Mi Página Web

Torneo de Transición Zona 1 Febrero-Mayo 15 equipos

 Arsenal 2 River 1

 

River perdió y cerró el semestre en un nivel que preocupa

 
 
River perdió y cerró el semestre en un nivel que preocupa

El conjunto de Marcelo Gallardo cayó 2-1 con Arsenal, en el estadio Julio Humberto Grondona, y terminó el Torneo de Transición 2016 con apenas 18 unidades. ¡A levantar el nivel en la segunda parte del año, Millo!

River comenzó con el pie izquierdo el duelo en Sarandí. En tan sólo segundos, Eder Álvarez Balanta tuvo una clara falla en la salida -despejó para adentro- y Mariano Barbieri sacó un remate y La Banda comenzó perdiendo 1-0 de forma inesperada.

Fueron varios minutos fatales para el equipo, que por el gol tempranero que sufrió, no logró encontrar la calma y se le hizo difícil encontrar el camino para llegar con claridad al territorio rival.

Para colmo, La Banda no disparó al arco en casi toda la primera mitad. ¿Las únicas dos chances de gol? Un buen disparo de Iván Alonso a los 43 minutos y un tiro de media distancia de Milton Casco.

En la segunda mitad, El Más Grande reaccionó y fue decidido a buscar el empate. Y lo consiguió. A los 3 minutos, y luego de un dudoso penal sobre Camilo Mayada, Lucas Alario ejecutó un tiro desde los doce pasos e igualó el encuentro.

A partir de ese momento, el equipo de Marcelo Gallardo se despertó, estableció un orden en la defensa y logró una leve mejoría en los ataques. Incluso, pasó a ser el dominador de la pelota, todo lo opuesto a lo que ocurrió en el inicio del duelo.

Un rato después, el Muñeco metió mano para ir en busca del triunfo: puso a Lucho González en lugar de Camilo Mayada, Leonardo Pisculichi por Gonzalo Martínez. Y sacó a Alonso para que entre Driussi. Pero poco pudieron hacer los que ingresaron. El partido se planchó y casi no hubo jugadas de peligro para El Más Grande. Sólo algunas jugadas del Pipa, quien en soledad intentó poner el partido a favor de River.

Y cuando todo parecía que el partido estaba por terminar, El Más Grande volvió a dormirse -así como en el primer gol del rival- y Arsenal anotó el 2-1 con el gol de Agustín Vuletich.

Así cerró el semestre el Millonario, sumando apenas 18 unidades en 16 fechas del Torneo de Transición y con un semestre para el olvido. Indudablemente, el plantel y cuerpo técnico deberán trabajar, y mucho, para dar vuelta esta historia y volver a ser el River del 2014-15.


 

Uno por Uno: River – Arsenal (Sarandí)


_MG_8321

Estos son, para nosotros, los puntajes correspondientes al rendimiento de cada jugador en el partido entre River y Arsenal, por la fecha 16 del Torneo Local, en Sarandí, el 20 de mayo de 2016

Augusto Batalla (5): Queda la sensación de que podría haber estado mejor ubicado en el primer gol recibido para evitarlo. En el segundo tanto, nada que hacer. Antes, había tapado una buena. 

Gabriel Mercado (4): Había hecho un partido correcto, a excepción de algunos centros que resolvió inexplicablemente mal. ¿Dónde salió en el segundo gol de Arsenal? Ese error costó la derrota…

Jonatan Maidana (6): Sólido en el fondo, cumplió con creces su labor defensiva en el mano a mano, y remendó algunos errores de Balanta. De arriba, ganó siempre. 

Éder Álvarez Balanta (3): Nombrarlo ya es sinónimo de cometer un error que termina en gol. Esta vez, no tardó más de 30 segundos en equivocarse y generar un gol rival. Luego, completó un partido lleno de dudas y pelotazos a cualquier lado. Preocupa.

Milton Casco (5): Venía haciendo un trabajo aceptable en la marca, también teniendo que reparar errores del zaguero colombiano. También había aportado buen criterio desde la mitad hacia arriba, pero que el segundo gol haya culminado por su sector opaca el puntaje. 

Camilo Mayada (4): Pese a que le cometieron el (inexistente) penal, nunca aportó en ataque y tampoco en la recuperación. No fue solidario y se mostró muy impreciso a la hora de jugar. 

Leonardo Ponzio (3): Totalmente sobrepasado y perdido. Otra vez falló en pases muy simples, y se lo vio fuera de coordinación a la hora de frenar a Lértora, figura de Arsenal.

Ignacio Fernández (3): También impreciso, falto de ideas y de criterio. Nunca pudo hacerse eje del equipo y fue intrascendente. 

Gonzalo Martínez (3): Nunca pesó en ataque, resolvió siempre mal, y se lo notó fastidioso. A levantar si quiere seguir en River…

Iván Alonso (4): Perdió siempre, hasta de arriba, y se quejó demasiado en lugar de correr y jugar. Poquito…

Lucas Alario (6): Tras una primera parte opaca, en el complemento se puso las pilas y fue de lo más aceptable del equipo. Pivoteó menos y jugó más en los costados, donde logró lastimar. E hizo el único gol con una buena definición desde los doce pasos.

 

Luis González (5): algunos toques y nada más.

Leonardo Pisculichi y Sebastián Driussi: sin calificación.

 



19504-dsc_2917

Jugaron para completar el calendario

Con una alta cuota de desidia, el conjunto Millonario disputó su último partido del campeonato y mantuvo el bajo rendimiento al que nos acostumbró de un tiempo a esta parte. A continuación, las claves de la derrota 2-1 en Sarandí.

La falta de motivación: está claro que River ya no jugaba por nada, a excepción de los que peleaban por su continuidad. Aquí no se duda de cuán comprometido esté cada uno con el club, pero sí es cierto que la circunstancia y lo poco que generaba esta fecha final pudo haber sido contraproducente. Por esta misma razón, es difícil realizar una análisis táctico o futbolístico, sabiendo que, probablemente, no todos dieron el máximo de sí.

La continuidad de los bajos rendimientos: dejando de lado el tema compromiso/entrega, lo que se puede analizar, es la carencia futbolística de varios: Balanta volvió a fallar defensivamente, Ponzio se la dio casi siempre a los rivales y Martínez fue fiel a su nivel. A ellos, hoy, se les sumó Iván Alonso, quien hizo casi todo mal.

El buen primer tiempo del local: tapando bien los espacios y pasando bien la pelota, impidieron una buena producción de los dirigidos por Gallardo. La demostración está en que River tuvo una sola chance clara en los primeros 45′, malograda por Alonso.

Los momentos de los goles de Arsenal: River salió 0-1 del vestuario, prácticamente, ya que, tras el fallo compartido Balanta/Batalla, los de Sarandí lograron el primer tanto en apenas 23 segundos de partido. Luego, el 2-1 llega en la jugada final, a los 93′, dejando al equipo sin chances de reaccionar.

 


19518-rivervsarsenal-17

El destacado: Lucas Alario

En el último partido del torneo, River cerró su participación cayendo en Sarandi por 2 a 1 ante Arsenal. El destacado, Lucas Alario, autor del tanto del Millo.

El de los goles importantes. El delantero titular y que siempre es determinante. River cayó en el Viaducto pero, nuevamente, el destacado fue el ex Colón, Alario, que marcó el empate parcial cuando comenzó el complemento vía penal. Hoy de nuevo compartió ataque con el uruguayo Alonso pero no se entendieron.

Muy impreciso con la pelota, pero siempre referente en el área, el oriundo de Tostado volvió a anotarse en el marcador, aunque esta vez fue desde los doce pasos -primera vez que patea un penal en River-, para sumar en su cuenta personal y engrosar su promedio con La Banda. 

En el primer tiempo no influyó en el juego pero en el complemento tuvo otra actitud, lejos de ser aquel delantero letal que jugaba y hacía jugar. Con Alario a la cabeza, River cerró un semestre para el olvido.


 

PRIMERO DE PENAL PARA EL PIPA

alario
El único héroe en este lío.

Lucas Alario anotó el empate transitorio en Sarandí, primer gol del ex Colón desde los 12 pasos vistiendo la banda roja.

El goleador que vino de Santa Fe, lo único rescatable de éste paupérrimo semestre. Lucas Alario es sinónimo de gol y siempre está; siempre responde, siempre convierte. River perdía antes del minuto en el Viaducto, y lo pudo empatar de penal gracias al Pipa en el arranque del complemento. No alcanzó, porque Arsenal se terminó llevando el partido en tiempo adicionado.

El detalle es que fue el primer penal que ejecutó con la camiseta de River. En este semestre, el Millonario contó con cuatro penas máximas a su favor: Rodrigo Mora ante Quilmes (gol) y Banfield (desviado), Andrés D’Alessandro contra Trujillanos en la Copa Libertadores (adentro); y Alario, convertido.

Lucas es el máximo artillero de la primera mitad de este 2016, con nueve gritos. El primero de penal y tercero por medio de una pelota parada (de cabeza facturó vs Rosario Central, centro de Pity; y Banfield, envío de Viudez). El nuevo pateador desde los 12 pasos. Sólo falta que alguien acompañe al goleador, que cumple y con creces.


 

Alario, el goleador del semestre

 
 
Getty

 

Pese a que el equipo decepcionó en la primera mitad del año y no lo acompañó, Alario volvió a dejar en claro que es un delantero de primera clase. Con 9 gritos, se convirtió en el máximo anotador del plantel.

La derrota ante Arsenal le puso fin a un semestre que River va a querer olvidar rápidamente. Eliminado en octavos de final de la Copa Libertadores ante el humilde Independiente del Valle, jamás estuvo cerca de pelear el campeonato y se quedó sin objetivos rápidamente.

Pero dentro de la mediocridad en la que transitó el equipo, siempre hay algo para rescatar. Lucas Alario, aquel jugador que llegó sin demasiada prensa a mediados del año, tapado por los regresos de Saviola y Lucho, se las arregló para sostener el gran nivel que mostró a lo largo de todo 2015 con la camiseta del Más Grande.


El Pipa volvió a ser de lo más destacado del plantel de Gallardo, tanto en rendimiento como en números, y se consagró como el máximo goleador de esta mitad de año. El santafesino disputó 20 partidos desde febrero hasta el día de hoy - 13 por el campeonato local y 7 por Copa Libertadores - y gritó en 9 ocasiones. Seis los hizo en el certamen local: Quilmes, Rosario Central, Independiente, Banfield, San Lorenzo y Arsenal lo sufrieron. Los otros 3, por Copa, ante The Strongest, Trujillanos e Independiente del Valle.

En segundo lugar se ubicó Iván Alonso con 6 tantos. Más atrás, Rodrigo Mora con 5, y Andrés D'Alessandro y Gonzalo Martínez con 3.

 

AH7X8129

Cómo anduvo Batalla

Ya como arquero titular, el pibe no tuvo la mejor noche. A bancarlo.

Desde que Gallardolo confirmó como el reemplazante de Barovero, los ojos del mundo de River se posaron en Augusto Batalla. Y al pibe ya le tocó ser titular en el último partido del torneo. Un contexto difícil para empezar a demostrar.

Pero un día le iba a tocar y, quizás, su noche en Sarandí no fue la mejor, todo lo contrario. En el primer gol lo agarraron adelantado. En el segundo podría haber cortado el centro que derivó en el cabezazo de Vuletich.

Sí tuvo una buena tapada en un mano a mano con Barbieri y no falló en ningún centro.

Llegó la hora de Batalla. Hay que bancarlo y darle el tiempo. El mismo será testigo si está para bancarse la responsabilidad.



Un torneo muy Negro

Balanta cerró el semestre con otro flojo partido: quedó pegado en los dos goles de Arsenal. Fue un reflejo de su 2016.

 
 
     
En el primero despejó mal. En el segundo habilitó. El colombiano y otra mala noche.
 

La despedida del semestre, a pesar de la derrota en Sarandí, significó un verdadero alivio para Balanta. El colombiano, que hace rato ya no es aquel que irrumpió con Ramón y se transformó en una de las joyitas de Núñez, decayó hasta el subsuelo durante este tenebroso 2016. Y el partido contra Arsenal resultó un fiel reflejo de lo que es el año del central, quien volvió a transmitir poquísima seguridad y encima quedó pegado en ambos goles: un mal despeje suyo permitió el prematuro tanto de Barbieri a los 23 segundo y una desconcentración suya, también, posibilitó que Corvalán tirara el centro habilitado en el tanto de Vuletich. En este parate, River apuntará a la reconstrucción para volver a ser el de antes y dejar atrás tanto la temprana eliminación de la Copa como el flojo rendimiento en el torneo local. Y una de las áreas en las que intentará reforzarse será el centro de la defensa, para encontrarle una alternativa al compañero de zaga de Maidana.

Eder, que se quedó con el puesto tras la venta de Ramiro Funes Mori, repitió actuaciones como las de anoche y sumó errores que le costaron puntos al equipo, lo complicaron en la Libertadores (basta con recordar su desajuste en la previa al penal de Maidana ante Independiente del Valle) y le provocaron muchos dolores de cabeza a su técnico.

Por todo eso, si llega a caer una oferta interesante por el cafetero ni los dirigentes ni el Muñeco pondrían trabas para que emigre. Las vueltas de la vida, hace dos años el momento de Balanta lo llevó al Mundial 2014. Hoy, en River preocupa su presente... y más que eso su futuro.

 
 




¿La última vez de “San Pegada”?

Pisculichi entró faltando 20 minutos en lo que pudo haber sido su último partido en River.

¿Fue la última vez de Leo Pisculichi en River? Quizás.

Aún no hay confirmación oficial ni se avanzó en la rescisión de un contrato que vence en un año, pero el zurdo sabe que no tendrá mucho lugar en el equipo que se viene.

Mientras, Gallardo le dio un rato para quizás despedirse con el 15 en la espalda. No pudo influir en el desarrollo y manejó sin éxito algunas pelotas parada.

Inolvidable por sus goles con Boca y Atlético Nacional en la Sudamericana 2014, su nivel bajó considerablemente el último año y por eso su futuro está más lejos que cerca de Núñez. Aunque todavía no le bajaron el martillo.



FIN DE LA RACHA

Mariano-Barbieri-Bellocq-Julian-Alvarez_CLAIMA20160520_0416_28
Barbieri y Vuletich fueron los verdugos en el Viaducto.

 

Hacía siete años que Arsenal no podía amargar al Millonario y esta noche se sacó las ganas. Repasá la racha que vio su fin en el agónico 2-1 en Sarandí.

Las marcas están para romperse a corto, mediano o largo plazo, pero romperse al fin. La seguidilla de invictos del Más Grande frente al Arse corría desde la Fecha 5 del Torneo Clausura 2010, cuando empataron 1 a 1. A partir de allí, los de Núñez hilvanaron 9 partidos sin conocer la derrota.

Sin embargo, en la última fecha de este polémico torneo, el conjunto de Sarandí pudo dejar atrás el maleficio y quedarse con los tres puntos. A continuación, la extensa “paternidad” que duró casi una década con tres triunfos y seis empates.

(Torneo 2016 – Fecha 16) Arsenal 2 – 1 River

(Campeonato 2015 – Fecha 5) Arsenal 3 – 3 River

(Torneo Transición 2014 – Fecha 7) Arsenal 1 – 1 River

(Torneo Final 2014 – Fecha 7) River 1 – 0 Arsenal

(Torneo Inicial 2013 – Fecha 7) Arsenal 1 – River

(Torneo Final 2013 – Fecha 9) River 1 – 1 Arsenal

(Torneo Inicial 2012 – Fecha 9) Arsenal 0 – 4 River

(Torneo Clausura 2011 – Fecha 6) Arsenal 1 – 1 River

(Torneo Apertura 2010 – Fecha 6) River 1 – 0 River

(Torneo Clausura 2010 – Fecha 5) River 1 – 1 Arsenal

(Torneo Apertura 2009 – Fecha 5) Arsenal 1 – 0 River





¡QUÉ BARBIERIDAD!

barbieri
El Millonario se encontró en desventaja desde el vestuario.

 

Mariano Barbieri, de Arsenal, marcó el gol más tempranero del torneo y se convirtió en el jugador que más rápido le convirtió a River en los últimos 59 años. 

Fue una noche paupérrima en Sarandí, no solo por el resultado y la forma en las que se perdió, sino porque el cierre del torneo no fue el esperado. La cuenta se abrió apenas a los 23 segundos con una avivada de Mariano Barbieri, quien le puso su firma al gol más rápido del campeonato que llega a su fin. Hasta ahora la marca la tenía Betancur, de Boca, quien había gritado ante Newell’s a los 34 segundos de juego.

Además, Barberi se transformó en el jugador que más rápido le convirtió a un arquero del Millonario, en este caso Augusto Batalla, en casi 60 temporadas. El anterior había sido Eduardo Koroch, hombre de Estudiantes de La Plata, en 1957, quien venció la valla de Amadeo Carrizo a los 15 segundos del partido. De esta manera, se cruzan dos rachas adversas que El Más Grande deberá evitar con tal de no entrar dormido a los compromisos venideros.





Un penal de visitante después de casi 37 meses

 
 
 

River no tenía a favor un remate desde los 12 pasos hace 55 partidos oficiales en el torneo local, debido a que el anterior fue el 21 de abril de 2013, en Mendoza.

Creer o reventar, pasaron casi 37 meses desde que River tuvo su anterior penal en condición de visitante dentro de América hasta que esta noche Darío Herrera cobró la infracción sobre Camilo Mayada. ¿El registro previo? Hay que remontarse hasta el 21 de abril de 2013, cuando Néstor Pitana se equivocó de manera grosera en Mendoza.

El árbitro nacido en Corpus, Misiones, señaló penal en una falta que Carlos Luna recibió fuera del área. Manuel Lanzini cambió la pena máxima por gol frente a Godoy Cruz. Esta vez la sanción fue correcta por parte del juez neuquino y Lucas Alario supo aprovecharla cuando apenas iban tres minutos del segundo tiempo para vencer la resistencia de Fernando Pellegrino, de pasado en la Reserva del Más Grande.

Para comprender la magnitud del hecho fueron 55 partidos en condición de visitante sin un penal a favor en el torneo local y, si se contabilizan los torneos dentro del continente, la cifra asciende a 76. Es que únicamente en Japón a River le dieron un penal (Nicolás Bertolo, la víctima de la infracción) fuera del Monumental: Carlos Sánchez le sacó rédito ante Gamba Osaka.


 

GALLARDO: “VAMOS A TOMAR DECISIONES”

miñi (2)

El Muñeco dando indicaciones en Sarandí.

 

El técnico de River se lamentó por cerrar el semestre llevándose otra derrota bajo el brazo. Además, aseguró que el tiempo de descanso y la pretremporada serán claves para lo que se viene.

“Lamentablemente no pudimos cumplir con las expectativas y cerramos como no queríamos. Tenemos que recuperar energías. Vamos a tener la posibilidad de parar, de pensar y empezar a trabajar con mayor solidez“, explicó el DT en zona mixta.

El Muñeco ya tiene el futuro en su cabeza: “Este parate nos sirve para volver a rearmarnos, porque los anteriores fueron puestas a punto. Vamos a tener el tiempo necesario, que es bueno para nosotros, para tomar decisiones. Este semestre será de mucha importancia, porque el desafío será muy grande en el aspecto que hay que empezar de cero“.

Van a llegar jugadores, vamos a ir en busca de conformar un equipo competitivo. El plantel no va a ser el mismo. Va a haber bajas, como ya las hubo, y habrá jugadores que van a venir“, explicó, dejando en claro que la renovación será muy importante para el equipo.

Y en cuanto a lo que se viene, contempló: “No vamos a tener competencia internacional, salvo la Recopa Sudamericana. Vamos a conformar un plantel de 22 o 23 futbolistas, seguiremos conversando con la dirigencia y con Enzo para evaluar posibilidades de refuerzos“, cerró.




River 1 Gelp 0
 

Crédito: Getty

Una despedida con sonrisa

De local, River venció a Gimnasia con gol de Iván Alonso en lo que fue la despedida de Marcelo Barovero y Leonel Vangioni en El Monumental. Con Alario como uno de los puntos altos, se volvió a dejar en evidencia la falta de eficacia frente al arco rival. 

Fue la última función de local. River se despidió de su gente al igual que Barovero y Vangioni, que dejarán la institución cuando llegue junio para seguir su carrera en México e Italia, respectivamente. Con un Monumental donde las miradas estaban puestas en el arquero, el Más Grande cumplió.

En el primer tiempo tuvo chances para abrir el marcador, pero no las supo concretar. La apertura se dio en el complemento, cuando Leo Ponzio envió un centro a la cabeza del uruguayo Alonso, para romper el cero y poner arriba al Millonario en el marcador.

Cerca de los 20′, Gallardo hizo su primer cambio: el ingreso de Vangioni por Mercado, para que el lateral izquierdo tenga su despedida del club. El encuentro continuó y Alario tuvo las chances para aumentar el marcador. Sin embargo, el arco se le corrió al delantero y no pudo aumentar la diferencia.

Sobre el final, se dio el momento más emotivo de la noche. El Muñeco, en un gesto a destacar, mandó a la cancha a Augusto Batalla, para que Trapito reciba el reconocimiento que se merecía. De todo el estadio, bajaron aplausos para el capitán, en lo que fue su última función en cancha de River. La emoción rebalsó en la cancha y el encuentro llegó a su fin.

El Millo sumó tres puntos de decoro, ya que las miradas estaban puestas en otro lado. Hoy, en el Monumental, se presenció la despedida de dos pilares del River multicampeón. Gracias Barovero. Gracias Vangioni. Con humildad y con garra, su huella quedará presente en la institución.



 

Foto: LPM


Uno por Uno: River – Gimnasia (Monumental)


Marcelo Barovero (6): Las pocas intervenciones que tuvo fueron con los pies, ya que Gimnasia nunca inquietó al 1 millonario. Despedida Monumental, como un ídolo se merece. 

Gabriel Mercado (5): Sigue muy impreciso en los centros al área, una de sus especialidades, y también muy errático en acciones muy simples. Atrás no tuvo problemas. 

Jonatan Maidana (6): Firme y sólido en el fondo. No tuvo inconvenientes en contener a Rasic, y coordinó muy bien la última línea para dejar en offside varias veces a los contrarios.

Éder Álvarez Balanta (5): Bien en el uno contra uno y los cruces, pero continúa muy impreciso con la pelota. Rifó varias y revoleó más de lo necesario. 

Milton Casco (6): Correcto despliegue atrás y también colaborando en el ataque, aunque sin ser del todo punzante. 

Camilo Mayada (5): Poco claro e intermitente en los 45 minutos que jugó. Nunca pudo desnivelar y tampoco hacer buenas sociedades en el medio. 

Leonardo Ponzio (4): A excepción del buen centro a Alonso en el gol, se la pasó regalando la pelota a los contrarios en la salida. Además, hizo infinidades de foules innecesarios. Ay…

Ignacio Fernández (6): Apareció con regularidad y correctamente en la elaboración del juego, sobre todo por el centro, el lugar donde más cómodo se siente. Tuvo dos opciones de gol desde afuera del área que no pudo concretar. Bien. 

Gonzalo Martínez (6,5): Desequilibró bastante por la banda izquierda y se mostró muy sereno a la hora de jugar la pelota a sus compañeros. Bajó un cambio y no fue siempre electrizante, lo que hizo que dejara una imagen mucho más pensante y positiva que la que venía teniendo. 

Lucas Alario (6,5): A diferencia de otros partidos, se mostró muy dúctil y habilidoso con la pelota, pero fallando en la definición, su fuerte. Le faltó el gol. 

Iván Alonso (7): Mostró un buen nivel a la hora de fajarse con los centrales, aguantar y bajar la pelota. Y marcó el gol de la victoria con un testazo de manual, fiel a su estilo. El único refuerzo que rindió en el semestre. 

Ingresaron:

Tomás Andrade (6,5): Una nueva aparición que ilusiona. Atrevido, encarador e inteligente para jugar los segundos 45 del partido.

 

alonso

El destacado: Iván Alonso

En un partido sin brillo, el delantero uruguayo fue el  jugador más interesante de River en la victoria ante Gimnasia por 1 a 0. Bajó todas, ganó siempre entre los centrales, y marcó con un testazo de manual el único gol del partido. 

Llegó cuestionado y terminó siendo el único refuerzo que mostró un nivel acorde para seguir vistiendo el manto sagrado. Iván Alonso es de esos casos extraños de jugadores que llegan a River sin laureles y terminan ganándose un lugar entre los once.

Fiel a su estilo, el tanque uruguayo completó otra vez un partido muy correcto. Se fajó con los defensores rivales para realizar el trabajo sucio y dejar de frente a la jugada a sus compañeros. Al igual que desde que llegó, bajó todas las pelotas y se asoció bien con el equipo. 

