Moreira (5,5): Participó mucho más en ofensiva que en los partidos anteriores. Comandó la jugada del primer gol. 

Arturo Mina (7): Por primera vez desde que llegó al club, jugó de primer marcador central. Y cumplió con creces: sacó todo de arriba y también estuvo firme abajo. Ah, y fue mucho más cuidadoso con la pelota y casi no la regaló. Bien.

Gonzalo Montiel (4): La amarilla a los tres minutos de partido lo condicionó, pero aún así había mostrado personalidad para reponerse a los nervios y salir jugando. Por un foul en la puerta del área le mostraron la segunda (y discutible) amarilla. ¿Quién acompaña a Mina contra Estudiantes?

Milton Casco (5): Fue opción en la izquierda pero no se destacó en el ataque. Y salió con molestias. Otro más para la enfermería y van…

Leonardo Ponzio (5): Se le hizo muy cuesta arriba la pelea en el medio en inferioridad numérica. Y le costó -tanto a él como al equipo en general- tener la pelota. 

Joaquín Arzura (5,5): Fue un jugador con la posesión y otro sin ella. Le dio juego al equipo con algunos pases interesantes hacia adelante, pero cometió varias infracciones y de a ratos no fue a trabar con las ganas que corresponden.

Gonzalo Martínez (7): Mientras el partido fue partido, se destacó desbordando por la izquierda permanentemente. Ganó casi siempre en el uno contra uno, desequilibró e hizo un golazo para poner en un cuadrito. También salió con molestias…

Rodrigo Mora (6): Recostado en la derecha, dio varios dolores de cabeza a la defensa de Arsenal. Envió un centro preciso para el 1-0, aunque antes había fallado en dos ocasiones la conquista propia. Con la expulsión, fue puro sacrificio y se apagó. 

Sebastián Driussi (7): Sigue de racha y eso es una de las pocas buenas noticias. Encaró, desniveló y generó problemas al equipo contrario siempre que la tuvo en los pies. 

Lucas Alario (4): Sigue desconectado y se lo nota fastidioso. Tiene que poner la cabeza en frío urgente o continuará saliendo del equipo. Una pena.

Ingresaron:

Nicolás Domingo (4): Todo lo que tocó lo regaló a los jugadores de Arsenal. Salvo un buen remate que despejó el arquero. Antes, había pifiado feo y generado una contra peligrosa…

 

pity-martinez-vs-arsenal-2016


Destacado: Gonzalo Martínez

El mediocampista volvió a ser el mejor jugador del equipo en el empate del Millonario 2-2 frente a Arsenal. Se lo vio activo en gran parte del encuentro y marcó un verdadero golazo.

Sin dudas este es el mejor semestre del Pity desde que llegó a River. Esta mucha más concentrado, pensante y no retiene tanto la pelota como antes a pesar de que veces sigue cometiendo algunos errores.

En la primera mitad del encuentro frente a Arsenal tuvo buenos desbordes por el sector izquierdo y un gran pase filtrado para Alario que terminó en una ocasión desperdiciada por Mora. Empezó con algunas dudas pero de a poco se empezó a acomodar en el campo y demostrar toda su habilidad.

A los cuatro minutos del complemento, interceptó una mala salida de la defensa del equipo de Sarandí y la picó por encima del arquero rival para anotar el 2-0. Un golazo del mediocampista que redondeó una buena actuación en general.

Con la expulsión de Montiel, el equipo se replegó más y el Pity tuvo que ayudar más en la zona defensiva hasta que salió reemplazado a los 34 minutos por Iván Alonso. Se retiró con una sobrecarga en el aductor derecho.

Si bien salió con esta molestia, Martínez es una fija para ser titular en el encuentro del próximo sábado frente a Estudiantes. El volante deberá seguir demostrando que está en su mejor momento desde que se puso la Banda.






arzuraaaa

Arzura cumplió pero sin brillar

Joaquín Arzura jugó de titular por primera vez en el semestre ante Arsenal, en el empate 2 a 2 de River en su visita al Viaducto. El volante exTigre ocupó el lugar de doble 5 junto a Leo Ponzio y fue de mayor a menor en el encuentro.

Arzura comenzó el partido de buena forma, se mostró seguro en la distribución de la pelota, siempre entregó la pelota a un compañero y sólo tuvo algunos errores menores. En cuanto a la contención se lo vio algo flojo, sobre todo en la disputas de las pelotas divididas.

Aún así fue un buen desempeño del volante que integró la Selección Argentina en Rio de Janeiro, Al momento de presionar fue la voz de mando para sacar u ordenar al equipo, leyendo bien cada situación.

La parte mala fue su amonestación, debido a la reiterada cantidad de faltas que cometió en los primeros 45 minutos, por eso vio la cartulina amarilla a los 42′ del inicio. Cuando el partido fue partido, es decir 11 contra 11, fue muy clarito en su labor y redondeó un buen primer tiempo, aunque sin brillar.

El surgido en el equipo de Victoria arrancó el complemento bien paradito a la par de Ponzio, aunque tras la expulsión de Montiel tuvo que compartir el medio con Domingo quien ingresó al centro del campo y Ponzio se retrazó a la zaga.

Ese fue el peor momento de River y el mediocampo lo sintió, corrió sin razón detrás de los jugadores del Arse. Arzura sufrió el segundo tiempo al igual que todo el equipo dirigido por Marcelo Gallardo, que ya tenía en campo una defensa remendada y la premisa era aguantar el resultado como sea.

El exvolante de Tigre claramente tiene carácteristicas diferentes a Nacho Férnandez, dueño del puesto, como por ejemplo la habilidad de romper líneas con pelota dominada y sumarse al ataque llegando desde atrás. Por ahí, Arzura llega pero atacando mas el espacio del lateral, es decir de manera sopresiva.

El equipo para recibir al puntero Estudiantes está lejos de ser confirmado, pero Arzura podría ser titular en la cancha de Huracán el próximo sábado, debido a las lesiones de Nacho y Rossi.


river-montiel-vs-arsenal

Contra las cuerdas

La expulsión de Montiel complicó al fondo de River. Se viene Estudiantes y las opciones para cubrir la ausencia de Maidana son cada vez menos.

De mal en peor. Así está el presente de la defensa de River. A la lesión de Jonathan Maidana (se perdió el partido con Arsenal y no podrá estar ante Estudiantes), se le suma que su reemplazo, Gonzalo Montiel, fue expulsado y, de cara al partido contra el Pincha, sólamente Leonardo Ponzio y Kevin Sibille son las opciones para cubrir la nueva ausencia.

La recuperación de Maidana, otra de las bajas, junto a Iván Rossi, Milton Casco y Gonzalo Martínez, preocupan a todo el mundo River. Por delante queda el parate por la próxima fecha FIFA, que será, sin dudas un respiro más que necesario para los dirigidos por Marcelo Gallardo, que sigue sumando dolores de cabeza.

 

asd123


Un rompecabezas con las piezas mal puestas

Cuando todo parecía estar bajo control, River se dejó empatar por Arsenal luego de ir 2-0 arriba en el marcador. A continuación, las claves de la inédita igualdad en Sarandí.

Ante todo, la expulsión: El Millonario se encontraba en una situación muy favorable y parecía que los tres puntos vendrían para Nuñez tras el golazo de Martínez. Segundos después, todo cambió: Gonzalo Montiel vio la tarjeta roja -posiblemente mal expulsado, puesto que fue por doble amarilla y la segunda no termina de convencer- cuando aún restaban más de 40 minutos de partido y fue su ausencia, sin dudas, lo que le cambió la cara al partido.

Un desorden producido por la cantidad de cambios: Y no sólo de jugadores, de posiciones también. El partido lo arrancó jugando Arzura (primero como titular en toda la temporada); Montiel de segundo zaguero (también primeros minutos); Mina jugando de 2 (primera vez desde que viste la camiseta del Más Grande); y con las lesiones de Martínez y Casco, terminó jugando Moreira como lateral por la izquierda, Mayada de 4 y Driussi volanteando junto a Mora. Un rompecabezas con todas las piezas mal puestas.

Desatenciones puntuales: Más allá del desmadre que terminó siendo River debido a las cuestiones ya comentadas en los párrafos anteriores, el equipo no se supo defender en el corto lapso de tiempo en el que fue atacado intensamente por Arsenal. Unos pocos minutos le bastaron a los de Sarandí para concretar las dos anotaciones que le quitaron la ilusión a los dirigidos por Gallardo de sumarse al tren de arriba en la tabla.


pity-martinez-vs-arsenal

Otro dolor de cabeza

El Pity Martínez debió salir faltando 15 minutos en el empate ante Arsenal por una molestia y se suma a la enfermería. Así y todo, fue uno de los mejores.

La noche arrancó bien para River: 2-0 arriba, controlando el partido ante Arsenal y con una victoria que parecía ya estar en el bolsillo.

Pero todo se complicó de un momento al otro. El local empató, Casco se fue lesionado y después el Pity Martínez sintió una molestia.

Tras un pique fallido, el 10 se tiró al piso y comenzó a tocarse el aductor derecho. La situación pudo más: debió salir a los 32 del segundo tiempo y en su lugar ingresó Iván Alonso.

Una vez culminado el partido, informaron que tiene una sobrecarga en la zona. A cruzar los dedos…



Otro lesionado más: Casco debió ser reemplazado

Otro lesionado más: Casco debió ser reemplazado
 
 
 


 El lateral izquierdo de La Banda sufrió un fuerte dolor en el tobillo izquierdo y Marcelo Gallardo tuvo que sustituirlo en la segunda parte. Otro averiado más y van...

El Millonario tiene una larga lista de jugadores lesionados. Andrés D'Alessandro, Jonatan Maidana, Ignacio Fernández, Iván Rossi y Luciano Lollo. Aun así, este domingo en Sarandí, el cuerpo técnico de River recibió otra pésima noticia.

En la segunda mitad, a los 15 minutos, Milton Casco debió abandonar el campo de juego por un fuerte dolor en el tobillo izquierdo. Claro, esto desacomodó a todo River y Marcelo Gallardo puso a Camilo Mayada de lateral derecho y corrió a Jorge Moreira al sector izquierdo.

Tras el partido, el club dio a conocer que Casco padece tendinitis en la mencionada zona. Y sí, es un fuerte dolor de cabeza para el Muñeco, quien es consciente de que el próximo sábado El Más Grande tendrá un duro cruce contra Estudiantes, líder del certamen.



Vamos todos unidos

 
Vamos todos unidos
 
 

Los jugadores de River que no fueron convocados y los lesionados asistieron al partido en Sarandí para bancar al equipo del Muñeco desde la tribuna.

00:00
/
00:00
00:00

Lamentablemente los hinchas de River no pudieron ir a Sarandí para alentar al Más Grande. Pero los dirigidos por Marcelo Gallardo sí tuvieron a algunos "infiltrados" que les hicieron el aguante.

Los jugadores que no fueron convocados y los lesionados asistieron al Viaducto para acompañar a los que sí jugaron y desde la platea observaron el encuentro.

Andrés D'Alessandro, Ignacio Fernández, Luciano Lollo y Luis Olivera se ubicaron en un sector exclusivo de la platea e hicieron fuerza por La Banda.



 

Medio centenar de partidos y una infinidad de alegrías

 
 
 

Lucas Alario cumplió, contra Arsenal, cincuenta encuentros oficiales con la camiseta de River. En poco más de un año, el Pipa metió veinticuatro goles y ganó tres títulos internacionales.

Y pensar que para muchos era un desconocido... Lucas Alario llegó a River con el voto de confianza de Gallardo y Francescoli, pero de entrada se ganó al hincha.

En Sarandí, el Pipa cumplió cincuenta partidos oficiales en el Más Grande, lapso en el que metió veinticuatro goles y ganó la Copa Libertadores, la Suruga y la Recopa Sudamericana.

Claro, la gente recordará el gol a Guaraní, el cabezazo contra Tigres o el tanto en la semifinal del Mundial de Clubes. Pero Alario, en sólo un año, hizo mucho más que eso. Y ya se ganó un lugar en la historia millonaria.


 

Gallardo: "Nos vienen pasando cosas increíbles"

 
 
 

El Muñeco lamentó la manera en que se dio el empate, con un expulsado y dos lesiones, y explicó que atraviesan una mala racha que no les permite afianzarse, aunque reconoció que al equipo le faltó "madurez mental" para saber cerrar el partido en Sarandí.

00:00
/
00:00
00:00

River dejó escapar dos puntos en el Viaducto y se fue con una mala sensación de la cancha de Arsenal, por haber empatado un partido que parecía estar ganado, pero que se complicó por la expulsión de Gonzalo Montiel y las lesiones de Milton Casco y Gonzalo Martínez.

"Posiblemente se hable demasiado de si tenés un plantel largo, corto, esta semana va a ser así. Lo importante es que uno no maneja algunos imponderables que pasan en el fútbol y, ante esas cosas, yo lo llamo una mala racha, porque nos vienen pasando cosas increíbles", indicó Marcelo Gallardo al retirarse del estadio.

Estamos remando contra lesiones, expulsiones, y vamos acomodando la cosa, pero esperemos que se corte esta racha

"Me preocupa el tema de las lesiones, estamos pasando por una racha totalmente negativa. En cuanto a la expulsión, me pareció totalmente exagerada. A partir de ahí empieza a condicionarnos el partido. Pero será una apreciación del árbitro, a mí me pareció que no era para una expulsión", agregó.

El entrenador lamentó la falta de inteligencia para saber defender la ventaja: "No terminamos de cerrarlo y a veces se genera eso de que todo lo bueno que hacés se diluye porque no terminás de cerrar los partidos. Son cosas que nosotros tenemos que absorber y tratar de corregir. Hay algunas cosas que no podemos manejar, como el tema de las lesiones. Eso a veces no suele ser fácil".

¿Cuál fue la principal falencia del equipo? "Hoy creo que hicimos la diferencia, en el segundo tiempo fuimos a buscar el segundo gol, lo conseguimos y estábamos bien. No pasaba por una situación de contundencia, sino después por sostenerlo desde lo mental, que en estos partidos necesitás de esas cualidades para salir adelante. Y eso hoy nos faltó, en Paraná también", indicó.

"Manejar los partidos es una cuestión de madurez, de saber llevarlo al lugar donde más te conviene jugarlo. En el partido de hoy nos pasó factura la expulsión, porque hasta ahí estábamos bastante bien, no había chances de que nos dañara. No supimos en esos 10, 15 minutos después de la expulsión, no supimos acomodarnos y terminar mejor o más tranquilos el partido", señaló.

Por último, aceptó que no sabe cómo hará para formar el equipo que saldrá a la cancha el próximo sábado contra el líder: "Veremos, iremos viendo de qué manera vamos armándonos, hoy seguimos teniendo algunos inconvenientes, sobre todo en el transcurso del partido, así que veremos en la semana cuáles son los jugadores con los que vamos a contar para un partido tan duro como el de Estudiantes".


 

ptiy2

“Nosotros solos nos complicamos”

El Pity Martínez, que fue el mejor jugador del Millo esta noche, habló tras el encuentro y aseguró sin rodeos que River no ganó porque se complicó solo. Se mostró preocupado por su sobrecarga muscular, por los puntos perdidos hoy y, además, contó cómo fue su tanto. 

River empató ante Arsenal tras estar en ventaja por dos goles. Una noche muy fastidiosa para el Más Grande que, encima, terminó con varios lesionados, un expulsado y un rendimiento preocupante. Para colmo, la próxima fecha enfrenta al líder del torneo, y Gallardo deberá improvisar piezas en la diezmada defensa. El punto positivo del equipo esta noche fue sin dudas Gonzalo Martínez, autor de un golazo y de gran partido, y además el primero que enfrentó a los micrófonos tras el cotejo: “Nosotros solos nos complicamos. La expulsión y lo de Milton (afuera por lesión) nos complicó. Ellos no estaban para hacer dos goles”.

El ex Huracán, expuso los motivos futbolísticos por los que, según él, el Millonario no pudo mantener el resultado: “Los dejamos venir mucho, en vez de salir y ser dominantes. Teníamos que estar más firmes. Ganar hoy nos ayudaba para tomar más confianza de la que teníamos, eran tres victorias en una semana. No se nos dio porque no quisimos”.

Por otra parte, el Pity se mostró preocupado por un dolor con el que convivió gran parte de la noche: “Se me puso duro el aductor, siento mucho dolor, espero que pase rápido”. Además, explicó cómo fue su espectacular tanto, que puso el 2 a 0 parcial: “Lo vi al arquero adelantado, por suerte pudo entrar”, aseguró, y concluyó dejando un mensaje para sus compañeros lesionados: “Somos un plantel corto, esperemos que se recuperen pronto”.






River 1 Rafaela 0
 

andres

En una noche sin fútbol, River venció con lo justo a Rafaela

El Millonario jugó un partido muy malo, pero apareció la zurda de D’Alessandro de tiro libre para darle la victoria por la mínima a River. No sobró nada…

Noche extraña en el Estadio Monumental . Ni había comenzado el partido y ya había incidencias en el partido: Nacho Fernández se lesionó en el calentamiento precompetitivo y no saltó a la cancha, y tras ese acto, Delfino expulsó a Gallardo por la tardanza. 

Siguiendo la tendencia problemática del inicio, River fue un caos durante toda la noche. Si bien hay gran merito en Rafaela que no dejó hacer el juego fluido que tanto caracterizó al Millonario cada vez que hizo de local, tanto individualmente como colectivamente fue un desorden lo hecho por el equipo local. 

En el complemento todo seguía igual. Pese a los ingresos de Iván Rossi y Andrés D’Alessandro, River no generaba riesgo al arco de Hoyos. Sin embargo, ya cuando quedaban quince para el cierre, un tiro libre que se desvió en la barrera del Cabezón le dio el ansiado triunfo al equipo del Muñeco.


 

Jugador x jugador vs. Atlético de Rafaela

 
 
Jugador x jugador vs. Atlético de Rafaela
POCO PARA RESCATAR. River ganó con lo justo. (Foto: Fotobaires)
 
 

Los puntajes asignados por La Página Millonaria a cada futbolista de River en la victoria 1-0 frente a La Crema, correspondiente a la séptima fecha del Campeonato 2016/17.

1-Augusto Batalla (6,5): tuvo una atajada extraordinaria sobre el final del primer tiempo para negarle la apertura del marcador a Ramiro Costa. En el segundo tiempo exhibió algunas dudas, aunque sin consecuencias.