Pero lo fundamental de este animal del área es la capacidad de gol en el juego aéreo. Cuando iban 12 minutos del segundo tiempo, ganó con comodidad a dos defensores triperos y la colgó de un ángulo con un cabezazo certero e inatajable. 

Al fin y al cabo, ya podría afirmarse que Gallardo no se equivocó al traer al veterano goleador.


Alonso gol vs. Gimnasia de la Plata

Alonso está de la cabeza

Iván Alonso marcó más de la mitad de sus goles en River con la testa. Ahora ante Gimnasia de la Plata para regalarle una sonrisa a Marcelo Barovero y Leonel Vangioni en su despedida Monumental.

La mejor virtud de Iván Alonso es el cabezazo. Se ve, se nota y se refleja en la cancha. Como hoy ante Gimnasia, desviándole la trayectoria a un buen centro de Ponzio para poner el gol del triunfo.

El uruguayo lleva convertidos seis tantos desde que llegó a Núñez y cuatro fueron con la testa. Además le marcó así a Belgrano en la segunda fecha del torneo y a Trujillanos  y San Pablo por la Copa.


Barovero despedida  vs. Gimnasia de la Plata

Hasta siempre

Marcelo Barovero jugó por última vez en el Monumental y la emoción le ganó a todos. Se va uno de los arqueros más importantes de la historia de River. El gran gesto de Marcelo Gallardo.

Y un día se terminó ese ritual de gritar “Trapito” antes de hacer la entrada en calor adentro de la cancha, escena que se repetía cada vez que iba a ocupar el arco que da a Figueroa Alcorta.

Es el dolor de ya no ser. De ya a extrañar a uno de los arqueros más importantes de la historia. Para los pibes, para la generación joven, fue el más grande de todos.

Marcelo Barovero atajó por última vez en el Monumental. Se irá a México o España. Habrá que seguirlo por televisión o por Internet. El buzo gris, como el histórico verde que lucen muchos fanáticos, se lo pondrá otro. Andújar o Armani, lo mismo da, tendrán la vara muy alta.

Barovero dice adiós como un grande. No tuvo reconocimiento de la dirigencia con una plaqueta o un video, algo que estaba preparado por la gente de marketing, aunque se bajó a último momento. ¿Viejos rencores porque decidió irse sin dejarle un peso a River?

El mejor y único reconocmiento que sirve es el del hincha. El que lo aplaudió cada vez que el 1 tocó la pelota. El fiel y el noble tuvo gratitud con Barovero en su despedida. Le dijo chau como se merece un grande, ya un ídolo de River.

En el final, el gran gesto de Gallardo. Puso a Batalla por Trapito. El Monumental se vino abajo para despedir a alguien que ya se metió en el corazón de la gente.

Conmovedor fue el abrazo de sus compañeros. Ni hablar el del técnico. Dos líderes indiscutidos de la era moderna de River.



Vangioni vs. Gimnasia de la Plata

Gracias, Piri

Antes, aplausos. Durante, ovación. Después, alguna lágrima recorriendo el contorno de su cara. Leonel Vangioni tuvo su última función en el Monumental y el agradecimiento es eterno.

 

Recuperación récord para una lesión que amenazó con cambiarle el lugar y la fecha de despedida. En el Roberto Carminatti de Bahía Blanca, Vangioni pensó que terminaba su período en River. Sin embargo, en poco menos de un mes volvió a las canchas y fue para decirle adiós al estadio que más alegrías le dio en su carrera futbolística. Se fue el mismo día que Trapito.

Tuvo un tiempo y medio para recordar su paso por el Monumental, lugar en el que levantó una Copa Libertadores, una Copa Sudamericana y un campeonato local. Es que Marcelo Gallardo recién lo metió a los 19 del complemento y cuando parecía que la despedida iba a ser desde el banco de suplentes.

Con el aplauso de la gente y un abrazo a la distancia con cada uno de los integrantes de la familia Millonaria, Leonel Vangioni le dijo adiós a River. En el camino, además de las vueltas olímpicas que dio en el Monumental, se llevará la Copa Suruga Bank, una Recopa Sudamericana y una Supercopa Argentina bajo su brazo. Seis títulos para un lateral de Selección que siempre dejó todo por los colores.

 

´

LA HERENCIA DEL CAPITÁN

19150-rivervsgimnasia-23
La salida de Trapito y Leo. El arquero le dejó la posta al 23.

 

La salida de Barovero no solo deja un vacío en el arco, sino que también deja las dudas de quien será el nuevo capitán de River. Ayer, durante el cambio por Batalla, esa duda se empezó a despejar.

La cinta de capitán dentro de la cancha es muy importante, por el peso que pueda llegar a tener el jugador que la porte tanto dentro del vestuario como en el mismo verde césped. El que la tuvo durante esta época dorada, y quien fue el encargado de levantar tantas copas, junto a Fernando Cavenaghi, fue nada más ni nada menos que Marcelo Barovero.

Esta salida de Trapito de River, deja la incertidumbre de quien ocupará ese lugar dentro de la cancha. Durante el cambio que Gallardo realizó, en donde hizo salir al capitán para que reciba una de las mayores ovaciones que ha tenido un jugador en el Monumental, el arquero le  dejó la cinta a Leonardo Ponzio.

El volante central es uno de los jugadores con más experiencia y sobre todo con más antigüedad en este plantel Millonario. Ponzio, llegó a River en 2007 para luego irse un año después y regresar al Más Grande en el 2012 en la etapa más dura de la historia de la institución.

Según Gallardo, Leo es el “corazón del equipo”, y tuvo una gran repercusión sus partidos ante Boca para que la gente lo empiece a ver de otra manera y sea tomado como uno de los máximos referentes de este River campeón de todo. Por esto, y por toda la experiencia que esto contiene, todo aparenta que será el próximo capitán de la Banda.

Recordemos que el oriundo de Las Rosas, tiene en su haber 7 títulos con River (4 internacionles y 3 locales) y seguramente termine su carrera en River. A sus 34 años, dejó entrever que su idea es no dejar nunca esta institución. La mejor herencia que podía haber recibido, de una gran persona y de un gran capitán como lo fue Marcelo Barovero.





OTRA ALEGRÍA EN CASA

19137-rivervsgimnasia-18
Tras cuatro partidos.

 

Desde febrero que River no ganaba en el Monumental por el campeonato local. Se cortó.

El Millonario vivió una jornada emotiva. Se despidieron de la gente Leonel Vangioni y Marcelo Barovero en el Monumental. De paso, se le ganó 1-0 a Gimnasia.

River sólo lleva ganados cuatro partidos en el torneo, y tres de los éxitos fueron en casa. Sin embargo, la última victoria como local se remontaba al 29 de febrero, por la fecha 5, ante Independiente (1-0, gol de Lucas Alario).

Luego del triunfo ante el Rojo, se vino la debacle en el torneo y también en el Monumental: 0-0 vs Boca, 1-1 vs Banfield, 2-2 vs Sarmiento y 0-0 vs Vélez. Al menos, despedida con una sonrisa en Núñez.






UN REGALO MUY ESPECIAL

guantes

El Muñeco se llevó un recuerdo más que significativo.

 

Marcelo Barovero le obsequió a Gallardo los guantes que utilizó durante su último partido en el Monumental. Un símbolo de agradecimiento y de verdadero cariño.

Ya transcurría el tiempo extra cuando el Muñeco puso en marcha la sorpresa. Augusto Batalla se acercó al cuarto árbitro y el tablero electrónico se levantó para dar a conocer que quien se retiraba era el 1. Colmado de emoción, el Monumental se vino abajo en aplausos para hacerle un último mimo al que quizás se haya metido entre los mejores arqueros en la historia del club. El técnico y el arquero se abrazaron con sentimiento.

Es por eso que Trapito quiso devolver el gesto, y cuando terminó el partido se acercó a Gallardo para hacerle un regalo más que especial: sus guantes. Cualquiera se los habría guardado, como recuerdo de una noche histórica, pero Barovero sintió que le debía ese reconocimiento. Un verdadero símbolo de cariño y agradecimiento por tantas vivencias compartidas y seguramente un vínculo que va más allá del fútbol.

“Me dio mucha confianza y es un excelente técnico, le debo muchísimo. Estamos muy felices por todo lo que vivimos”, explicó Barovero.

 

ENORME GESTO DE GALLARDO CON LOS QUE SE DESPEDIAN

Gallardo Barovero abrazoGallardo hizo lo contrario a Ángel Cappa.

 

Marcelo Gallardo tuvo un gesto nombre con Marcelo Barovero y Leonel Vangioni esta tarde en el Monumental. Todos sabíamos que este sería el último encuentro de ambos en casa y a diferencia de lo que le tocó sufrir en el 2010 cuando el Muñeco se iba, dio un espectáculo para todos.

River no juega por nada, sólo por sumar y lo hizo, es por eso que la tarde daba lugar a lo que la gente realmente quería presenciar, la despedida de Trapito y Piri, pero el Muñe le puso un condimento extra.

En el 2010, Gallardo se despedía para siempre, como jugador, de su amado club, en aquel entonces el entrenador era Ángel Cappa y no le dio la oportunidad de salir a la cancha, dejándolo 90 minutos sentado en el banco de los suplentes, mientras River caía por 5 a 1 ante Tigre. Algo que ni el propio Muñeco, ni el hincha jamás olvidarán.

Pero lejos de cualquier resentimiento, o de intentar hacer lo mismo, el entrenador Millonario se lució y homenajeó a los dos que se despiden del Más Grande. Primero fue el turno de Vangioni, quien ingresó en el complemento aplaudido y coreado por todo el Antonio Vespucio Liberti. Desde cada recoveco, desde cada rincón se comenzó a escuchar “olé, olé, olé, Piri, Piri” cuando el lateral se quitaba la campera y se preparaba para ingresar.

Luego, con lágrimas en más de un simpatizante riverplatense, Gallardo sorprendió y decidió sacar a Trapito para que tenga la despedida que se merece, todo el equipo se acercó a saludarlo, mientras Augusto Batalla esperaba para tomar su lugar, y la gente explotó “A Barovero nunca lo vamos a olvidar”, llantos, abrazo con el DT y regalo para el Muñeco.

Gallardo está lleno de sorpresas, líder positivo, dio un gesto de grandeza al hacer lo que a él le hubiera gustado que le pasara. ¡HASTA SIEMPRE, MUCHACHOS!


 

BAROVERO: “ES INOLVIDABLE”

Barovero corazon2Trapito vivió en un cuento.

 

Marcelo Barovero, envuelto en lágrimas, se despidió de los hinchas de River con una victoria en el Estadio Monumental. Emocionado, agradeció todo lo vivido y destacó a Marcelo Gallardo como entrenador.

El Antonio Vespucio Liberti se vistió de fiesta para despedir al nuevo ídolo, a ese que quedó incrustado en el corazón de cada hincha Millonario, de cada pequeño que empezaba a conocer a River y que cuando su padre le preguntaba que camiseta quería, automáticamente respondía “la de Trapito, Pa”. ¡Gracias eternas, Chelo!

El corazón se le salía por los ojos tras la gran demostración de amor que dio el hincha: “Emocionante, soñado, muy feliz. Es más felicidad que nostalgia porque se cumplió todo. Ahora a mirar para adelante. Me llevó el mayor recuerdo, toda la alegría junta. Agradecido al club, a mis compañeros, a todos”.

Barovero se metió en el corazón de los simpatizantes por todo lo conseguido, por el Parapam, pero sobre todo por su humildad y su forma de ser y así lo expresó: “Lo que más me llevo son mis compañeros, y mi familia, porque no es fácil estar acá. La alegría de que yo lo viví, mi familia lo vivió, mi representante lo vivió. Nadie me lo contó”.

Gallardo decidió mandar a la cancha a Batalla para que todo el Monumental explotara en un grito al unisono”a Barovero nunca lo vamos a olvidar” y el arquero reconoció su emoción: “Es inolvidable. Es lo más grande que me pasó y que me va a pasar. Estoy agradecido totalmente”. Además, al salir, Barovero le regaló al Muñeco sus guantes y explicó porqué: “Me dio mucha confianza, es un excelente técnico. Le debo muchísimo”.

El cronista lo sorprendió y le preguntó si cuando llegó pensaba ganar todo lo que ganó, Trapito con lágrimas en sus ojos le respondió: “Ni soñándolo”. Y agregó: “Fue todo muy lindo, y la verdad que es un cuento, un cuento increíble. Estoy agradecido a Dios. Un saludo muy grande a mi vieo que mañana cumple años y la pasó muy difícil”

 

VANGIONI: “PARA MÍ LA ALEGRÍA ES INCREÍBLE”

Vangioni 2Vangioni se despidió de River

 

Leonel Vangioni se emocionó luego de su despedida en el Estadio Monumental ante Gimnasia y Esgrima La Plata. El lateral destacó el cariño de la gente y de sus compañeros. ¡Gracias Piri!

Al Piri le tocó ingresar desde el banco ya que no estaba al 100% en su condición física, pero pidió tener su momento junto a los hinchas que tanto cariño le tienen.

“Creo que llegué al club con estas ganas de ganar cosas y gracias a Dios así me voy, ganando muchas cosas. Para mí la alegría es increíble”, reconoció Vangioni, quien ingresó en la segunda parte inundado en aplausos de su gente. Además, dejó en claro que no se guardó nada: “En los dos clubes que me tocó jugar les brindé al máximo, me voy muy tranquilo porque dejé todo lo que tenía acá”.

Por último, emocionado por todo lo vivido en el club de Núñez, el Piri agradeció a sus compañeros y a los hinchas por tanto: “Me llevo el cariño de mis compañeros y de esta gente que disfruté al máximo”.

 

"El centro a Alario, las eliminaciones a Boca"

En su despedida, Vangioni eligió dos grandes momentos de su paso por River: la asistencia al goleador en la final de Libertadores 2015 y los partidos contra el Xeneize por Copas. Agradeció a la gente, a Gallardo y Ramón y le deseó lo mejor a Casco, su reemplazante.

       
 
 
     
El abrazo de Vangioni y Barovero, los dos referentes que se van.
 

Leonel Vangioni también se despidió del Monumental. El lateral, que venía de estar desgarrado, fue al banco de suplentes y entró en el segundo tiempo por Gabriel Mercado. Agradecido al cuerpo técnico y la gente, expresó: "Me voy muy contento. Se termina una etapa en River, en mi carrera. Llegué al club con estas ganas de ganar cosas. Y así me voy, gracias a Dios. La alegría es increíble. Uno se brindó al máximo. Dejé todo Fue una noche inolvidable para mí".

Luego, ya en zona mixta, el Piri otorgó más palabras en una noche emotiva.

Momentos para elegir. "El centro a Lucas a Alario (en la final de la Libertadores) es algo que siempre que puedo lo miro. Son recuerdos que hacen bien. Las eliminaciones a Boca. Son cosas que no voy a olvidar. Tuvimos un grupo humano increíble y venía a entrenar con muchas ganar".

A Gallardo y Ramón. "Muchas gracias por la oportunidad de estar. Me ayudó a crecer. También aprovecho a Emiliano y Ramón Díaz que me trajeron. Son grandes personas y me enseñaron muchísimo". 

Casco, su reemplazante. "Lo tiene merecido porque es un gran jugador. Ojalá no me extrañen".

TÍTULOS DE VANGIONI (2013-2016) EN RIVER: campeón Final 2014, Superfinal 2014, Sudamericana 2014, Recopa 2015, Libertadores 2015, Suruga Bank 2015.

 




Gallardo: "Tomaremos decisiones sobre la renovación del plantel"

 
 
 



 El entrenador del Millonario analizó el semestre y advirtió que dialogará con cada jugador del equipo para dejar en claro con quién contará de cara a lo que viene. Además, remarcó que uno de los puntos que lo motivó a quedarse en el club fue el hecho de tratar de volver a ser un plantel competitivo y también se refirió al último duelo que jugaron Barovero y Vangioni en el Monumental.

Fue una tarde-noche mágica, soñada para todo el pueblo riverplatense. River venció 1-0 a Gimnasia y Esgrima La Plata y la gente pudo despedir a Trapito y al Piri del verde césped del Antonio Vespucio Liberti.

No había mejor despedida que esa demostración de afecto de la gente.

Tras la victoria, el Muñeco contó qué es lo que sintió luego de semejante muestra de cariño de los hinchas hacia Barovero y Vangioni: "Muy emotivo lo que se vio y lo que le pasó a jugadores que han dado mucho como y que hoy se despidieron. No había mejor despedida que esa demostración de afecto de la gente. Todos los que tuvimos presentes nos llevamos una gran emoción".

"Son dos jugadores que nos han dado muchísimo con nosotros, tienen mucha predisposición y son muy queridos por el plantel con diferentes personalidades. El Piri siempre fue muy divertido y siempre estuvo a la altura de las circunstancias. Se va a un lugar extraordinario", opinó Gallardo sobre Vangioni, que continuará su carrera en Milan.

Le entregué la capitanía más allá de no tener esa personalidad avasallante, pero desde su perfil marcó un camino y señaló por dónde tenía que ir.

 

Por otra parte, Napoleón habló sobre el cordobés, quien integró la columna vertebral del equipo durante varios años: "Le entregué la capitanía más allá de no tener esa personalidad avasallante, pero desde su perfil marcó un camino y señaló por dónde tenía que ir. Conmigo se ha comportado de una manera maravillosa".

"El respeto que me llevo de ellos es incondicional. Eso es con lo que me quedo, haber compartido estos dos años con jugadores muy respetuosos que han jugado y respondido en el equipo", agregó el director técnico de 40 años.

El semestre que viene, para nosotros tiene que ser muy exigente.

Acerca de los cambios que se vienen en el plantel, el Muñe fue claro y dijo que el cuerpo técnico dialogará con cada integrante del equipo para definir quiénes se quedarán y quiénes se irán: "Empezaremos a tener charlas con todos los jugadores porque no necesariamente va a ser con los que se queden o los que se vayan. El semestre que viene, para nosotros tiene que ser muy exigente. Tenemos que volver con el tiempo adecuado para volver bien después de las vacaciones. Vamos a recuperar energías para no fallar. Tomaremos decisiones sobre la renovación del plantel".

El desafío que me motiva a quedarme es volver a arrancar, volver a empezar.


¿Qué evaluación hizo sobre esta primera parte del año? "No fue el mejor semestre en general, más. El análisis final no entra en la satisfacción mía y de lo que esperábamos. El desafío que me motiva a quedarme es volver a arrancar, volver a empezar. Hubiese sido fácil para mí, después de todo lo que logramos, irme. El desafío es volver a ser, volver a lograr ser un equipo competitivo en el que yo y la gente nos sintamos identificados".



 

El reemplazante de Barovero

 
 
El reemplazante de Barovero
EL ELEGIDO. Batalla será quien ocupe el lugar de Barovero en el próximo semestre. (Foto: FotoBaires)
 

Marcelo Gallardo anticipó que el encargado de ocupar el lugar de Trapito será Augusto Batalla, quien cuenta con tres partidos oficiales en la Primera del Más Grande. Además, advirtió que tiene pensado incorporar a un arquero para competir con el juvenil.

Es un hecho. Marcelo Barovero no continuará en el Millonario. Este sábado, el cordobés se despidió del Monumental con triunfo, por 1-0, ante Gimnasia y con la emocionante ovación de todos los hinchas.

Reemplazar a Barovero no va a ser fácil por todo lo que hizo. El arquero que va a ocupar su lugar es Batalla.

Una de las dudas que mantenía el Mundo River era quién se iba a hacer cargo del arco de River luego del 30 de junio. En los últimos días, mucho se habló de la posibilidad de que Andújar pueda arribar a Núñez a cambio de que Mammana se vaya a Napoli; o de que Armani habría estado empujando en Atlético Nacional para arribar a Núñez. Sin embargo, tras la conferencia de prensa que brindó luego del duelo frente al Lobo, el Muñeco anticipó que será Augusto Batalla quien se encargue de ocupar el lugar de Trapito: "Reemplazar a Barovero no va a ser fácil por todo lo que hizo. El arquero que va a ocupar su lugar es Batalla".

Va a ser él el que tenga la responsabilidad, más allá de que tengamos que buscar un arquero que compita con él.

Además, el entrenador de La Banda aclaró que el club irá en busca de otro arquero para pelear el puesto con el hombre nacido en Hurlingham: "Va a ser él el que tenga la responsabilidad, más allá de que tengamos que buscar un arquero que compita con él".

Va a arrancar el semestre que viene con la confianza para ocupar el lugar que deja un gran profesional y un gran tipo.

Por otra parte, Gallardo elogió a Batalla y aclaró que no será fácil reemplazar a un gran arquero como Trapito: "Va a arrancar el semestre que viene con la confianza para ocupar el lugar que deja un gran profesional y un gran tipo. Tiene condiciones, la personalidad y está preparado. Vamos a traer un arquero que compita y que esté en buenas condiciones".





San Lorenzo 2 River 0

 

Blandi

River volvió a caer y no levanta cabeza

El Millonario fue ampliamente superado por San Lorenzo que ganó por 2 a 1, con un doblete de Nicolás Blandi. Fue muy pobre lo del equipo de Gallardo, que para colmo se quedó sin D’Alessandro en el primer tiempo. Sobre el final, Alario (otra vez), anotó el gol del descuento.

Que termine lo más pronto posible este semestre. Parece una pesadilla que no termina mas. Si bien no se jugaba por nada hoy, da mucha bronca ver lo flojo que está el equipo. En todas sus lineas. Hoy quién se aprovechó de este débil River fue el Ciclón que se quedó con el clásico. 

En la primera etapa, la primera fue para River, tras un error de Torrico, Nacho Fernández capturó un rebote y su disparo dio en el poste. Luego llegó la lesión del Cabezón, y desde allí, a el Millo no se le cayó una idea. Y creció la figura de Cerruti. Pero el que abrió el marcador fue Blandi tras una buena jugada de Mas.

En el complemento, siguió dominando el encuentro el equipo local, y tras una gran jugada colectiva, Blandi volvió a anotar para liquidar el partido. Cerca del final, Alario descontó tras una gran jugada de Milton Casco.

 


Jugador x Jugador vs. San Lorenzo

 
 
Jugador x Jugador vs. San Lorenzo

Marcelo Barovero (6): Una de cal, y una de arena. Tapada exquisita para evitar el 1-0 parcial, y error severo  -luego remendado- con penal incluido, que casi termina en la apertura del marcador del rival. 

Milton Casco (6,5): Por empuje, ganas, proyección y temple en la marca, el menos peor de un equipo apático. Hizo un jugadón que culminó en el descuento, pero no alcanzó. Salvó la ropa mostrando nuevamente un buen nivel.

Jonatan Maidana (5): Correcto. Tuvo más trabajo con sus compañeros que con los rivales. Se dedicó a cubrir los errores de Balanta y Vega.
Eder Alvarez Balanta (4): Lento e impreciso. Cerutti lo tuvo a maltraer todo el partido. Amonestado antes del cuarto de partido, estuvo controlado de toda forma y así cayó en la trampa de los delanteros rivales.
Leandro Vega (4): Dubitativo y sin compañía para sus espaldas en un puesto que no le pertenece y que, por tanto, lo dejó relegado en la consideración.

Camilo Mayada (4): El viejo Mayada apareció por un instante. Mucha carrera, poca pausa y momentos de confusión que derivaron en situaciones de peligro para el arco de River.
Leonardo Ponzio (5): Alternó buenas y malas. Bien en la marca para un mediocampo congestionado y con pierna fuerte. Flojo en la entrega.
Nacho Fernández (5): Intentó ser el conductor del equipo después de la salida de Andrés D’Alessandro por lesión. Por momentos, fugaces instantes, lo logró. Sin embargo, cayó en las redes del mediocampo rival y se fue reemplazado.
Andrés D’Alessandro (5): Estuvo 20 minutos en cancha y mostró lo que puede dar. Sin embargo, una contractura lo dejó fuera de la cancha antes de que el partido sea tal.

Lucas Alario (5): Si no está lesionado, tiene que estar siempre. Es una preocupación constante para el arco rival y es capaz de desacomodar una defensa en más de una forma. Por arriba, por abajo, de cara al arco o mismo de espaldas, como llegó el gol.
Iván Alonso (4): Poco, muy poco. Alguna intervención aérea y poco más para relevar de su actuación.