4-Jorge Moreira (6): fue de menor a mayor. Si bien es cierto que padeció algunos inconvenientes a la hora de la marca, creció y terminó siendo importante para proyectarse durante el complemento.

2-Jonatan Maidana (7,5): una muralla tanto para el retroceso como los cierres oportunos, cruzando al ras del césped o con un timming excelente con la pelota en el aire. Lógicamente, fue muy aplaudido por los hinchas.

3-Arturo Mina (6,5): más allá de sus desprolijidades a través del exceso de pelotazos, tuvo intervenciones clave en los últimos minutos, mediante cierres en el momento justo.

20-Milton Casco (5): alternó acciones acertadas con otras equivocadas. Le costó bastante en la etapa inicial, mejoró en la segunda parte y hasta cerró en un riesgoso contragolpe rival.

18-Camilo Mayada (4): titular de urgencia por una lesión lumbar de Ignacio Fernández durante la entrada en calor, el uruguayo le puso ganas a la posición de volante central. Sin embargo, nunca le encontró la vuelta.

23-Leonardo Ponzio (5,5): prolijo en la distribución y con intermitencias a la hora de la recuperación, aspecto donde durante determinados pasajes sufrió desacoples.

35-Tomás Andrade (6): tuvo como punto de partida la banda derecha, zona en la que a veces inquietó a los rivales, ocasionando infracciones. Le faltó compañía para generar sociedades y desprenderse más rápido del balón.

10-Gonzalo Martínez (4): pese a que buscó siempre, prosperó en pocas oportunidades. Provocó algunas faltas y supo hallar espacios, aunque fue impreciso en la resolución.

11-Sebastián Driussi (4): entre su aporte escaso en el circuito ofensivo y la falta de abastecimiento, no rindió esta vez. No pudo controlar bien la pelota en su única posibilidad, al comienzo.

13-Lucas Alario (5): de pobre labor en el primer tiempo, mejoró luego. Si bien tuvo apenas una chance, mediante un cabezazo de Lucas Hoyos, supo asociarse y moverse en función de las necesidades del equipo.

Ingresaron

21-Iván Rossi (6): su ingreso desde el inicio del complemento brindó mayor claridad en el medio. Sin acciones brillantes, fue tan preciso como inteligente para cada pase.

22-Andrés D'Alessandro (7): la entrada del Cabezón fue indispensable porque, además de ponerse el equipo al hombro, le dio mayor agresividad en los metros finales y, como si fuera poco, el gol del triunfo en un tiro libre que se desvió en la barrera.


 

30728-river-rafaela-11

Las Claves: Sin merecerlo

Tras un mal partido y un importante guiño de la suerte, River Plate derrotó a Atlético Rafaela por 1 a 0 en el Monumental

Minutos difíciles: Desorientación pura se vivió en el Monumental desde la lesión de Ignacio Fernández en el precalentamiento hasta la salida de River Plate al campo de juego, sumado a la expulsión de Marcelo Gallardo por salir tarde a la cancha. El inconveniente surgido con el ex volante de Gimnasia de La Plata provocó que Camilo Mayada deba entrar a jugar casi como un doble cinco, aunque nunca se adaptó al partido y termino siendo reemplazado por Iván Rossi, de regular partido.

Duro planteo rival: Claro que siempre se tiende a mirar un solo lado de la cancha y analizar únicamente la actuación de River Plate, pero hoy el conjunto visitante ejecutó un partido casi a la perfección y mereció haberse llevado, como mínimo, un punto del Monumental. Sin retrasarse, con audacia, temple y cerrando los canales de pases para que el Millonario no pudiera elaborar su juego en ningún momento del partido.

Salvó las papas: Quizá  el gol sea lo que más resonó del encuentro de Andres D’Alessandro, que a pesar de haber definido el partido, no tuvo unos buenos minutos y perdió demasiadas pelotas, algo totalmente inusual para el 22. Sin embargo, con ese pie que tienen los distintos y una cuota importante de suerte, el Cabezón desequilibró el marcador a favor del conjunto millonario para que los tres puntos queden en casa.

A pura suerte: Si, River sumó tres puntos en la tabla de posiciones pero solamente eso se puede rescatar de una noche en la que el conjunto de Marcelo Gallardo estuvo desconcertado y no encontró la forma en ningún momento. La presión no salió de forma coordinada y la elaboración se vio interrumpida a cada ocasión. En fin, de forma totalmente caprichosa, la pelota decidió entrar en el arco visitante tras un rebote en un jugador de Rafaela y ese fue el único merito para ganar un partido en el que fue decididamente menos que su rival.


 

Y D’Alessandro lo gritó con el corazón abierto

El zurdo se vistió de héroe y se desahogó tras el gol de la victoria: se señaló el escudo justo cuando había quedado en el banco. Contra Unión no puede faltar...

 
 
El zurdazo del 22 se desviará en Campi y será el gol con el que River ganó apretado.

llamaba la atención. Y mucho. Marcelo Gallardo había sorprendido a todos en la práctica del viernes cuando le dio a Andrés D’Alessandro la pechera celeste de los suplentes. Y más sorprendió todavía que, ausente Nacho Fernández a último momento anoche, el Muñeco siguiera con su postura de dejar en el banco al Cabezón. Y la sorpresa quedó justificada en el segundo tiempo: cuando finalmente el 22 ingresó por Tomás Andrade y pocos minutos después clavó de tiro libre el gol que gritó todo el Monumental y que le dio la victoria a River en un partido complicadísimo, incómodo, deslucido. El zurdazo de Andrés se desvió en Campi y se clavó en el medio del arco, dejando sin chances a Hoyos. Un gol que pareció casi un homenaje al Beto Alonso y ese recordadísimo zurdazo de tiro libre que rebotó en la mano de Roberto Passucci y se le metió a Gatti para el 2-0 histórico en la Bombonera el 06/04/86.

Y el Cabezón lo gritó con todo, se señaló el corazón y hasta metió dedicatoria especial: corrió hacia un lateral y apuntó al palco en el que estaban sus amigos y familiares, en la Belgrano media. Sí, se desahogó después una decisión del entrenador que, está claro, no le habrá gustado. Es más: después del partido no sólo no quiso hablar con la prensa sino que hasta se negó a hacerlo con la web oficial. ¿Prefirió no dar declaraciones para no disparar contra nadie? Es verdad, D’Alessandro no brilló mientras estuvo en cancha y no pudo escaparle del todo al tedio que fue el partido para River, pero termina siendo la figura por peso específico y por un gol que vale oro. Tanto como valdrá el partido del próximo jueves en Mar del Plata frente a Unión por los cuartos de final de la Copa Argentina: con la actuación de ayer, por si todavía quedaban dudas, el 22 parece haberse ganado un lugar entre los 11 titulares en un encuentro clave para el futuro de River y para el suyo: entrar a la Copa Libertadores puede ser un factor clave para que decida continuar en Núñez después de diciembre...



 

Esta vez no Andruvo...

Andrade siguió como titular, pero no logró desnivelar. Fue quien salió para que entrara el Cabezón.

 
 
Andrade salió para dejarle su lugar a D'Alessandro.
 

Venía bien. De hecho, Tomás Andrade recibió otro espaldarazo de Marcelo Gallardo a causa de buenos rendimientos. El pibito de las Inferiores del club había hecho un gran partido frente a Vélez y se había salvado de un mal nivel general del equipo en Paraná, pero anoche cayó en la misma confusión que tuvo todo River durante los 90 minutos. Sin Nacho Fernández, debió retroceder un poco más para agarrar la pelota pero nunca logró ser la manija del equipo cuando más lo necesitaba: encaró y le metió un bueno pase a Driussi, pero le faltó continuidad. Los defensores y los volantes de la Crema se lo comieron siempre y el pibe, este vez, no se fue contento.

 

30742-dsc_1856

Rossi sí

En una nueva edición de La Lupa, nos centramos en el rendimiento individual que sostuvo Iván Rossi en los 45 minutos que disputó en lo que fue victoria del Millonario uno por cero ante Atlético Rafaela.

Y un día, después de largas semanas de espera, tuvo su chance. Ingresó en el entretiempo por un Mayada que no logró desempeñar la función que Nacho Fernández -lesionado en el calentamiento previo al encuentro- realiza habitualmente.

El ex Banfield se ubicó en las cercanías del círculo central y se encargó de distribuir la pelota y así darle algo de juego al Millonario. Si bien su actuación no fue descollante, jugó con una simpleza y claridad -a uno o dos toques- que lo destacan en un partido con muy poco fútbol.

Mantuvo la pelota en el piso y fue preciso para pasársela a sus compañeros, algo que a Gallardo le gusta y mucho. Dicen que las oportunidades en River son muy pocas y hay que aprovecharlas, y hoy, Iván Rossi sí que lo hizo…


 

"Hubo mucho mérito del rival"


30758-dsc_1675
 
 
 

El Pity adjudicó el flojo rendimiento colectivo de River al correcto planteo del rival. Autocrítico, reconoció que no fue su mejor partido.

River jugó mal. Ganó, es cierto, pero no generó situaciones de riesgo, le faltó volumen de juego y dio un paso hacia atrás en lo que refiere al nivel de equipo. Tras el 1 a 0 sobre Atlético de Rafaela, Gonzalo Martínez habló con la prensa y vinculó esta pobre tarea a lo hecho por el conjunto santafesino: "No le encontramos la vuelta al juego, nos era más fácil tirársela a los delanteros e ir a buscar la segunda pelota. Nos costó leer el partido, pero hubo mucho mérito del rival".

La Crema le negó espacios a River y el Pity lo sintió: "Cuando la agarraba yo tenía dos hombres encima. Hubo un gran mérito de ellos. Los equipos siempre dan un poco más contra nosotros. Es normal. Nosotros tenemos que jugar contra el rival y contra ese 10% extra que dan siempre. Hoy nos costó un poco.

Los equipos siempre un poco más contra nosotros

Si bien se mostró satisfecho por haber vuelto a jugar tras dos partidos de ausencia (fue expulsado ante Defensa y Justicia), el ex-Huracán sabe que debe dar mucho más. "No estuve fino en los centros. Desbordé bien, me saqué los tipos de encima, pero no pude tirar buenos centros", aseguró.

La conexión con Andrade y con D'Alessandro no funcionó de la mejor manera: "Hoy no nos encontramos tanto porque no nos dejaron jugar en el medio. No nos dejaban espacios y se hizo muy difícil. Cuando entró Andrés, el partido estaba muy de ida y vuelta, con mucho pelotazo. Creo que fue dos veces que nos encontramos, pero nada más"

Por último, contó lo que habló con el Cabezón previo a la ejecución del gol de tiro libre: "Me dijo que por ahí era poca la distancia para buscar el centro. Lo consultamos y le dije que le pegue al arco. Él tiene una gran pegada y tuvo la fortuna de que se desvío un poco".



Mina: "Había que ganar para retomar la confianza"

 
mina
 
 

El defensor de River reconoció que el plantel necesitaba el triunfo desde lo anímico y remarcó la importancia de saber cómo obtener la victoria cuando desde el juego no se puede.

Hubo poco para rescatar del pobre rendimiento de River, que ganó casi sin merecerlo contra Atlético Rafaela. Dentro de lo positivo está el resultado, que le permitió al plantel recuperarse de la caída en Paraná.

"Era importante. Había que ganar para nuevamente retomar esa confianza de grupo y eso pasó. El grupo está contento, la gente está contenta", admitió Arturo Mina al retirarse del estadio.

"Hay veces que uno gana jugando lindo y otros partidos que hay que meter, pero nosotros siempre mantuvimos la calma a pesar de ser un partido difícil. Ellos vienen acá a cerrarse y a jugar de contragolpe. Por ahí nos faltó un poco, pero lo pudimos sacar adelante", agregó.

Consultado sobre el cruce fundamental que tuvo en una de las últimas jugadas, comentó: "Una pelota muy complicada que por ahí no se puede fallar. Creo que la hice justa".

 



 

30776-dsc_2160

“La gente me brindó mucha confianza”

Ivan Rossi se refirió a su debut en el Estadio Monumental en lo que fue victoria 1-0 ante Atlético Rafaela. Además, llenó de elogios a Leo Ponzio y admitió que el apoyo que le brinda el hincha de River es gratificante.

Ingresó por la puerta de atrás, pero lo hizo de la mejor manera. Ignacio Fernández se lesionó en la entrada en calor y fue Mayada el elegido para suplantarlo. 45 minutos bastaron para que el uruguayo se vaya reemplazado por un Rossi que supo aprovechar su oportunidad.

A esto se refirió el ex Banfield, quien lamentó la ausencia del volante titular a tan poco tiempo del inicio del encuentro: “Nacho venia jugando desde el principio del torneo y fue una baja muy importante. Por suerte Cami (Mayada) lo hizo muy bien y después me tocó a mí, así que intenté estar tranquilo”.

Luego, analizó su debut y reconoció que el capitán del Millonario fue elemental en su desempeño: “Me sentí bien. Al principio estaba un poco ansioso, pero Leo (Ponzio) me dio confianza y me tranquilizó. Es un jugador con mucho peso en el club, trato de escucharlo y prestar atención a lo que hace”.

Por último, hizo referencia al cariño de la gente del Más Grande pese a estar dando sus primeros pasos en una institución tan grande: “La gente me recibio muy bien, cada jugada que hacia me levantaba con aplausos. Esa confianza es muy importante para alguien que recien esta comenzando en un club como River”.



 

El peor arranque

Nacho Fernández sufrió una lesión en el calentamiento previo al partido y tuvo que ser reemplazado antes de salir al campo de juego. Por el retraso, Marcelo Gallardo fue expulsado.

Mal arranque para River. Nacho Fernández sufrió una contractura lumbar y no pudo salir al campo de juego. El ingreso del equipo de Gallardo se demoró unos minutos. Finalmente, el Muñeco resolvió que sea Camilo Mayada el reemplazante del compañero de Ponzio en la mitad de cancha y por el retraso del equipo, que no salió a horario, el DT del Millonario fue expulsado.

Todavía no se precisó la gravedad de la lesión, ni cuánto pueda demandarle la recuperación. Lo cierto es que las complicaciones llegaron desde muy temprano al Monumental.





PATRONATO 2 RIVER 1

patronnnn

El Patrón del mal

River otra vez no pudo mantener la ventaja y dejó pasar una chance importante. Un patrón que se repite, justamente frente al Patrón de Paraná, que se llevó una épica victoria por 2 a 1

Los de Gallardo perdonaron a Patronato una y otra vez, en lo que fue un muy buen primer tiempo a puro toque e intención de atacar. En el complemento, el equipo se cayó a pedazos y le dieron vuelta un partido que parecía totalmente controlado. La creación de juego desapareció, los delanteros quedaron inconexos y la defensa hizo agua por todos lados. Entre ríos de centros, River se ahogó.

El Millonario arrancó el partido presionando bien arriba e intentando triangulaciones entre los hombres de ataque. A los 5 del primer tiempo, Sebastián Driussi quedó pie a mano con Bertoli, en un aviso de lo que iba a suceder apenas dos minutos mas tarde. Buena combinación de un explosivo Tomi Andrade con el goleador del campeonato y definición esquinada para, esta vez sí, lograr romper el cero y poner a River 1-0. 

A partir de la apertura del marcador, el Más Grande se acomodó en el campo y manejó los hilos del encuentro a su parecer. Distribuyendo el balón con Andrés D’Alessandro y Nacho Fernández a la cabeza, profundizó en reiteradas ocasiones con el desequilibrio innato de Andrade y los laterales que se hicieron constantes en la ofensiva. Sin embargo, desperdició una gran cantidad de oportunidades y no supo aumentar el marcador. La figura del plantel, Lucas Alario, estuvo totalmente desconectado del juego y no pudo generarse su chance. El Rojinegro también tuvo las suyas, pero se topó con un Augusto Batalla que respondió de buena manera. 

El segundo tiempo fue directamente para el olvido. O al contrario, para ver una y mil veces hasta encontrarle una explicación a un equipo que no pudo sostener el marcador -ni una idea de juego- contra el último de la tabla (que a propósito, se encontraba en zona de descenso) y regaló 3 puntos valiosísimos para la pelea por la punta. Un mediocampo que perdió el control y el manejo del partido, la pelota que ya no llegó a los puntas y una defensa central que fue de lo peor en mucho tiempo. A un ídolo como Jony Maidana, que viene sufriendo un bajón futbolístico, se le sumó la nefasta performance del ecuatoriano Arturo Mina, que se vio superado por la redonda en ambos goles. De esta forma, los entrerrianos consiguieron convertirle a River la misma cantidad de goles que llevaban marcados en todo el campeonato. De no creer.

Gallardo mandó a la cancha a Rodrigo Mora, Denis Rodríguez e Iván Alonso, pero poco pudieron pesar los tres jugadores ofensivos en un conjunto que mostró su peor cara en el complemento. Para colmo, el ex-Newell’s se fue expulsado -presuntamente- por insultar al árbitro y D’Alessandro terminó peleándose con todos los rivales porque no le devolvieron el balón luego de un pique, hecho que derivó en el tanto de la victoria. ¿Algo para rescatar? El desparpajo del pibe Andrade, el gran momento que atraviesa Driussi y un Batalla estupendo que salvó al equipo de un papelón.

 

1x1pat

Uno por Uno: Patronato – River (Paraná)

Estos son, para nosotros, los puntajes de los jugadores de River correspondientes al rendimiento de cada uno en el partido ante Patronato, por la sexta fecha del torneo local 2016, disputado el 16 de octubre. 

Augusto Batalla (7): Sin responsabilidad en los goles, había salvado lo que podría haber sido el 1-1 en el primer tiempo (con foul) y el 2-1 en el complemento. 

Jorge Moreira (4): Desaparecido en democracia. La tocó poco y cuando lo hizo no gravitó en ofensiva. Atrás, sufrió el desborde que deriva en el segundo gol rival.

Jonatan Maidana (4): Otra vez, muy flojo de arriba y también de abajo. Lo complicaron los delanteros rivales y cometió varias infracciones innecesarias al no poder ganar en el uno contra uno.

Arturo Mina (3): De mayor a menor. Se había afianzado en el primer tiempo, pero en el complemento hizo absolutamente todo mal. Cometió errores en la salida, en rechazos y en la marca. Y salió en la foto de los dos goles rivales. 

Milton Casco (6,5): Importante para escalar por la izquierda y también al tirarse al medio. Apareció por sorpresa por esos sectores, aunque le faltó jugársela más para la individual en algunas acciones. 