 

Lucho González (4): Se nota la clase pero también los años. Le cuestan los partidos y, aunque él quiera ser titular, actuaciones como la de hoy le dan la razón al técnico. Lento para responder más allá de la claridad con la que analiza el panorama.
Pity Martínez (4): Desde el instante en que se paró para ingresar y a River le metieron el segundo gol, nada podía mejorar. Y así fue. Arrebatado para encarar, hasta se fue de la cancha con la pelota en sus pies y sin marca…

Tomás Andrade (6): Volvió a mostrar su talento en un puñado de minutos. Recostado sobre la derecha, exhibió hambre, algo que le faltó a casi todos, se animó hasta en una a encarar y llegando a la raya para un pase filtrado atrás que Alonso no pudo terminar definiendo


 

4980-dsc_8001

Jugaron por compromiso

En un partido jugado con cierta desidia por River Plate, el conjunto millonario perdió 2 a 0 contra San Lorenzo por la fecha 14 del torneo de transición y estas son las claves del encuentro. 

La presión de San Lorenzo: Una de las principales características del “Método Guede” es la constante presión alta. Hoy, ese plan fue ejecutado a la perfección. Con tres hombres  apremiando sobre la salida de los dos centrales riverplatenses, forzaron una gran cantidad de errores en la defensa millonaria y hasta en el arquero Marcelo Barovero.

La desidia millonaria: Claro que ya no juega por nada, que los objetivos están puestos en lo que vendrá después de la pretemporada y todo el sinfín de excusas para intentar explicar que los jugadores riverplatenses hoy no tuvieron ganas de salir a la cancha. Como si ponerse la banda no fuera suficiente motivación, como si usar la camiseta que alguna vez usaron Labruna, Ortega y Francescoli no es motivo suficiente como para salir a ganar en cualquier cancha. No, hoy apenas jugaron por compromiso y sin intención de dar pelea en ningún momento.

La salida de D’Alessandro: Se puede decir que River fue un equipo hasta la salida del enganche y mutó completamente tras el cambio realizado por Luis González. 18 minutos iban cuando el ex jugador de Inter de Porto Alegre sintió un tirón en el abductor y tuvo que ser reemplazado por Lucho, quien en ningún momento se hizo cargo del equipo y, lamentablemente, demostró que cada vez le cuesta más jugar en la primera de River.

Cerruti contra Vega: Será mezcla de error del muñeco y audacia del director técnico de San Lorenzo, Pablo Guede, que en toda la noche del Bajo, el ex jugador de Estudiantes, Ezequiel Cerruti jugó mano a mano con Leandro Vega, que, al no ser un lateral izquierdo natural, sufrió por su banda a cada momento que el extremo del ciclón se decidió a atacar.

 

Destacado: Milton Casco



Fotobaires

En un partido donde los rendimientos individuales rozaron lo vergonzoso, el lateral ex-Newell’s fue de lo más destacado del equipo de Gallardo. Quizás, de lo más positivo en este semestre paupérrimo.

Ya hace varios partidos, el jugador que tiene chances de ir a la Copa América viene en levantada en su nivel individual y de a poco esta volviendo a ser el que supo brillar en el Newell’s de Martino. Una buena noticia debido a la pronta partida de Vangioni al Milán.

Casco se destacó por sus subidas constantes al ataque, y fue clave en el descuento agónico tras aprovechar bien su velocidad y su remate derivó en el rebote que capturó Alario. Formula similar al gol del jueves frente a Independiente del Valle. No fue espectacular lo de Milton, pero sigue demostrando ganas y su mejoría se nota partido tras partido.




Lucas Alario vs. San Lorenzo

Alario siempre está

Lucas Alario volvió a hacer otro gol y la pregunta es recurrente: ¿Por qué fue suplente en la serie ante Independiente del Valle por la Copa Libertadores?

El gol que Alario le hizo a San Lorenzo no será recordado, es cierto. En tiempo adicionado marcó el descuento de una derrota que estaba consumada. Pero sirvió para confirmar que el ex Colón es el delantero de más peligro para el arco contrario que tiene los rivales. Hizo un gol bien de goleador. Recibió de espaldas en el área chica un pase de Milton Casco y de media vuelta sacó un remate cruzado lejos del alcance de Sebastián Torrico.

Como sucedió el miércoles en el Monumental, Alario volvió a convertir. Entonces, surge de nuevo la pregunta: ¿Por qué fue suplente en los dos partidos contra Independiente del Valle? “Son decisiones. Fue por una cuestión futbolística. Alario tenía que reencontrarse con su nivel”, aseguró Marcelo Gallardo cuando se le preguntó por el tema. Ahora, teniendo en cuenta lo visto en los últimos partidos: ¿Tan mal estaba Alario respecto a los otros delanteros del plantel? Como sea, los goles los sigue aportando él.

 


dalessandro

Otra lesión de D’Alessandro

El Cabezón jugó 20 minutos con San Lorenzo por una molestia muscular.

“Sacame”.

Cerca de los 20 minutos, Andrés D’Alessandro soltó la sentencia mirando a Marcelo Gallardo. No daba más.

El Cabezón terminó pagando tantos partidos juntos. A 72 horas de terminar fusilado contra Independiente del Valle, fue al Nuevo Gasómetro porque consideró que había que poner la cara. Pero el cuerpo no lo acompañó.

¿Qué tiene? Una lesión muscular en el aductor izquierdo.

¿Y ahora? Se verá si puede jugar o no los dos partidos que restan del torneo, ante Gimnasia y Arsenal.

Esta no es la primera lesión de D’Alessandro desde su vuelta a River. El 18 de febrero, en su vuelta al Monumental ante Godoy Cruz, se desgarró el bíceps femoral derecho.

River lo necesita bien sano para el próximo semestre.


 

FIN DE LA BUENA RACHA

LamentoNo se perdía contra CASLA desde 2013.

 

River cayó 2-1 ante San Lorenzo, poniendo fin a la seguidilla de siete victorias consecutivas.

El Millonario no tiene paz. Tras la eliminación en Copa Libertadores, se vino el clásico ante el Ciclón, sin presiones y con un equipo titular. Sin embargo, ni así se pudo superar al cuadro de Bajo Flores.

La Banda contaba con una racha inmejorable de siete victorias al hilo contra el Cuervo, que hoy terminó: 1-0 en el Final 2014 (Teo Gutiérrez), 1-0 en la Superfinal 2014 (Germán Pezzella), 3-1 en el Transición 2014 (Leonardo Pisculichi, Gutiérrez y Lucas Boyé; Matos para el Cuervo), 1-0 en la ida y la vuelta de la Recopa 2015 (ambos goles de Carlos Sánchez), 1-0 en el Campeonato 2015 (Carlos Sánchez) y 3-2 en el Triangular de Verano de Mar del Plata 2016 (Sebastián Driussi x 2 y Rodrigo Mora; Kalinski y Prósperi para el Azulgrana).

Además, CASLA no le ganaba a River desde el 1-0 del Inicial 2013, también en el Nuevo Gasómetro, con un polémico gol de Julio Buffarini. Fin de las buenas rachas.

 

LOS NÚMEROS NO LO ACOMPAÑAN

numeros gallardo
En poco tiempo, el Millonario pasó de los récords positivos a los negativos.

 

En el último tiempo, el porcentaje de eficacia de Marcelo Gallardo decayó hasta límites insospechados. El entrenador necesita de manera imperiosa un parate para reacomodar el equipo y las ideas.

Decir que River está jugando mal no es ninguna novedad, basta con repasar sus actuaciones de los últimos meses o revisar los preocupantes números que desnudan que, luego de ganar la Suruga en Japón, la historia cambió rotundamente. El comienzo del ciclo de Marcelo Gallardo sorprendió no sólo por el funcionamiento del equipo, sino porque los números eran inmejorables y el Millonario parecía una máquina de romper récords y quebrar rachas adversas. Claro está, eso también vino acompañado de cuatro títulos internacionales.

En enero de 2015, es decir luego de ganar la Copa Sudamericana, el Muñeco era el 5° entrenador más eficaz en toda la historia de River. Hoy, casi un año y medio después, ocupa el 26° puesto. Si dividimos su ciclo como DT en semestres, también se puede observar que la eficacia bajó notablemente (1° semestre 70% – 2° semestre 67% – 3° semestre 60% – 4° semestre 57%). El descanso vendrá bien para replantearse varias cosas, y sólo el convencimiento de una idea podrá lograr que los números vuelvan a acompañarlo.

 


GALLARDO: “HAY QUE BUSCAR JUGADORES CON HAMBRE”

Marcelo Gallardo dialogó con la prensa hace instantes luego de la derrota ante San lorenzo por el Torneo Transición 2016 y afirmó que River deberá incorporar jugadores con hambre para el próximo semestre.

River volvió a sufrir una nueva derrota en la temporada y el Muñeco no ocultó su fastidio: “ Hubiese esperado algo diferente: tener más salud futbolística en este momento, más allá de los logros”. Y agregó: “ Tengo que estar preparado para exigir y conformar un plantel que aguante la exigencia”

“El fútbol argentino es mucho más agresivo, friccionado. Tenemos que ver cómo preparamos a Andrés para el torneo que viene", afirmó en relación a la molestia por la cual tuvo que salir D´Alessandro.

La única chance que le queda a River de ingresar en la Copa Libertadores 2017 es ganar la Copa Argentina y el técnico consciente de eso, respondió: “ La Copa Argentina la vamos a encarar como una competencia importante, sabiendo que da la plaza para la Copa Libertadores


 

“Trato de disfrutar mis últimos partidos en River”

Marcelo Barovero empieza a despedirse de River. A pesar de la derrota, Trapito se destacó.

No pudo evitar la derrota ante San Lorenzo pero tuvo atajadas fenomenales como la que, previo al primer gol de Nicolás Blandi, le sacó en el área chica a Sebastián Blanco. Fue un mano a mano en el que Barovero tenía todas las de perder pero el arquero de River se estiró hacia su derecha para sacarle el remate el mediocampista del equipo de Pablo Guede. Y luego, después de una mala salida con los pies, se recuperó y le sacó el gol a Ezequiel Cerutti.

“Trato de disfrutar mis últimos partidos en River. Desde el primer momento le di mucho valor a la posibilidad de entrar a una cancha de fútbol y a atajar en este club”, aseguró Barovero.

El arquero también hizo referencia al mal momento de River. “Si se fijan, ninguno de los equipos que está o estaba en la Copa, pudo pelear el campeonato. Es difícil llevar las dos competencias al mismo tiempo”, expresó Trapito.

Y en cuanto a lo que se viene para el equipo de Marcelo Gallardo, al margen de que él no seguirá, comentó: “Seguramente, con tiempo de trabajo y una buena pretemporada, River va a volver a pelear por cosas importantes”.




River 0 Velez 0

 

El muletto de River no pudo con Vélez en el Monumental


 

River vs Velez

En el Monumental, River y Velez no se sacaron ventajas e igualaron sin goles en una tarde con pocas luces. El equipo del Muñeco no supo aprovechar el hombre de más por la expulsión de Fausto Grillo. Lo mejor del millonario se vio en el complemento, con el ingreso de Tomás Andrade y el empuje de los pibes.

En la primera etapa, River y Vélez ofrecieron un espectáculo chato y pobre. El millonario ostentó un poco más de tenencia, pero como viene sucediendo en los últimos encuentros, le faltó claridad en los últimos metros para llegar con profundidad al arco de Aguerre. Las más claras fueron llegaron por la franja izquierda, a partir de dos centros del juvenil Olivera. En la primera no pudo conectar Pisculichi de cabeza y en la segunda Bertolo metió un frentazo que salió por encima del travesaño.

En la visita, la más peligrosa fue un cabezazo de Alvarenga a quemarropa que exigió la estirada de Augusto Batalla. Minutos después, Fausto Grillo vio la segunda amarilla y dejó al conjunto velezano con diez hombres. Sin embargo, más allá de la superioridad numérica, al millonario le costó aprovechar esos últimos minutos de desconcierto en el Fortín.

En el complemento,el ingreso de los juveniles le dio algo de empuje y desequilibrio a un ataque indolente. La primera la tuvo Gonzalo Montiel, que se molestó con Lucho González cuando ingresaron los dos con el arco en soledad y definió por encima del travesaño. Pero lo mejor se vio a partir del aporte de Tomás Andrade, que se ubicó sobre la banda derecho y generó las mejores jugadas del local. La más clara la tuvo a los 37 minutos, con un zurdazo hermoso que pegó en el palo derecho de Aguerre. Pocos minutos después, Leandro Vega anticipó de cabeza y otra vez el palo salvó al conjunto visitante, que terminó llevándose un empate que fue demasiado premio.

Con esta igualdad, River alcanzó su sexto empate en el torneo y acumula cuatro fechas sin victorias en el Monumental. En la Copa, cueste lo que cueste…

 

Jugador x Jugador vs. Vélez

 
 
Jugador x Jugador vs. VélezA

Augusto Batalla 6: Respondió muy bien en la única que le llegaron con un atajadon. Firme y seguro en su debut en el monumental.

Pablo Carreras 5: Otro que está mostrando sus primeras armas en la primera división del Millonario. Hoy no fue su mejor partido ya que se lo vio algo lento y flojo a la hora de la marca. El Muñeco lo sacó en el entretiempo.

Emanuel Mammana 6: Seguro tanto de arriba y de abajo, muy bien en las salidas. No tuvo demasiado trabajo.

Leandro Vega 7: El mejor del equipo. Buscó constantemente en ataque y estuvo muy cerca de convertir. Férreo en la marca, levantó al público en más de una ocasión con su constante participación en el partido.

Luís Olivera 5: Bien ubicado como lateral por izquierda el debutante no tuvo mucha acción en ataque salvo en una ocasión que llegó a desbordar con peligro. En el complemento se adelantó un poco en el campo, se perdió en la posición y termino saliendo reemplazado.

Nicolás Bertolo 4: Inconexo, se erró un gol increíble en el primer tiempo. No logró hacer la diferencia en el uno a uno y se fue perdiendo con el correr de los minutos. Con una molestia en el entretiempo siguió jugando y luego salió reemplazado. Desaprovecha cada minuto que le dan en cancha.

Joaquín Arzura 6: Algo dubitativo en el primer tiempo. Mejoró en el segundo cuando fue salida constante del equipo y por momentos presionando hasta en el área de Vélez. Bien distribuyendo.

Lucho González 5,5: Manejo los hilos del equipo y fue profundo buscando siempre al compañero. Estuvo cerca del gol pero se erró uno increíble al comienzo de la segunda mitad.

Gonzalo Martínez 5 : Otro que pareció desperdiciar su chance. Fue de menor a mayor. Levantó en el segundo tiempo, tratando de ser un revulsivo, pero tomó pocas decisiones satisfactorias.

Leonardo Pisculichi 4: No se pudo poner el equipo al hombro, despilfarró una situación clarísima de gol y estuvo muy impreciso con la pelota en los pies. En la pelota parada también. Mal partido del zurdo.

Lucas Alario 4: Jugó todo el partido. Algo llamativo por lo que se juega el equipo el miércoles. Muy solo, luchó contra todos y a pesar de merodear el gol no pudo empujar ni una. Hizo un gran desgaste más luchando que jugando. No contó con demasiadas chances como para convertir.

 

Gonzalo Montiel 6: Buen debut del pibe, no se apichonó y cuando pudo soltarse mostró un gran carácter para defender y atacar.

Tomás Andrade 7: Interesantísimo. Un atrevido, un atorrante que estuvo muy cerca del gol en su debut pero el palo se lo negó. Pareció como si ya tuviera partidos en primera.

Exequiel Palacios -: Bien en los pocos minutos que jugó, Criterioso con la pelota pero sin profundidad. Tuvo un remate a las manos de Aguerre


 

28_Leandro Vega I


Leandro Vega, ‘El Destacado’ de hoy

El defensor fue el patrón de una defensa muy joven y completo un interesante partido, en el que su equipo mantuvo la valla en cero vs. Vélez. Y casi lo gana él…

Luego de una larga inactividad, producto de una lesión sufrida el 13 de marzo jugando contra Colón en Santa Fe, el pibe volvió a las canchas y lo hizo con creces. Marca, anticipación, entrega, ocasiones de gol, fueron las características de un encuentro que pudo haber sido redondito para el central, si el palo no le decía “no” a su cabezazo.

El zurdo de 19 años es una de las -pocas- gratas apariciones de las divisiones inferiores en los últimos tiempos. Con menos de 15 partidos en Primera División, ya dio muestras de su categoría, jugando inclusive en posiciones distintas y manteniendo un rendimiento regular. 

Hoy, el de José C. Paz resaltó por sobre el resto y volvió al fútbol en momentos en los que River se juega una parada difícil para clasificar a cuartos de final de la Libertadores. Allí buscará su lugar para seguir creciendo y asentándose en el club más grande de la Argentina.

 

4906-riverveleznota

Con mayoría de juveniles, River Plate empató en el Monumental por 0 a 0 ante Vélez en la decimotercera fecha del campeonato de transición y acá estan las claves del encuentro.

Esa maldita suerte: Claro que a la banda le costó romper el firme cerrojo defensivo que planteó Christian Bassedas tras la expulsión de Grillo. Sin embargo, fueron cuatro los goles que, insólitamente, se perdió el millonario. En el primer tiempo fue Leonardo Pisculichi quien erró un cabezazo en soledad frente a la portería defendida por Aguerre y en el segundo el experimentado Luis González que, con el arco en soledad envió la pelota por arriba del travesaño. Para colmo, en los últimos minutos del partido, Andrade y Leandro Vega, estallaron dos pelotas en el mismo palo que podrían haber cambiado el resultado del partido.  

No pudo aprovechar el hombre de más: Una vez más, el rival de River Plate se quedó con un hombre menos por la expulsión, esta vez al defensor central, Fausto Grillo. Lejos de agrandar al equipo local,  esto terminó siendo una nueva ocasión en la que el contrario se refugió atrás y el millonario no supo aprovechar la ventaja, por lo que  le costó demasiado el partido.

Dos que pintan bien: En un partido en el que Marcelo Gallardo puso gran mayoría de juveniles, hubo dos que se destacaron por sobre el resto. Casualmente, los dos saltaron desde el banco de suplentes, uno en la defensa, Gonzalo Montiel, y el otro en el mediocampo, Tomás Andrade. El último sobre todo, se llevó las miradas y todos los aplausos del público millonario, ya que mostró su desfachatez al pedir la pelota en todo momento, gambetear como si no le pesara ni un poco el partido y hasta se animó a tirar una boba.

 

Los nenes del fondo

En su idea de rotar esta tarde ante Velez, Gallardo opto por una defensa compuesta por cuatro chicos entre los que Mammana y Vega (21 años) fueron los más grandes. Aun así no pasaron sobresaltos y cumplieron una aceptable actuación.

Se preveía ayer, con la lista de concentrados en la mano, que el partido de esta tarde ante Velez sería una gran prueba para varios de los chicos que actúan generalmente en reserva. Entre los defensores de la nómina de convocados, Emanuel Mammana y Leandro Vega figuraban como los más “experimentados”. Con 21 años, los dos formaron parte de la zaga central, acompañados a sus costados por Pablo Carreras (solo tres partidos en Primera División) y Luis Olivera (solo un puñado de minutos en el 0-2 ante Newell´s del torneo pasado) conformaron la línea de cuatro que alineo Gallardo desde el arranque. Una linda prueba para los cuatro.

Desde el arranque del partido, se notó que los cuatro jóvenes defensores salieron a jugar el partido con la línea que baja Gallardo: centrales siempre achicando hacía adelante, achicando espacios y laterales con constante proyección. Y, si bien por momentos faltó claridad, los dos laterales supieron interpretar el mensaje y ejecutarlo a medias. Siempre apoyados por a solidez defensiva de una zaga central conformada por Mammana y Vega que ya se conoce a la perfección y que dieron muestras que pueden ser recambio para Maidana y Balanta.

En el retroceso, no sufrieron sobresaltos y, tal vez esto se deba a que el rival se quedó con uno menos prematuramente y se dedicó a buscar la ventaja con pocos atacantes. Por esto último, Galalrdo sustituyó a Carreras por Montiel y mutó a una línea de 3 defensores, en las que el ingresado supo insetarse con facilidad. Olivera fue reemplazado por Palacios minutos después y solo quedaron Mammana y Vega de los iniciales.

Si bien es muy prematuro hacer un análisis y apresurarse, quedó en evidencia que, aunque con falencias que se pueden corregir con el correr de los partidos, el Muñeco tiene material joven en el cuál encontrar respuestas positivas de cara al futuro.

 

piscu

Los palos le impidieron a River volver al triunfo

En Foco: el partido de Lucho y Piscu

En un intrascendente encuentro ante Vélez por el campeonato, Gallardo dispuso de los ingresos de Lucho González y Pisculichi en el once titular, con la idea de darle una circulación coherente a la pelota y generar jugadas profundas. Además, tenían la chance de demostrar un buen rendimiento de cara al próximo partido por copa. Nada de eso ocurrió: ambos aparecieron de manera intermitente, no ayudaron demasiado al equipo para aprovechar el hombre de más y, encima, se perdieron dos goles hechos. 

Hace rato que River está fuera de la pelea por el torneo local. Eso es sabido. Hoy ante Vélez no cambiaba mucho la temática, y el entrenador del Millo optó por un equipo juvenil y alternativo. Los únicos de experiencia fueron Luis González y Pisculichi, que además tenían la oportunidad de, en caso de jugar un buen cotejo hoy, tener chances de titularidad en la vuelta ante Independiente del Valle. Con el ingreso de ambos en el once, el Muñe pensaba en pases entre líneas, buena pegada de afuera y dominio de balón. Lamentablemente, ni Lucho ni Piscu aprovecharon la ocasión: su talento apareció en cuenta gotas y los dos malograron goles increíbles.

Por el lado del ex Porto, en contadas situaciones generó peligro con buenas entregas a sus compañeros y apareciendo por sorpresa en las bandas, pero en líneas generales no cumplió con las expectativas puestas en él. Erró demasiados pases que podrían haber generado ataques interesantes del Más Grande y erró un gol abajo del arco.

Ya por parte del futbolista surgido en Argentinos Juniors, a través de su pegada llevó algo de riesgo al arco rival, con algunos centros y zapatazos, pero no pudo lograr más que eso. Por si fuera poco, tuvo un cabezazo en el área chica para definir, decidió dar pase al medio y la terminó despejando.


AH7X6085




Dos estrenos interesantes

Montiel y Andrade debutaron en Primera y cada uno mostró cualidades.

Finalmente, de todos los pibes que tenían chances sólo dos debutaron en Primera ante Vélez. Fueron Gonzalo Montiel y Tomás Andrade.

El primero entró apenas comenzado el segundo tiempo por Pablo Carreras, que estaba amonestado y pasándola mal con Toledo. Con la 29 en la espalda, Montiel mostró ganas, se proyectó varias veces y no se escondió.

Andrade ingresó por Olivera. Se paró a la derecha. Zurdo, número 35, físicamente parecido a D’Alessandro, fue de lo mejorcito de la tarde. Se animó a pisarla y hasta tuvo mala suerte, porque una buena definición pegó en la palo derecho.

Bien los pibes. ¿Cuántas chances más tendrán?

LOS PIBES QUE DEBUTARON EN LA ERA GALLARDO

Trece jugadores debutaron en Primera desde que Gallardo dirige a River: Lucas Boyé, Emanuel Mammana, Guido Rodríguez, Leandro Vega, Franco López, Pablo Carreras, Abel Casquete, Claudio Salto, Lautaro Arellano, Exequiel Palacios, Luis Olivera, Gonzalo Montiel y Tomás Andrade.

 

SIGUE LA BUENA RACHA

18351-dsc_4808

Seis partidos sin derrotas ante el Fortín.

 

River sigue con su buena performance ante Vélez, y un invicto que lleva cuatro años.

Si bien la diferencia en el historial es inmensa, durante los últimos 10 años, el cuadro de Liniers ha complicado al Más Grande, tanto en el Amalfitani como en el Monumental.

Y esta tarde, el River juvenil no pudo doblegar al Fortín, que estuvo casi una hora de juego con 10 hombres. Pese a eso, River no pierde ante Vélez desde el Torneo Inicial 2012 (fue caída 2-0, de visitante, con goles de Lucas Pratto e Iván Bella).

Desde esa derrota, vinieron dos empates 0-0 (primero en el Final 2013, en Núñez; luego en el Inicial 2013, en Liniers), un triunfo (1-0 en el Final 2014, en casa; gol de Teo Gutiérrez), otro empate (1-1 en cancha velezana; Milton Caraglio para el dueño de casa, Gabriel Mercado para el Millo), otro éxito (1-0 en el Amalfitani, gol de Lucas Alario, Campeonato 2015; que cortó la racha de siete años sin triunfos en ese estadio, tras el 2-0 del Clausura ’08) y el empate sin goles de hoy.

Tres ganados y tres pardas. Sigue la buena seguidilla, aunque pudo haber sido otra victoria si se afinaba la puntería.


 

DEBUT EN CERO

Augusto Batalla tuvo su debut en el Monumental.

 

En el día de su cumpleaños Augusto Batalla disputó su segundo partido como titular y el primero en el Estadio Monumental. Sólo faltó que River gane para que sea a perfecto.

El arquero juvenil va tomando rodaje y en su segundo encuentro bajo los tres palos mantuvo el arco en cero. Si bien no tuvo demasiado trabajo respondió de forma correcta ante un cabezazo de Toledo en el área chica y se mostró seguro a la hora de tener que jugar con los pies.

Estos partidos le permitirán a Batalla sumar confianza y mostrarse no sólo teniendo en cuenta el futuro incierto de Barovero, sino tambien que en él River tiene arquero para rato.

A principio de año rechazó irse a préstamo por un año al Real Madrid porque su sueño siempre fue debutar y atajar en la primera de River y hoy,  justo en el día de su cumpleaños, pudo hacerlo por primera vez en el Monumental. Sólo faltó que alguna de las que rebotaron en el palo y salieron ingresará para que sea un cumpleaños perfecto.




AH7X6104

“Es un sueño cumplido”

Un emocionado Tomás Andrade habló entre lágrimas tras su debut en primera, hizo un partido correcto, tiró una boba y se confesó como admirador de D´Alessandro.

Cuando Nicolás Bertolo abandonó el campo de juego el número 35 saltó a la cancha. Tomás Andrade hizo su debut con el número que supo vestir Pablo Aimar en su última etapa. Tras el empate y una buena labor personal, el juvenil que estuvo a préstamo en el Porsmouth de Inglaterra rompió en llanto y recordó el esfuerzo que le significó llegar hasta ese punto: “Desde Chiquito me entrenaba todos los días y lloraban por no tener la oportunidad. Sólo yo sé todo lo que me rompí para lograrlo”, confesó.

“Agradezco al técnico y a la gente del club que me ayudaron mucho. Ellos son parte de este sueño”, soltó el pibe que trataba de secar sus lágrimas y serenarse para disfrutar el momento. En referencia a la jugada que terminó con un remate suyo en el palo, aclaró que “si entraba ese gol no sé qué hacía, es un día histórico para mi”.

Finalmente, habló sobre la boba que tiró y reconoció su fanatismo por Andrés D´Alessandro: “No conozco mucho a Andrés pero antes del partido me habló y me dijo que me anime y la tire. Es mi ídolo”, confesó.



_MG_5268

“Se viene el desafío del semestre”

Marcelo Gallardo habló tras el 0-0 ante Vélez, tuvo palabras de elogio para los juveniles que debutaron y rápidamente apuntó al partido de Copa: “Tenemos que jugar con carácter y corazón”, expresó.

El empate en 0 ante Vélez en el Monumental dejó como positivo el debut de varios juveniles, aunque desde las tribunas el mensaje que bajó apuntaba directo a la revancha Copera ante Independiente del Valle de Ecuador, y acerca de eso hizo referencia Gallardo: “Es el desafío del semestre, tenemos que levantar un resultado adverso, vamos a tomarnos estos días para trabajar y pensar que podemos hacer tres goles”, comentó.

Asimismo, el DT insistió con la posibilidad de dar vuelta la serie apoyándose en el público y ponderó que “la gente lo va a jugar y nos va a apoyar. Tenemos que jugar con carácter y corazón creyendo que podemos hacer tres goles”.

Finalmente, se mostró satisfecho por la presentación de los juveniles, aunque planea llevarlos con calma: “Es bueno que cuando tengan la posibilidad jueguen y sientan al público y la cancha. Hay que llevarlos de a poco”, subrayó, y se refirió a Tomás Andrade, unos de los más aplaudidos: “Tiene cosas de D´Alessandro. Hizo una buena presentación. Se tiene que animar un poco más”, cerró.

 

LUCHO: “NO QUISO ENTRAR”

18329-dah_1764

Así fue la reflexión del capitán, sobre el partido de esta tarde.

 

El Comandante habló de la mala suerte para convertir y destacó la actuación de los más jóvenes. Eso sí, revalidó que el miércoles darán vuelta la serie copera.

Por más que uno insista, las cosas no salen siempre como uno quiere. Tal es lo que ocurrió con River, buscó la manera de romper el cero pero los palos y la mala fortuna le ahogaron el grito. En busca de una explicación, Lucho González ofreció respuestas. “La pelota no quiso entrar, pero creo que sobre todo en el segundo tiempo se dejó una buena imagen”, soltó.

El planteo de Velez también contribuyó que se repartieron una unidad cada uno en la fría tarde de Monumental. “Ellos se cerraron bien atrás. Hasta la expulsión habían atacado y había más espacios. En el segundo tiempo se agruparon y prácticamente no nos crearon ninguna situación. Tuvimos la paciencia para encontrar los espacios, creamos situaciones pero no quiso entrar”, opinó el ex Porto en zona mixta.

Le tocó ser uno de los experimentados que acompañó el desempeño de los más chicos, quienes a evaluación del volante, disputaron un correcto partido. “Jugaron muy bien, tratamos de darle nuestro apoyo, sabemos que vestir la camiseta de River es algo especial y tiene un peso muy fuerte, pero creo que la mayoría de los que tuvieron la posibilidad de jugar, cumplieron. Es bueno que los chicos tengan esta posibilidad y le sirve también al club”, agregó.

El próximo paso es dar vuelta la tortilla frente a Independiente del Valle, dos goles arriba en el mano a mano que tuvo su primer round en Quito. “Sabemos que tenemos noventa minutos, sabemos que los goles se pueden marcar en cualquier momento y entonces no debemos entrar en la ansiedad de la gente, pero sí saber que de no podemos dejar pasar el tiempo”, aseguró más que confiado.

 

VEGA: “NO PUDIMOS GANAR UN PARTIDO QUE TENÍAMOS CONTROLADO”

18358-dsc_5190

El central jugó un gran partido y así se manifestó al finalizar el encuentro.

 

El zaguero, figura de la cancha en el empate sin emociones ante Velez, manifestó su alegría por regresar a las canchas y brindó calma de cara al difícil desafío en la Copa Libertadores.

Dentro de la mediocridad abrumadora de un cero a cero, Leandro Vega supo sobresalir por presencia y actitud en la línea de fondo. Satisfecho con su actuación, no ocultó el sabor amargo de resignar puntos. “En lo personal muy contento, venía de mucho tiempo sin poder jugar, pero con bronca porque no pudimos ganar un partido que teníamos controlado”, comenzó.

Lo cierto es que el rival también interfiere en las intenciones que uno tiene en mente y la expulsión de Fausto Grillo fue un punto de quiebre. “Cuando un equipo tiene un jugador menos, se cierra bastante atrás y cuesta encontrar los espacios. Gallardo nos dijo que movamos la pelota y estemos tranquilos, los espacios se iban a encontrar. Tuvimos chances donde no pudimos abrir el marcador pero bueno, tranquilos”, expuso el juvenil post igualdad.

La mala fortuna se levantó con ganas de molestar y se la agarró con el campeón de América, que no ligó por culpa de los palos y la esquiva puntería. “Uno trata de buscar, después si se abre el arco o no es cuestión de suerte”, analizó.

Muchos hablan de crisis o mal momento, pero el presente no altera la moral de este plantel. “No preocupa, uno tiene altibajos pero estamos tranquilos porque tenemos días previos para preparar cada partido. Hay que seguir así, trabajando para que las cosas se den vuelta”, cerró el pibe.





Boca 0 River 0

 

Empate vs Boca

River no aprovechó el hombre de más e igualó en La Boca

El Millonario tuvo un jugador de más durante casi todo el partido por la expulsión de Pablo Pérez, pero no pudo doblegar el arco de Orión y el Superclásico finalizó sin tantos. Casco se retiró con una molestia. 

No se pudo. Si bien River fue superior desde el manejo de la pelota, no pudo aprovechar con éxito el hombre de más y generar jugadas concretas de gol. Fue un típico clásico donde predominó la fricción y los pocos momentos de fútbol de la tarde estuvieron en los pies de D’Alessandro.

En el primer tiempo, el partido se desvirtuó rápidamente por la expulsión de Pablo Pérez. La más clara en esa parte estuvo en la zurda del ‘Cabezón’ que tras un hermoso tiro libro, hizo lucir al uno de Boca. 

En el complemento, la intensidad no fue la misma y se notó. River no estuvo fino de tres cuartos para arriba, y lo poco que generó fue por cuenta de D’Alessandro y algunos intento de Mayada. Por el lado de Boca, muy destacable lo de Nicolás Lodeiro.

Fue empate. Quedará la bronca porque parecía que se podía llevar los tres puntos de la Ribera. Pero habrá que cambiar rápidamente el chip y enfocarse en la Copa Libertadores, el objetivo real de este semestre.

 


Jugador x Jugador vs. Boca

 
 
Jugador x Jugador vs. Boca

Marcelo Barovero 6: Salvo algún que otro tiro en dos tiempos, estuvo seguro y salvo a River de la derrota con una atajada fundamental en el complemento. Seguro de arriba y con los pies.

Gabriel Mercado 6,5: Un animal, una bestia. Juega estos partidos con el corazón en la mano y con una firmeza notable. Se animó en ataque pero no pudo desbordar con facilidad ya que boca se cerró muy bien.

Jonatan Maidana 6: Sin problemas para controlar a Tevez, volvió a mostrar firmeza sobre todo desde arriba. Bien también en los cruces. Se lo vio recuperado y eso es una buena noticia.

Eder Álvarez Balanta 5: Víctima de una jugada que lo termino condicionando todo el partido. Tibio en los cruces fue el que más sufrió en defensa. Sin embargo en el complemento levanto su nivel y cuando le tocó pasar de lateral también lo hizo de buena manera.

Milton Casco 6,5: Otro buen partido de Casco que de a poco agarra continuidad y se nota. Bien en las subidas asociándose por izquierda y a veces sorprendiendo por el centro. En defensa sufrió mucho al principio ya que Bertolo no le hacía los relevos y su sector fue vulnerado varias veces. Salió reemplazado.

Camilo Mayada 6,5: Gran partido de Camilo que fue incesante en el ida y vuelta. Fue el que más intento y más peligro genero junto a Dale10. De corrió todo hasta el último minuto y aunque no pudo finalizar bien las jugadas no dejo de insistir. Bravo.

Nicolás Domingo 6: Apenas un escalón por debajo de Andrés D’Alessandro en la pugna por el título de figura. No erró un pase, marcó y repartió siempre tomando los tiempos del equipo. Abasteció al 22 cada vez que lo tuvo cerca y, aunque fue el único responsable de la marca entre los del medio, no resignó la faceta ofensiva.

Nicolás Bertolo 4: Muy mal partido. No supo aprovechar nuevamente esta grandísima oportunidad. Irresoluto, siempre hizo lo mismo y cayó en la intrascendencia total. No ayudó en la marca y se escondía para pedir la pelota. Emparejó la superioridad numérica de River. Para el olvido.

Andrés D'Alessandro 8: El mejor de la cancha, hace todo bien. Toca, va a buscar, se planta, recupera le pega. Inteligente para conducir y para ser el líder del equipo. Le faltó compañía, pero nunca dejó de buscar. Un partido impecable con una dinámica fenomenal. Jugó los 90, mereció el gol de la victoria -lo tuvo cerca-. Párrafo a parte para el regreso de “La Boba”.

Rodrigo Mora 4: Poco. Cuando tuvo que dársela al compañero se la jugó y le termino saliendo mal. Se sacrificó pero no tuvo peso en ataque ya que no le llego demasiado la pelota. Salió reemplazado.

Lucas Alario 5: Lejos del gol, no pudo aguantar mucho y no fue expulsado de casualidad. Esta vez no pudo hacer pie ya que también le cometieron varias infracciones lo sancionadas. Salió reemplazado.

Entraron:

Iván Alonso 5: Un paso adelantado le impidió hacer el gol de la Victoria ya que se lo anularon. Se tiró un poco más atrás ya que el balón no le llegaba mucho.

Sebastián Driussi 5: Merodeo y lucho pero no pudo hacer peso ofensivo.

Emanuel Mammana -: Bien parado en los pocos minutos que ingresó por la lesión de Casco. Seguro.



Jugar para no perder

River empató con Boca en la Bombonera 0 a 0 por la fecha 12 del torneo de transición y estas son las claves del partido.

La expulsión de Pablo Pérez: El calificativo de infantil podrá servir para las innumerables amarillas que tiene es su carrera el volante de Boca. Lo de hoy, lejos estuvo de eso. Esta tarde, Pérez lanzó una patada al estomago de Eder Álvarez Balanta digna de un criminal sin ningún tipo de escrúpulos. Esto dejó al conjunto de los mellizos Schelotto con diez jugadores y obligó a Nicolás Lodeiro a bajar para ayudar en el mediocampo. El nuevo parado táctico y el hombre de menos, forzó al local a retrasarse en la cancha y apostar al contragolpe con Pavón y Carlos Tévez.  

Apenas hasta tres cuartos: En lo que quizá fue una similitud al partido jugado hace apenas unos meses en el monumental, River fue superior en la posesión (un 63 por ciento a favor) pero nunca pudo lastimar a Boca y apenas si inquietó con un par de remates desde afuera de Andrés D’Alessandro. El conjunto dirigido por Marcelo Gallardo trasladó el balón, intrascendentemente, de un lado a otro durante los 90 minutos pero nunca pudo conectar con sus delanteros. Por lo que, aunque fue levemente mejor que su rival, no mereció ganar el partido.

Conformes con el empate: Esta tarde en la bombonera, pareció que ambos equipos se fueron sin problemas repartiendo los puntos. Puede argumentarse que Boca no quiso arriesgar de más por jugar con un hombre menos y River por estar de visitante. La realidad es que los dos conjuntos decidieron no quemar las naves por miedo a que un contragolpe los lastimara y dejara fuera combate. Esto provocó que, al ninguno arriesgar, los dos equipos no quedaran mal parados en ninguna acción y sean (por defectos propios o virtudes ajenas) difícilmente vulnerados.

Todas al enganche: ¿Vieron cuando hay un jugador que piensa cada jugada? ¿Qué en un segundo resuelve cosas que muchos no sacan en horas adentro de una cancha? Ese líder futbolístico que parece tener el mapita del FIFA en su cabeza para saber todo lo que pasa adentro del campo de juego es Andrés D’Alessandro. Hoy, el ex jugador del Inter de Porto Alegre fue el único integrante del equipo riverplatense que generó peligro al arco de Agustín Orión, siendo certero en cada pase e incomodando con algunos disparos desde afuera cuando River no le podía entrar a la defensa de Boca. Además, cada día se afianza más el tándem por derecha que forma junto a Camilo Mayada.




Destacado: D’Alessandro



13090483_846387702155856_200401250_n

El Cabezón fue el mejor jugador de River en el empate ante Boca 0-0 en la Bombonera. El mediocampista ofensivo generó todas las situaciones de gol que tuvieron los dirigidos por Gallardo y fue el más claro a la hora de manejar la pelota.

Una vez más y van…D’Alessandro volvió nuevamente a demostrar todo su fútbol y fue lo más destacado del Millonario como en los últimos partidos. Pero, al igual que en muchos encuentros, no hubo alguien con quien conectarse para que el juego fuera más fluido.

Cuando promediaba el primer tiempo, le hizo su clásico “Boba” a Lodeiro. El público rival, se cansó de repudiarlo durante los 90 minutos pero el Cabezón no se achicó en ningún momento.

Tres jugadas de gol tuvo River en todo el partido. Todos fueron remates del número 22. El primero, un tiro libre desde 35 metros que Orión sacó hacia el tiro de esquinas. Las otras dos fueron en el complemento con dos disparos de media distancia. Uno se fue desviado y el otro fue tapado por el arquero Xeneize.

Está claro que D’Alessandro tiene que jugar siempre pero también tiene que estar claro que necesita un socio. Alguien con quien juntarse para desplegar todo su fútbol. Por ahora, River es el Cabezón y 10 más.

 

 

 

D’ALE INVICTO EN LA BOMBONERA

D'AlessandroDos empates y un triunfo.

 

Andrés D’Alessandro continúa invicto visitando a Boca en La Bombonera.

Fue la gran figura. Generó las más claras. Orión le impidió lo que hubiera sido un golazo de tiro libre. El Cabezón D’Alessandeo jugó absolutamente solo y poco pudo hacer sin ayuda del resto.

Más allá de todo, este 0-0, además de su gran actuación personal, estira una buena racha del zurdo: nunca perdió en La Bombonera jugando un Superclásico.

Su primer Boca-River fue en el Clausura 2002. Ése día, el Más Grande goleó 3-0 al Xeneize, con goles de Esteban Cambiasso, Eduardo Coudet y Ricardo Rojas.

Volvió a pisar el estadio Armando en el Clausura 2003. Y el propio Cabezón abría la cuenta, tras una gran jugada colectiva a pura pared. Fernando Cavenaghi estiraba el marcado, pero en el segundo tiempo, Boca lo empató con un doblete de Guillermo Barros Schelotto, actual DT Xeneize. Fue 2-2.

Esta tarde, volvió a ser protagonista, aunque no sirvió para ganar, pero sí para mantener su invicto en La Bombonera. Tres partidos, cero derrotas superclásicas de visitante para Mandrake.

 



POR EL TORNEO LOCAL CONTINÚA EN DEUDA

Gallardo 2

Marcelo Gallardo continúa sin poder vencer a Boca en el ámbito local: en cinco Superclásicos, acumula tres igualdades y dos derrotas.

A pesar de las grandes alegrías que Gallardo vivió contra Boca en el último tiempo, todavía sigue teniendo una espinita. Se trata de los enfrentamientos por el torneo local, en los que el Muñeco aún no pudo festejar.

Su primer Superclásico fue 1-1 en el Monumental, con el recordado gol de Pezzella bajo la lluvia torrencial. Luego fueron dos caídas: 0-1 como local y 0-2 como visitante. Finalmente, las dos últimas presentaciones terminaron en aburridos 0-0.

Distinto es el panorama internacional, en el cual River festejó dos veces en seis meses, dejando afuera de las copas al eterno rival. La serie por la Sudamericana fue 0-0 y 1-0 (Pisculichi) y la de la Libertadores 1-0 (Sánchez) y 0-0 el encuentro inconcluso aquella vergonzosa noche del gas pimienta.

Más aún teniendo en cuenta que los dos últimos empates sin goles por el torneo fueron totalmente favorables al Millonario, el DT sabe que debe sacarse la mufa en el torneo doméstico. Ojalá la sexta sea la vencida…




EL ÚLTIMO 0 A 0 EN LA BOMBONERA

17904-dsc_2094

Mirá cuando fue el último empate sin goles en ese estadio.

 

El resultado de esta tarde en la Bombonera no ocurría en ese escenario desde hace más de veinte años.

Otro 0 a 0, así como pasó en el Estadio Monumental, esta vez el escenario fue el estadio del eterno rival. Un partido con muy pocas situaciones de gol, que terminó sin goles y defraudando a más de uno.

Curiosamente este resultado no se daba en la Bombonera desde el Torneo Apertura 1991, más precisamente en la fecha 11 en donde River y Boca empataron sin goles.

En dicho torneo, River se consagró campeón y tuvo como goleador nada más ni nada menos que a Ramón Ángel Díaz.

Partido con altibajos, emociones, pero sin goles. Gallardo pusó todo, pero solo sumó 1 punto y ahora deberá pensar en el cansador viaje a Ecuador para jugar ante Independiente del Valle por los octavos de final de la Copa Libertadores.



OTRA BAJA PARA GALLARDO

CascoCasco no pudo terminar el partido.

 

Milton Casco debió salir a falta de 20 minutos de la finalización del juego por lesión. Otro dolor de cabeza para el Muñeco.

Casco y D’Alessandro fueron lo mejor de un River timorato en el ataque. Milton partido a partido esta demostrando solidez en su sector, tuvo buenas idas y venidas, aportando peligro en la ofensiva tomando una posición de medio campista izquierdo, para dar una mano en la creación del juego. Muy pobre la tarea de ambos delanteros, Alario y Mora, con poca perspicacia para generarse espacios y ayudar a un D’Alessandro que estaba solitario en el medio de la cancha.

Cuando faltaban 20 minutos para la culminación del cotejo, el ex Newell’s sufrió un duro golpe en la tibia izquierda y debió abandonar el campo de juego. Con este panorama, El Millonario se quedó sin ningún lateral izquierdo, recordando el desgarro de Leonel Vangioni previo al encuentro con Boca Juniors.

Ante este panorama, el Muñeco tiene un asunto por definir de cara al choque de octavos de la Libertadores ante Independiente del Valle. En la Bombonera terminó jugando con Mammana de 6 y Balanta de 3. ¿Hará eso en Quito o le dará otra chance a Leandro Vega, quien ante estas bajas posiblemente viaje a Ecuador?


 

Bertolo para creer

Sin Ignacio Fernández, Nicolás tuvo otra gran oportunidad para devolverle la confianza a Gallardo, pero la desaprovechó. Sin peso ni decisión en el juego.

 
 
     
Bertolo no tuvo un buen partido.
 

Esto es River, y acá hay que tener la personalidad necesaria para terminar de soltarte”.

Muy clarito había sido el mensaje de Gallardo después del 2-2 con Sarmiento, apuntando para aquellos que no aprovechan las oportunidades que tienen en cancha. Por ejemplo Viudez, que desde ese partido ni fue convocado. También el Pity Martínez, que se quedó afuera del banco ayer. Y el otro es Nicolás Bertolo. El ex Banfield contó con una chance de oro: por la baja de Ignacio Fernández (estado febril), fue titular en el Súper. ¿Le sacó provecho? Casi nada. Con D’Alessandro más que nada por derecha, se asoció con Casco pero fundamentalmente con pases para atrás. Y en la única que encaró a Peruzzi como encaraba en Banfield (por eso lo trajeron), terminó afuera de la cancha...

Sin Nacho, quien mejor asimila el juego del Cabezón, el DT buscó “ser vertical” con Bertolo en el 11. Pero lejos de lograrlo, lo poco productivo por la izquierda sólo fue por las subidas de Casco. Así, tras haber levantado un poco con San Pablo y Olimpo, volvió a tener una actuación por debajo de lo que se espera de él. Llegó a mediados del año pasado para ser titular, se desgarró en su debut en la Copa Argentina y hasta fue titular en la final de la Libertadores, pero no pudo demostrar por qué Gallardo insistió tanto para que llegara.




Marcelo Gallardo vs. Boca

“Amargados y con bronca”

River no festeja empates. No lo siente, no le sale, lo amarga. Marcelo Gallardo, riverplatense de ley, le puso palabras al sentimiento después del 0 a 0 en el Superclásico y dijo: “Nos vamos amargados y con bronca porque era un partido para ganar“.

El contexto estuvo a favor de River y es por eso que la bronca tiene razón de ser. Con uno más, no supo ganarlo y, de no ser por Andrés D’Alessandro, no hubiese habido momentos de disfrute e ilusión en la tarde Superclásica.

“D’Alessandro está bien y volvió a demostrar su jerarquía”, inició el DT. Y agregó: “Necesitábamos desequilibrar en los últimos metros, adentro del área no nos hicimos muy fuertes”.

En cuanto al trámite del partido, destacó: “Un partido bastante difícil de jugar, con un campo en malas condiciones. El trámite se desdibujó desde el comienzo”. Y cerró: “Intentamos, no lo pudimos ganar y nos vamos con un sabor amargo”.




Andrés D'Alessandro Vs. Boca

“Sigo invicto en la Bombonera”

Un optimista Andrés D’Alessandro remarcó los aspectos positivos del planteo en la Bombonera, resaltó su invicto contra Boca en el Superclásico y opinó que River hizo “un partido inteligente”.

Se esperaba más del Superclásico, pero el 0-0 golpeó las expectativas de todos. Pese a eso, Andrés D´alessandro mostró optimismo e hizo foco en el planteo Millonario: “Hicimos un buen partido, inteligente”, opinó el zurdo, y agregó: “El segundo tiempo se hizo más difícil, pero llegamos por los dos costados”.

“Siempre los clásicos son complicados, el local tiene la obligación de ganar”, subrayó el mejor de River en el encuentro. Al mismo tiempo, se lamentó porque “no pudimos concretar las situaciones y Boca se defendió todo el segundo tiempo”.

Tampoco le fue esquivo a la polémica por el estado del campo de juego: “No estaba tan mal como habían dicho pero no estaba bien tampoco, eso nos molestó un poco. Pudimos poner la pelota al piso y hacer la diferencia pero no el gol”, se lamentó.