Leonardo Ponzio (5): También comenzó asentado y se fue apagando, sobre todo en la marca. En el segundo tiempo vio cómo Patronato movía la pelota de un lado a otro. 

Ignacio Fernández (5): Impreciso y poco presente en el complemento. Antes había tenido peso, pero no fue constante. En el segundo tiempo, apenas un buen centro desde la izquierda.

Tomás Andrade (6,5): Dio pinceladas de su talento una vez más y mostró que se está afianzando de a poquito. Participó activamente del juego hasta cuando el equipo sintió la merma futbolística. Bien.

Andrés D’alessandro (5): Como el resto, mostró dos caras. En el primer tiempo fue el eje del equipo, pero en el segundo no gravitó en ofensiva y sólo tocó hacia los costados.

Sebastián Driussi (7): En estado de gracia. Aportó movilidad, gambeteó tres rivales y la colocó junto a un palo para confirmar que vive un momento fantástico. Lo malo: es el único punto alto de un equipo muy pobre. 

Lucas Alario (3): Completamente desconectado del partido. Le llegó poco pero la buscó menos, y su falta de participación fue constante durante los minutos en los que estuvo en el campo. Tal es así que Gallardo lo reemplazó.



 

driussi-vs-patronato-2016

Destacado: Sebastián Driussi

El delantero anotó el gol de River en la derrota 2-1 frente a Patronato en Paraná por la fecha 6 del Torneo Local y además, sigue siendo el máximo artillero del campeonato.

Los primeros minutos de Driussi fueron frenéticos. Tuvo la oportunidad de abrir el marcador pero Bertoli le negó posibilidad aunque un instante convirtió el tanto del Más Grande lo que demuestra su gran momento. El mejor desde que debutó.

En el primer tiempo –sobre todo en la primera media hora- se lo vio participativo y con intención de triangular con los mediocampistas para generar más jugadas de gol. Terminó teniendo una aceptable actuación en la etapa inicial.

En el complemento, cayó al igual que todo el equipo. No pudo ser punzante en los últimos metros ni tampoco tuvo la posibilidad de juntarse con sus compañeros. De a poco, su actuación se fue diluyendo.

Antes de comenzar este semestre no se sabía si Driussi iba a seguir jugando River. Por pedido del entrenador, se quedó y hoy es titular indiscutido, goleador del campeonato y uno de los mejores jugadores del equipo.



 

180-dsc_7547

Las Claves: La falta de constancia y efectividad costaron el triunfo

En un partido que, a pesar de arrancar con ciertos puntos interesantes, dejó mucho que desear en materia de juego, River Plate perdió 2 a 1 en Paraná ante Patronato.

Toqueteo en velocidad: ¿Cuántas veces en el primer River de Gallardo se destacaba continuamente la facilidad que tenían los delanteros para pasar la pelota en alto ritmo y así dejar parada a cualquier defensa? Hoy ese claro estilo que tenía la banda en 2014 apareció con todo su esplendor en Paraná para que la última línea de Patronato vea, en más de una ocasión, como el balón se escurría entre sus pies dejando varias veces a los jugadores riverplatenses con claras chances de marcar. Lástima que sólo fue durante el primer tiempo…

Costó caro: Si, tres puntos insólitos pierde River en la tabla de posiciones ante un equipo que llegaba último y con apenas un gol a favor en los cinco partidos del torneo. La falta de efectividad en un primer tiempo que mostró al millonario muy superior a Patronato fue el punto clave para que el conjunto de Núñez no haya podido llevarse un triunfo que mereció por lo hecho en los primeros 45 minutos y que tiró por la borda en un pésimo segundo tiempo.

La merma del segundo tiempo: Vaya uno a saber si fue por falta de piernas, si la cabeza jugó una mala pasada tras un primer parcial de amplia superioridad o se debe a un gran mérito de un rival que una vez que se acomodó en partido fue difícil poder entrarle y romper el duro esquema que planteó para finalizar con la superioridad millonaria en Paraná. También, la entrada del número 20, Lautaro Comas, fue indispensable para la generación de juego y desequilibro del equipo de Forestello.

No es sorpresa: “Acá siempre va a jugar el que esté mejor y quien se adapte a su rol en el equipo”, fueron las palabras que entregó Marcelo Gallardo en la semana y son la muestra exacta de por qué Sebastián Driussi hoy es, quizá, el hombre destacado del torneo millonario con 6 gritos sagrados en 6 partidos. Ese delantero que se tira atrás para generar juego y juntarse con los enlaces parecía hecho a la medida del gordo, que tan solo meses después de estar a punto de abandonar la institución millonaria pagó con creces la confianza depositada en él.

 

ala-mala-noche


La Lupa: Alario nunca se enchufó

El delantero que viene de ser convocado por el Patón Bauza tuvo un sorprendente flojo desempeño no habitual en él. Su actuación fue para el olvido al igual que el segundo tiempo de todo el equipo.

Noche oscura en Paraná. Tras una primer mitad más que aceptable, por la ventaja y el buen juego logrado, todo se desmoronó en el complemento cuando Patronato lo dio vuelta 2 a 1.

Dentro de muchos niveles irregulares, Alario fue de lo más bajo llamativamente en él. Ya en la primera mitad se lo veía inconexo con el buen caudal ofensivo logrado por los volantes y un Driussi picante. Sin embargo, se lo notaba caprichoso y no logró nunca pesar en el ataque. 

En los segundos 45 minutos, no cambió mucho y salió reemplazado por el uruguayo Rodrigo Mora. Se pone la lupa en el ‘Pipa’ por lo raro que se lo notó toda la noche. Es un delantero que le gusta pelear todas las pelotas, pedirlas, pero hoy no fue así. Qué sólo sea una mala noche…


 

En foco: Andrade encontró su mejor versión

Getty

El juvenil integró una vez más el equipo titular pero esta vez, a diferencia de las anteriores, se lo vio más participativo y preciso. Buen partido del pibe que busca ganarle el puesto a Gonzalo Martínez.

River cayó 2-1 ante Patronato en Paraná y encendió las alarmas. El millonario jugó un gran primer tiempo, pero la segunda parte tuvo un rendimiento paupérrimo y el local se lo llevó por delante y logró dar vuelta el partido. El aspecto positivo de la noche fue el rendimiento de Tomás Andrade. 

La primera parte sin dudas fue muy buena por parte del Más Grande, aunque no concretó las ocasiones que generó. A los 6′, Driussi marcó el 1-0 mientras River se floreaba. Por su parte, Andrade era quién más participaba del juego. Recostado sobre la derecha formó un buen tándem con Casco y fue quien se encargó de cambiar el ritmo. Tuvo buenas apariciones junto a D’Alessandro, con quien más se conectó. Tuvo una chance con un disparo desde afuera del área que supo contener el arquero local.

En la segunda etapa se lo vio un poco más apagado, como a todo el equipo. Tuvo apariciones fugaces en las que llegó al fondo y completó alguna que otra jugada personal. Tiró varios centros peligrosos que ni Driussi ni Alario pudieron conectar.

En líneas generales, Andrade jugó su mejor partido en la primera de River. ¿Le alcanzará para ganarle el puesto a Gonzalo Martínez?



 

Ingreso negro

Denis Rodríguez ingresó a falta de 15 minutos, pero se fue expulsado sobre el cierre por una pelea tras el segundo gol.

No fue el mejor arranque de Denis Rodríguez en River. Tras haber jugado 17 minutos en el triunfo sobre Vélez, ingresó a los 30 de la segunda mitad de la derrota contra Patronato y se fue expulsado sobre el cierre.

Todo comenzó en una jugada en al cual el ex Newell’s quiso darle la pelota al local tras un pique. Sin embargo, los rivales lo presionaron antes de que pudiera devolverla y se vino el gol del triunfo del local.

Ahí estalló la bronca: entre D’Alessandro y Denis Rodríguez comenzaron a pelearse con los rivales y terminó con el 8 fuera del campo.


 

Chau, invicto

 
 
Chau, invicto
DESCONTROL. River perdió el partido sobre el final. No caía desde mayo. (FOTO: Fotobaires)
 

Por primera vez oficial en la temporada 2016/17, River perdió un partido. Antes de caer contra Patronato, registraba siete victorias y tres empates.

Paraná es una tierra que hasta ahora resulta adversa para El Más Grande. Aquí nunca pudo llevarse los tres puntos, debido a que mordió el polvo de la derrota dos veces frente a Patronato e igualó 1-1 en mayo de 2003, cuando Unión se mudó de Santa Fe a raíz de las graves inundaciones.

Sin embargo, esta vez el dolor fue extra. Es que River perdió por primera vez oficial en la temporada 2016/17. Registraba siete victorias y tres empates entre el torneo, la Recopa y la Copa Argentina. La última caída había sido el viernes 20 de mayo, cuando Arsenal se impuso 2-1 en Sarandí.

Pese a que Sebastián Driussi abrió la cuenta cuando iban seis minutos de la etapa inicial, Patronato revirtió la historia en la segunda parte. El chileno Gabriel Vargas señaló el 1-1 y Lucas Márquez, también de cabeza, marcó el 2-1 definitivo a segundos de que se cumpliera el tiempo reglamentario. ¿Y la vez anterior que al Millonario le dieron vuelta un partido? A pocos kilómetros de aquí, en Santa Fe, 1-4 contra Colón, el 13 de marzo pasado.


 

Gallardo: "Me voy con bronca porque dormimos"

 
 
 

El Muñeco explicó que no era un partido para perder y aclaró que, más allá de la falta de fair play de Patronato, River debió estar atento por el momento delicado del encuentro y no lo hizo.

River perdió un partido increíble. El Millonario comenzó con todo y estaba casi para golear, pero se dejó estar y Patronato lo dio vuelta sobre el final.

"Me voy con mucha bronca porque no era un partido para perder. Lo perdimos por nosotros, no supimos cómo hacer para sostener ese muy buen primer tiempo que habíamos hecho", lamentó Marcelo Gallardo.

En conferencia de prensa, el Muñeco explicó que, más allá de la falta de juego limpio por parte del local en la jugada del segundo gol, la responsabilidad es exclusivamente de River por no estar atentos.

"Son cosas que pasan ahí dentro de la cancha. Lo que no me parece es que no hubo fair play, esa honestidad que tiene que haber cuando pasa una cosa como esta. Pero bueno, cada uno con su consciencia. Ellos sacaron una ventaja a través de eso y nosotros dormimos. Y eso es un problema nuestro, no del árbitro ni del rival", aclaró.

"En esa primera media hora hicimos un muy buen partido, no lo pudimos sostener. Empezamos a perder el control del partido, se hizo parejo, y en el segundo tiempo después del gol no fue lo mismo. Podríamos haber ampliado la superioridad que había en el juego. Hicimos un gol, tendríamos que haber sido más decisivos. Lamentablemente habíamos mostrado cosas muy buenas", agregó.

"Esa es la sensación con la que te vas: hubo muy buenas cosas a favor nuestro en el campo de juego y no lo pudimos sostener. La derrota es dura porque no estaba dentro de lo que nosotros pretendíamos, pero sobre todo por cómo se dio", cerró.


 

dale

“Morir con esta idea me da orgullo, pero no merecimos perder”

D’Alessandro hizo un análisis del partido y se mostró conforme con la idea de juego, pese a no obviar la autocrítica. Además, cargó contra los jugadores de Patronato y toda la hinchada entrerriana.

River dejó pasar la chance de seguir prendido arriba con un paupérrimo segundo tiempo. El referente del plantel realizó un balance de lo ocurrido en una noche fatal: “Tuvimos 25 minutos de buen juego. Los últimos minutos perdimos la pelota. Merecíamos más por lo que habíamos hecho. Es una cancha difícil y un equipo complicado que nos complicó con los centros. El resultado es inmerecido. El rival presiona también. Buscamos hacer lo del primer tiempo durante todo el partido”.

“El 1-0 quedó corto. El segundo tiempo sabíamos que nos iban a presionar. Salimos medio dormidos. Tenemos que ser autocríticos y saber que hay cosas por mejorar”, admitió Mandrake luego de dejar escapar los tres puntos que parecían en el bolsillo. Por otro lado, valoró la intención de controlar el balón: “Estamos acostumbrados a salir jugando, a tener la pelota al pie, pero el rival a veces no nos deja. Hay que seguir por el mismo camino. Prefiero perder así. Morir con esta idea me da orgullo, pero no merecimos perder”.

Sobre el final del encuentro, los futbolistas del Rojinegro fueron a trabar cuando Andrés estaba devolviendo la pelota tras un ‘pique’. La jugada derivó en el gol de la victoria y D’Alessandro explotó contra el plantel local: “Existen códigos y hoy los códigos no estuvieron. No existió el fair play. El fútbol es para vivos, pero lo dije en la conferencia la semana pasada, el argentino no respeta. Es muy difícil. Cuando te puede sacar ventaja, te mata.Es un trabajo de los grandes llevar ese camino y demostrar el buen ejemplo. Eso es lo que se hace en River, no sé lo que hacen en otros equipos”.

En continuación con su bronca, protestó contra los anfitriones por el frecuente maltrato recibido: “Cuando venimos al Interior, a los porteños nos dicen de todo como si fuéramos de otro país. Hay una bronca muy grande con el que es de Capital. Suena repetitivo, pero es la verdad. Siempre en el Interior nos tratan mal por ser de Buenos Aires, pero ya sabemos que es así”.





RIVER 3 VELEZ 0



driussii

Publicada el 1 de octubre de 2016 |0 Comments

Una goleada para volver a ganar confianza

River venció a Vélez por un contundente 3 a 0 y se recuperó tras dos empates consecutivos por el torneo local. Sebastián Driussi, figura excluyente, convirtió nuevamente por duplicado y Lucas Alario marcó el restante de penal.

El Millonario necesitaba un partido como éste. Luego de haberse puesto en ventaja en sus dos últimos cotejos, se había tenido que ir con la cabeza abajo tras no poder mantenerlo. Pero esta vez fue distinto. En un encuentro que se desnaturalizó desde los primeros minutos, cuando a los 7 minutos el árbitro expulsó al velezano Blás Cáceres, por pegarle un codazo a Andrés D’Alessandro. A diferencia de otras oportunidades, el Más Grande supo aprovechar el hombre de menos que tenía el rival y tomó las riendas del match.

A las 12′ del primer tiempo, Arturo Mina incursionó en ataque y le cedió el balón a Alario, quien remató con potencia y exigió un rebote del arquero que bien supo capitalizar Driussi. El Millo rompía el cero. Con pocas ideas pero con buen manejo de la pelota, ante un equipo que tan sólo hacía sombra, los de Gallardo mantuvieron la mínima diferencia hasta los instantes finales de la primera parte. 4 antes del cierre, otra vez Driussi apareció en el área y anticipó a Nasuti que quiso despejar y terminó golpeando a la Joya, tiro desde los doce pasos para River. 

Alario remata la máxima pena, pero Aguerre ataja sobre su palo izquierdo. Sin embargo, el asistente de Rapallini cobra adelantamiento y hace repetir la ejecución. Esta vez el goleador cambió de palo y no perdonó. Los rojiblancos sacaban así supremacía de dos tantos contra un Fortín desconsolado por no poder agarrar la pelota y anonadado por los fallos arbitrales que generaron polémica.

Ya en el complemento, a los 10′ D’Alessandro recibió de su pupilo (como él llamó a Tomi Andrade) y metió la pelota en cortada para una nueva presencia en la zona caliente del Gordo Driussi. Disparó entre el cuerpo del portero y a cobrar. River goleaba en la noche del Monumental, para darle un merecido bautismo a la nueva camiseta en honor al máximo ídolo de la institución.

¿El tiempo restante? Puro floreó de la Banda y el “óle, óle” que no paraba de bajar de las tribunas. Con una defensa que supo responder ante los escasísimos ataques del rival, un mediocampo que de a poco aceita el circuito de toques y una delantera que está intratable, el equipo terminó a gusto y cerró una sólida actuación para recuperarse y mantenerse firme en la lucha por la punta. Sobre el final, Rodrigo Mora volvió a las canchas después de más de un mes de inactividad y Denis Rodríguez realizó su debut con el manto sagrado.



1x1velez

P

Uno por Uno: River – Vélez (Monumental)


 

Estos son, para nosotros, los puntajes de los jugadores de River, correspondientes al rendimiento de cada uno en el partido ante Vélez, por la quinta fecha del torneo local 2016, disputado el 1ero de octubre. 

Augusto Batalla (6): Un espectador de lujo. Nunca lo inquietaron y respondió bien en las pocas pelotas que tuvo que descolgar. Con los pies, correcto. 

Jorge Moreira (5): Ida y vuelta constante, pero poca injerencia en los ataques decisivos. Le faltó terminar  más jugadas y decidir mejor. 

Jonatan Maidana (6): Tampoco exhibió problemas en la marca ante un Vélez que nunca atacó. Correcto.

Arturo Mina (7): Por su sector tuvo que trabajar un poco más que la banda derecha de la defensa, y lo hizo con creces. Firme en el uno contra uno y también por arriba, tuvo la confianza para agarrar la lanza y armar ataques como el del primer gol. Y entre un defensor rival y el travesaño negaron el suyo…

Milton Casco (7,5): Fue mucho más incisivo que el lateral del sector opuesto. Se proyectó permanentemente con criterio y fue punzante. Atrás, hizo algunos cierres importantes. 

Leonardo Ponzio (6,5): Bien ubicado y acertado en la distribución y el manejo de los tiempos. Jugó con la cabeza puesta en la temprana tarjeta amarilla que recibió y eso le jugó en contra para marcar. 

Ignacio Fernández (5): Gravitó poco y nuevamente perdió muchas pelotas por trasladar y no largarla. Irregular. 

Andrés D’alessandro (7): Fue el termómetro del equipo, manejando los hilos en el medio y tres cuartos. Tuvo más movilidad que en otros partidos, y asistió perfecto a Driussi para el tercero. 

Tomás Andrade (7,5): Tras un primer tiempo en el que se animó poco, se soltó en el complemento y mostró todo su repertorio. Caños, toques de primera y gambetas hicieron que el hincha se levantara de su butaca durante los últimos 45 minutos. Ahora, tiene que animarse a jugar así de manera más constante. 

Sebastián Driussi (8): Determinante, una vez más. Olfato goleador para marcar el primer gol, pura polenta para generar el penal, y un buen movimiento para decretar la goleada. Cada vez más completo. 

Lucas Alario (6): Le llegó y la buscó poco, pero aún así se las ingenió para participar del primer gol y marcar el segundo, tras el polémico penal. 




driussiiii

 

Las claves: Sin esquemas

En un muy buen partido del conjunto de Marcelo Gallardo, River Plate venció, en el Monumental, 3 a 0 a un débil Vélez por la quinta fecha del torneo local. En El País Menos Algunos repasamos cuáles fueron las tres claves por las cuáles el Más Grande ganó el partido.

El sistema táctico no es tal: ¿Qué se hace con tanto análisis? ¿Cuántas palabras y líneas gastadas sobre este 4-2-2-2? Claro, este esquema no existe. En este caso si, el número es meramente telefónico. ¿Quién puede asegurar que Milton Casco es lateral izquierdo si recibió más de la mitad de las pelotas como doble cinco?, ¿Es alguien capaz de asegurar que Ignacio Fernández ocupa un lugar al lado de Leonardo Ponzio? Si no hay sector del verde césped en que Nacho no se adueñe del balón. Todas las incógnitas que presentaba este parado táctico a priori, hoy llegan a una clara resolución. Todo fue una magnifica demostración de Gallardo que dejó expuestos a muchos que valoran un esquema por sobre los nombres que lo integran.

La gran apuesta: Otra vez aparece Sebastián Driussi en el centro de la escena. El motivo sigue siendo el mismo, los goles. Ese joven que Gallardo decidió priorizar sobre nombres de peso como Rodrigo Mora, Iván Alonso o incluso Marcelo Larrondo, pagó con creces esa posibilidad y ya lleva 6 goles en 10 partidos jugados este semestre. Ya acostumbrado a ser determinante, hoy no solo que volvió a dejar su nombre en el marcador por duplicado, sino que también le convirtieron el penal para que Lucas Alario marque el 2-0 parcial.

Siempre al compañero: Tan simple como suena y tan difícil como es llevarlo a cabo, esta es la idea principal que tiene el conjunto de Gallardo. El balón no se rifa, siempre lo tiene que tener River Plate, cada vez que uno la tiene en su  poder debe dársela al de al lado, o al de la otra punta, no importa a quien pero siempre a uno que tenga la misma camiseta. No, no son enseñanzas de una escuelita de fútbol, son clases técnicas de un entrenador que parece recordar los que muchos ya han olvidado. Tener la redonda es mucho más peligrosa que no tenerla, y el control sobre ella, es el arma más peligrosa para dañar las redes contrarias.

Insaciables: 40 minutos corrían del segundo tiempo, River ya sacaba tres goles de ventaja y el partido estaba claramente definido. Sin embargo, Jonathan Maidana y Arturo Mina seguían en el área rival esperando el córner para buscar un gol más. A pesar de estar todo el encuentro en ventaja, el millonario nunca dejó de buscar el arco contrario a cada momento. Es cierto, de a momentos priorizar tanto la posesión lleva a perder una importante cuota de profundidad, pero hoy ese no fue el problema para River que al gran poder de elaboración le sumó una buena efectividad para imponerse en el marcador sin dejar ninguna duda sobre su juego.






driuuu

Publicada el 1 de octubre de 2016 |0 Comments

El Destacado: Sebastián Driussi

El delantero convirtió dos goles y fue, sin lugar a dudas, el mejor jugador de River en la victoria ante Vélez. Si bien en general el equipo mostró un rendimiento aceptable, aprovechando el hombre de más, Driussi dejó en claro una vez más su gran momento y fue quien sentenció el cotejo.

River ganó, gustó y goleó en su cancha. Como la historia manda. Si bien Vélez se quedó con un hombre menos rápidamente, el Millonario supo aprovechar la situación y jugó a la perfección sus cartas de ataque y defensa. Dentro de ese contexto, el mejor jugador del equipo fue Sebastián Driussi. El delantero surgido en las inferiores del club convirtió dos tantos (uno para abrir el encuentro, otro para sentenciarlo) y volvió locos a los zagueros del Fortín pivoteando y participando constantemente.

Una vez más, Driussi mostró que su mejor versión es en la delantera, sin tanta presión defensiva. Ya lleva varios goles, y su rendimiento lo deja complicado a quien solía ser un habitual titular: Rodrigo Mora, que tras un mes afuera de las canchas tendrá que pelear -y mucho- para recuperar su lugar.

 




driussi

Driussi cortó una racha de 13 años


 

El delantero logró un doblete en dos partidos consecutivos e igualó la producción de Fernando Cavenaghi en 2003.

Sebastián Driussi es la revelación del Millonario en esta nueva temporada y así lo deja demostrado en los números, ya que es el goleador del actual torneo con 5 anotaciones. Comenzó el segundo semestre con el pie derecho, tras romper el cero en la final de la Recopa Sudamericana frente a Independiente Santa Fe y convertir otro tanto en la primera fecha del campeonato, en la goleada frente a Banfield.

En los últimos seis días, marcó nada más y nada menos que 4 goles. Dos en el empate contra Defensa y Justicia el pasado domingo, y dos en el triunfo de anoche versus Vélez Sarsfield. Con ese logro, se transformó en el primer jugador millonario en anotar por duplicado en encuentros seguidos del campeonato argentino en los últimos 13 años.

El anterior había sido un tal Torito Cavenaghi, quien en el Apertura ’03 fue verdugo x2 primero de Colón de Santa Fe (el Más Grande se impuso 2-1) y al juego siguiente frente a Olimpo (3-0 para el Millo). En ese momento el Cavegol tenía 20 años, exactamente la misma cantidad de la Joya, al que -en otra similtud con el ídolo riverplatense- también lo apodan “Gordo”. Gordos de goles.





 

rodrigo-mora-vs-velez

¡Al fin volvió!


Rodrigo Mora regresó al Monumental. Ingresó quince minutos en la goleada de River sobre Vélez por 3 a 0. No jugaba desde el 25 de agosto.

El Monumental fue el escenario de una serie de buenas noticias: no solamente goleó a Vélez 3-0 gracias a los aportes deDriussi y Alario, sino que contó con el regreso de Rodrigo Mora.

El uruguayo, que se había lesionado en la Recopa que se le ganó a Independiente Santa Fe de Colombia, recién volvió a trabajar con normalidad durante la semana y ahora pudo tener sus primeros minutos en el campeonato.

Ingresó en lugar de D’Alessandro y tuvo una oportunidad desde afuera del área, aunque el balón se fue por poco afuera. No pudo convertir, pero se mostró activo, movedizo y muy participativo.

Sin dudas, un gran refuerzo para Gallardo.



Goleador intratable


Lucas Alario volvió a convertir para alcanzar los 23 goles en 46 partidos. ¡Un animal!

Lucas Alario es, sin dudas, el jugador más importante de River. El ex Colón volvió a convertir en el 3-0 de River sobre Vélez y ya alcanzó los 23 goles en 46 encuentros. Sí, ¡un gol cada dos partidos!

El delantero alcanzó este número a los 44 minutos de la primera mitad: una falta sobre Driussi dentro del área dio la chance para que el goleador rompa su garganta. Sin embargo, necesitó de dos intentos (en el primero se adelantó el arquero y hubo invasión de campo) para festejar.

 

Una arde especial


 

“Vamos por el camino correcto”

"Este partido era importante porque veníamos de dos empates"

“Los goles sirvieron para que el equipo gane”

“Sé que puedo dar mucho más”

 


DYJ 3 RIVER 3


Un empate con las defensas bajas

River igualó 3 a 3 en su excursión a Florencio Varela tras partido electrizante. Arrancó perdiendo, lo dio vuelta y se lo empataron sobre el final del segundo tiempo. La figura fue Driussi con dos goles, aunque  Milton Casco también tuvo un buen rendimiento dentro de una defensa Millonaria muy floja.

El inicio del partido fue de alto voltaje, ambos equipos se presionaron y trataron de quitarle la pelota al rival. Defensa arrancó mejor los primeros minutos, recuperó la pelota cerca de el arco de Batalla e inquieto a River, de hecho, la apertura del marcador llegó por un penal que cometió Maidana tras tirarse apresuradamente en el medio del área. Pochettino lo cambió por gol a los 7 minutos.

River reaccionó rápido, se posicionó en campo rival para activar sus circuitos y llegar tocando al arco contrario. Aunque river mostró ganas de igualar, el empate llegó tras un gol en contra de Bareiro, que quiso rechazar un centro del Pity Martinez y la terminó metiendo en su propio arco.

El primer tiempo tuvo una gran intensidad de ambos conjuntos, pero River luego de empatar se mostró un poco mas cómodo con la pelota. Muy activo el Pity Martínez aunque combinando buenas y malas. El Millonario lo dio vuelta gracias a un gol de Driussi, quien tomo un rebote afuera del área y definió cruzado.

En el mejor momento del equipo dirigido por Gallardo, llegó el segundo gol del Halcón gracias a un cabezazo de Barboza, quien le ganó la posición a Maidana en el área y aseguró con un fuerte testazo, tras un centro a media altura que cruzó toda el área. Se fueron 2 a 2 al entretiempo de un partido vibrante.

El inicio del complemento mantuvo mas o menos el mismo semblante que el primer tiempo, mucha intensidad y presión, pero obviamente las piernas de a poco se cansan y la presión no es la misma. River leyó esa situación rápidamente y comenzó a hacer correr la pelota de lado a lado en busca del espacio, de esta forma llegó el segundo gol de Driussi para poner arriba en el marcador al equipo de Núñez.

La entrada de D’Alessandro por Andrade le quitó vértigo al conjunto de Gallardo, pero le aumentó el manejo del balón en la mitad de la cancha. El partido estaba medianamente controlado hasta que una embestida de cinco corners seguidos a favor del Halcón derivó en una corajeada de Elías Gomez, quien se metió en el área y se la sirvió a Andrés Rios, quien marcó el 3 a 3 definitivo tras una buena definición con el arco a su merced.

Sobre el final del partido Pity Martínez vio la roja por un codazo en la cara a Jeréz Silva. River terminó empatando un partido que pudo haber ganado o perdido.


 

Uno por Uno: River – Defensa y Justicia (Varela)

Jugador x Jugador vs. Defensa y Justicia


Augusto Batalla (5): No tuvo responsabilidad directa en ninguno de los tres goles, pero en la jugada que deriva en el penal se apura a sacar cuando sus compañeros estaban saliendo. 


Jorge Moreira (5): Tuvo grandes complicaciones a su espalda, ya que lo desbordaron una y otra vez. No logró gravitar en ataque como en otros partidos.

Jonatan Maidana (4): Su peor partido en mucho tiempo. Cometió un penal grosero y sufrió con Barboza Ullúa a lo largo de todo el encuentro. No estuvo nada seguro ni por arriba ni por abajo.

Arturo Mina (6): Debió luchar y a veces recurrir al juego brusco. Sin brillar fue de lo más seguro de una defensa endeble. Firme en el juego aéreo.

Milton Casco (7): El único que salvó la ropa en una defensa que jugó un partido para el olvido. Se proyectó y atacó siempre, pero no se olvidó de defender. Cumplió un muy buen papel cerrando atrás, salvo una pifia en el final. 

Leonardo Ponzio (5): Por momentos desbordado ante tanta presión de Defensa, no tuvo la claridad de siempre para distribuir y tampoco la ubicación para cortar. Lo largo que quedó el equipo le jugó en contra. 

Ignacio Fernández (6,5): Mostró un despliegue descomunal, participación, gambeta y orden. Pero se equivocó feo en la salida y de allí vino el tercer gol. 

Tomás Andrade (5): Un rendimiento apático del juvenil, que apareció en cuentagotas y no logró desequilibrar. Equivocó los caminos y las formas.. 


Gonzalo Martínez (5): Venía ofreciendo una actuación positiva, mostrándose vertical y punzante con sus envíos. En el final cometió un acto infantil que dejó al equipo con un hombre menos.. 

Sebastián Driussi (8): Su jerarquía individual salvó a una delantera que no pesó nunca en el partido y perdió siempre ante la defensa rival. Fue el único que puso lo que había que poner: actitud y goles. Dos buenas definiciones y la polenta hicieron que sea, por lejos, el mejor de River en el partido.

Lucas Alario (4): No sólo ganó poco y nada de arriba y aguantó pocas pelotas, sino que se mostró completamente individualista y con ganas de gambetearse a medio equipo él solo. Nunca jugó para el equipo. 

 


 

driussi-vs-defensa-2016-2

Destacado: Sebastián Driussi

El delantero fue el mejor futbolista de River en el empate 3-3 contra Defensa y Justicia como visitante. El atacante convirtió dos goles y se mostró más claro en la zona ofensiva que en anteriores partidos.

Los dos tantos marcados ante el conjunto de Florencio Varela ponen a Driussi como el segundo goleador del Millonario en el semestre con cuatro, sólo por detrás de Lucas Alario que tiene cinco.

Antes de marcar su primer gol cuando el encuentro estaba igualado 1-1 no había participado mucho del juego pero después anotar empezó a juntarse mucho más con los mediocampistas sobre todo en el segundo tiempo.

Un remate esquinado en la puerta del área y una buena definición tras la salida del arquero fueron las dos conversiones del delantero en el compromiso frente a Defensa y Justicia. Es el primer doblete del jugador de 20 años en partidos oficiales.

Después de haber tenido ofertas para ser cedido a Huracán y a Vélez y decidir quedarse, Driussi se adueño de la posición de segundo atacante por detrás de Alario. Hasta ahora, viene rindiendo con creces. Cuatro de los ocho goles que marcó con La Banda fueron en este semestre.

 



 

river-mala-defensa


En foco: frente a Defensa, nuestra defensa flaqueó

En un partido vibrante, el Halcón y el Millonario empataron 3 a 3, pero tanta cantidad de goles se debieron en gran proporción al flojo desempeño de la defensa. Casco el único que se salvó. 

Lejos, el mejor partido de la fecha. Para el que era neutral, seguro habrá disfrutado de un encuentro que tuvo de todo: goles, situaciones, polémicas y expulsiones. Sin embargo, también tuvo muchas imperfecciones que facilitaron al desarrollo del encuentro. Y uno de los puntos bajos de River en el día de hoy fue la defensa.

Habrá sido uno de los partidos más flojos de Maidana en los últimos tiempos. Perdiendo muchas veces en el mano a mano y a destiempo en más de una ocasión. El más claro ejemplo fue el penal, tirándose de manera torpe ante el atacante de los locales. Mina estuvo dubitativo y se complicó sólo muchas veces.

Por otro lado, Jorge Moreira no puede volver a ése nivel que tantos elogios recibió en los primeros partidos suyos con la banda. Hoy fue desbordado constantemente y en su fuerte, la proyección, nunca pudo hacer daño. 

Un asterisco dentro de la pobre actuación es Milton Casco, que si fue punzante cada vez que pasó y también estuvo seguro cuando le tocó defender. Fue uno de los puntos altos del equipo.

Lo positivo es que River sigue invicto, la rabia e impotencia es que cuando el equipo tuvo la chance de defenderse y ser inteligente, fue cuando más errores individuales y colectivos se cometió atrás. Mucho por trabajar…





 

pase

Las claves de un empate con sabor a poco

Defensa y Justicia y River igualaron 3-3 por la fecha 4 del Torneo Axion Energy.  

En un primer tiempo vibrante, como se veía prever con dos equipos que siempre proponen una apuesta interesante, el conjunto local tapó los espacios de los receptores de River y se puso en ventaja muy temprano. Para los dirigidos de Gallardo se les hacía cuesta arriba poder generar una situación concreta en los primeros quince minutos.

Una de las claves en la primera etapa, fue la alternativa que buscó el Millonario a la hora de buscar el empate parcial. De dos centros desde la izquierda -que anteriormente llegó desde dos pases largos de Ponzio-, vinieron los dos goles de River que le iban a permitir dar vuelta el partido.

A la hora de hacer referencia a los últimos 45 minutos, la clave pasó por la confianza y el buen momento de Sebastián Driussi, que tras una jugada que se fabricó el, definió en el área para poner el 3-2 y el segundo de su cuenta personal.

A pesar de contar con el resultado a favor, River no modificó su idea de seguir presionando arriba y seguir atacando al rival. Aunque a veces queda muy expuesto por ser tan ofensivo. ¿Una clave a favor o en contra? Hoy, sin dudas no le sirvió para sostener la victoria.

 

fotos-defensa-river_oleima20160925_0209_28

La lupa: Andrade no se enganchó

A último momento, Gallardo decidió que Andrade reemplazara a D’Alessandro y el pibe arrancó de titular, pero nunca encontró su lugar en el partido, falló un mano a mano y lo sustituyeron. Le falta…

En un partido de ida y vuelta constante, al Millonario se le escaparon los tres puntos a pocos minutos de finalizar el partido y se tuvo que conformar con el empate.

Minutos antes de comenzar el partido, MArcelo Gallardo decidió hacer un cambio de último momento con respecto al partido frente a Arsenal por Copa Argentina. Tomás Andrade reemplazó al ‘cabezón’ y jugó como titular. 

El arranque no fue el mejor. El chico no tuvo demasiada participación y tocó la pelota efímeras veces. Buscó, con pelotas entre líneas, vulnerar la defensa del local pero no tuvo mucha eficacia. Se perdió un mano a mano clarito con el arquero ya en el piso.

Ya en la segunda parte se lo vio un poco más participativo aunque no tan fino. Sobre los 20′ del complemento, Gallardo decidió reemplazarlo por D’Alessandro.

Más allá de no haber tenido una buena noche, el pibe tiene condiciones y seguramente, en un futuro, le dará muchas cosas importantes al Más Grande.

 


 

El Pity dejó a River con uno menos

 
 
 


pity-martinez-river-defensa-y-justicia

A falta de pocos minutos para el final del partido, Gonzalo Martínez le pegó un codazo innecesario a Luis Silva y vio la tarjeta roja. Se perderá, al menos, los próximos encuentros frente a Vélez y Patronato.

River y Defensa y Justicia jugaron un verdadero partidazo que tuvo de todo. El primer tiempo fue vibrante y terminó 2-2. Los locales se habían puesto en ventaja con el tanto de Pochettino, luego el Millo lo empató con un gol en contra de Bareiro y después llegó el tanto de Sebastián Driussi para poner el 2-1. Sin embargo, Barboza Ullúa empató a 15 minutos del final.

En la segunda mitad no hubo tantas situaciones de gol como en la primera parte, pero las revoluciones continuaron a mil por hora. Driussi gritó por segunda vez en la noche y el Más Grande pasó al frente en el marcador. Pero Andrés Ríos hizo el 3-3 en el minuto 81.