El enganche aseguró que “siempre es bueno no perder” y no olvidó su invicto personal: “Sigo invicto en la Bombonera, me voy contento”. Finalmente, apuntó a los octavos de final de la Copa Libertadores y cerró: “Hay que cambiar el chip porque la copa es diferente”.


Mercado Lodeiro vs Boca

“No supimos aprovechar el hombre de más”

Gabriel Mercado se lamentó por no haber pisado fuerte pese a la superioridad numérica y reconoció las falencias en ataque de River en el Superclásico contra Boca. “No tuvimos la claridad suficiente”, remarcó.

 

El haber jugado casi todo el partido con un hombre de más por la tempranera expulsión de Pablo Pérez pudo haber sido la llave para el triunfo de River, pese a eso Gabriel Mercado opinó que el no haber superado esa barrera fue la principal falla de su equipo: “No supimos aprovechar el tiempo con el hombre de más. Tendríamos que haber generado alguna situación más”, subrayó el lateral.

“Con el hombre de más la responsabilidad la responsabilidad era nuestra”, se sinceró, y agregó : “Intentamos buscarlo pero no tuvimos la claridad suficiente”.

El jugador de la Selección argentina realzó las virtudes del rival y remarcó la intención que presentó el elenco de Marcelo Gallardo: “Ellos tienen jugadores peligrosos y lo hacen bien. Tratamos de ser sólidos” dijo.

Finalmente, y dejando atrás el empate, se refirió al partido de octavos de final ante Independiente del Valle (River viaja mañana): “A descansar, viajar y tratar de traernos un buen resultado para definirlo en casa”, finalizó.​


 

Trapito: "Buscamos, intentamos, pero nos faltó ser más contundentes"

 
 
 

(Incluye video) Marcelo Barovero remarcó que el Millonario se acercó al arco de Boca, aunque reconoció que le faltó claridad para abrir el marcador. Teniendo en cuenta de que se podría ir después de junio, el arquero aclaró que todavía no piensa en si fue su último Superclásico con el manto sagrado.

El conjunto de Marcelo Gallardo empató 0-0 con Boca, en el estadio Alberto J. Armand. Protagonizó un encuentro vibrante, demostró actitud, pero propuso muy poco fútbol a pesar de que contó con un hombre de más en casi todo el partido.

Trapito, quien sacó varias pelotas importantes, analizó el encuentro y lamentó el hecho de no haber ganado: "Tuvimos dominio de pelota, pero no pudimos encontrar en los metros finales el gol, así que esa es la sensación de amargura por no poder regalarle un triunfo a nuestra gente".

Creo que nosotros tratamos de hacer superioridad moviendo la pelota, tuvimos paciencia, pero nos faltó mover más rápido la pelota.

"Pienso que fue muy táctico, más allá de lo raro de la expulsión tan temprana. Creo que nosotros tratamos de hacer superioridad moviendo la pelota, tuvimos paciencia, pero nos faltó mover más rápido la pelota, tampoco se podía garantizar por el terreno. Buscamos, intentamos, pero nos faltó ser más contundentes", agregó el cordobés.

Boca retrocedió un poco y nos dio la pelota. En ese sentido sí controlamos el partido.

¿En qué cambio el duelo a partir de la expulsión de Pablo Pérez? "Boca retrocedió un poco y nos dio la pelota. En ese sentido sí controlamos el partido", indicó Barovero.

No pienso eso, veré cuando se termine el semestre qué decisión tomaré, pero lo disfruté como todos los demás, con responsabilidad.

Consciente de que lo más seguro es que se vaya después de junio, el arquero de 32 años advirtió que no tiene en la cabeza si fue o no su último Superclásico con la camiseta del Millo: "No pienso eso, veré cuando se termine el semestre qué decisión tomaré, pero lo disfruté como todos los demás, con responsabilidad".

Creo que para nada teníamos la cabeza en el jueves. El clásico es aparte de todo y el jugador lo vive de la misma manera.

"El clásico es único, me han tocado diferentes juegos y siempre tienen algo tan lindo, que tanto se espera, que uno tiene tanta ansiedad por jugarlo. Creo que para nada teníamos la cabeza en el jueves. El clásico es aparte de todo y el jugador lo vive de la misma manera", añadió Trapito, quien sabe que el próximo jueves, La Banda tendrá el primer choque de octavos de final de la Libertadores.


 

Maidana: "Nunca especulamos con el empate"

 
 
 

El defensor de River se fue conforme con el rendimiento colectivo y remarcó que, si bien no estuvieron finos en ataque, en ningún momento se relajaron por la igualdad en el Superclásico.

Como todo empate, se puede buscar el lado positivo o el negativo. Jonatan Maidana, a diferencia de sus compañeros, valoró el trabajo colectivo en la Bombonera, pese a que el resultado no fue el esperado.

"Se dio de esta manera, hay que afrontarlo, queríamos ganar, pero no se pudo. En estos partidos nadie quiere perder, pero por momentos intentamos atacar, nos faltó la estocada final, pero en ningún momento nos metimos atrás ni especulamos con el empate", destacó.

"Por ahí se plantaron bastante bien atrás, aprovecharon algunos contragolpes. Por momentos nos complicaron, pero en líneas generales creo que la pelota la tuvimos bastante nosotros", agregó.

Consultado por las polémicas de la tarde, Maidana explicó que los clásicos suelen ser calientes: "Se juega siempre al límite, pero nos vamos tranquilos por lo que brindó el equipo. Se disputó cada pelota como la última. Lo importante es que sacamos el partido adelante en cuanto a que mantuvimos en cero el arco".

"Hoy se logró el arco en cero ante grandes jugadores, nos faltó un poquito quizás para ir a buscar los últimos tramos, pero fue un partido difícil y nos vamos tranquilos con lo que rendimos", remarcó.

Y con la cabeza en la Libertadores, el central anticipó lo que irá a buscar River a Ecuador: "Sabemos que la Copa ya no hay margen de error, intentaremos hacer un partido inteligente allá de visitantes y definirlo en casa".






Olimpo 0 River 1

piscu gol olimpo

River volvió al triunfo en Bahía

El Millonario ganó por 1 a 0 frente al siempre complicado Olimpo. El gol fue anotado por Leo Pisculichi en el complemento. Ahora, a ir a la Bombonera con una sonrisa. 

¡Por fin! Era inaudito que el Campeón de América pase más de cinco partidos sin conseguir los tres puntos. La última vez habia sido frente a Independiente por la mínima. Hoy se repitió el marcador pero con un tanto del zurdo ex Argentinos Juniors.

En el primer tiempo, fue un partido muy trabado. Con muchas incidencias. Entre ellas la lesión del Piri Vangioni. Además, a ambos equipos le costó generar situaciones de riesgo. Quizás la más clara fue para el local, con un rebote que luego capturó Barovero.

En el complemento, el partido era un poco más dinámico, pero quién logró destrabar la situación y llegar al gol fue el Más Grande: tras un centro de Driussi, todos se fueron con Alario, y Piscu sorprendió por detrás con un gran cabezazo para estampar el único tanto de la noche.

Con este resultado, River vuelve al triunfo en el campeonato local luego de cinco fechas y va con otro animo a la casa de ellos. Linda forma de terminar un fin de semana.

 

Foto: LPM

Uno por Uno: River – Olimpo (Bahía Blanca)

Marcelo Barovero (4): No transmitió seguridad en las pocas oportunidades que Olimpo llegó con claridad. Falló ante Pizzini, aunque luego este no pudo convertir. 

Milton Casco (7): No sufrió en su carril, tanto de lateral derecho como en la izquierda. Fue opción para atacar siempre y se mostró punzante. Aunque arrancó impreciso, se repuso con el correr de los minutos. Más que aprobado. 

Gabriel Mercado (7): Sólido en su antigua posición de marcador central. Ahuyentó el peligro cada vez que lo llamaron, ganando en las dos áreas por arriba y por abajo. Y hasta sacó un gol en la línea. 

Éder Álvarez Balanta (7): Al igual que su compañero de zaga, se mantuvo firme atrás y controló en todo momento a los delanteros rivales. Como siempre, le agregó manejo de pelota para salir desde el fondo. 

Leonel Vangioni (-): Salió reemplazado por un pinchado en el muslo derecho. Muy probable desgarro que lo margina del clásico y probablemente del resto del campeonato. 

Joaquín Arzura (5,5): Por momentos se vio desbordado, aunque mostró un buen sentido de la ubicación. 

Camilo Mayada (5): Puso ganas por el sector derecho y luego por el izquierdo, pero poco claro entre tanta gente en el medio.

Nicolás Bertolo (5): Tras un comienzo electrizante, en el complemento bajó considerablemente su nivel y su velocidad. Y decidió muy mal las acciones que pasaron por sus pies.

Gonzalo Martínez (4): Movedizo, pero poco claro e inofensivo. No logró llevar ningún tipo de peligro en base a sus malas determinaciones. 

Leonardo Pisculichi (6): A excepción de dos ejecuciones sobre el final, no estuvo preciso en los envíos a balón parado. Pero estuvo participativo y preciso en el juego, y selló el 1 a 0 con un buen cabezazo. 

Sebastián Driussi (4): El centro para el gol de Pisculichi lo salvaría en cualquier “tape” de algún programa deportivo, pero a lo largo de los 90 minutos aportó muy poco, perdió casi siempre, y falló una ocasión increíble. 

Ingresaron:

Pablo Carreras (3): Va a soñar con Pizzini esta noche. El delantero de Olimpo lo volvió loco en todo momento, ganándole la espalda y también en el mano a mano. 

Ignacio Fernández (6): Buen partido manejando la pelota, algo que le venía costando mucho a River.

Lucas Alario (6,5): Ganó todas las que no pudo ganar Driussi como 9. Y le sacaron en la línea lo que hubiera sido un golazo. 

 
 

Siempre se puede confiar en Mercado

 
 
Siempre se puede confiar en Mercado
UNA GARANTÍA. Gabriel Mercado fue el hombre más seguro de River. (FOTO: FotoBaires)
 
 

El goleador de la Selección Argentina ocupó un lugar en la zaga central y no defraudó. Expuso gran firmeza y se erigió como la figura del triunfo de River ante Olimpo.

Las complicaciones de Jonatan Maidana y Emanuel Mammana dejaron muy desprotegido a River en su línea defensiva. Para colmo, Leonardo Ponzio, utilizado en dicho sector más allá de que no logró rendir allí, se encuentra sancionado. Por ende, Marcelo Gallardo debió improvisar.

El Muñeco recurrió a Gabriel Mercado para ocupar el primer lugar de la zaga central, consciente de que el futbolista oriundo de Puerto Madryn saltó a Primera División jugando en dicha posición. Tal como se esperaba, el ex hombre de Racing y Estudiantes no defraudó.

Mercado se inició
profesionalmente
como marcador central.

De principio a fin, Mercado ofreció seguridad en todos los aspectos del juego. Se mostró firme en el hombre contra hombre, bien posicionado y aportando gran efectividad en el juego aéreo, tanto en el área propia como en los balones detenidos a favor de River.

Tempranamente, la lesión de Leonel Vangioni obligó el ingreso de Pablo Carreras y la reubicación de Milton Casco sobre el lateral izquierdo. El juvenil no tuvo su mejor partido, expuso errores conceptuales importantes que exigieron aún más a Mercado, que respondió de buena forma.

+ Mercado, determinante en ambas áreas:

3 minutos en los que Mercado fue protagonista en ambas áreas:

Incluso el propio Marcelo Barovero tuvo una noche compleja. El arquero de River no estuvo firme en las pelotas aéreas y calculó mal en varias de ellas. Una, la más seria, le sirvió el gol en bandeja a Olimpo, pero Mercado, la figura del juego, interfirió rápidamente para impedir el tanto.


 



Las claves: Una victoria sin juego

River Plate derrotó a Olimpo por 1 a 0  en el estadio Carminatti por la fecha 11 del torneo de transición y acá están las claves del partido.

Unos nulos 45 minutos: El primer tiempo de esta noche en Bahía Blanca se puede decir que ni siquiera existió. La apatía de River, la falta de precisión, que provocó que en ningún momento se dieran más de dos pases seguidos, y la poca dinámica del equipo visitante, sumado a un Olimpo de poca jerarquía, entregaron unos deplorables 45 minutos, quizá, los peores del campeonato (no sólo en partidos de River), apenas se contabilizó un tiro de Pisculichi, en una primera parte en la que la única incidencia, fue la lesión de Vangioni.

Alario para aguantar la pelota: El cambio que realizó el entrenador Marcelo Gallardo, en el que Lucas Alario entró por Gonzalo Martínez, de pésimo partido,  no solamente significó un mero trueque de nombres, sino que la importante variable de características  posibilitó otra forma de jugar para River. En una cancha chica como la de Olimpo, pasar la pelota al compañero y elaborar un fútbol de posesión se estaba haciendo imposible. Fue por esto que el ex delantero de Colón salió a la cancha para aguantar la pelota, pelearse con los centrales, dar referencia y cambiar el estilo del juego millonario.

Driussi jugando de segunda punta: Quedó claro que los primeros 45 minutos de Sebastián Driussi no fueron de lo mejor, y eso que estaba jugando de nueve, un puesto en el que se desarrolló durante casi todas las inferiores. Sin embargo, cuando tuvo su lugar como segunda punta, el juvenil millonario demostró cual es su posición. Quizá quedará para su evolución el mal desempeño que lleva a la hora de enfrentar al arco rival, aunque de a poco vaya encontrando su lugar en la cancha.

PISCU VOLVIÓ AL GOL

Piscu lovePiscu supo volver a darle una alegría al hincha Millonario

 

Leonardo Pisculichi marcó el gol de la victoria frente a Olimpo de Bahía Blanca por un tanto contra cero y así, River se aleja del fondo de la tabla.

Los comandados por el señor Marcelo Gallardo dieron vista de una mejoría del rendimiento en lo colectivo e indivudal. Por un lado Bertolo pudo desplegar un buen juego, yendo al ataque constantemente generando buenos desbordes, mientras que Casco cada vez juega mejor, recupera balones importantes y participa permanentemente en jugadas ofensivas. Para resumir el primer tiempo, no queda más que decir que fue un vaivén de situaciones de ambos equipos sin ser punzantes, con muchos pelotazos y jugadas inconclusas, aunque con un mayor dominio de Olimpo.

En la segunda etapa del cotejo, River demostró carácter de mitad de cancha hacia adelante y con una mentalidad completamente diferente a la del primer tiempo. En la zona defensiva había algunos errores, a Carreras le ganaban la espalda en cualquier ocasión y en una mala salida de Barovero que casi deriva en gol de Pizzini, la cual salvó heroicamente Gabriel Mercado. A los 21 minutos de la segunda mitad, tras un fino centro con la pierna izquierda de Seba Driussi, Pisculichi entró sin marca al área y definió como un clásico 9.

Luego de 12 años sin ganar en el Roberto Carminatti, de la mano de golosina Pisculichi el Millonario cortó esa mala racha y además, finalizó la sequía de triunfos (5 partidos sin ganar) en el campeonato local y lo importante que se transforma esta victoria en lo anímico previo al Superclásico.

La última vez que el ex Argentinos había convertido fue en Venezuela ante Trujillanos por la Copa Libertadores, a través de un excelso y brillante tiro libre que se incrustó en el ángulo izquierdo del arco.






vangioni

El Piri, de mal en peor

Vangioni completó una semana negra: roja ante San Pablo y lesión en Bahía Blanca que posiblemente lo deje sin Superclásico. Hay olor a desgarro.

Leonel Vangioni completó su peor semana desde que está en River. En San Pablo cometió una irresponsabilidad y se fue expulsado. La Conmebol le aplicaría una dura sanción. Pero en Bahía Blanca le sumó una mala más.

A los 21 minutos el zurdo corrió una pelota e intentó tirar el centro, pero el recto anterior derecho dijo basta e inmediatamente pidió el cambio. El lunes le harán estudios, pero el cuerpo médico se fue de Bahía Blanca creyendo que el lateral está desgarrado.

De esta manera, es casi un hecho que no jugará el Superclásico del próximo domingo en la Bombonera. Una baja importante. Sí, como en el Boca-River de 2014, cuando pagó dos fechas de suspensión y terminó jugando Funes Mori. El resto de la historia ya se sabe…

Entre la sanción internacional y esta lesión, el ex Newell’s estará un largo tiempo sin jugar. Luego se va al Milan. ¿Podrá despedirse de River jugando?




 

Final de las malas rachas

Tras 12 años sin victorias en el Roberto Carminatti, River pudo terminar con la inmunidad de Olimpo en su casa. Además, fue el final de los casi dos meses sin sumar en el torneo. Leonardo Pisculichi lo hizo.

 

Costanzo; Gandolfi, Nasuti, Tuzzio, Mareque; Ledesma, Mascherano, Lucho González, Gallardo; Gata Fernández y Maxi López. Sand, Jairo Patiño y Fernando Crosa. No es deportes en el recuerdo. Es la nómina de 14 jugadores que estuvieron en cancha la última vez que River se había llevado los tres puntos de Bahía Blanca. Lucho González, hoy ausente, y Marcelo Gallardo, ahora desde el banco, son los únicos sobrevivientes después de 12 años sin festejos en la tierra del basquet.

31 de Octubre de 2004. Desde ese día, se acumularon dos derrotas y tres empates. Parecía que la racha se estiraría y pero apareció la cabeza de Leonardo Pisculichi para recuperar la confianza y la sonrisa después de casi dos meses sin sumar de a tres en el torneo. Sí, desde el 29 de febrero que no ganaba. Justo antes del Superclásico

 


VOLVIÓ A SONREIR

Festejo de gol
El Millonario consiguió una victoria tras varios encuentros

 

El campeón de América recuperó el autoestima a una semana del Superclásico. Con la victoria en Bahía Blanca, cortó una racha de cinco partidos sin ganar.

La mala campaña en el torneo local se tradujo en una preocupación constante por la ausencia de resultados que avalen el trabajo durante la semana. Fue tal la situación que, desde el triunfo 1-0 ante Independiente, el equipo no volvió a sumar de a tres.

Fue empate 0-0 con Boca, derrota 4-1 ante Colón, igualdad 1-1 con Banfield, caída 2-1 en la visita a Patronato y paridad 2-2 frente a Sarmiento. Sin embargo, el 1-0 de esta noche acabó con el poker de compromisos divorciados de las tres unidades. Justo antes del choque más emocionante a nivel institucional.


FUERA DE CASA CUESTA

17380-dsc_6799

Ganar de visitante, tarea difícil este año.

 

El triunfo de esta noche ante Olimpo en Bahía Blanca, fue el primero de visitante en lo que va del torneo. 

Una victoria que sirve para volver a creer en que se puede, por más que el rendimiento no sea el esperado por todos, volver al triunfo hace que durante la semana los errores se corrijan con otra cara. Un triunfo que se disfruta, no por las formas, sino por el desahogo de no ganar hace cinco partidos.

Y no solo hace cinco partidos que no se gana, sino que también en lo que va de este 2016, River no ganó nunca de visitante en el torneo local, hasta hoy. Un torneo que lleva 11 fechas y encuentra al equipo en la parte baja de la tabla de posiciones.

Estos son los partidos que el equipo jugó de visitante y no pudo conseguir la victoria:

Fecha 2: Belgrano 3 – 2 River

Fecha 4: Rosario Central 3 – 3 River

Fecha 6: Boca 0 – 0 River

Fecha 7: Colón 4 – 1 River

Fecha 9: Patronato 2 – 1 River





"Era un partido difícil y los jugadores estuvieron a la altura"

 
 
 

Marcelo Gallardo elogió a los futbolistas que, sin tener demasiada continuidad, lograron el triunfo en Bahía Blanca. Destacó la consistencia del equipo y aclaró que aún no se pusieron a pensar en el Superclásico.

Era indispensable para River volver a ganar. El Millonario llevaba más de un mes sin hacerlo en el plano local y triunfó en Bahía Blanca con un equipo alternativo que le demostró a Marcelo Gallardo que puede dar pelea por ser titular.

"Es el estímulo que hay que encontrar individualmente para tener un mejor funcionamiento colectivo. Hoy era otro partido para dar el presente, saber aprovechar. Y no era fácil este partido y estuvieron a la altura", comentó el Muñeco.

Antes de retirarse del estadio de Olimpo analizó el encuentro: "En general creo que fue buena la victoria porque fue muy trabajada en una cancha difícil, que siempre complica. Creo que mentalmente estuvimos presentes en un partido que se dio tal cual nosotros imaginábamos: mucha fricción, pocos espacios. Conseguimos el gol y nos quedamos con los tres puntos que eran muy importantes después de tanto tiempo".

"La primera media hora tomamos el control del partido. No es fácil en esta cancha. Pero en esa primera media hora tuvimos algunas buenas cosas, nos faltó un poquito de profundidad en los últimos metros. En el segundo tiempo tuvimos un poquito más de presencia y exigencia. Fuimos consistentes", agregó.

Para Gallardo, mantener la actitud de un tiempo a otro fue la clave: "Tomamos la iniciativa del partido, no los dejamos venir a ellos, no contragolpearon, no nos agarraron mal parados. Después es verdad, no encontramos el gol, nos fuimos al descanso 0 a 0, y seguimos jugando el mismo partido sin bajar la guardia, que es donde solemos pagar. Hoy encontramos el gol y terminamos cerrando un partido habiendo sacado esa diferencia".

El entrenador, además, lamentó la baja de Leonel Vangioni. "Cada jugador que se lesiona es una baja importante. Entre expulsiones y lesionados hemos padecido bastante este semestre y hemos tenido que salir a jugar y tratar, dentro de esas bajas, generar el mejor equipo posible", indicó.

Dentro de una semana se jugará el segundo Superclásico del año, pero aún no ocupa lugar en la mente del Muñeco: "Primero vamos a jugar el jueves y terminar de la mejor manera clasificados en el grupo y después vendrá Boca. No nos vamos a adelantar".




"Por momentos jugamos bien, pero hay que mejorar"

 
 
 


Piscu cabezazo




Leonardo Pisculichi destacó el trabajo colectivo por encima del individual y aclaró que todavía no piensan en el Superclásico, porque antes deben vencer a Trujillanos.

River volvió al triunfo en el torneo local luego de seis fechas. El Millonario sigue sin brillar, pero superó a Olimpo en Bahía Blanca gracias al gol de Leonardo Pisculichi.

El enganche, en diálogo con Canal 13 apenas finalizó el partido, remarcó que lo importante no fue el tanto personal, sino haber regresado a la victoria en un momento clave del semestre.

"Contento más que nada por el triunfo en una cancha difícil, pesada, que ellos conocen bien. Creo que por momentos hicimos un buen trabajo, pero sabemos que hay que mejorar", comentó.

La Banda sonrió a una semana del Superclásico. Pero Piscu advirtió que el plantel todavía no se puso a pensar en Boca: "Hay un partido antes. Primero está eso y vamos partido a partido. Es nuestra idea".

 

BERTOLO: “TUVE OPORTUNIDADES Y NO LAS APROVECHÉ”

BertoloBertolo aprovechó su oportunidad y sabe que puede dar más

 

Nicolás Bertolo reconoció la importancia de conseguir una victoria en una cancha esquiva para el Millonario. Por otra parte, destacó su partido y aclaró que aún le queda mucho por mejorar.

River consiguió un triunfo en el momento justo, luego de once años y medio venció a Olimpo en Bahía Blanca, y en la previa de un partido vital para los hinchas del Más Grande, el Superclásico.

El ex Banfield se mostró feliz por el 1 a 0: “Contento por haber conseguido un triunfo después de tanto. A todos les cuesta ganar en esta cancha. Tiene buenos jugadores, son rápidos, intentan jugar y nos complicaron por momentos. Fue un partido parejo y por suerte marcamos”.

 

“Soy autocrítico. No he estado en mi nivel y trato de entrenar y mejorar. Cuando me toca estar, siempre trato de dar lo mejor”, reconoció el volante, post partido. Además, habló sobre su partido: “No hice un gran partido, pero hice un partido correcto. Me sentí bien, el segundo tiempo fue mas friccionado. Se tenía que meter un poco más y tuve que hacerlo”.

Sabe que tiene que mantener las esperanzas en las oportunidades que tiene: “Es difícil jugar poco. La última vez que hice 90 minutos fue contra Quilmes. Entré 20 minutos en Brasil y traté de dar lo mejor. Cada vez que me toque, tengo que aprovechar las oportunidades. Quizás tuve oportunidades y no las supe aprovechar. Soy consciente de que este equipo exige mucho”. 

“Es difícil tratar de rendir cuando uno no juega mucho. La confianza se pierde, pero el cuerpo técnico y los compañeros me apoyan y me transmiten confianza”, agregó el volante de 30 años.