Tan sólo un instante después del empate del Halcón, Martínez dejó a River con uno menos por una jugada repudiable. El volante le pegó un codazo innecesario a Silva e hizo peligrar el empate en Florencio Varela.

Seguramente, en los próximos días se conocerá cuántas fechas le darán al mendocino. Eso sí, para las próximas dos fechas (ante Vélez y Patronato) sin dudas no podrá estar a disposición de Marcelo Gallardo



alexander-barbosa-andres-rios

E(x)nemigos

Paradojas del destino, River sufrió por jugadores a los que le abrió la puerta para salir. Alexander Barboza y Andrés Ríos le convirtieron en un partido que también contó con la presencia de Juan Cruz Kaprof en Defensa y Justicia.

Otra vez Barboza. El capitán de Defensa pide a gritos el regreso, no sólo por juego. En dos encuentros contra el club que lo vio nacer, Barbosa marcó. Primero fue con la camiseta de Atlético de Rafaela. Hoy fue con la de Defensa y Justicia para poner el 2 a 2 transitorio cuando promediaba la primera etapa. Los 50 mil dólares que pagaron por la multa valieron la pena. ¿Volverá?

Andrés Ríos también tuvo su noche de venganza. “Seguramente haya personas que se hayan portado mal con nosotros pero River fue nuestra casa y tenemos mucho respeto por el club y tenemos un afecto particular”, decía ‘Andy’ antes del encuentro. Sin dudas, y a pesar de su tambaleante pasado con la Banda, fue respetuoso. Empató el partido con un golazo a cinco del final y no mostró ni una mueca de gozo.



 

"A quedarse con lo bueno"

Gallardo reconoció que su equipo cometió errores pero privilegió lo positivo: "Jugamos hace tres días y tuvimos una buena respuesta física. En lo futbolístico también se lo vio bien". El DT valoró el espectáculo del partidazo que armaron con Defensa.

 
 
     
Gallardo valoró la actitud de River.
 
En un partido tan cambiante, de ida y vuelta, con un 3 a 3 como resultado final, suelen haber virtudes y defectos en cada equipo. Y Marcelo Gallardo, en la conferencia de prensa posterior al empate en Florencio Varela, prefirió quedarse con lo positivo. "Tuvimos desatenciones y errores que se pagaron caros pero me fijo primero en lo bueno que hicimos. Jugamos hace tres días y tuvimos una buena respuesta física. Y futbolísticamente también se lo vio bien al equipo. Hay que quedarse con lo bueno. Además se vio un buen espectáculo y eso es positivo para el fútbol argentino", manifestó.
 
El entrenador de River consideró que el equipo lo pudo haber liquidado con el 3 a 2. "En el segundo tiempo estábamos jugando en campo de ellos, con más control de la pelota y ya no nos inquietaban tanto como en el primero. Le fuimos encontrando la vuelta y lo teníamos controlado. Cuando Driussi convirtió el tercero seguimos igual, pero nos empezaron a caer pelotas que no las podíamos sacar y llegó el empate. Lo que no podés facturar, te lo facturan. Se nos fueron dos puntos que creíamos que podíamos lograr".
 
Sobre la expulsión del Pity Martínez expresó: "Fue una mala reacción. Son decisiones no afortunadas. No le pregunté lo que le pasó para que reaccionara así".

 

ctpm78ywiaeftai

Driussi: “Me voy un poco triste por el resultado”

El delantero, autor de dos goles en el empate 3-3 ante Defensa y Justicia, analizó el partido y contó cómo se sintió tras su primer doblete.

Estuvo cerca de irse a préstamo, pero pidió quedarse y a fuerza de rendimientos se aseguró un lugar en el once titular. Hoy fue fundamental en el empate, Sebastián Driussi, el pibe del club que fue pasando por todos los puestos hasta demostrarle a Marcelo Gallardo que su lugar estaba en el área, dejó su testimonio en zona mixta. “De nuestra parte tratamos de hacer lo mejor posible”, aclaró a pesar de haber perdido dos puntos a pocos minutos del final.

“Siempre es bueno convertir con esta camiseta”, dijo Driussi que lleva 9 tantos con la Banda en 70 partidos jugados. Hoy convirtió su primer doblete, pero no pudo disfrutarlo como hubiera querido: “No pudimos conseguir la victoria y me voy un poco triste por el resultado”, admitió.

Asimismo, en relación a la táctica que siguió el equipo ante los de Florencio Varela, el delantero resaltó: “En el primer tiempo tratamos de cerrarles las salidas para obligarlos al pelotazo”. El partido fue muy intenso, en ambas defensas hubo muchos errores, pero el goleador de la noche no se desespera: “Nos vamos tranquilos porque dejamos una buena imágen”.





whatsapp-image-2016-09-25-at-10-40-04-pm

“El punto sabe a poco”

River visitó al equipo de Holan y los 90 minutos terminaron con un 3-3 agónico. Con un bajo rendimiento grupal y un dejo de bronca por los puntos perdidos. El capitán, Ponzio, fue uno de los mejores y habló con la prensa.

“No se si fue justo. Vinimos a buscar los tres puntos y sabe a poco. El segundo tiempo fuimos superiores y la dinámica la marcábamos nosotros”, empezó el volante central. También, analizó la actuación el plantel rival: “Tuvieron una o dos, pero es normal cuando uno toma el protagonismo”.

El arco de Batalla no estuvo mucho tiempo con la valla invicta a causa de una falta en el área de Maidana. “Sufrimos el penal y después en un rebote que vuelve a ser centro”, se lamentó. “Duele porque nosotros somos la parte defensiva. Se hacen goles cuando los dos propones, y se hacen cuando hay errores o virtudes del otro. Sumar siempre viene bien, pero es sabor a poco. Tomamos el valor en cuanto a lo sucedido. Nos vamos con la sensación de que es poco el punto.”, agregó Leonardo.

El Más Grande sufrió una expulsión por conducta antideportiva del 10, Pity Martínez. Al ser el principal referente del equipo y quien lleva la cinta, los periodistas le cuestionaron sobre aquella actitud: “Es joven y tiene que tratar de no hacerlas. No nos dijo nada a nosotros”. Además, el encuentro tuvo la particularidad que Andrade fue titular y su presencia, lamentablemente, no fue buena. Para finalizar, opinó sobre su colega: “Tomás tiene cosas para seguir creciendo, de a poco se va a ir asentando”.



River 1 Sm Sanjuan 1
 

River no lo pudo cerrar y empató en el MonumentalEl equipo de Marcelo Gallardo igualó 1-1 ante San Martín de San Juan, por la tercera fecha del campeonato de Primera División.


  •  
  •  
  •  

River Plate recibió a San Martín de San Juan en un Estadio Monumental colmado que se ilusionaba con presenciar una nueva victoria en el certamen: el Millonario sumaba dos triunfos en dos presentaciones y buscaba alcanzar a Estudiantes en lo más alto de la tabla con puntaje ideal.

La tarde comenzó con emoción, después del reconocimiento a Jonatan Maidana por superar los 200 partidos con la camiseta del Más Grande. En una primera parte sin jugadas de riesgo, pero con dominio riverplatense, Lucas Alario metió el primero con un gran cabezazo tras un estupendo centro de Ignacio Martínez.

River controló el juego con aún más comodidad, a pesar de algunas aproximaciones de la visita. Sin embargo, en el segundo tiempo, San Martín encontró la igualdad después de un desborde por la izquierda y un remate de Gustavo Villarruel dentro del área chica, que dejó sin posibilidades a Augusto Batalla.

Desde entonces, el Millonario fue en busca del triunfo y lo tuvo cerca del final en los pies de Iván Alonso, quien picó la pelota en un mano a mano, pero el balón rebotó en el travesaño. Antes, Batalla había aparecido para ahogarle un disparo desde afuera a Mauricio Casierra.

De esta manera, River se quedó con siete puntos en el campeonato. La próxima fecha será en condición de visitante, ante Defensa y Justicia, pero antes enfrentará a Arsenal por los octavos de final de la Copa Argentina.

SÍNTESIS

RIVER PLATE: Augusto Batalla; Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Arturo Mina, Luis Olivera; Leonardo Ponzio (C), Ignacio Fernández; Gonzalo Martínez, Andrés D’Alessandro; Sebastián Driussi y Lucas Alario. DT: Marcelo Gallardo.
Suplentes: Maximiliano Velazco, Gonzalo Montiel, Camilo Mayada, Nicolás Domingo, Joaquín Arzura, Tomás Andrade e Iván Alonso.
Cambios: Alonso por Driussi, Andrade por Fernández.

SAN MARTÍN (SJ): Luis Ardente (C); Javier Capelli, Francisco Mattia, Franco Lazzaroni, Mauricio Casierra; Matías Fissore, Marcos Gelabert, Sebastián Navarro, Gustavo Villarruel; Ezequiel Montagna y Emanuel Denning. DT: Pablo Lavallén.
Suplentes: Leonardo Corti, Matías Escudero, Nicolás Pelaitay, Emmanuel Martínez, Nicolás Maná, Facundo Barcelo y Diego Chaves.
Cambios: Barcelo por Denning, Martínez por Gelabert, Pelaitay por Fissore.

Goles: Alario (RP); Villarruel (SM).

Amonestados: Maidana (RP); Fissore, Gelabert (SM).

Árbitro: Mauro Vigliano.
Asistentes: Ariel Scime y Julio Fernández.
Cuarto árbitro: Pablo Giménez.


 

equipo-vs-san-martin-de-san-juan

Augusto Batalla 6: Mostró seguridad y sacó un bombazo impresionante en el segundo tiempo salvando la derrota del equipo. No pudo hacer nada en el gol.

Jorge Moreira 5: Esta vez se lo vio más errático que de costumbre aunque volvió a ser peligroso de a ratos por derecha. Le costó el retroceso y en el gol del rival perdió en el desborde. Después del choque de cabezas le costó volver a l partido.

Jonatan Maidana 6: Sin complicaciones el hombre que se llevó todos los aplausos y reconocimientos de la noche. Firme en la marca tanto de arriba como se abajo. Seguro en las salidas. La única mala, se hizo amonestar de manera infantil. Cubrió bien las espaldas de Moreira.

Arturo Mina 6: También con algún que otro sobresalto no sufrió demasiados inconvenientes. Tuvo que desdoblarse ya que Olivera no volvía y debió cruzar muchas veces en esa zona. No llegó a despejar la pelota en el gol rival.

Luis Olivera 5: El pibe se soltó en el segundo tiempo donde se proyectó e hilvanó buenas jugadas. Perdido en el retroceso y la marca. San Martín lo desbordó siempre.

Leonardo Ponzio 6: Bien en la marca donde por momentos se desdobló. Algo impreciso en la distribución sobre todo en largo. No se complicó y siempre busco asociarse con Nacho pero se lo vio algo incómodo con la presión del rival.

Nacho Fernández 6: Intento ser el generador de juego del equipo y lo logró de a ratos. Juntó marcas pero no pudo hacer la diferencia ya que también sufrió mucho la presión que por momentos llegó a ser de cuatro jugadores. Hermoso pase centro en el gol de Alario. Se fue diluyendo con el correr de los minutos y terminó siendo reemplazado.

Andrés D’Alessandro 6: Se trató de vestir de conductor y también lo logró de a ratos. Se animó con algunos lujos pero luego no concluyó bien las jugadas. Empujó a lo ultimo pero no mucho más. Flojo en las pelotas paradas.

Pity Martínez 5: Fue de mayor a menor. Intentó el desequilibrio y lo logró con creces pero a la hora de definir el partido tomó decisiones poco apropiadas en dos mano a mano claros que tuvo en el complemento.

Sebastián Driussi 5: Poco y nada nuevamente, corrió y presionó sobre todo en el primer tiempo pero no logró ponerse a tiro del arco. El segundo tiempo desapareció completamente y fue reemplazado.

Lucas Alario 7: El mejor, no sólo por el gol sino porque juega de lo que sea. Aguantó todo lo que le tiraron y mostró su gran jerarquía y su gran momento con ese cabezazo certero que abrió el marcador. Impecable. De selección.
 

Iván Alonso 5: Entró bien, enchufado y le dio dinámica al ataque pero se erró un mano a mano increíble sobre la hora.

Tomás Andrade 6: Atrevido. Hizo algo de daño por derecha en los minutos que le tocó participar. Se juntó de a ratos con D’Alessandro.






28336-rivervssanmartin-06

El destacado: Lucas Alario

Con mucha participación durante la primera parte, en el segundo tiempo sintió la merma del equipo. Autor del gol, volvió a gritar en El Monumental y sumó su segundo gol en el torneo.

Lucas Alario fue uno de los pocos que salvó la ropa ante San Martín de San Juan. Se mostró participativo, pivoteó y bajó varias pelotas para dar juego a sus compañeros. Ah, y hasta ayudó en la recuperación. Con un cabezazo espectacular abrió el marcador cuando River no podía entrar con claridad en el área sanjuanina.

En el complemento, el rendimiento del equipo cayó y el Pipa lo sufrió. No entró en juego como durante los primeros 45′ y se lo vio molesto con sus compañeros en situaciones claras. Por ejemplo, con Martinez, que definió mal ante Ardente con el delantero ingresando solo por el medio del área.

A pesar de esto, fue de lo mejor que se vio ante San Martin. Junto con Augusto Batalla fueron los destacados en un agrio empate en un partido que, tranquilamente, pudo haber sido victoria, pero también derrota.



La Lupa: Luis Olivera y una floja actuación


El pibe Olivera fue titular por el lesionado Casco.

El juvenil  fue el encargado de ocupar el lateral izquierdo en el empate en uno frente a San Martín de San Juan.

En la fecha pasada, Milton Casco sufrió una lesión y fue reemplazado por Camilo Mayada. Pero, esta vez, Marcelo Gallardo decidió optar por el pibe Olivera para ocupar el lugar que dejó Casco. En el encuentro de hoy, disputó los noventa minutos en donde tuvo una irregular actuación en defensa (perdió la pelota que terminó en gol), y fue partícipe algunas intervenciones en el ataque en donde no pudo concretar nada positivo.

El Millonario se cansó de desperdiciar oportunidades para aumentar el marcador y no supo mantener el resultado frente al verdinegro en el Monumental. El encuentro finalizó igualado en uno con goles de Alario para La Banda, y en el ST lo empató Villaruel para los sanjuaninos.

River enfrentará a Arsenal de Sarandí el próximo jueves, por los Octavos de la Copa Argentina. Por tal motivo, si Milton Casco no está en condiciones, abundan las posibilidades de que Gallardo no abandone la linea de cuatro en el fondo y Olivera tenga una nueva chance de demostrar que puede estar a la altura del resto del plantel.




Más que números


alario-gol-vs-san-martin-de-san-juan

Lucas Alario, el autodenominado "jugador de los goles importantes", muestra un promedio de gol que no muchos delanteros del fútbol argentino poseen, ya que el 'Pipa' lleva anotados 21 goles en 43 partidos, lo que resulta un tanto cada dos encuentros, una estadística envidiable.

Marcelo Gallardo lo trajo para que sea el delantero de River y Lucas Alario cumple, ya que lleva anotados 21 goles en 43 partidos. Su promedio es de 1 gol cada dos encuentros, lo que explica porque algunos clubes de Europa lo buscan tanto al atacante surgido de Colón de Santa Fé.



La emocionante ovación para Maidana

​La emocionante ovación para Maidana
EXPERIENCIA. Ante San Martín, Maidana cumplió 205 partidos oficiales jugando para River. (Foto: FotoBaires)
 

Jonathan Maidana superó la barrera de los 200 partidos y recibió un merecido homenaje: camiseta conmemorativa y ovación a los 2 minutos de comenzado el partido. Fue empate 1 a 1.

Jonathan Ramón Maidana llegó a River en 2010, en silencio, procedente del Metalist de Ucrania, con su pasado Boquense a cuestas. No tardo mucho en ganarse el respeto del hincha a base de buenos rendimientos y, al cabo de 8 títulos (ciclo copero de Gallardo incluído), un gol a Boca que sirvió para ganar un superclásico y más de 200 partidos defendiendo la Banda Roja, el nacido en Adrogué se ganó una ovación al minuto 2 del partido ante San Martín de San Juan para celebrar que ya es un histórico.
El club le hizo entrega de una camiseta conmemorativa al defensor, uno de los mejores de la tarde, quien agradeció con gestos hacia la hinchada y tocando su pecho a la altura del escudo mientras transcurria la ovación del 2do minuto del partido. El mismo que llegó observado por haber estado en la vereda de enfrente, recibió un mimo de parte de todo el mundo River, que ya lo siente como propio.


lavallen-y-gallardo-vs-san-martin-de-san-juan

Reconocimiento a Lavallén

En la previa del encuentro ante San Martín de San Juan, River homenajeó a Pablo Lavallén por su pasado en el club.

Fueron 5 años en el club que lo formó y 4 títulos, incluyendo la Copa Libertadores 1996. El pasado riverplatense de Pablo Lavallén generó que su vuelta al Monumental, como entrenador, no pasara desapercibida. Antes de comenzar el encuentro ante San Martín de San Juan, la CD le hizo entrega de una medalla como reconocimiento por su etapa como jugador en el club, a quien también fuera entrenador de las inferiores del Millonario.

Lavallén y su cuerpo técnico, también con pasado Riverplatense (Sodero y Claut), quienes fueron elogiados en la previa por Marcelo Gallardo, fueron recibidos con honores en lo que siempre será su casa.

river-plate-homenaje-a-lavallen-pm




 

Gallardo: "Nunca tuvimos lucidez para jugar el partido"

 
 
 

El Muñeco no puso excusas, admitió que River jugó mal y explicó que el buen planteo de San Martín incomodó al equipo, que no supo cómo salir de la confusión para quedarse con los tres puntos.

Se le veía en la cara. Marcelo Gallardo no quedó conforme con el nivel de un River que se pareció poco y nada al que comenzó la temporada, por lo que dejó escapar otra victoria.

"Fue un partido diferente el que se nos presentó hoy a los que habíamos jugado anteriormente. En esa incomodidad que se nos presentó no lo supimos resolver. Nunca tuvimos mucha lucidez para jugar el partido. Hoy no jugamos un buen partido. Eso está claro, no hay que esconderlo. Producto del buen planteo del rival y de nuestras imprecisiones", comentó el Muñeco.