Bertolo confesó que quiere y puede dar más: “Intentamos siempre dar lo mejor. En mi cabeza juega mucho. Por algo estoy acá y puedo revertir esta situación. Ojalá pueda seguir sumando minutos y mejorar. Yo trabajo para que las cosas salgan bien y espero seguir mejorando”.

Por último, sentenció que sabe lo que piensa el hincha: “Si leo lo que ponen o escucho lo que dicen ustedes, no puedo jugar. Pero es fútbol”.

 

DRIUSSI QUIERE LA CLASIFICACIÓN, DESPUÉS BOCA

DriussiDriussi no palpita el clásico, primero quiere clasificar

 

Sebastián Driussi dialogó con los medios en el regreso del Millonario de Bahía Blanca y confesó que se sintió cómodo en la posición que le tocó jugar. Por otra parte, espera ir paso a paso y aclaró que primero está Trujillanos y después Boca.

River llegó a casa con los tres puntos en la mochila y con una relajación que hace mucho no tenía, el jueves recibe al conjunto venezolano para sentenciar el paso a Octavos de Final de la Copa Libertadores y luego al clásico de toda la vida.

Contento por haber vuelto a su posición natural, reconoció: “Es una posición que conozco hace mucho. Me sentí muy cómodo. Cuando entró Lucas, con dos puntas me sentí más cómodo. Pero todo el equipo lo hizo bien”.

No piensa en el Super: “Primero tenemos un partido importante con Trujillanos”

Además, analizó el encuentro ante Olimpo: “Un partido muy difícil, una cancha donde costaba ganar hace muchos años. Se hicieron las cosas bien y por suerte se dio el triunfo. Intentamos jugar en todo momento, ya que los espacios eran reducidos. Necesitábamos ganar, creo que el triunfo nos hace bien”.

Por último, dejó de lado el Superclásico y confesó que sólo piensan en Trujillanos: “Primero tenemos un partido muy importante el jueves contra Trujillanos. Vamos a pensar en eso y después vendrá el clásico. Obvio que todo jugador piensa en un clásico importante como es River-Boca, pero pensamos en el jueves. No hay que desmerecer al rival”.

 






River 2 Sarmiento 2

DYN09, BUENOS AIRES 09/04/2016, RIVER VS SARMIENTO.FOTOS:RODOLFO PEZZONI.

River regaló dos puntos y sigue naufragando en el Torneo

El Millonario lo ganaba en el Monumental, pero en la última jugada del partido Arzura metió la mano y le regaló un penal a Sarmiento, que Chávez cambió por gol. Mirá los goles. 

En el día del estreno de la camiseta naranja, River y Sarmiento empataron esta noche 2-2 en el estadio Monumental, por la décima fecha del torneo de Primera División, en el marco de la Zona 1.

El uruguayo Iván Alonso y Milton Casco hicieron los goles de River a los 3 y a los 23 minutos del primer tiempo, en tanto Alexis Niz descontó a los 25 y a los 48 de la etapa decisiva Diego Chaves restableció la paridad de penal.

 

|Uno x Uno| River Plate vs Sarmiento

IMAGEN: Prensa River

Marcelo Barovero (5): Otra vez se complicó en un centro, en este caso el del primer gol, quedándose demasiado estático y no respondiendo a tiempo. En el penal eligió su palo derecho un poco antes de que el rival eligiera el otro palo. Antes, había tenido una sobria actuación.

Pablo Carreras (5.5): Interesante actuación del pibe, que tuvo un buen primer tiempo, siendo una salida por su costado, y estando atento en la marca. Desapareció un poco en el segundo, donde se lo vio a cuentagotas.

Emanuel Mammana (5): Tuvo solo un tiempo en el terreno por una lesión. Generalmente no tuvo problemas, y salió jugando bien. No marcó bien en el centro del primer gol rival.

Eder Álvarez Balanta (6): A pesar de fallar en la marca del gol de Niz, se lo vio con mucha confianza, cerrando bien y siendo una muralla en situaciones defensivas. Además, hizo sus típicas jugadas saliendo desde atrás, desparramando rivales.

Milton Casco (6.5): Participó de las dos jugadas de gol de River, en la primera poniéndole una asistencia perfecta a Alonso, y en la segunda, rematando bien un centro de Viudez en el área. Luego, tuvo una aceptable actuación, y no tuvo mayores problemas en la marca.

Leonardo Ponzio (3.5): No se le puede negar el gran sacrificio que hace en todos los partidos, incluido en este, pero no decidió bien en el primer gol rival, ante Niz, y luego en el segundo se ganó una innecesaria roja que lo deja afuera de más partidos aún. De vuelta tuvo que cubrir la zaga en el segundo tiempo, algo que no es su fuerte.

Luis González (6): Uno de los más claros del equipo, un jugador que hace las cosas simples, y toca de primera. Lamentablemente no tuvo muchos acompañantes hoy. Tuvo un buen desborde que nadie aprovechó en el segundo tiempo, entre otras jugadas.

Gonzalo Martínez (5): Como siempre, pinceladas de buen fútbol que no llegan a mostrar todo su potencial. Buen primer tiempo, donde empezó con mucho énfasis, pero estuvo desaparecido en el segundo.

Leonardo Pisculichi (4): Muy poco de Piscu, que no logró nunca hacerse patrón del fútbol de River. Tampoco aprovechó el buen pie de Gonzalez y Martinez, ni las pelotas paradas.

Tabaré Viudez (5.5): Activo, movedizo, tuvo un buen primer tiempo y fue partícipe de las jugadas de gol de River, asistiendo en el gol de Casco. Pero empezó a desaparece en el segundo, hasta ser reemplazado.

Iván Alonso (6): Trabajó mucho, no sólo en el frente ofensivo, sino también atrás, en los centros rivales. Metió un gol apareciendo por atrás de los defensores al principio del partido. Como todo el equipo, bajó su rendimiento en el segundo tiempo, donde no lo encontraron nunca, y no tuvo oportunidades de desnivelar en el marcador.

Ingresaron:

Joaquín Arzura (4.5): Pobre desempeño del volante, que no pudo controlar al rival en el mediocampo, y para colmo de males hizo un penal infantil con la mano al final del partido, que le otorgó el empate a los de Junín.

Camilo Mayada (4): Muy errático, estuvo a leguas de ser el del miércoles pasado. Entró para darle verticalidad al equipo y no lo logró. Poco peso ofensivo.

Sebastián Driussi (4): Otro que entró y tuvo muy poca participación en el partido. Sigue dilapidando oportunidades, no sólo con Gallardo, sino en el partido: tuvo una de frente al arco que no supo definir a tiempo.

Marcelo Gallardo – DT: Se lo vio ofuscado al Muñeco, y es entendible. El equipo otra vez no le respondió. Es verdad que no estaban los mismos del miércoles, pero no se puede perder un liderazgo de dos goles en el Monumental. Además, los cambios no surtieron efecto. Habrá que limpiar la cabeza y pensar en la Copa, donde el equipo está bien posicionado, jugando un fútbol de buen nivel.

 

27_Luis González I

Lucho González, “El Destacado”

En un partido chato y con pocas luces, el mediocampista le aportó claridad, técnica y buena distribución del balón al equipo Millonario. Pese a que no hay que dejar de lado la importancia de Casco por el gol y la asistencia, la regularidad y calidad del ’27’ estuvieron un paso adelante. 

River volvió a decepcionar por el torneo local y, esta vez, no pudo sostener una victoria por dos tantos de diferencia ante un equipo medio pelo que hace tiempo no sabía lo que era hacer un gol. Con poco y nada, otra vez a River le arrebatan puntos importantes en el Monumental.

Con los titulares pensando en la copa, Gallardo dispuso de una formación alternativa, en la que nadie sobresalió notablemente. El ex Porto resaltó por ser el eje del medio riverplatense, tarea que debió cumplir solitariamente, ya que prácticamente nadie buscó asociarse para crear juego.

Junto a él, un Alonso oportuno y un Milton Casco que levantó el nivel -siendo sumamente decisivo para el resultado-, apañaron un poco el flojo rendimiento general del equipo que, ya lejos de tener chances de campeonar, apunta todos sus cañones a conseguir su cuarta Libertadores en la que, los futbolistas que participaron de este encuentro, deberán hacer un esfuerzo mayor para ganarse un puesto.




La Lupa: Viudez y otro partido mediocre

Sarmiento amargó al Millonario y se lo empató sobre la hora. En está ocasión, Gallardo le dio una nueva chance al ex-Nacional, pero el punta sigue sin demostrar por qué llegó a River. ¿Se van terminando las oportunidades? 

Inexplicable. Luego de más de dos meses sin poder ganar, River se encaminaba hacia los tres puntos, pero en el final, los de Caruso Lombardi lograron emparejar las acciones a través del penal de Chaves. Resultado merecido por la baja producción del conjunto del Muñeco. Y uno de los más flojos fue Tabaré Viudez.

No se sabe aún de qué juega. De volante abierto, de enlace o de punta. Lo único bueno que se le vio desde que llegó fue aquél rato frente a Guaraní por la Copa Libertadores 2015, pero poco más. Nunca terminó de explotar y hoy no fue la excepción. En el primer tiempo, amagó con algunas apariciones y asistió a Casco para el segundo gol, pero luego se perdió en su irregularidad.

En el complemento, desapareció por completo y fue sustituido por Driussi, que tampoco pesó en el partido. Es alarmante lo flojo que están los relevos y teniendo en cuenta que no tendrán muchas chances en la Copa, preocupa en qué posición vamos a quedar en el ámbito local.




Las Claves: Un equipo lento, sin conexión ni ganas

River Plate empató 2 a 2 ante Sarmiento de Junín en el Monumental tras jugar un pésimo partido por la décima fecha del torneo de transición.

Dos goles tempraneros que ayudaron al desgano: El centro que Milton Casco conectó para Iván Alonso, provocó el 1-0 de River en apenas cuatro minutos del primer tiempo. Mientras que fue el mismo lateral quien en 20 minutos del partido ya marcaba el 2-0 que parecía dejar tres puntos en Núñez. Sin embargo, el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo se relajó totalmente, jugando hasta por momentos con dos cambios menos. Lo que provocó que Sarmiento de Junín tomara confianza y, con sus grandes limitaciones, pudiera empatar el encuentro con un 2-2 final.

Un equipo lento con flojos rendimientos individuales: La inclusión de suplentes en el partido de hoy significaba, no sólo un descanso para aquellos que jugaran el miércoles en Brasil, sino también la especulación de tener hombres frescos deseando un buen rendimiento para ganarse un lugar en el equipo titular. Quedó claro que esto no sucedió, River fue un equipo flojo, sin conexión, lento y de a momentos jugando hasta desganado. Gonzalo Martínez, Tabaré Viudez y Leonardo Pisculichi se destacaron por sus flojos rendimientos, mientras que el juvenil Pablo Carreras tampoco tuvo una gran inclusión y sufrió por su banda contra Fornari.

Dos puntos perdidos de manera imposible: Hoy River empató un partido increíble contra uno de los rivales más flojos del campeonato. Los suplentes demostraron estar lejos del nivel de los titulares, jugaron sin ganas y, si no sufrieron de más en todo el encuentro, fue por las grandes carencias del equipo de Junín que, a pesar de enfrentarse a un rival totalmente desganado, no supo inquietar en cantidad el arco defendido por Marcelo Barovero. Esto claro, hasta el minuto 90, en que una mano infantil de Joaquín Arzura le dio el penal del empate a los dirigidos por Caruso Lombardi.

 
 




Gol Milton Casco vs. Sarmiento

Por fin, Milton

Milton Casco jugó su mejor partido desde que llegó y hasta hizo su primer gol en River.

 

Los planetas se alinearon en River, al menos por un rato. Tanto que después de la goleada ante The Strongest y del triunfo con Sarmiento, hasta el resistido Milton Casco se anotó un poroto. Posiblemente haya jugado su mejor partido desde que River invirtió tres millones de dólares en su pase.

El ex Newell’s fue autor intelectual del 1-0, ya que le puso un centro bárbaro a Alonso. Y en el 2-0 hizo mucho más, porque robó la pelota en la mitad de la cancha y encabezó una contra. Y hasta se tuvo fe para terminarla como delantero. Tras recibir un pase de Viudez, le rompió el arco a Trípodi. Así, festejó por primera vez desde que llegó. Por fin, Milton.

Gallardo celebró el buen partido del nacido futbolísticamente en Gimnasia. Para el técnico será fundamental para el futuro, porque la idea es que sea el reemplazante de Vangioni cuando éste se vaya de River.


Emanuel Mammana vs. Sarmiento

Otra lesión: Problema central

En el entretiempo, Marcelo Gallardo sacó a Emanuel Mammana por una sobrecarga muscular. Jonatan Maidana está complicado. ¿Quién juega de 2 con San Pablo?

 

 

En el segundo tiempo, Leonardo Ponzio volvió a jugar de marcador   central, una posición que le trajo más disgustos que alegrías. Pero había un motivo.

Joaquín Arzura, que se paró de 5, entró por Mammana, quien dejó el Monumental por una sobrecarga muscular en el aductor izquierdo.

Encima es muy difícil que Maidana, que se recupera de una lesión, esté en San Pablo el próximo miércoles por la Copa Libertadores.

¿Quién va de 2 en Brasil? Si no llega nadie, la variante que le queda al técnico es ubicar a Mercado de zaguero y a Milton Casco de 4.


2016-04-09 River Plate vs Sarmiento Junin 00587

¿Sin Superclásico?

Un minuto quedaba para que den los 45 y el partido ya se iba. Sin embargo, a pesar de los avisos, Leonardo Ponzio fue con el codo arriba, vio la roja directa y peligra su participación en el Superclásico. Para colmo, nos empataron…

 

Es sabido que Ponzio no es de escatimar en la intensidad. Le pasó contra The Strongest en Bolivia, motivo por el que estará tres fechas afuera (ya cumplió una), y ahora repitió la historia contra Sarmiento. Codo por arriba de la altura del hombro, golpe artero en el mentón de un rival y una roja que abre las dudas: ¿Cuántas fechas de suspensión le darán?

Con viento a favor, y si el tribunal se apiada a instancias de su declaración, recibirá una sola jornada y purgará contra Olimpo para reaparecer en la Bombonera contra Boca. Aunque, teniendo en cuenta que fue roja directa, la suspensión puede ser mayor y se perdería el Superclásico. Esta semana será decisiva…


Alonso Casco festejo gol vs. Sarmiento

Alonso, con la naranja

En una semana especial por el 30° aniversario del gol del Beto en la Bombonera, Iván Alonso metió el primer tanto con la casaca conmemorativa.



Se dio la lógica. Salvando las distancias con un hecho histórico como el que ocurrió hace 30 años, el gol del Beto Alonso con la pelota naranja en la Bombonera, era cantado que el primer grito con la casaca del mismo color lo iba a meter… Alonso.

Sí, Iván, el terrible, que marcó su cuarto tanto desde que llegó a River. Suplente de Alario, el uruguayo de 37 años hizo un gol bien de 9. Al muy buen centro de Milton Casco lo conectó de primera y con la zurda para poner el 1-0.

 

OPORTUNIDAD PARA CARRERAS


16931-dsc_2981

Sebastián lleva jugados dos partidos oficiales.

 

Sebastián Carreras volvió a ser tenido en cuenta luego de varios meses. Un 4 que promete.

Si hay algo que caracterizó a Marcelo Gallardo desde que asumió la dirección técnica de River, fue foguear a los juveniles. De hecho, ya son 12 los chicos que tuvieron su bautismo oficial gracias al Muñeco.

Uno de ésos chicos es Pablo Carreras, de 21 años, que juega de lateral por la derecha y que esta tarde jugó ante Sarmiento, dado que Gabriel Mercado tuvo descanso y Milton Casco se desempeñó de 3.

El juvenil jugó su tercer partido oficial en el Más Grande. Su debut fue ante Atlético Rafaela, el torneo pasado. Ganó River 5-1 y Pablo tiró el centro que derivó en el primer tanto de Cavenaghi (metió 4). Luego, jugó en el triunfo 3-1 ante Colón (salió en el complemento por Tabaré Viudez). Desde entonces, hablamos del mes de julio, que no ha tenido otras chances.

Pablo, que en el 2011 jugó Sudamericano y Mundial de la Selección Argentina Sub 20, usará esta tarde la dorsal 4 y buscará convencer de nuevo a Gallardo para tener más minutos.

 

OTRO EMPATE PARA UNA MALA CAMPAÑA

empate

El Millonario apenas obtuvo el 33% de los puntos en el torneo local.

 

Sarmiento igualó 2-2 sobre el final y River sumó su cuarto empate en lo que va del torneo. Puntos perdidos que duelen al ver al equipo de Gallardo merodeando en el fondo de la tabla.

El semestre de River ya se podría calificar como malo. A pesar de que todavía no ha llegado a su fin y en la Copa Libertadores parece estar bien encaminado, el papel que está haciendo en el torneo local es lamentable. El empate agónico de Sarmiento de Junín en el Monumental es un episodio más que se suma a las malas actuaciones del equipo del Muñeco en el ámbito local.

Cuarto empate para el Millonario en el torneo (Rosario Central, Boca, Banfield, Sarmiento) y dos más si tenemos en cuenta la Copa (Sao Paulo como local y The Strongest de visitante), para que sea el resultado más recurrente en este semestre. También son cuatro las derrotas (Belgrano, Godoy Cruz, Colón, Patronato) y apenas dos los triunfos (Quilmes e Independiente), cuatro en total si sumamos la Libertadores (Trujillanos en Venezuela y The Strongest en Núñez).

De los cuatro empates que River acumula en el torneo: dos partidos los ganaba por dos goles de diferencia (Central y Sarmiento), otro lo iba perdiendo (Banfield) y el Superclásico fue 0-0.

River apenas acumula 10 puntos de 30 disputados (el 33% de efectividad), lo que lo ubica 10° de 15 equipos en la tabla de la Zona 1. Justamente Sarmiento es el último, que cuenta con 7 unidades, apenas tres menos que La Banda. En el medio de estos equipos apenas podemos encontrar a Quilmes, Banfield, Olimpo y Belgrano. Una campaña preocupante desde los resultados y el rendimiento, sin dudas muy lejos de lo que debe exponer el Más Grande.

 

TERCER PEOR ARRANQUE

Lamento
Sólo la temporada 2008/09 fue peor.

 

River sólo suma un tercio de los puntos en este Campeonato, siendo el tercer peor arranque al cabo de 10 fechas.

El Millo sigue sin ganar en el torneo, que dejó de pelear hace rato y los números lo dicen todo: 10 puntos conseguidos de 30 en juego, y empatando de local ante el que viene último, Sarmiento de Junín.

Lo lamentable de esto es que desde que se computan tres unidades por victoria, en 1995, sólo hubo dos campañas peores a ésta de 2016: en el Apertura 2008, River había sumado 8 unidades en las primeras 10 jornadas (Diego Simeone el DT), y luego finalizó último. Y la peor de todas fue en el Apertura 2009, cosechando tan sólo 7 puntos de 30 (Leo Astrada, el entrenador).

La último mala campaña por torneo local había sido en el Inicial 2013, con Ramón Diaz, que hasta la jornada 10 sumaban 14 unidades (se terminó 17°, con 21 pts). Tras eso, vino un titulo, un subcampeonato y un noveno puesto.

A éste certamen corto sólo le quedan seis fechas más. 18 puntos en juego para levantar la imagen de River, que se aboca a la Copa Libertadores pero sigue penando en el ámbito doméstico.





Gallardo agua derrota vs. Sarmiento

“River te exige y tenés que tener personalidad”

Marcelo Gallardo habló en conferencia de prensa tras el empate ante Sarmiento, se lamentó por la ausencia de Jonatan Maidana, elogió el trabajo de Emanuel Mammana y marcó la cancha en cuanto a las oportunidades para los suplentes: “River te exige y tenes que tener personalidad para soltarte”.

 

 

El empate con sabor a derrota ante el equipo de Caruso Lombardi caló hondo en la mente del DT Millonario. Si bien Gallardo, que se mostró decepcionado porque , para él, el equipo necesitaba “seguir con la dinámica del miércoles”, reconoció los mértidos de los de Junín y no dejó de hacer autocrítica sobre el nivel del equipo esta tardenoche: “Le hicimos dos goles en un tiempo a un equipo al que es difícil convertirle. Luego, no lo pudimos aprovechar”, expresó el Muñeco.

“Seguimos teniendo dificultades al no estar Maidana” reconoció Gallardo. Es que aa ausencia del numero 2 es un punto que preocupa al DT, aunque sabe que Emanuel Mammana está haciendo bien su trabajo y por eso eligió preservarlo ante la molestia muscular: “Mammana lo viene haciendo bien. Hoy tuvo una sobrecarga y no podemos seguir arriesgándolo porque se viene un partido importante y no tenemos otro jugador en esa posición”.

La diferencia entre el rendimiento mostrado en el partido por Copa Libertadores y en el de hoy preocupan y van marcando la senda del rigor en cuanto a las chances que puedan tener quiénes habitualmente no juegan: “El equipo el miércoles mostró una gran mejoría y hoy, a cuenta gotas, bien en el primer tiempo y mal en el segundo” se lamentó Gallardo.

“Esto es River, te exige y tenés que estar bien, tener la personalidad para soltarte .Necesitamos que los jugadores a los que se les da la chance puedan despegar” aseguró Gallardo. El DT reconoció que eso va a ser importante para quienes tengan la chance, aunque también se hizo cargo de su parte: “Es un trabajo mío y personal lograr que esos jugadores puedan despegar” cerró .

 

CASCO: “ESPERO SEGUIR ESTANDO A LA ALTURA DE ESTA CAMISETA”

16787-dsc_2840

La alegría por el tanto de Casco. Mirá lo que dijo el lateral, finalizado el partido.

 

Milton Casco, autor del segundo gol de River, habló después del partido y demostró la alegría de haber convertido por primera vez con esta camiseta. 

Llegó a River por una suma importante, y no rindió como se lo esperaba. La gente ya no le tenía paciencia, y se lo hacía notar. Esto es el resumen de lo que el ex Newell’s tiene que conllevar día a día en su paso por el Más Grande.

A pesar de todo esto, de a poco va demostrando que quiere salir adelante de esa situación y va mejorando sus actuaciones de a poco. Esta vez, fue uno de los mejores de la cancha y encima pudo mojar por primera vez con el Manto Sagrado.

Es por esto que luego de que finalizó el partido, Casco habló y dejó sus sensaciones de lo que fue su actuación personal: “Estoy contento de haber convertido y espero seguir estando a la altura de esta camiseta”.

Si bien su gol lamentablemente no sirvió para conseguir los tres puntos, es bienvenida esta actuación del ex Newell’s que deberá tomar las riendas del lateral izquierdo, cuando Leonel Vangioni ya no esté en el plantel de River. Una buena entre varias malas en el equipo que sigue sin ganar.






2016-04-09 River Plate vs Sarmiento Junin 00482

“Yo tomo cada oportunidad que tenga”

Ivan Alonso volvió a marcar y demostró que quiere estar en la lucha por un lugar. El uruguayo reconoció que el segundo tiempo no fue lo esperado y apuntó a levantar el nivel en el partido por Copa Libertadores para “obtener la clasificación”.

 

“En el segundo tiempo no nos pudimos hacer dueños de la pelota, hay que levantar la cabeza rápidamente, el miércoles tenemos un partido importante y, de obtener un buen resultado podemos tener la clasificación en la Copa”, sentenció. Rápidamente, Alonso se hace cargo de los errores de hoy y mira directamente al compromiso ante San Pablo, todo en la misma jugada, como si el partido no hubiera terminado.

Sin embargo, para el ex Nacional “La fortuna y la falta de suerte no nos está ayudando en este momento”. Alonso aseguró que en el segundo tiempo no se pudo hacer pie ni tener la pelota y opinó que “hoy en día hacerse dueño de la pelota es defenderse también” porque “con eso corrés menos”

Para cerrar, el segundo goleador de River por detras de Alario y Mora aclaró que sin importar a quién tenga enfrente él aprovecha al máximo su chance, “yo tomo cada oportunidad que tenga” y dejó en claro el camino que hay que seguir para mejorar: “Por prestigio institucional y personal cada partido hay que jugarlo a morir”.






Patronato 2 River 1

CfFHrfbWAAAkNIf


Ahora si, River se despidió del Torneo

El Millonario volvió a caer, esta vez en Paraná frente a Patronato por 2 a 1. Flojo partido del visitante, donde volvió a predominar la inexpresividad y el poco juego. Bértoli de penal y Carrasco para el ‘Cuervo’ , Mora había puesto el empate transitorio. 