"Se dio el partido que pensábamos que se iba a dar, con mucha gente por dentro, tratando de cortar el circuito de juego nuestro, y a partir de ahí atacarnos por los costados. El gol vino por ahí, defendimos mal esa pelota. Después no entramos en ritmo de partido, perdimos muchísimos pases. Creo que las pérdidas de hoy fueron muy superiores a los dos últimos partidos. Cuando nos pasa eso, hoy sufrimos, es un partido de aprendizaje", agregó.

Para Gallardo, la clave hubiera sido aprovechar el envión tras el tanto de Lucas Alario: "Después del gol nuestro podríamos haber empezado a interpretar mejor el partido y no lo pudimos hacer. Después vino el empate y después hasta el final, hasta la posibilidad de Iván Alonso, no tuvimos muchas chances".

Por último, elogió el papel de Luis Olivera, quien reemplazó al lesionado Milton Casco. "Es un chico que está haciendo sus primeros pasos. Tuvo una actuación correcta. Le tocó jugar hoy en un mal partido del equipo, pero nada para reprocharle porque hizo un partido correcto. Para sus 17 años estuvo bastante bien", finalizó.


 

"Fue algo único que a uno le va a quedar en la memoria"

 
 
 

 Tras haber sido ovacionado en el segundo minuto del partido, Jonatan Maidana le agradeció al hincha por el cariño que le brindan cada día en River. Por otro lado, lamentó el hecho de que al equipo se le haya escapado el partido en el Monumental: "Se nos fueron dos puntos importantes".

La Banda jugó un partido con varios altibajos. No fue regular y desperdició una buena chance de conseguir su tercer triunfo al hilo en el campeonato. Claro, el equipo comenzó ganando con el gran gol de Lucas Alario, pero en la segunda mitad sufrió el empate de San Martín por una desatención de la defensa.

Antes de analizar el partido, Maidana le agradeció a los fanáticos del Más Grande por la emocionante ovación que recibió, en el Antonio Vespucio Liberti, a los 2 minutos del inicio del juego: "Fue un momento lindo escuchar que digan tu nombre, que te demuestren el cariño del día a día".

"Lo de la gente fue algo único que a uno le va a quedar en la memoria. Uno se quiere ganar el día a día brindando lo mejor con esta camiseta. Si bien uno trabaja siempre con mucho respeto, queriendo lo mejor para el club, son momentos únicos y lindos. Quiere decir que uno viene trabajando bien", añadió el zaguero central.

No estuvimos precisos y ellos trabajaron bien con la presión. Hay que mejorar algunas cositas.

En cuanto al inesperado empate que River sufrió, Jony evaluó el papel que hizo el equipo y consideró que hay varios puntos por mejorar: "Somos conscientes de los riesgos que tomamos. Más allá de que si quedamos o no en el mano a mano, no estuvimos precisos y ellos trabajaron bien con la presión. Hay que mejorar algunas cositas".

A su vez, el defensor de 31 años lamentó el hecho de que La Banda dejara escapar una buena oportunidad para quedarse con el triunfo: "Tenemos que sumar de a tres y queremos ser protagonistas del torneo. Se nos fueron dos puntos importantes. Duele que se nos vayan puntos de local. Hay que seguir metiéndole".


 

"Un sabor un poco amargo, pero estamos contentos por lo hecho"

 
 
 

El arquero de River explicó que se fueron conformes con el rendimiento del equipo pese al empate y que todos los partidos tendrán momentos de zozobra por la idea ofensiva de Gallardo.

River no pudo mantener la buena racha que arrastraba desde que empezó la temporada y dejó escapar una buena chance frente a San Martín en el Monumental, aunque Augusto Batalla se fue satisfecho.

"Un sabor un poco amargo, porque tuvimos varias situaciones de riesgo, pero lamentablemente no se nos dio. Pero estamos contentos por lo hecho en un partido muy duro. Yo vi bien al equipo, con decisión. Lógicamente ellos con una línea de 4 y otra de 5 se hace difícil entrar, pero cada rival tiene su mérito", comentó.

Maidana es muy importante, ganó todo y hoy lo volvió a demostrar. Se merece la ovación por el gran tipo que es

"Es positivo haber creado muchas situaciones de gol, sabiendo que con el correr de los partidos nos van a agarrar la mano. Pero hay que seguir por este camino", agregó luego de la igualdad.

"Nosotros sabemos que quedamos así expuestos, la idea del equipo es ser ofensivos y punzantes a la hora de atacar", señaló el arquero, que además habló de su papel: "Cada partido me vengo sintiendo mejor. Tengo 20 años, errores voy a cometer. Hoy creo que he hecho un partido muy positivo".

Sobre el partido que vendrá, ante Arsenal, Batalla remarcó que será fundamental ganar en San Juan: "Es una semana clave, donde tenemos una final el jueves. Cada partido de Copa Argentina hay que saberlo aprovechar por la clasificación a la Libertadores del próximo año".




Talleres 0 River 1

 

arturo-rey

River conquistó Córdoba de la mano del Rey Arturo

El Millonario ganó un partido chivizimo ante Talleres de Córdoba por 1 a 0. ¿El gol?, fue marcado por el ecuatoriano Mina tras un rebote que dejó el arquero. ¡Triunfazo!

River sigue por la senda del triunfo. Luego de golear en la primer fecha a Banfield, el compromiso de esta noche era más que complicado por el marco que se sabia que iba a imponer el Mario Alberto Kempes y porque el rival llevaba 40 partidos invictos en dicho escenario. 

Partido muy cerrado, de principio a fin, la más clara en el primer tiempo fue para Driussi con un remate de aire que pasó cerca del palo de Herrera. Nada más, flojo desempeño de ambos conjuntos en esa etapa.

En el complemento, la tendencia siguió igual, sin embargo tras un corner desde la derecha, tras un remate de Driussi, el arquero dio rebote y Arturo Mina, el optimista del gol, la mandó a guardar y le dio 3 puntos de oro al Más Grande.

 

river-talleres-pm

River le cortó a Talleres un invicto de 40 partidos

Con el triunfo por 1-0 River le cortó a Talleres un invicto de 40 partidos entre el Federal A, Nacional B y la primera fecha de este torneo. Enterate cuándo había sido su última derrota.

El ciclo Marcelo Gallardo se caracteriza por romper malas rachas y saber ir contra todo pronóstico. En este caso, el equipo de Napoleón, que venía de golear a Banfield 4-1 en la primera fecha del torneo local 2016/17, venció a Talleres por 1-0 con gol de Arturo Mina y le cortó al equipo cordobés un extenso invicto de 40 partidos.

La T arrastraba un invicto desde el Federal A, siendo el partido en el que cayó con Deportivo Maipú el 21 de junio de 2015, su última caída, también por 0-1 en el Mario Alberto Kempes. Después de un año y tres meses, el equipo de Kudelka volvió a besar la lona y el encargado de hacerlo caer fue el Millonario que, además de quebrar la racha positiva del Matador, se sumó al lote de punteros con 6 puntos en dos partidos jugados.





Mina y un grito histórico

En Córdoba y ante Talleres, Ecuador vio su primer grito riverplatense. Arturo Mina marcó su primer gol en River y se convirtió en el primer ecuatoriano en marcar con la Banda.

Siete goles en Independiente del Valle sobre 88 partidos jugados. Esta vez, el promedio de gol se disparó por las nubes para Arturo Mina que apenas cuatro partidos oficiales (sólo dos por torneo local), ya estrenó su cuenta goleadora.

Abel Casquete y Juan Cazares, los otros dos ecuatorianos que vistieron la banda, no marcaron goles oficiales. De esta forma, Mina no sólo le regaló los tres puntos a River ante Talleres sino que también hizo gritar a todo un país por primera vez con estos colores.



 

1x1talleres


Uno por Uno: Talleres – River (Córdoba)

Augusto Batalla (6): Nuevamente, dos veces se mostró inseguro, pero luego tapó un buen remate con destino de gol. Con los pies, sin complicaciones: revoleó todo.

Jorge Moreira (7): Por la lesión de Casco, jugó la mayor parte del partido en el lateral izquierdo, y mostró el mismo repertorio que en encuentros anteriores. Sobre todo en el complemento, escaló permanentemente y terminó las jugadas enganchando hacia el centro y rematando de buena manera. Y casi moja…

Jonatan Maidana (7): Una fiera para ganar todo de arriba. Se bancó un planchazo en la cara y no perdió casi nunca atrás. Sólido. 

Arturo Mina (8): Puro timing para cortar un avance peligroso rival, y mucha actitud para iniciar la primer jugada peligrosa desde abajo, saliendo con criterio. Para colmo, hizo el gol que definió el partido y se comió crudos a los delanteros rivales. ¡Vale!

Milton Casco (-): Apenas estuvo unos minutos en cancha, hasta que sintió una molestia en el isquiotibial izquierdo y tuvo que salir. Que sea solo una contractura…

Leonardo Ponzio (5): De a ratos sobrepasado, no tuvo en el primer tiempo el lugar para poder jugar. Sí en el segundo, cuando pudo acomodarse y distribuir bien. Eso sí: cortó poco el juego rival y se notó en cada ataque recibido. 

Ignacio Fernández (5,): También sufrió en el primer tiempo la ausencia de espacios para jugar y la presión ejercida por Talleres. Por eso, se mostró impreciso y trasladando demasiado. En el complemento mejoró y fue importante en la salida y la generación. 

Andrés D’alessandro (5,5): Otro que no la pasó bien en la etapa inicial. Salvo una buena habilitación a Driussi, se asoció poco y perdió varias pelotas. En el segundo tiempo sí pudo ser el enlace del equipo y manejar los hilos. 

Gonzalo Martínez (6): retrocediendo, marcando, iniciando la jugada y rompiendo líneas. Más pensante y confiado. Le faltó poco de suerte en la terminación

Sebastián Driussi (5): Participó poco en ofensiva, pero cuando lo hizo, fue punzante. Primero, en una buena combinación con D’alessandro que no pudo definir, y luego rematando al arco en la jugada del gol. 
cumple la función de pivotear de espaldas. Sobra siempre y facilita la conexión con los delanteros.

Lucas Alario (5): También escaso contacto con la pelota, pero a diferencia de su socio, pesó poco en ataque. No tuvo opciones de gol y por eso se fue fastidioso. Tranquilo, Pipa…

Ingresaron:

Camilo Mayada (6): Entró por Casco a jugar al lateral derecho y, si bien no gravitó del todo, cumplió atrás y fue opción de pase desde la mitad hacia adelante. Bien.

 

 

Destacado: Arturo Mina


El defensor fue el mejor jugador y el más determinante en la victoria de River 1-0 sobre Talleres en Córdoba. El ecuatoriano estuvo seguro, firme y marcó el tanto que le dio los tres puntos al Millonario.

En el primer tiempo, el ecuatoriano abusó del pelotazo a la hora de salir jugando pero a la hora de marcar no dudo y se lo vio impasable para los delanteros del conjunto cordobés.

A los 16 minutos del complemento, Mina abrió el partido tras agarrar un rebote largo del arquero de Talleres. Si ya era de lo mejor del equipo hasta ese momento, el gol lo posicionó en un mejor lugar para ser la figura de River-

A diferencia de lo que hizo en la etapa inicial, en el segundo tiempo no utilizó tanto el pelotazo como recurso y salió jugando más con pelota al piso para con los mediocampistas. En la marca, siguió muy firme y ganando tanto de arriba como de abajo.

El zaguero deberá seguir teniendo estas buenas actuaciones porque con Luciano Lollo ya recuperado, en cuanto el ecuatoriano baje el nivel, Gallardo ya sabe que hay un jugador en el banco con el que puede contar.


 

27846-dsc_1939

Las claves: Saber manejar el marcador

En un partido más trabado que bien jugado, River venció 1 a 0 a Talleres por la segunda fecha del torneo local y le sacó un invicto de 40 partidos en su casa.

Para dormirse: Si, quizá se pueda elaborar un gran análisis táctico en partidos que la pelota no avanza de mitad de cancha y los equipos se reparten el balón entre sí. En el primer tiempo de Talleres-River este no fue el caso. La intensidad en la presión sobre el rival que ejercieron ambos conjuntos y la poca precisión en los pases constituyeron unos 45 minutos aburridos que apenas tuvo como destacado algunos centros de Talleres, una llegada riverplatense y un escandaloso penal no cobrado a Jonathan Maidana.

La pelota parada: Está escrito, quizá hasta en las primeras páginas, en el manual del futbol que esos partidos trabados en los que apenas si hay espacio para trasladar el balón pueden abrirse tras alguna pelota parada que llegue desde un córner o tiro libre cercano al área. Claro que hoy no puede hablarse de una jugada de laboratorio ejecutada a la perfección. Sin embargo, tras un tiro de esquina y un puntazo de Driussi, Arturo Mina explotó un rebote que quedó a metros del arco rival para estampar su sello en el marcador del partido.

Hoy no anduvieron: Sería redundante comentar lo clave que es para el equipo el tándem que forman Andrés D’alessandro y Gonzalo Martínez como enlace entre el mediocampo y el ataque millonario.  Cuando estos dos tienen un buen partido el conjunto de Marcelo Gallardo puede florearse y apabullar a cualquier rival que se ponga enfrente. En contraposición, cuando estos hombres no encuentran la pelota, River sufre demasiado para generar ocasiones de gol. Claro ejemplo de esto fue lo que pasó hoy ya que con imprecisiones, poco desequilibro y hasta cierta desidia, no pudieron llevar los hilos de la banda, por lo que los de Núñez no generaron peligro para el arco defendido por Guido Herrera.

Buen manejo del resultado: Cuando el partido se mantuvo 0 a 0 el trámite en el verde césped fue totalmente cerrado y parejo sin ningún tipo de diferencia o desequilibro. Sin embargo, cuando el marcador se quebró a favor de la banda, los dirigidos por Marcelo Gallardo supieron hacer correr el balón de un lado a otro y defenderse con la pelota para que los tres palos que defendió Augusto Batalla vieran el peligro de lejos y River pueda ganar sin sobresaltos contra el siempre difícil Talleres de Córdoba.



 

 

Improvisación aprobada

Por la lesión temprana de Milton Casco, River improvisó una defensa con Moreira en el sector izquierdo y Mayada en el derecho. El foco estuvo puesto en esta decisión de Gallardo, que nuevamente dio sus frutos.

Era el amanecer del partido cuando Casco sintió un dolor en el isquiotibial que lo terminó sacando del pleito de manera temprana. En ese instante, el Muñeco decidió el ingresó de Mayada y rearmó la defensa con el uruguayo de 4, la dupla central y Moreira, sorpresivamente, de lateral izquierdo. Improvisada, pero efectiva.

Durante el primera tiempo, River defendió mucho más de lo que atacó. El paraguayo se perdió en su carril y pocas veces pasó al ataque. Mayada, en cambio, contuvo bien los embates de Ramirez y Krupzky, y aportó siempre que pudo en la materia ofensiva. Maida y Mina fueron dos fieras en el fondo y respondieron siempre que se los llamó a participar. El ecuatoriano, en particular, tuvo un cierre muy bueno como último hombre sobre el cierre del PT, que lo afianzó en el partido.

Ya en el complemento, se soltó y apareció en Córdoba el paraguayo Moreira. que demostró su repertorio a pesar de jugar en la banda opuesta a la que habitúa. Tuvo dos remates, uno en el palo y otro rechazado por el arquero de Talleres, y fue impasable en su sector. Los restantes, no se quedaron atrás. El autor del gol, Mina, jugó su mejor partido desde que está en River y pese a terminar con alguna molestia, le mandó un mensaje a Gallardo respecto a la recuperación de Lollo.

Final y triunfo. En un partido chivo, River rearmó la última línea y festejó una vez culminado el encuentro. Dos laterales correctos y una dupla de centrales firmes. Improvisación aprobada.

 

Noventa minutos de fútbol

D’Alessandro jugó el partido completo con un altísimo nivel: fue el conductor que quiere Gallardo para este River.

El Cabezón intenta dominarla mientras Quintana mira. El zurdo la rompió en Córdoba

 

"Siempre me sacás a mí”, había sido el reclamo de Andrés D’Alessando a Gallardo en la goleada frente a Banfield. Y, claro, en Córdoba el Cabezón tuvo un rendimiento tan alto que al Muñeco ni siquiera se le pasó por la cabeza volver a reemplazarlo, como había pasado en los partidos de la Recopa ante Independiente Santa Fe y en la primera fecha del campeonato.

El zurdo de 35 años no sólo completó los 90 minutos sino que lo hizo con una intensidad constante. Se bancó las raspadas permanentes de los ásperos volantes de Talleres (generó la expulsión de Fernando Godoy sobre el final) y transpiró para colaborar en el retroceso, pero obviamente su principal aporte fue en la conducción del equipo: se movió por lo general alrededor del círculo central para juntarse con Ponzio y Nacho Fernández en la gestación de los avances, lo buscó al Pity Martínez para cambiar el ritmo y marcarle los tiempos de aceleración, y se conectó con lucidez con Driussi (Alario entró muy poco ayer en el circuito de juego): le metió un pase-gol con una vaselina por encima de la defensa que el 11 no pudo definir por mérito del arquero Herrera.

Sin una posición fija, como lo quiere el entrenador de River, en el segundo tiempo el 22 les hizo el loco a los volantes cordobeses con el toque corto con Nacho, el Pity y Driussi por el centro y con Mayada o Moreira por las bandas. Eso se potenció después del 1-0 y mucho más cuando el Cholo Guiñazú (su ex compinche en el Inter de Porto Alegre) vio la segunda amarilla luego de ir al límite en cada pelota.

Fue un partido redondo para el Cabezón. Picante, como él le gustan. De hecho, se cruzó con Muñoz tras un duro choque con el chileno y fue amonestado por reclamar con vehemencia la segunda amarilla para Guiñazú (pierna arriba contra el Pity) cuando el capitán de Talleres aún estaba en la cancha.

D’Alessandro volvió a ser D’Alessandro. No el calentón sino el jugador determinante que maneja los hilos de River con personalidad y mentalidad ganadora.





 

Moreira es cosa seria

El lateral paraguayo, figura en el debut ante Banfield, debió jugar por la izquierda ante la lesión de Casco y volvió a destacarse. Metió dos disparos de media distancia: uno dio en el palo y en el otro el arquero voló para sacarla al corner.

 
 
     
Moreira, una topadora por la banda.
 

Jorge Moreira sorprendió a muchos en sus primeros partidos en River. El lateral paraguayo, uno de los refuerzos del equipo de Gallardo para esta temporada, apareció como un jugador capaz de dejar un surco por la banda derecha. Un tractor con capacidad de desborde y con un ida y vuelta imponente, además de criterioso en los pases y certero en los centros. Esta vez, en Córdoba, Moreira aprobó otro examen. Antes de los diez minutos, la lesión y salida de Casco hicieron que el Muñeco lo corriera de banda y pasara a jugar por la izquierda. Y volvió a cumplir. Si bien en el primer tiempo el cambio de perfil le costó y no pesó mucho en ataque (mérito también de Talleres que obstaculizó la zona), en la segunda parte logró pasar al ataque con mayor asiduidad y generar peligro en una faceta desconocida: los remates de media distancia.

Con el perfil cambiado, el paraguayo pasó dos veces al ataque y realizó la misma jugada: enganchó hacia adentro y sacó un derechazo potente y combado en busca del segundo palo. En el primer disparo, la pelota dio en el palo y se fue afuera. En el segundo, casi un calco del anterior, buscó el ángulo superior izquierdo del arco pero Herrera le quitó el grito de gol al volar y desviar la pelota al corner.


 

La Lupa: Mayada volvió a ocupar el lateral derecho


River venció por 1-0 a Talleres en Córdoba y alcanzó su segunda victoria en el campeonato. Sobre el comienzo del primer tiempo Milton Casco debió salir por una lesión y su lugar lo ocupó Camilo Mayada.

El Más Grande supo sortear una parada muy difícil en Córdoba. Es que los locales tenían un invicto de 40 partidos, pero con un gol de Mina después de un córner, River ganó de visitante y se sumó seis puntos de seis en juego.

La lesión de Casco a pocos minutos de haber empezado el partido preocuparon a todo el mundo River. Ante la ida de Leandro Vega a Newell’s , el Más Grande se quedó sin defensores zurdos, es por eso que Moreira debió ocupar la banda izquierda.

El uruguayo no tuvo mayores complicaciones a lo largo del partido. En defensa, Talleres atacó muy poco durante el partido y las veces que lo hizo, Mayada lo solucionó de buena manera. En su faceta ofensiva buscó asociarse con D’Alessandro para llegar hasta la línea de fondo y tirar algún centro, cosa que pocas veces hizo.

Lo cierto es que el uruguayo deberá estar atento porque si la lesión de Casco deparará que el ex Newell’s esté fuera de las canchas, Mayada deberá ingresar al equipo titular en su lugar.



 

​Casco encendió las alarmas y debió ser reemplazado


Casco le dejó su lugar a Mayada.
 
 
 

 En el comienzo de la primera parte, el defensor del Millonario sufrió un fuerte dolor en el isquiotibial izquierdo y, como consecuencia, Gallardo tuvo que poner a Mayada.

El inicio del partido para el Millonario de ninguna manera fue positivo. Al equipo no se lo vio muy cómodo en el estadio Mario Alberto Kempes y, para colmo, Milton Casco debió ser reemplazado.

Casco sufrió una sobrecarga muscular en el isquiotibial izquierdo y, por dicho motivo, pidió el cambio. El Muñeco debió improvisar y decidió hacer ingresar a Camilo Mayada. Jorge Moreira pasó a jugar de lateral izquierdo y el uruguayo se ubicó en el sector derecho.

Seguramente, en las próximas horas se hará estudios y se conocerán más detalles sobre el problema que presenta el hombre de 28 años, quien por tercera vez debió ser sustituido por una lesión.

 

Gallardo: "Supimos resolver un partido durísimo"

 
 
 

El Muñeco destacó el trabajo colectivo del equipo para sacar adelante un encuentro en el que River no jugó de la manera que busca el técnico, pero se adaptó a lo que propuso Talleres para cortarle el invicto y seguir adelante.

El Mario Alberto Kempes fue testigo de una nueva demostración de que River quiere volver a ser. El Millonario arrancó con todo la temporada y, en Córdoba, obtuvo una victoria fundamental contra un rival que será complicado para la mayoría.

"Esta semana había declarado que cuando se presentan partidos como estos también hay que saber jugarlos. Y fue un partido durísimo, muy disputado, de mucha fricción. Supimos jugarlo hasta que en el segundo tiempo empezamos a tener un poquito más de control de pelota, las piernas se empezaron a cansar y a partir de la técnica individual de nuestros jugadores hicimos la diferencia. Sobre todo a partir del gol", destacó Marcelo Gallardo.

"Había poca lucidez de parte de los dos en el primer tiempo porque era muy friccionado. Ellos propusieron eso y supimos resolver un partido durísimo contra un rival que va a ser bravo. Después del gol empezamos a manejar un poco más la pelota. Por ahí no fuimos muy intensos para buscar el otro gol, pero tuvimos buen dominio de pelota y ellos se llenaron de faltas", agregó en la conferencia de prensa que dio antes de retirarse del estadio.

Consultado por Arturo Mina, el Muñeco rescató la manera en la que Arturo Mina y el resto de los refuerzos se acoplaron al trabajo: "Es buenísimo que eso suceda, porque no es fácil. A veces los cambios suelen ser bruscos y demoran un poco más en la adaptación. Habla bien de ellos, de poder adaptarse rápidamente. A partir de ahí empezamos a ver respuestas de varios de los jugadores que acaban de llegar".

El entrenador también destacó el rol de Camilo Mayada, que no venía jugando y se bancó un duelo muy complicado. "Tuvimos esos problemas de entrada, que significó que tuviéramos que cambiar un poquito, y nos pudimos adaptar. Eso es bueno, es una muestra de carácter para jugar el partido que haga falta. Fuimos muy inteligentes. Y también rescatar la solidaridad que hay para jugar este tipo de partidos. Yo escucho decir que sale el equipo de memoria, pero también trabajamos con veinticinco jugadores, que tienen que estar preparados para ocasiones como la de hoy. Y respondió muy bien, fue una muestra de que hay buena energía en el grupo", cerró.


 

"Esto recién empieza"

Jorge Moreira se mostró feliz por la victoria y avisó que van por más. "Los muchachos están mentalizados en ganar", sostuvo el paraguayo, que tuvo que tirarse a la izquierda por la lesión de Casco y volvió a ser uno de los puntos altos del equipo: "Por suerte me están saliendo las cosas bien".

 
 
     
Moreira se paró de lateral izquierdo y volvió a ser de lo mejorcito.
 

Comienzo ideal en el campeonato para el River del Muñeco, con dos victorias en igual cantidad de partidos. Gran parte de la culpa de este buen arranque la tiene uno de sus flamantes refuerzos, Jorge Moreira. El paraguayo volvió a ser uno de los puntos más altos del Millonario  en el triunfo 1-0 sobre Talleres en Córdoba, ocupando el puesto de lateral izquierdo ante la salida de Casco por lesión. "El equipo me da su apoyo y confianza, me pone contento. Tengo que seguir trabajando y metiendo día a día, esto recién empieza", comentó, apenas finalizado el encuentro. "Desde el primer día que llegué sabía que debía reemplazar a un histórico (por Gabriel Mercado). Por suerte me están saliendo las cosas bien", añadió.

Refiriéndose al choque frente a la T, Clavito expresó que "sacamos un resultado muy positivo". Luego analizó el desarrollo del mismo: "Imaginábamos este partido, metieron muchísimo ellos y perdimos muchas divididas. El equipo estuvo firme. En el primer tiempo no tuvimos ocasiones de gol, ellos son fuertes, pero en el segundo salimos con la mentalidad necesaria y se dio". "El gol de Mina sabía que iba a llegar. Cuando trabajamos la pelota parada siempre la puede encontrar", continuó. A su vez, sostuvo que "los muchachos están mentalizados en ganar" y que "River tiene que ir a cualquier cancha a jugar, con el público en contra, esa es la mentalidad".

Moreira también habló acerca del rol que le tocó cumplir en la noche cordobesa, donde se vio obligado a cambiar de banda. "Tocó cubrir el espacio que dejó Milton (Casco). En el primer tiempo me costó adaptarme a la posición. La circunstancia del partido se dio y no entendía bien lo que me decía el entrenador que pasara del otro lado", explicó. Por último, se lamentó por el tiro que pegó en el palo, promediando la segunda mitad: "La vi adentro, pero la pelota se fue abriendo". Ya va a entrar, Paragua...



 

ta-6

“Entendimos cómo había que jugar el partido” 

Arturo Mina tuvo un buen rendimiento y fue el autor del gol en la victoria de River en Córdoba ante Talleres. Mas tarde en diálogo con la prensa destacó la inteligencia del equipo, en un partido que se presentó muy complicado en el inicio y que el Millonario pudo destrabar recién en la segunda mitad. 

“El profe nos dijo que nunca nos desesperemos, el gol llegó en el momento justo” confesó el central de River, sobre la petición de Marcelo Gallardo en un partido que tenía bastante picante en la previa, debido al debut como local de Talleres a primera junto a la expectativa que generó en su público, también el hecho de recibir a un grande como River y el invicto de 40 partidos en su estadio generaban un cóctel interesante, en la antesala de un choque que no iba a ser para nada sencillo. Mina también rescató la adaptación del equipo y su debut goleador en un partido complicado: “Entendimos que había que jugarlo de esa manera, estoy muy contento y tranquilo por el gol”. 

Por otro lado también admitió que es difícil jugar en la Argentina pero que cree en la continuidad para terminar de adaptarse: “Es difícil jugar acá pero con mi juego creo que me pude acoplar rápido, todavía me falta un poquito, pero con el correr de los partidos voy a ir mejorando”. Asimismo, el ecuatoriano reconoció la intensidad y dificultad del fútbol argentino: “No hay que dar ventaja porque son muy rápidos y precisos, le das ventaja y te hacen gol”. 

Mina se convirtió en el primer ecuatoriano en convertir con la casaca Millonaria. En relación a ese curioso dato, el exIndependiente del Valle señaló que: “Es importante entrar en la historia de este equipo, pero aún me falta mucho”.

Sobre el final del partido se lo vio desplazarse con cierta dificultad y teniendo en cuenta que viene sin descanso hace un par de meses, producto del trajín de semifinales y finales de Libertadores, los partidos con River y la selección de su país, el defensor descartó una posible lesión o sobrecarga: “Me molestó un poco el aductor pero ya estoy bien, era una molestia nomas”.





RIVER 4 BANFIELD 1



Uno x Uno | River Plate vs Banfield

IMAGEN: Getty

Augusto Batalla (5.5): No tuvo responsabilidad en el buen cabezazo de Silva. En el resto del partido no fue probado. Bien en las salidas.

Jorge Moreira (8): Sigue en un nivel superlativo. Ayer volvió a demostrar que su rendimiento no es una quimera, y que es bueno de verdad. No tuvo oposición por su lateral, y con su asistencia abrió el camino del triunfo. Inteligente en el tercer gol. Sin problemas en defensa.

Jonatan Maidana (6): Un baluarte siempre en la defensa, poniendo la pierna cuando había que hacerlo y defendiendo a sus compañeros en otras oportunidades. Tuvo algunos problemas marcando a Silva, pero no pasaron a mayores.

Arturo Mina (6.5): Gran actuación del ecuatoriano, imponiendo su presencia y con mucha personalidad para salir jugando. En el gol rival le gana las espaldas Silva, su único error.

Milton Casco (6): Bien por su lateral, cubriendo sin problemas las subidas rivales. No tuvo mucha participación ofensiva ya que esta venía del otro lado, pero cuando subió, causó peligro, y estuvo cerca del gol.

Leonardo Ponzio (6.5): Nuevamente como único 5, estuvo bien para recuperar en los ataques rivales. Bien ubicado, cubrió los espacios. Se posicionó bien entre los centrales cuando hubo que marcar y también salir. No marcó bien a Silva en el gol de Banfield.

Ignacio Fernández (6.5): Acompañó bien, juntándose con los demás mediocampistas ofensivos. Parte importante del circuito futbolístico. Bien en la distribución del balón.

Gonzalo Martínez (8): Gran partido del Pity, que en cada oportunidad deja de lado los fantasmas del pasado. Inteligente para distinguir entre mandarse la individual y hacer el pase a un compañero mejor ubicado, ayer coronó su actuación con un gol.

Andrés D’Alessandro (7.5): Otro que tuvo una actuación más que destacada, siendo inteligente para sacar el córner corto en el segundo gol, rematando perfectamente para el tercer gol, y creando la presión para producir el cuarto gol. Además, se asoció bien con Martinez y Fernández.

Sebastián Driussi (7): Sigue en buena racha, ayer metiendo un gol nuevamente. Activo, se movió bien por el frente de ataque. Se juntó bien con los volantes ofensivos, asociándose en el circuito futbolístico.

Lucas Alario (7): Otro que sigue con su gran racha, ayer metió un gol nuevamente, esta vez con un disparo potente desde lejos. Metió el gol de la definición, y antes le habían anulado uno (mal).

Ingresaron:

Marcelo Larrondo (5): No se sintió cómodo y no se pudo asociar con los demás. Cayó en offside varias veces.

Tomás Andrade (6): Bien en los pocos minutos que estuvo adentro, encarando seguido y yendo al frente.

Iván Alonso (5.5): No pudo encontrar espacios para llegar al gol, aunque estuvo activo para bajar el balón para otros.

Marcelo Gallardo – DT: Este es el River que le gusta a la gente. Si bien se fue al descanso con un empate, se veía bien al equipo. Y en el segundo tiempo demostró lo que insinuaba. Ataque constante, y buena cobertura de los espacios. Excelente en la presión, que provocó al cuarto gol.

 


RHV_4639

Las claves: Volvieron las 3G

En un brillante partido millonario, River apabulló a Banfield por 4 a 1 en el Monumental por la primera fecha del campeonato argentino.

El que le gusta a la gente: Si, el famoso River, el que gusta, gana y golea, ese es el mismo que brilló hoy en el monumental. Las tres G hicieron su presencia estelar esta tarde ante un Banfield tibio que apenas se pudo dedicar a mirar como el conjunto de Gallardo manejó de punta a punta el partido. Claro, cosas para mejorar siempre quedan, quizá hasta se puede hablar que este rival no era medida, pero hoy el juego riverplatense fue de alto vuelo e ilusiona de cara a un semestre más que importante.

El doble enlace: Si hay dos hombres en este planeta que deben funcionar para que este esquema sea el que ideó Marcelo Gallardo, esos son Gonzalo Martínez y Andrés D’Alessandro. La más sencilla prueba de esto es el magnífico encuentro que jugaron los enlaces millonarios, en el que llevaron al equipo a lograr una victoria por demás contundente. Con gol incluido en ambos casos, los dos que llevan el timón riverplatense estuvieron certeros, y desequilibraron la defensa rival a cada momento.  

Amigarse con el arco: Claro, eso mismo es lo que le está pasando a Sebastián Driussi. Aquel delantero que se tiraba a volantear y a veces parecía hasta temeroso con el arco rival ya ha quedado en el pasado. Hoy el número 11 volvió a convertir a los pocos minutos del  encuentro, tras un centro del, hoy, brillante Jorge Moreira y es cada vez más clave en el esquema de Gallardo.

Paciencia en las difíciles: Si bien el resultado final mostró una contundente victoria millonaria, el conjunto de Gallardo no desfiló por el partido con tranquilidad absoluta. En aquellos momentos en que el partido se encontraba igualado o incluso con River sólo un gol arriba en el marcador, Julio Falcioni planteó dos cerradas líneas de cuatro que dificultaban, y mucho, los ataques millonarios. Sin embargo, con la posesión de la pelota como base y saber usarla como arma, River quebró al taladro y pudo acomodar el marcador ante las primeras chances.






58

La pelota siempre al ’22’

Andrés D’Alessandro fue el destacado del debut millonario por el campeonato local. La calidad intacta.

Conducción, liderazgo, gol incluido y la clásica ‘boba’ con la que aún deslumbra a todo el pueblo millonario. El Cabezón volvió con hambre de gloria y así lo demuestra, manejando los hilos de un equipo que brilló en su primer partido. Sobre el final, se fue enojado porque lo sacaron. Quiere estar siempre.

Quizás no tenga el físico ni el desparpajo que tenía a los 20 años, pero sin duda D’Alessandro es el jugador diferente que tiene el fútbol argentino. Con toda la experiencia y una zurda más vigente que nunca, se encarga de jugar y hacer jugar a sus compañeros. 

Si bien otros futbolistas como Jorge Moreira, Arturo Mina y Gonzalo Martínez, también hicieron un encuentro deslumbrante, esa magia de Mandrake le dé quizás milímetros de ventaja. Como el eje de los ataques de River, desniveló en más de una oportunidad y coronó su actuación a los 26 minutos del segundo tiempo. Luego de aprovechar un rebote, sacó un sablazo letal y marcó el 3-1 para la Banda. Lleva 4 tantos en 18 juegos, desde su regreso.

A los 29′, Marcelo Gallardo decidió sacarlo para que descanse. Bien pudo el jugador haber pedido el cambio antes, debido a que ya había cumplido un buen papel y el Millo ganaba con holgura. Sin embargo, Andrés reaccionó de mala manera cuando vio el cartel de reemplazo y salió enfadado del verde césped. Ya con 35 pirulos, manifiesta que no vino de paseo y todavía le queda resto para llevar al Más Grande a lo más alto.





Moreira figura

Jorge Moreira, el lateral que asombra a propios y extraños

El marcador de punta guaraní fue nuevamente uno de los puntos altos en el equipo de Marcelo Gallardo. Ante el desconocimiento total de la gente, el rendimiento de Moreira es una sorpresa más que positiva. 

Corre y marca, lleva consigo el libreto de un buen lateral con proyección y con solvencia a la hora de defender. Hoy, nuevamente, fue clave en el triunfo millonario tras sus subidas al ataque, mostrándose continuamente como opción y pareciendo un extremo en todo momento. 

Tras un gran centro suyo, Driussi marcó el primer gol de River. Pero no se conformó con eso, en el complemento también siguió subiendo y proyectándose, ganando en cada uno de sus acciones los aplausos de la gente.

Por el momento, es el gran acierto de Gallardo en este mercado de pases, esperemos que su rendimiento siga esta linea. Mañana viajará a Asunción para enfocarse en defender los colores de su selección por la nueva fecha de Eliminatorias.







55

La resurrección del Pity

Gonzalo Martínez y otro gran partido con la banda roja, para demostrar que sí está a la altura del Más Grande.