Hace seis partidos que River no logra sonreír. Es algo que no sólo preocupa, sino que asusta. Es que más allá de la adversidad en cuanto a los resultados, el juego sigue siendo muy mediocre y las mejorías no se ven. Esta vez no se pudo con Patronato, y ahora si, nos vamos despidiendo del Torneo.

En la primera etapa, tras un penal inexistente, el capitán y símbolo del conjunto entrerriano abrió el marcador. Sin embargo, rápidamente, tras una avivada de D’Alessandro en un córner, Mora estampó el empate y parecía que la remontada era posible. 

En el complemento, River fue quien estaba mejor, tuvo dos claras, pero esto no se gana a base de merecimientos. Y tras un centro llovido, la bajaron y Carrasco fusiló a Batalla, quien no pudo frenar el envió que terminó de dándole el triunfo al ‘Patrón’.

Hay que cambiar el chip. Volver a las fuentes, hablarlo internamente, pero el Más Grande debe volver a ser el que fue, porque así como se nos fue el Torneo, no se puede repetir en la Copa.


vs patronato


Uno por Uno: Patronato – River (Paraná)


Augusto Batalla (6): En su debut oficial, mostró seguridad en las salidas. Pero uno de los responsables en el segundo gol de Patronato, donde se le escapa la pelota.

Gabriel Mercado (5): No jugó con esa precisión que tanto lo venía caracterizando. Perdió su marca en diversas oportunidades y cometió el penal que a River le costó el 0-1.

Jonatan Maidana (6): En su vuelta de la lesión, se mostró firme y le brindó cierto orden a la defensa. No cometió errores trascendentes.

Éder Álvarez Balanta (4): Inseguridad es lo que mostró cada vez que entróen acción. Perdió una pelota que milagrosamente desperdicio el equipo de Paraná. Parece necesitar un psicólogo el colombiano.

Leonel Vangioni (4): Exceso de confianza es su problema .Muchas veces se lo vio perdido en la cancha, subió y subió, pero le costó el retroceso. Guzmán y Telechea fueron un infierno para el lateral, sufrió los 90’.

Ignacio Fernández (5): El análisis de su partido fue “correcto”, pero un mediocampista de River necesita aparecer más, ser más protagonista y mostrar agresividad en ofensiva.

Nicolás Domingo (5): Como siempre, se destacó por su actitud y su garra. Pero hoy le faltó mucha precisión en los pases donde su intención fue crear, terminó siendo reemplazado por Lucho.

Leonardo Ponzio (6): El capitán de esta noche, se mostró movedizo en el primer tiempo, donde parecía estar parado como volante derecho. En la segunda etapa se quedó sin piernas, pero con gran corazón jugó y metió.

Andrés D’alessandro (7): Podemos notar un D’alessandro cada vez más líder, protagonista de la creación en el primer tiempo. No estuvo bien rodeado, necesita que se juegue más para él. Cuando el equipo lo acompañe mejor, el 22 brindará mucho al juego de River.

Rodrigo Mora (7): No solo metió el gol en una gran jugada. Además, estuvo muy activo en la presión a los centrales del Patrón, molestó y molestó. Fue la única herramienta que mostró River en ofensiva. Lástima que lo dejaron solo…

Lucas Alario (5): El más afectado de la gastroenterocolitis sufrida por muchos del plantel. Así todo fue titular, no le llegó la pelota nunca, faltó correr y molestar. Terminó siendo reemplazado por Alonso.

Ingresaron:

Leonardo Pisculichi (6): Ingresó para darle a River algo de verticalidad. Se hizo dueño de la pelota parada, contó un tiro libre y dos tiros de afuera del área, no tuvo precisión. Más allá, se lo vio con una actitud que pocos mostraron hoy.

Luis Gonzalez (-): Minutos insuficientes para ser calificado, entró a darle a River ese juego corto y prolijo que tanto le faltaba.

Iván Alonso (-): Entró muy poco tiempo al igual que Lucho, se intentó buscar un milagro tirándole centros, los cuales fueron todos muy defectuosos.


 

Destacado: D’Alessandro


D'Alessandro, el mejor de un equipo que no reacciona

El mediocampista ofensivo fue el mejor jugador del equipo en la derrota 2-1 ante Patronato en Paraná. No fue un rendimiento tan destacado, pero cuando Gallardo decidió sacarlo se sintió su ausencia.

En los primeros minutos no tuvo mucha participación en el partido, la pelota no le llegaba con comodidad y tampoco tenía socios con quien jugar. Nacho Fernández estaba muy tirado a la izquierda y no lograba juntarse con el número 22.

Con el local ya en ventaja, a los 35 de la etapa inicial, lanzó un tiro de esquina rápido que encontró Mora para marcar el empate. A partir de ahí, se vio lo mejor del Cabezón. Se adueñó del mediocampo y trasladó bien el balón.

En el inicio del complemento, D’Alessandro, de otro envió desde el corner, originó otra situación muy parecido al del gol pero el remate de Vangioni se fue por encima del travesaño.

Pasados los 15 minutos del segundo tiempo, el Muñeco decidió reemplazar al D’Ale para preservarlo para el cotejo del miércoles por la Copa Libertadores por Pisculichi. Enganche por enganche. El ex-Argentinos volvía a las canchas tras su lesión y no tuvo el mejor partido. Se lo notó lento e incomodo.

Buen rendimiento contra Banfield hace dos semanas y aceptables momentos hoy. En pocos compromisos, el Cabezón ya es importante para el equipo aunque todavía le falta lograr lo más importante: la victoria. Desde que volvió, River no pudo ganar con él en el campo de juego.



sa


La Lupa: los regresos de Vangioni y Mercado de la Selección

Hoy, en la derrota ante Patronato, Gallardo pudo volver a contar en el once titular con los laterales Vangioni y Mercado. Ambos volvían de la doble fecha de eliminatorias con la Selección Argentina y regresaban al lugar que les pertenece. Teniendo el cuenta el roce que tuvieron -sobre todo Mercado- con grandes jugadores del plantel del seleccionado, y sabiendo que venían con semanas de intenso entrenamiento, la lupa estuvo puesta en su rendimiento en un partido que -a priori- tenía a River como favorito.Se los vio inseguros y, además, sufrieron horrores todos los avances del local.

El partido de hoy ante Patronato se motraba -en principio- como una buena chance para que River gane y, al menos, mantenga un puntaje honesto en el campeonato local. No fue así: el Millo volvió a caer y reafirmó aún más su crítico momento futbolístico. Casi nulas ideas de creación, errores garrafales en defensa y, para colmo, Mercado y Vangioni, que regresaban de la Selección Argentina con aires de buenos rendimientos, sólo fueron un aliciente más de la derrota.

Tanto al oriundo de Madryn como al ex Newells, se los vio distraídos en numerosas jugadas de ataque de Patronato. Perdieron las espaldas reiteradas veces y, tanto por errores propios como por poca colaboración de sus compañeros, sufrieron una millonada de veces paredes y triangulaciones a su alrededor. Por el lado de Vangioni, Balanta tuvo que hacer relevos continuamente para salvar el arco de Batalla, pero el colombiano no siempre fue tiempista y dejó muy libre el lado izquierdo de la zaga. Ya en el costado derecho, Mercado estuvo algo lento e impreciso para salir jugando y, por si fuera poco, Maidana no colaboró demasiado para relevar. Por otra parte, Ponzio y Domingo poco hicieron para descongestionar un poco el área de River, y dejaron enormes huecos que el equipo de Paraná aprovechó.

 

 

Cómo anduvo Batalla en su debut

Augusto Batalla su estreno oficial en el arco de River. No logró amortiguar el segundo gol de Patronato, pero sacó un par de mano a mano.

 


Ante la baja por lesión de Barovero, Augusto Batalla debutó oficialmente en el arco de River. Ya lo había hecho en los partidos de verano con San Lorenzo e Independiente. Hoy le tocó el estreno en Primera.

Por los puntos, con el 42 en la espalda, el de Florencio Varela no adivinó la punta en el penal de Bértoli y no pudo amortiguar el fierrazo de Carrasco en el 2-1.

A su favor, al mismo delantero de Patronato le sacó dos mano a mano, uno por tiempo.

Batalla le ganó la ídem a Chiarini, de mal partido con Peñarol. Posiblemente Barovero regrese el miércoles ante The Strongest, ya recuperado de su lesión en la zona intercostal izquierda. Para Augusto este, más allá de la derrota, fue un paso importante en su carrera.


maidana

Vuelta I (¿y otra lesión?)

Jonatan Maidana fue el 2 otra vez. No hizo un mal partido, pero no alcanzó para tapar los errores defensivos. Se fue lesionado.

 


Había jugado por última vez el 6 de marzo, en el 0-0 con Boca, cuando se desgarró en una de las últimas jugadas del partido. River lo extrañó mucho.

Sin embargo, aunque en algunas jugadas se disfrazó de bombero, Jonatan Maidana no pudo hacer mucho para impedir la caída con Patronato.

De cualquier modo, para River es una gran noticia el regreso del bastión de su defensa. Eso sí: dejó Paraná con sobrecarga muscular en el isquiotibial derecho. De su evolución dependerá si está o no ante The Strongest.

 

Vuelta II


Getty

Leonardo Pisculichi entró por Andrés D’Alessandro y regresó a más de un mes de su lesión.

 

 
 

Leonardo Pisculichi se lesionó el 29 de febrero, en el 1-0 con Independiente. Apenas jugó 18 minutos cuando sintió un pinchazo y tuvo que ser reemplazado. Ya había estado a las ordenes con Banfield, aunque fue al banco y no entró.

Por eso se toma como su retorno la media hora que jugó con Patronato, ingresando por Andrés D’Alessandro. El 15 no gravitó. Apenas un tiro libre al palo de Bértoli que pasó cerca del palo. Y nada más.

DAlessandro Patronato

“Es muy difícil explicar este momento”

A Andrés D’Alessandro le costó analizar el presente, le pegó a Vigliano y no se quejó por haber sido reemplazado. Fue uno de los mejores de la noche.

 

No sólo habló Marcelo Gallardo tras la caída con Patronato. D’Alessandro también se plantó ante la maraña de micrófonos. Dio la cara. Y la voz. Primero se quejó por el arbitraje de Vigliano: “Fue un partido parejo, nos complicó un penal que no existió”.

Igualmente, el Cabezón no se amparó en eso para explicar la derrota, aunque le costó mucho razonar sobre el presente: “No nos quejamos de los árbitros. En la autocrítica también tenemos que ver las cosas que no están a nuestro alcance. Es muy difícil explicar este momento”.

¿Y ahora, Andrés? “Sabemos que podemos dar más. Por el respeto a la gente y a la camiseta tenemos que seguir peleando hasta el final. Tenemos material para mejorar mucho. Estamos en River, hay que seguir luchando. Esta camiseta lo exige”.

 

Gallardo: "Jugando de esta manera se nos va a hacer muy difícil"

 
 
 

El Muñeco fue autocrítico con el nivel de River y remarcó que el equipo no encuentra el cambio de ritmo necesario para hacer la diferencia. Lamentó la racha adversa de resultados y criticó el trabajo de la terna arbitral.

La cara de Marcelo Gallardo lo dijo todo. No necesitaba hablar, pero lo hizo igual por protocolo. Ya no es bronca, ahora pasó a ser preocupación. El Muñeco sabe que el equipo pasa el peor momento en sus casi dos años como técnico del Millonario.

"Estamos pasando una racha adversa y bastante negativa. Pero en el campeonato ya desde el inicio, con la lesión de Eder antes de empezar el partido contra Quilmes. Pero cuando viene así hay que ponerle el pecho, no hay que apichonarse, hay que seguir trabajando con la mente bien fuerte. Porque jugando de esta manera se nos va a hacer muy difícil", reconoció.

En la conferencia de prensa posterior a la derrota con Patronato, el Muñeco igualmente aclaró que seguirá bancando a la base del plantel: "A mí me duele bastante, me incomoda esta situación de ver la tabla del campeonato y no poder sumar. Pero no puedo dejar de creer en los jugadores que nos han dado mucho".

"Estamos jugando a una velocidad crucero, defendiendo y atacando. Y eso nos cuesta muchísimo. Si no cambiamos el ritmo, si no aceleramos, nos cuesta mucho generar situaciones de gol. Y los rivales con poco nos crean mucho", agregó.

Igualmente, avisó que no habrá tiempo para lamentos: "Una sensación amarga, estamos en el campeonato viviendo un presente que no era el esperado. No podemos aprovechar ciertas ocasiones que se nos presentan, por lo menos para empezar a ganar, y eso obviamente que preocupa. Ahora tenemos que pensar en recuperarnos y el miércoles tenemos un partido de Copa que es muy importante".

Por último, no lo puso como excusa, pero criticó a Mauro Vigliano por la jugada más polémica del encuentro. "Yo no entiendo lo que cobró. A veces se pueden equivocar los árbitros, pero que el lineman cobre un penal que ni siquiera sé de dónde lo sacó, ya me preocupa. A veces cobran a favor, otras en contra, pero no sé dónde vio penal. No entiendo. Imagino que tampoco explicarán demasiado", cerró.




Mercado: "No hay excusas"

 
 
 

Gabriel Mercado fue uno de los que habló tras la derrota ante Patronato. Pese a los problemas que tuvo el plantel previos al encuentro, para el lateral "no hay excusas" y ahora es momento de "pensar en lo que sigue".

River cayó en Paraná ante un Patronato que no fue superior, pero que aprovechó mejor las situaciones que tuvo en un encuentro cerrado. Gabriel Mercado, titular en el equipo de Gallardo, lamentó la derrota pero ya tiene la cabeza en lo que viene: "Otra vez nos vamos con una derrota así que debemos hacer una autocrítica personal, grupal, para lo que viene, porque el miércoles tenemos un partido fundamental por la Copa y tenemos que ganar. Hay que trabajar, corregir errores y pensar en lo que sigue", aseguró, refiriéndose al duelo frente a The Strongest del próximo miércoles.

Hay que trabajar, corregir errores y pensar en lo que sigue

Buscando las razones de una nueva caída, Mercado comentó: "Hay que mejorar en muchos aspectos. El juego es uno, la solidez es otro. A mi entender hoy el partido estaba controlado, sacando el penal y un mano a mano que tuvieron en el primer tiempo, no nos generaron peligro. En el segundo tiempo empezamos a presionarlo, con claridad, con fouls, y en un centro de ellos nos hacen el gol. Después intentamos por todos los medios poder empatarlo, un poco más desprolijos, y no pudimos", se lamentó.

No hay excusas.
Estábamos todos bien para jugar

River atravesó una semana complicada, con jugadores afectados por un virus y demoras en el vuelo que llevó al plantel a Paraná. De todas formas, para Mercado nada de eso tuvo que ver en la derrota: "No hay excusas. Estábamos todos bien para jugar. Intentamos darnos un triunfo porque lo necesitábamos pero otra vez nos vamos con las manos vacías. Hay que seguir trabajando para todo lo que viene", concluyó.








River 1 Banfield 1


DYN015, BUENOS AIRES 20/03/16, RIVER VS BANFIELD.FOTO:DYN/CARLOS GRECO.


River empató con Banfield y se despidió del torneo

El Millonario y el Taladro igualaron 1-1 -goles de Silva y Alario-, y de esta manera los de Gallardo le dijeron adiós al torneo. Mirá los goles.

River necesitaba ganar para mantener viva la ilusión de pelear el campeonato, y para eso debía quedarse con los tres puntos ante Banfield. Sin embargo, los dirigidos por Marcelo Gallardo no lograron su objetivo y no pasaron del empate contra los de Claudio Vivas.

A los 4 minutos del segundo tiempo Santiago Silva adelantó en el marcador al conjunto del sur y parecía que le amargaba la tarde al Millonario. Pero en el tiempo suplementario apareció Lucas Alario para decretar el agónico empate en un partido que parecía terminado.

 

JUGADOR POR JUGADOR: RIVER PLATE 1 - 1 BANFIELD

 


River Instante analizó el rendimiento individual de cada jugar en el empate ante Banfield por 1 a 1, en el Estadio Monumental.

Marcelo Barovero (6): Neutralizó cada ataque con autoridad y se mostró seguro en el mano a mano. Nada que hacer en el gol.

Camilo Mayada (5): Si bien se proyectó constantemente, no tuvo profundidad. Defensivamente, las falencias características de no ocupar su puesto natural.

Emanuel Mammana (6): Aunque jugó un solo tiempo, le ganó el duelo a Silva y marcó terreno con su temperamento. Buen despliegue al tapar huecos.

Éder Álvarez Balanta (6): Buenos pasajes de su ferocidad para defender. Tomó la lanza y encontró la posibilidad de desnivelar. Claridad en los pases.

Leonel Vangioni (4): Lo encararon fácilmente y no llegó cómodamente hasta el fondo. Quedó en deuda su función.

Andrés D'Alessandro (6): El mejor partido desde su regreso. Habilidad y panorama para hacer jugar. Careció de compañía. Fabricó un penal que fue malogrado por Mora.

Leonardo Ponzio (5): Impecable en el círculo central. Cortó y abrió la cancha sin complicaciones pero, al pasar a la cueva, exhibió su peor cara. Sufrió con las pelotas cruzadas.

Nicolás Domingo (7): El alma combativa del equipo. Se animó a hacer una de más y fue fructífero para crear carriles de pase. Muy solidario para auxiliar a sus compañeros.

Sebastián Driussi (4): Absolutamente errático y sin rebeldía sobre la banda. No se readaptó a la posición en la que supo funcionar y le costó decidir rápidamente.

Rodrigo Mora (4): Escondido y lejos del circuito de juego, no pesó para nada. Malogró un penal para controlar el partido y pecó frente al arco.

Iván Alonso (5): No contó con chances nítidas y debió apelar a las divididas en tres cuartos. De espaldas al arco, no gravitó como es necesario.

Ingresaron:

Gonzalo Martínez (5): Lo buscaron poco pero en ese lapso no estuvo lúcido. Sin un Vangioni en buen nivel, no halló el socio para tocar e ir a buscar.

Tabaré Viudez (4): Mezquino y apurado. No entró en el rol que le pidió Gallardo y lo evidenció con serios errores. Debe levantar cuanto antes.

Lucas Alario (6): Otra vez la salvación. Sin manifestarse continuamente, le bastó una pelota parada para poner el empate. Esos toques lo distinguen sobre el resto.




15816-dsc_3874

Las Claves: Un punto con gusto a nada

River empató sobre el final contra Banfield en el Monumental y se despidió del campeonato. Acá, están las claves del partido:

El parado táctico: Hoy River paró un claro 4-2-2-2 con dos enlaces entre el mediocampo y la delantera que fueron Andrés D’Alessandro y Sebastián Driussi. Estos dos jugadores tomaron la espalda de los volantes de Banfield a cada momento haciéndole pasar una muy mala tarde a Agustín Rossi, quién a cada momento se veía en soledad contra los embates riverplatenses. La variante que mostró en ataque el conjunto millonario en ataque fue que Nicolás Domingo bajaba casi a la altura de los centrales para quedar con tres en el fondo permitiéndole a los laterales subir para marcar una buena superioridad en la mitad de la cancha.

La pelota siempre al 22: Volvió el señor Andrés D’Alessandro. Si, quizás se hizo esperar, puede que haya tenido un par de partidos en los que no mostró todo la exquisitez de su juego pero esta tarde fue brillante. Cada pelota que tocaba el Cabezón generaba la expectativa de todo el Monumental, los rivales nunca se la pudieron sacar y hasta generó un penal que erró  el delantero Rodrigo Mora.

La lesión de Mammana: Lesión, esa mala palabra que rompe los oídos de cada hincha de River que la escucha. ¿Alguna prueba más del fanatismo de Dios por Boca se necesita? Tras un buen primer tiempo del conjunto de Marcelo Gallardo, el defensor central Emanuel Mammana sufrió un tirón en el abductor derecho y tuvo que salir del campo de juego. Razón por la que el entrenador de La Banda debió improvisar un nuevo equipo con Driussi jugando casi de doble cinco y Ponzio de dos. Justamente tras un desajuste del ex Zaragoza, Santiago Silva marcó el 1-0 parcial para los del Sur.

Un punto que no sirve: Hoy la obligación era dejar los 3 puntos en casa. Una victoria se necesitaba como agua en el Sahara. Si River Plate quería seguir con algún tipo de chance en este campeonato, debía derrotar a Banfield en el monumental. Esto no solo que no sucedió, son que aparte hubo que penar hasta el último momento para que el ingresado Lucas Alario convierta el 1-1 final.

 

EL CABEZÓN QUE TODOS QUIEREN

 


A pesar de haber empatado ante Banfield por 1 a 1, esta tarde se vio la mejor versión de D'Alessandro desde que llegó a River. De a poco va tomando ritmo y se va acercando a lo que el DT y el hincha esperan de él.

Su llegada causó mucho entusiasmo en el hincha de River, y sobre todo en Marcelo Gallardo que fue el que lo llamó para formar parte de este plantel millonario. En sus primeros partidos demostró toda su calidad, pero fue algo fugaz, ya que la lesión que tuvo en el encuentro ante Godoy Cruz lo alejó de las canchas por un par de semanas y eso lo dejó fuera de ritmo.

Volvió de a poco, así como lo quizo el Muñe, pero no tuvo sus mejores partidos después de esa maldita lesión muscular. En la tarde de hoy, empezó el partido ante Banfield como titular, y fue por momentos el dueño del equipo. Se asoció muy bien com Mayada, que por el lado derecho subió constantemente y fue una de las opciones para que el Cabezón descargara constantemente.

Se movió con claridad por la mitad de la cancha y fue ese enganche que el equipo necesita. En los primeros minutos del primer tiempo, demostró lo mejor del partido, y luego en los momentos en que el equipo no apareció, el ex Inter intentó ser lo más claro del equipo. En el transcurso del primer tiempo y luego de una gran jugada colectiva, provocó la infracción que terminó en el penal que Mora luego tiró por arriba del travesaño.

Salió reemplazado a los 32 minutos de la segunda etapa por Tabaré Viudez, y se llevó un aplauso generalizado de todos los hinchas de River. Si bien el equipo sigue sin ganar, el nivel que mostró Andrés en cancha da esa luz de esperanza que se necesita para creer en que ayudará a que esta racha negativa se convierta en todo lo contrario para que este River que supo festejar seguido, se vuelva a acordar de ello y todo sea alegría en el Mundo River.



IMG-20160320-WA0030

No puede ganar

Desde que volvió, Andrés D’Alessandro no pudo conseguir una victoria. Igual, fue el mejor de River ante Banfield. Ya llegará.

 

 

 

2-3 con Belgrano, 1-2 con Godoy Cruz, 1-1 con San Pablo, 1-4 con Colón, 1-1 con The Strongest, 0-1 con Banfield.

Lamentablemente, Andrés D’Alessandro no pudo ganar desde que volvió a River. Lógicamente, la culpa no es suya. Todo no puede hacer. En un cuadro irregular, aunque se destaque, es imposible ganar solo.

Es más: en los 76 minutos que estuvo con Banfield fue de lo mejorcito. Provocó un penal e hizo jugar a sus compañeros. Los mismos que no lo acompañaron en varias acciones y no terminaron bien las jugadas.

La clase está. El triunfo con él en cancha ya llegará.


IMG-20160320-WA0020

Alario y un promedio envidiable

Lucas Alario rescató a River ante Banfield viniendo desde el banco y lleva un gol cada dos partidos con la banda.

Lucas Alario sigue confirmando que es el mejor refuerzo de Marcelo Gallardo. Ya se sabe lo que rindió en la Copa Libertadores. Casi siempre mete goles clave. Como esta tarde noche ante Banfield, aunque no haya servido para ganar.

Cansado por el desgaste que había hecho en La Paz, el Muñeco lo mandó al banco y lo puso faltando 25 minutos. En una de las últimas jugadas del partido llegó a pescar un balón y puso el 1-1.

Su promedio de gol en River es envidiable. Tiene 12 tantos en 24 partidos. Sí, un gol cada dos partidos. O medio grito por encuentro. Como usted prefiera.

 

Cuando el Pipa la mete, River no pierde

 
 
Cuando el Pipa la mete, River no pierde
INDISPENSABLE. Alario es el alma de un equipo que quiere resurgir. (FOTO: Fotobaires)
 

Lucas Alario marcó el duodécimo gol desde que llegó al Millonario, que está invicto en los partidos en los que grita el goleador: hasta el momento, el Más Grande ganó siete y empató tres. Un verdadero talismán.

River tiene un delantero de una jerarquía casi inigualable hoy por hoy en el fútbol argentino. Lucas Alario volvió a demostrar que es indispensable para que el equipo de Marcelo Gallardo mantenga las aspiraciones.