A los arranques y el desequilibrio individual que siempre lo caracterizaron, el pibe le comienza a agregar la cuota pensante que tenía en deuda. Siendo siempre el jugador más determinante del equipo -para bien o para mal-, encontró su nivel y de a poco va cambiando aplausos por insultos, en la impaciente hinchada millonaria. 

Quizás por lo que valió, tal vez porque le dieron la ’10’, o capaz por la dificultad de entrar en el Mundo River para un joven futbolista. El tema es que pese a un mal comienzo de ciclo, a la gente cada vez le cuesta más resistirse a un zurdo que tiene unas condiciones extraordinarias. Incisivo, participó activamente en los cuatro tantos que marcó River hoy y fue uno de los destacados.

En el inicio del match, rompió lineas después de un buen toqueteo y abrió la pelota que derivó en centro y el posterior gol de Driussi. Ya en el segundo tiempo, recogió el balón de un córner y lo insertó en el corazón del área chica, para que luego de un despeje, Alario aproveche y ponga nuevamente en ventaja al Millo.

A los 26′ del complemento, realizó una buena jugada por izquierda y remató con diestra tras un enganche, pero la caprichosa dio en el palo y cayó en pies de D’Alessandro, quien volvió a patear y anotó el tercero. Pese a la alegría colectiva, parecía que el Pity otra vez no podría sacarse la mufa. Sin embargo, dos minutos más tarde fue a presionar arriba y captó un error de la defensa del Taladro, para sacudir de primera al poste del arquero y ahora sí, coronar su actuación con el tan ansiado gol.

Con 23 años, el nacido en Guaymallén lleva 71 partidos en la primera del club, y acaba de lograr su décimo grito. Gran mérito en su mejoría tiene el Director Técnico Marcelo Gallardo, quien lo bancó en todo momento y lo mantuvo en el XI titular, para que a base de confianza y rodaje, su pichón le empiece a agradecer con buenos rendimientos en el campo de juego.




Marcelo Larrondo vs. Banfield

Un debut esperado

Un sueño que se había tomado un compás de espera. El debut de Marcelo Larrondo en River se hizo esperar más de lo deseado pero llegó esta tarde de victoria ante Banfield.

Hace ocho años cuando dejó River para buscar suerte en Uruguay, dejó una promesa a sus allegados: “Acá voy a volver”, dijo. El 28 de agosto de 2016 a las 19.27, Marcelo Larrondo cerró el círculo y cumplió lo prometido.

El delantero mendocino ingresó cuando promediaban 15 minutos de la segunda etapa en reemplazo de Sebastián Driussi para acompañar a Lucas Alario en el frente de ataque. Los nervios lo llevaron a caer en posición adelantada en las dos primeras pelotas que tocó. Luego, con los goles, llegó la tranquilidad, colaboró en la presión alta y fue solidario en función de ataque.







Gallardo: “El que decide quién juega soy yo”

 

IMAGEN: La Máquina
En conferencia de prensa, Marcelo Gallardo se refirió al contrapunto que mantuvo con Andrés D’Alessandro cuando decidió sustituirlo en el segundo tiempo. Además, se mostró contento por la actuación de su equipo y señaló que el funcionamiento colectivo está comenzando a potenciar a varios jugadores que eran discutidos.

River ganó, goleó y gustó. Luego de una producción muy positiva desde el juego y el resultado, Marcelo Gallardo manifestó su conformidad en conferencia de prensa: “Muy contento porque redondeamos un gran partido, con una muy buena producción. Eso es algo gratificante, hace muy bien, que lo que venimos buscando se vaya viendo plasmado. Hoy se vio mucho de lo que nosotros queremos, no solamente en el resultado sino también en el juego”, afirmó.

Con relación a la polémica con Andrés D’Alessandro, el entrenador millonario marcó su postura: “Me parece bien que los jugadores no quieran salir. Entiendo que ninguno quiera salir, pero el que toma las decisiones soy yo, y yo decido quién juega y quién no juega, y cuántos minutos juega”. Además, explicó el motivo del cambio: “Hoy Andrés jugó su mejor partido, porque el equipo jugó bien y él también acompañó el funcionamiento y fue muy bueno lo que hizo en cancha. Él viene jugando entre 60 y 70 minutos todos los partidos. Después del gol pensé que era un buen momento para que salga y sienta el cariño de la gente. Anteriormente lo he sacado porque el equipo necesitaba otra cosa.  Algunos lo toman bien, otros lo toman mal, pero no me importa”, afirmó el DT.

Luego de un semestre flojo, con futbolistas en el ojo de la tormenta, el técnico de La Banda destacó que muchos levantaron su nivel gracias al funcionamiento colectivo: “Individualmente los jugadores van creciendo. En el caso del Pity Martínez, que ya venía con nosotros, se lo ve mucho más maduro, más pensante, más jugador de equipo. Eso tiene mucho que ver con el funcionamiento. Hoy hubo muy buenas prestaciones de cada uno, y eso es bueno que pase. Cuando se destaca uno o dos, quiere decir que no estamos haciendo las cosas bien. uando el equipo juega bien, es difícil encontrar una figura. Hoy fue uno de los casos. Eso se debe al funcionamiento”. Además, agregó: “Tanto Moreira como Mina, que son los jugadores que llegaron en las últimas semanas, se han acoplado bien. Cuando el equipo funciona bien, es más fácil para los que llegan”.

“A veces es muy difícil detenerse a pensar porque no hay mucho tiempo. Después del partido del jueves, la alegría que teníamos…era bueno poder festejar, porque no siempre se festeja un título ni muchas veces tenés la posibilidad de jugar muchas finales seguidas. Pero el día viernes ya teníamos que estar pensando cómo íbamos a jugar hoy, y no había mucho tiempo para detenerse a pensar en eso. No me gusta detenerme a pensar en eso porque al otro día tengo otro partido para jugar. No me puedo relajar. Cuando no esté acá, o sea un poco más grande, disfrutaré de los tremendos que hemos vivido en estos dos años”, aseguró el técnico del Más Grande al ser consultado sobre el ciclo exitoso que viene sosteniendo desde que asumió en la institución.

Para finalizar, el Muñeco afirmó que era importante arrancar el torneo sumando de a tres: “El campeonato va a ser muy largo, de treinta fechas. Nosotros tenemos la cierta obligación de representar este club de la mejor manera y tratar de ganarlo. Hoy era importante arrancar con ese envión anímico, con nuestra gente nuevamente, en nuestra cancha y no perder puntos. No solamente ganamos los tres puntos, sino que además los ganamos bien. Es bueno poder revalidarlo de esa manera”, concluyó.



D'Alessandro Larrondo Festejo gol

“No me gusta salir”

Andrés D´Alessandro se mostró feliz por la goleada contra Banfield y aclaró el por qué de su reacción al ser reemplazado: “No me gusta salir nunca, pero después lo entiendo”, destacó..

“No me gusta salir nunca, me gusta salir jugando. Despúes cuando estoy en la ducha entiendo. No estoy enojado, no puedo estar caliente si ganamos 4 a 1″. Un auténtico Andrés D’Alessandro no esquivó el bulto y aclaró todo lo referido a su queja hacia Marcelo Gallardo cuando fue reemplazado por Tomás Andrade: “Siempre me sacas a mi”, reclamó el enganche.

Sin embargo, como él mismo aclaró, las emociones del momento quedan ahí y su relación con el DT del Millonario no sufrirá modificaciones:”Las ordenes las da el y de afuera lo ve mejor. Me sacó para descansar por el partido que habíamos hecho”, subrayó D´Alessandro, y agregó: “Me llevo 10 puntos con Marcelo, nos conocemos y sabemos cómo somos”.

En cuanto a lo colectivo, dejó en claro que el nivel mostrado cumplió con todas las expectativas:”Si hay un ejemplo de partido es hoy. Manejamos bien la pelota, defendimos bien, el cuarto gol fue por presionar la salida. Es un ejemplo de lo que queremos y buscamos”, reconoció. Además, hizo énfasis en el compromiso que se le pide a cada jugador tanto para atacar como para defender: “Cuando el Pity y yo tengamos que hacer el esfuerzo de dejar los chiches de lado lo vamos a hacer, como hoy, como en Colombia”, aseguró.

Finalmente, tampoco escondió su alegría por haber convertido (fue su primer gol en torneos locales desde que regresó al club): “Valoro haber llegado cerca del área, hoy se me dio jugar más cerca. Estoy contento”




Driussi: "Estuvimos muy bien en todas las líneas"

 
 
Driussi:
CLAVE. Como contra Santa Fe, Driussi madrugó a todos. (FOTO: Fotobaires)
 
El delantero se fue muy contento por haber marcado nuevamente, pero destacó el trabajo colectivo por el que River superó en todos los aspectos a Banfield.

Por segunda vez en tres días, Sebastián Driussi fue la clave para abrir el partido. Nuevamente a los 3 minutos de juego, el delantero puso en ventaja a River y demostró que está en un gran nivel.

Pero Driussi remarcó que el trabajo colectivo fue fundamental para cumplir con lo que les pidió Marcelo Gallardo: "Que seamos ofensivos, creo que estuvimos muy bien en todas las líneas, nos vamos contentos porque hicimos un buen partido y se pudo ganar".

"Por suerte se me pudo dar de nuevo, así que muy contento por empezar así este torneo. (La confianza) Es muy importante, tanto la del técnico como la de mis compañeros, que me dan libertad para jugar", agregó en diálogo con el sitio oficial.

Con el gol ante Banfield, Driussi suma 7 gritos oficiales con la camiseta de River en 68 partidos.



 

"Me estoy adaptando bien y estoy demostrando que estoy a la altura"

 
 
ENTUSIASMÓ A LOS HINCHAS. Cada vez que el lateral pasa al ataque, lastima a la defensa rival. (Foto: Getty)
 
(Incluye video) Si bien consideró que aún le queda mucho por trabajar, el paraguayo admitió que se siente muy cómodo en River. A su vez, valoró la confianza que el cuerpo técnico y sus compañeros le transmiten.

Este domingo, en la goleada por 4-1 del Millonario ante Banfield, Jorge Moreira disputó su quinto partido oficial con el manto sagrado. Y nuevamente, volvió a demostrar estar a la altura de las circunstancias.

Tras la victoria, el defensor analizó el encuentro y opinó: "Sabíamos que teníamos que empezar con el pie derecho. Jugamos contra un gran rival. En el primer tiempo lo deberíamos haber cerrado".

Por otro lado, Moreira remarcó que está contento con el nivel que viene presentando: "La verdad que ayuda mucho la confianza del entrenador y de los compañeros para poder trabajar bien. Me estoy adaptando bien a la institución y estoy demostrando que estoy a la altura de mis compañeros". Aunque dejó en claro que no se conforma: "Uno trabaja para tratar de mejorar. Esto recién empieza".

El lateral derecho, que se mostró contento por estar en la lista de convocados para la Selección de Paraguay, dijo que tratará de pulir algunos detalles en defensa: "Trato de ir arriba y cuando me toca defender lo hago bastante bien, aunque tengo que trabajar en eso, en cerrar y no dejar a los centrales solos".

 



"Quiero ponerme al cien por ciento para dar una mano"

 
 
AGRADECIDO. Larrondo destacó el apoyo de los hinchas desde que llegó al club. (FOTO: Prensa River)
 
Marcelo Larrondo se mostró feliz por haber debutado oficialmente en River, pero remarcó que ahora quiere afianzarse para poder ganarse un lugar y así devolver con buenos rendimientos el apoyo de los hinchas.
Initialize ads

Con apenas un puñado de días en el club, Marcelo Larrondo se dio el gusto de formar parte del plantel que ganó la Recopa Sudamericana -primer título en su carrera- y debutar de manera oficial con La Banda, algo que buscaba.

"Ansioso estaba, estaba esperando este momento. Me tocó jugar y la verdad que lo disfruté mucho, más con un resultado positivo. Contento en lo personal y en lo grupal porque pudimos sumar tres puntos en casa y arrancar con el pie derecho en el campeonato. El equipo está haciendo un buen trabajo para hacer buenas cosas este año", comentó luego de la goleada contra Banfield.

La gente siempre me apoya, trataré de devolver el cariño en cada partido

En diálogo con el sitio oficial, reveló cómo vivió la consagración internacional: "Siempre un poquito ansioso por debutar. No se me dio el otro día, pero disfruté todo el momento con el grupo, en la concentración y mucho más después del partido por poder disfrutar de la Copa".

"Estaba contento, es una experiencia nueva para mí y poder estar en el banco y sumar un título es muy importante en lo personal. Trabajé para esto y quiero ponerme lo antes posible al cien por ciento para darle una mano al equipo", agregó.

Por último, el mendocino aclaró que no tiene preferencias en el ataque: "Me siento bien con todos, tenemos un plantel muy competitivo, con muchos chicos de humildad y con ganas de trabajar. Tanto Lucas como Sebastián e Iván se entrenan al cien por ciento y eso es lindo. Si me toca jugar con cualquiera, me siento cómodo con todos".




"Es un sueño hecho realidad"

 
 
 
Larrondo todavía no cae tras haber tenido minutos por primera vez con la camiseta de River. Se refirió al nivel de sus competidores en el ataque y a un objetivo personal.

Llegó a River hace poco tiempo, pero este mendocino ya tiene un título bajo el brazo. Si bien no tuvo participación en la Recopa, sí pudo gozar de minutos en el campo de juego ante Banfield y de esa forma alcanzar uno de los sueños de su vida: "Lo digo siempre y lo recalco, para mi es un sueño hecho realidad. Y mucho más poder festejar un título. El grupo trabajo para este momento que está viviendo, se nota que hay un buen grupo, una humildad increíble, y eso suma".

El delantero habló con la prensa tras el ensayo del martes por la tarde y mencionó lo difícil que será hacerse un lugar entre los 11 con el rendimiento que vienen teniendon sus competidores: "Lucas (Alario) y Sebastián (Driussi) están en un nivel muy bueno, lo vienen demostrando en cada partido, lo demostraron en la Copa y en el torneo. Yo estoy trabajando lo mejor posible para volver a mi nivel y para que cuando me toque entrar poder demostrar lo mío. No va a ser fácil, sabemos que vienen un nivel muy importante. Hay que seguir trabajando para demostrarle al técnico".

Tras una larga inactividad, su objetivo pasa por recuperar aquel nivel que supo mostrar en Central: "Estoy tranquilo, trabajando para ponerme al 100%. El domingo pude sumar minutos después de cuatro meses y eso es importante, un paso adelante. La rodilla viene respondiendo bien y cuando me toque sumar, trataré de demostrar que puedo ayudar al equipo".






El campeonato tiene fecha de arranque confirmada

 
 
El campeonato tiene fecha de arranque confirmada
DEBUT. River recibirá a Banfield en el Monumental. (Foto: Getty)
 
Armando Pérez, presidente de la Comisión Normalizadora de la AFA, aseguró que el certamen local comenzará el viernes 26 de agosto con la primera fecha del fixture. River recibirá a Banfield en el Monumental.

El Campeonato 2016/2017 empezará por el principio. Uno se puede sorprender al leer esta afirmación, pero por más obvia que parezca, no lo es tal en el caótico fútbol argentino. Se especulaba que, por motivos de televisación, el torneo podía arrancar directamente por la segunda fecha y postergar la primera para el mes de febrero. Tampoco se sabía con exactitud en qué fecha sería. Hoy, en conferencia de prensa, Armando Pérez despejó todas estas dudas.

"Vamos a comenzar el campeonato de Primera División el 26/8, con la primera fecha", confirmó el presidente del Comité de Regularización de la AFA.

De esta forma, River iniciará su participación en el torneo recibiendo a Banfield en el Monumental, posiblemente el domingo 28. Cabe recordar que el Más Grande jugará la vuelta de la Recopa Sudamericana como local ante Independiente Santa Fe el jueves 25 por la noche.



El comienzo del torneo podría volver a postergarse

 
 
El comienzo del torneo podría volver a postergarse
¿CUÁNDO? Nadie puede afirmar qué día comenzará el campeonato local. (FOTO: FotoBaires)
 
Los canales de televisión que transmitirán los partidos de Primera hicieron un pedido formal ante AFA para que el certamen doméstico comience el 26 de agosto. Mucho desorden.

La fecha de inicio del próximo torneo en Argentina es una verdadera y absoluta incógnita. La Asociación del Fútbol Argentino vive momentos muy difíciles y de mucho desorden, y, como consecuencia, el caos reina y la pelota sigue viéndose afectada.

Si bien el comienzo del certamen doméstico ya fue postergado, la espera podría ser aún mayor de la pactada la última vez que se trató el tema. ¿El motivo? Los canales de televisión que transmitirán los encuentros de Primera División hicieron un pedido formal ante AFA.

La solicitud de dichas señales tiene que ver con problemas de pantalla, por lo que pidieron que el campeonato tenga su inicio el próximo viernes 26 de agosto. Así lo aseguró Víctor Taboada, gerente general de la AFA luego de la asunción de la Comisión Normalizadora.





Fecha confirmada para el inicio del torneo

​Fecha confirmada para el inicio del torneo
CASI TODO LISTO. El campeonato tiene fecha definida, pero el debut de River aún no. (Foto: Getty)
 
Este jueves, se conoció que el campeonato doméstico comenzará el próximo 19 de agosto, con un parate en diciembre, y finalizará el 4 de junio del 2017. Sin embargo, aún se desconoce el fixture.

El caos que está viviendo la Asociación del Fútbol Argentino hizo demorar el inicio del torneo local. Durante esta pretemporada, el conjunto de Marcelo Gallardo y los demás equipos trabajaron sin saber cuándo iba a empezar el certamen más importante del país.

Después de mucho tiempo, hoy se conoció que el torneo comenzará el próximo 19 de agosto. Habrá un parate el 11 de diciembre y luego se reanudará el 12 de febrero de 2017. ¿Cuándo finalizará? El 4 de junio del mismo año.

Eso sí, aún se desconoce cuándo debutará el Millonario por dos razones: el fixture aún no se confirmó y River podría pedir la postergación de su presentación debido a la cercanía con las finales de la Recopa Sudamericana. La Banda deberá jugar el 18 de agosto, en Colombia, y el 25 del mismo mes, en el Monumental, ante Independiente Santa Fe.

Cabe destacar que habrán cuatro descensos, dos ascensos y se mantendrán los promedios. Además, el campeonato tendrá 30 fechas, con dos clásicos para disputar y no habrá liguilla para la clasificación a las Copas, sino que será a través de la tabla de posiciones.