El Pipa gritó sobre el final del partido contra Banfield y salvó al Millonario, que jamás perdió cuando el goleador marcó. Sí, cada vez que Alario mete un gol, River suma.

La historia comenzó en Asunción, cuando liquidó la serie contra Guaraní. A partir de allí, el Pipa marcó en diez partidos, de los cuales River ganó siete y empató tres. En todos metió un gol, a excepción del duelo con Nueva Chicago, cuando se destapó con un triplete.

+ VIDEO: El inolvidable grito contra Tigres.

Alario llegó así a doce goles en River, la misma marca que alcanzó con la camiseta de Colón. Claro, un detalle no menor, en Santa Fe tardó sesenta partidos, mientras que en Núñez lleva veinticuatro.

Con sólo 23 años es el talismán de River. Cada vez que entra, rinde. Y encima, cuando la mete, el Millonario no pierde. Por enésima vez quedó claro: en este equipo, Alario no puede faltar nunca.

+ Los goles de Alario en River:

Guaraní 1-1 River.

River 3-0 Tigres.

Chicago 1-4 River (Alario x3).

River 2-0 Liga de Quito.

Vélez 0-1 River.

River 1-0 Sanfrecce.

River 5-1 Quilmes.

Central 3-3 River.

River 1-0 Independiente.

River 1-1 Banfield.




PEnal Mora  vs. Banfield

Mora y los penales…

En partidos oficiales, Rodrigo pateó cuatro penales en River. Convirtió dos y falló los otros dos.

El penal que erró ante Banfield fue un calco del que falló contra Boca, por el torneo Transición 2014, en el Superclásico bajo la lluvia que terminó 1 a 1. Fue en el mismo arco, el que da a la tribuna Sivori. Y los dos los tiró por arriba del travesaño.

Los otros dos fueron contra San José de Oruro en la Copa Libertadores del año pasado y ante Quilmes, por la primera fecha del actual torneo local. En ese encuentro ante el Cervecero, a Mora le atajaron el penal, pero el árbitro Fernando Rapallini cobró el adelantamiento del arquero Walter Benítez. Luego, el uruguayo lo cambió por gol.

En el verano, Mora convirtió el penal con el que River le ganó a Boca en Mendoza 1 a 0. Sin embargo, su eficacia no es la mejor a la hora de los penales…


Lesión Emanuel Mammana  vs. Banfield

Otra lesión y van…

Emanuel Mammana duró un tiempo por una molestia muscular. Lo bueno es que ahora viene el receso por las eliminatorias y tendrá tiempo para ponerse a punto.

 

Balanta, Pisculichi, D’Alessandro, Maidana, Lucho González, ahora Mammana. River no para de acumular lesionados. Y encima otro defensor. Otra mala del 1 a 1 con Banfield.

En una de las últimas acciones del primer tiempo, el 24 sintió una molestia en el aductor izquierdo. Mañana le harán estudios para confirmar el grado de la lesión.

Lo bueno para Gallardo es que ahora viene un receso y podrá recuperar soldados. Con Patronato, el 3 de abril, estaría OK Maidana.


Rodrigo Mora  vs. Banfield

Una racha que preocupa

Al margen del juego, que está lejos de ser el deseado, River también sufre con los resultados: Contra Banfield, alcanzó cinco partidos sin conocer la victoria.

El River de Marcelo Gallardo era “Deportivo Ganar”. Así acostumbró al hincha. Sin embargo, este año está con altibajos. Y ya lleva cinco encuentros sin sumar de a tres: Boca (0-0), San Pablo (1-1), Colón (1-4), The Strongest (1-1) y Banfield (1-1).

Esta tendencia negativa es más que nada en el torneo local, en el que cosecó sólo 9 puntos. Apenas cosechó dos triunfos, empató tres encuentros y perdió los otros tres. La única racha que por ahora ilusiona es la de Lucas Alario.

La última victoria fue el lunes 29 de febrero ante Independiente por 1-0, con gol de Lucas Alario, justamente el salvador ante Banfield.


Marcelo Gallardo preocupado  vs. Banfield

“No esperábamos estar así”

Casi afuera del campeonato, Marcelo Gallardo fue claro y se mostró en sintonía con el sentimiento del hincha: Sorprendido. “No esperábamos estar en esta situación”, remarcó tras el empate ante Banfield.

No sirve el punto. River dejó pasar más de un tren a la punta del campeonato y, si este era el último, también se fue sin ser pasajeros. Un empate agónico con una actuación que preocupa y con lesiones que se acumulan. En ese contexto, el parate es tocar el cielo con las manos.

“Un parate para ayudar a reflexionar siempre viene bien. A veces no lo tenemos, porque estamos obligados a jugar todo el tiempo. Necesitamos ser mejores de lo que fuimos hasta ahora y eso tenemos que mejorar todos. No nos podemos conformar con lo que se logró y seguir viviendo de lo que pasó”, expresó el DT.

En cuanto al momento que vive el equipo, graficó: “No estamos aprovechando los pasajes buenos; no convertimos las situaciones que generamos en esos momentos y nos obliga a confundir los caminos. Empezamos a correr de atrás, nos hacen un gol, empezamos a perder el rumbo y nos volvemos desprolijos”.

Y agregó: “Nos viene pasando hace un tiempo, seguimos sin poder corregir la falta de gol. No hay mucho misterio: tenemos que convertir lo que generamos y, a partir de ahí, ser inteligentes para manejar el partido. Tenemos que pensar un poco más”.

Lejos, en mitad de tabla y a ocho de la cima, Gallardo expresó su preocupación: “No esperábamos estar en esta situación. Casi con la mitad del campeonato en juego, no haber podido sacar la cantidad de puntos que queríamos y más en condición de local. Tenemos que asumir esta realidad y trabajar para mejorar”.

Y cerró: “Necesito tener jugadores que rindan en los momentos en los que uno los necesita. Siempre tenemos que depender de todos, porque hemos sufrido mucho a nivel de lesiones. Tenemos que mejorar mucho, hay muchos que están por debajo de su nivel y en lo colectivo también tenemos que mejorar mucho”.

 

ALONSO: "HAY QUE LEVANTAR LA CABEZA"

 


El charrúa compartió su punto de vista tras el empate y lamentó el flojo papel en el torneo local. Aún así, apostó que las cosas van a terminar saliendo bien.

El resultado no cayó bien sobre todo porque la intención era descontar puntos con los animadores del certamen. Sincero, el Terrible detalló la mala racha que los aqueja. "Lo bueno a nivel internacional no sale en el local. Hay que levantar la cabeza. River es una institución grande y ganadora. No hay que bajar los brazos porque todo puede pasar. No nos están saliendo las cosas, pero trataremos de seguir peleando hasta la última fecha", exigió post partido.

A pesar de repartir una unidad para cada uno, es consciente de que contaron con situaciones para festejar. "Teníamos el dominio. Estábamos ahí. Tuvimos el penal. Ellos tuvieron dos o tres. En una jugada por la izquierda de ellos llegó la apertura. Fuimos, fuimos y conseguimos el empate. Nos deja con sabor a poco igual. En el primero tuvimos chances. En el segundo ellos corrigieron. Generamos chances, pero nos está faltando concretar. Los goles y resultados llegarán", analizó.


 

"La verdad es que nos está costando ganar acá"

 
 
 

Nicolás Domingo reconoció que al Más Grande se le está haciendo difícil triunfar en el Monumental y también lamentó el hecho de haber quedado más lejos de la cima del torneo. Por otro lado, consideró que el equipo fue superior al Taladro y que no aprovechó las chances que tuvo.

River desperdició otra oportunidad en el Torneo de Transición. Este domingo, igualó 1-1 con Banfield, gracias al agónico gol de Lucas Alario sobre el final, y quedó a 8 puntos de Godoy Cruz, el líder del certamen.

Teniendo esta camiseta hay que ganar todo lo que viene.

El volante del Millonario, quien disputó los 90 minutos, analizó el empate y opinó: "La verdad que nos está costando ganar acá, es cierto. Los números así lo dicen. Hoy teníamos las ganas y la ilusión de volver a ganar en nuestra casa para estar más cerca de Central y Godoy Cruz. Teniendo esta camiseta hay que ganar todo lo que viene".

Hoy el equipo estuvo a la altura, fue superior a Banfield en el ritmo del partido.

"Nos tenemos que hacer cargo del momento, que no podemos obtener victorias seguidas. Las pocas que nos crean, defenderlas de la mejor manera. Para mí, River hizo un gran desgaste en la altura. Hoy el equipo estuvo a la altura, fue superior a Banfield en el ritmo del partido. En el primer tiempo tuvimos las más claras, Marcelo (Barovero) también sacó algunas. Estamos lejos, es cierto que quedan 24. No podemos mirar tan lejos. Ahora tenemos que apuntar a Patronato y ganar", añadió Domingo, quien ya piensa en el choque del próximo 3 de abril.

Queremos salir de este momento y regalarle un triunfo a nuestra gente en nuestra casa.

A su vez, el mediocampista de 30 años dejó en claro que todo el plantel pretende salir de este momento -para nada agradable- en el torneo doméstico: "Uno siempre quiere estar, es profesional. Estamos vistiendo una camiseta muy grande, después es decisión de Marcelo (Gallardo). Queremos salir de este momento y regalarle un triunfo a nuestra gente en nuestra casa".

El otro penal a Rodrigo (Mora) fue y Pompei no decidió cobrarlo.

Por otra parte, el santafesino dejó en claro que el árbitro del encuentro no cobró un claro penal a Mora, a los 15 minutos del segundo tiempo: "El otro penal a Rodrigo (Mora) fue y Pompei no decidió cobrarlo".

 

LUCAS ALARIO: "NO NOS SIRVE EL EMPATE"

Consultado por la Pagina oficial, el goleador Lucas Alario se lamentó por la igualdad en el Monumental, dijo que no cree en la mala suerte y que deben convertir los goles, pensó en los días de descanso y prepararse para la seguidilla que vendrá.

Hoy no estuvo desde el arranque, pero a medida que pasaba el tiempo y su equipo perdía frente a Banfield, entro en el segundo tiempo por Rodrigo Mora, que erró un penal, y a cuatro del final puso la igualdad. Alario nuevamente salvó a River. "No nos sirve el empate, necesitábamos ganar para prendernos en el campeonato", lamentó el goleador, que ya lleva cuatro tantos en este torneo.

Luego habló sobre el juego y especialmente lo que se hizo en la primera mitad: "Tuvimos chances. En el primer tiempo más claro, nos faltó convertir.

"No estoy de acuerdo con la mala suerte, cuando tienes que convertir debes hacerlo", aclaró el Pipa, que aún no pueden creer porque están peleados con el arco rival.

Después de un mes cargado y con partidos cada tres días, el plantel tendrá esta semana para descansar y recargar pilas para lo que viene. Por eso Alario, sentenció: "Hay que aprovechar los días de descanso. Viene bien para los que están lesionados y prepararse para la seguidilla de partidos".






Colon 4 River 1

Todo al réves

Una noche para el olvido

En un partido muy raro, Colón goleó a River por 4 a 1. El Millo lo ganaba con gol de Mammana, pero el Sabalero lo dio vuelta con un hat-trick de Alan Ruiz y uno de Sperdutti. Errores colectivos, individuales, expulsiones, todo al revés. 

Cachetazo a la ilusión. River arrancaba el partido, sabiendo que el puntero, Rosario Central, había caído frente a Patronato, y de sumar de a tres, se ponía a tiro del Canalla. Sin embargo, en una noche donde no salió nada, el Más Grande vuelve con una goleada en contra de Santa Fe.

En la primera mitad, el campeón de América se ponía en ventaja tras una gran aparición por sorpresa de Emanuel Mammana,-quien debutó en la red-, y puso en ventaja a los de Gallardo. Sin embargo, cuando al local no le salia nada, su figura, Alan Ruiz, con un zurdazo lo empató. Hasta ahí, era un partido parejo.

En el complemento, fue de lo pero que se vio en la era Gallardo. Primero, tras un centro que dudan Barovero y Vega, Sperdutti aprovecha y pone en ventaja a su equipo. Y en el mismo trayecto, Ruiz hace dos goles y sentencia la goleada. (el último con un grosero error de Trapito). Cabe destacar que en luego del segundo de Colón, fue expulsado Nacho Fernández.

Si no perdía el Canalla, casi que River se bajaba del Torneo, pero lo cierto es que se perdió una gran chance de pelear seriamente el mismo. Ahora, habrá que hacer lo posible para cambiar el chip y enfocarse en la Copa Libertadores.




Jugador x Jugador vs. Colón
 

Marcelo Barovero (3): Responsable de la derrota. No se entiende que quiso hacer en el segundo de Colón que empezó la debacle. Menos aún lo que intentó en el cuarto, que cerró la historia para siempre.

 

Milton Casco (5): Muy activo en ataque, proyectándose constantemente. Buen centro en el gol de Mammana. Dejó muchos espacios a su espalda y tardó en retroceder.

Emanuel Mammana (6): Buen primer tiempo y gran definición en el gol. Se cayó en el segundo período junto al resto del equipo.
Leonardo Ponzio (3): Incómodo en la última línea, regaló más de lo que aseguró y lo agarraron mal parado en el retroceso.
Leandro Vega (4): No es su lugar en la cancha, pagó caro un puesto que le es ajeno y en el cual mostró falencias cada vez que tuvo que ocupar. En un contexto de urgencias, trató de ser bombero y fue parte del incendio.

Gonzalo Martínez (3): Con compañía, sin compañía; de punta, de mediapunta, de enganche o por los costados. ¿Cuánto más habrá que probarlo al Pity? ¿Qué es lo que le queda bien? ¿Dónde se siente cómodo? Se acumulan las preguntas y los partidos pero la respuesta nunca llega. Hoy, con todo para romperla, no desniveló nunca ni generó para el resto.
Nicolás Domingo (4): En un mediocampo sin compañía de marca, debió repartirse para ser un todoterreno. Pudo por momentos pero, como es lógico, sólo no pudo y terminó haciendo agua.
Luis González (4): Impreciso y lento en el ida y vuelta. Perdió en el retroceso y cayó en las trampas de Colón en función de ataque.
Ignacio Fernández (3): Remató un partido malo con una expulsión que lo hizo aún peor. Tuvo la pelota, la pidió, intentó pero no encontró nunca el desnivel. Dos faltas innecesarias lo dejaron afuera de un partido que, minutos después, se desequilibró para siempre.

Andrés D’Alessandro (5): Cuando más se necesitó de su juego, no pudo ni supo cómo engancharse en el funcionamiento del equipo. Se lo vio muy comprometido con la recuperación del balón, corriendo hacia atrás y colaborando con la marca, tuvo su chance con un tiro libre que pasó cerca igualmente poco del cabezón que se espera muchisímo más de el


Iván Alonso (4): De espaldas al arco, trató de pivotear y recibir hachazos en los pies para tiro libres prometedores cerca del área. Después de eso, nada.

Ingresaron:

Tabaré Viudez (5): Nulo aporte desde su ingreso. Apenas una hablitación a Alonso y un par de corridas

Joaquín Arzura (5): Ingresó con el partido definido y no pudo hacer demasiado.

Nicolás Bertolo (-): Escasos minutos en el campo de juego.


 

Destacado: Mammana

El defensor central de River anotó su primer gol en Primera División en la derrota ante Colón en Santa Fe. El partido de los dirigidos por Gallardo fue malo pero el zaguero pudo debutar en la red.

Entre tanta confusión y a veces falta de actitud en la que el Millonario se vio envuelto en la caída por 4-1 ante el Sabalero, Mammana, pudo hacer lo único bueno que tuvo que el equipo en el encuentro. Un gol poco clásico para un jugador defensivo.

El juvenil de 19 años, agarró de volea un centro enviado por Casco desde el costado derecho y marcó lo que en ese momento era la victoria parcial de River ante Colón. La primera parte del central no fue mala aunque tampoco dio la seguridad necesaria como toda la defensa en general.

En el complemento, en los primeros 15 minutos, el equipo se mostró totalmente desconcentrado y perdió el partido. Pero, al zaguero derecho le quedó el buen gusto de poder haber anotado por primera vez con el club del que es hincha, algo que no hubiera logrado si se hubiera marchado en enero a Italia.


Cabeza


La Lupa: D’Alessandro volvió a la titularidad

River perdió 4-1 ante Colón en Santa Fe y dejó pasar una oportunidad inmejorable para prenderse en el campeonato. Lo positivo de la noche es que Andrés D’Alessandro volvió a ser titular luego de su lesión.

Noche para el olvido en Santa Fe. River jugó un segundo tiempo muy malo y cayó estrepitosamente ante el Sabalero. El mal planteo de Gallardo y el bajo rendimiento de muchos jugadores le jugaron una mala pasada al Millonario quién deberá traer un resultado positivo de Bolivia si desea calmar un poco las aguas.

No todo fue negativo en la noche santafesina. La buena es que Andrés D’Alessandro volvió a la titularidad luego de su lesión. El “cabezón” se ubicó delante del doble cinco, pero se o vio muy movedizo. Intercambió posiciones con Nacho Fernandez y se movió por todo el frente de ataque. Junto con Lucho Gonzalez se encargaron de tocar y armar el juego.

Se lo vio muy comprometido con la recuperación del balón, corriendo hacia atrás y colaborando con la marca. Tuvo una chance clara en el primer tiempo con un remate de zurda que pudo controlar fácilmente el arquero local. Sobre el final del primer tiempo tuvo un tiro libre inmejorable en la puerta del área, que pasó por sobre el travesaño. En la segunda parte no tuvo un gran rendimiento, como todo River y fue reemplazado por Joaquin Arzura a los 20′ de dicha etapa. 

Desde lo físico se lo vio bien, sin problemas. Seguramente, Gallardo decidió su salida entendiendo que el partido ya estaba perdido, y que River tiene por delante partidos decisivos en los que el “cabezón” será de vital importancia.




15581-dsc_1747


Las Claves: seis minutos de terror

River perdió, de manera humillante, ante Colón en Santa Fe por 4 a 1 y, prácticamente, se despide del campeonato.

Hoy River Plate jugó, quizás, el peor partido en la era Gallardo. Con un primer tiempo regular en el que si bien no salieron las cosas, tampoco tuvo el nivel desastroso mostrado en el complemento. Apenas 6 minutos de inspiración y un buen partido de Alan Ruiz alcanzaron para que Colón le ganara a River por 4 a 1.

Se deben haber quedado en el vestuario: Claro, eso debe haber pasado, ya se entiende todo. Por eso el mediocampo no paró a nadie, por eso se perdieron todas las pelotas. Los once de River no salieron a la cancha el segundo tiempo. Quizás eran familiares, parientes lejanos, ni siquiera se pueden calificar como de relación directa. El complemento riverplatense fue horripilante. Errores incomprensibles, hasta de Marcelo Barovero, provocaron que en 6 minutos fatales 3 pelotas entren en el arco millonario para decretar el 4-1 final.

Un mediocampo demasiado poblado (en el primer tiempo): Un equipo con presión alta y recuperando la pelota en campo rival suele obtener ventaja en el juego, siempre y cuando esto sea bien ejecutado.  El tema es cuando ambos equipos intentan llevar a cabo esta idea. Tanto como en el encuentro contra Rosario Central, este choque es un claro paradigma de lo que ocurre en este caso. La mitad de cancha es casi intransitable debido a la superpoblación de camisetas. Esto atentó contra el buen futbol que intentaron proponer ambos equipos y llevó a que la pelota en raras ocasiones lleguen a las áreas. Claro que esto explica por qué en el primer tiempo casi no hubo llegadas de claridad. En el segundo tiempo, la historia fue completamente distinta.

¿Dónde está el Nacho del Verano?: El ex jugador de Gimnasia de La Plata, Ignacio Fernández, no está ni cerca de llegar al nivel que había mostrado en los amistosos de pretemporada. Hoy regaló demasiadas pelotas, estuvo flojo a la hora de defender y no pesó en ataque. Para colmo, fue expulsado y dejó a su equipo con uno menos.

Hace ya un año que River no encuentra el juego ideal. Desde que se logró la Copa Libertadores de América que el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo no tiene más de dos partidos seguidos en buen nivel.  Apenas algún espejismo que solamente alcanzó para ilusionarse y nada más. Un cachetazo fuerte, si. ¿Momento para volver a las bases? Puede ser. Especulaciones pueden haber muchas. Desde volver al 4-3-1-2, al doble cinco o todo lo que se pueda ocurrir. Sin embargo, todo quedará en manos de un cuerpo técnico, que aunque hace rato no encuentra el equipo, ya demostró tener capacidad de sobra para dar vuelta esta tan adversa circunstancia.




1457913718_1


En foco: un equipo sin ataque

Indefendible el equipo puesto en cancha hoy. Gallardo salió a jugarle a colon, en Santa Fe, con un solo delantero y no le genero problemas a la defensa rival. Los volantes, que debieron tener llegada, no lo hicieron y, para colmo, el gol lo hizo un defensor. ¿Adiós torneo? 

Con un esquema, a priori, más ofensivo que defensivo, sea por nombres o puestos, River salió a jugar contra Colon con un solo punta. Alonso se perdió entre los defensores del Sabalero y no pudo hacer la diferencia. Gallardo apostó por él como eje y definidor, pero el uruguayo no tuvo peso en el área rival.

Los volantes, más extremos que carrileros, no tuvieron la llegada que en la previa se suponía que tendrían y eso termino de aislar a Iván, que no pudo complementarse con sus compañeros para jugar. Domingo y Lucho en el medio, más D’alessandro-Fernández-Martinez no supieron ayudar al único punta y se sintió.

Con la mente puesta en el partido del miércoles ante The Strongest en Bolivia, el Muñeco se guardó a Mora y Alario para viajar a la altura y se la jugo por un equipo sin peso ofensivo, empleado, ya que por nombres tienen más peso que cualquier otro conjunto. Matemáticamente hay chances, pero hoy River dejó pasar el tren. ¿Se perdió el campeonato? A esperar.

LA PEOR GOLEADA PARA EL MUÑECO

 


El equipo de Marcelo Gallardo sufrió un durísimo 4-1 en su visita a Santa Fe y prácticamente se despidió del torneo. Es la peor derrota desde que el Muñeco dirige al Millonario.

El once inicial dejaba muchas dudas desde el arranque, pero sin embargo River se las ingenió para abrir el marcador por intermedio de Emanuel Mammana. Después de eso no vino nada bueno. Totalmente descompensado y con un puñado de minutos fatales, los de Gallardo dejaron expuestas sus limitaciones y terminaron sufriendo un humillante 4-1 en el Comenterio de los Elefantes.

Se trata de la peor derrota sufrida por el Muñeco como DT de River, no sólo por el resultado sino por el nivel demostrado dentro del campo de juego. Había perdido 3-0 contra Independiente en un encuentro en que el rival lo pasó por arriba desde lo táctico. La goleada contra Colón, sin embargo, se debió a las propias falencias de un River que se autoboicotea casi constantemente y parece no encontrar el rumbo.




GOL EMOTIVO Y DERROTA QUE LO OPACA

 


Emanuel Mammana tuvo su debut goleador, con sabor amargo por la derrota ante Colón por 4 a 1. Su grito tuvo un lado emotivo, mirada y gesto al cielo, dedicándoselo a sus padres.

River era mejor, y los plasmaba en la cancha, no supo mantenerlo y varios errores puntuales lo dejaron con una goleada en la bolsa. Una noche con doble sentimiento para el defensor central.

Milton Casco envió un centro desde la derecha, para que Mammana, de volea, la clavara abajo, imposible para Braun. De esta manera, el defensor de 20 años marcó su primer gol con La Banda.

El festejo fue emotivo para él, ya que tiene una difícil historia de vida, perdió a su mamá de muy joven y a su padre en la adolescencia. Sus compañeros automáticamente corrieron para abrazarlo. Merecido al esfuerzo, una pena el resultado.



MAMMANA IMITÓ A PEZZELLA

 


Emanuel Mammana anotó su primer gol en Primera División, en el mismo escenario que Germán Pezzella. Pero fue sólo para la estadística.

River empezaba ganando en el Cementerio de Los Elefantes. Un gran envío desde la derecha de Milton Casco, y anticipó como 9 Mammana, que le gusta avanzar en ofensiva, para sorprender a Broun y establecer el 1-0 parcial, de lo que después fue un triste 1-4.

El juvenil tuvo su estreno goleador en el Estanislao López, al igual que otro defensor surgido de las divisiones inferiores del Millonario, Germán Pezzella (hoy en Betis), que anotó su primer tanto en la cancha de Colón en el Inicial 2012, que terminó 1-1.

A Ema le toca sustituir a un pesado como Jonatan Maidana, y tiene grandes condiciones. Lamentablemente, sus compañeros en la defensa no lo ayudaron y recordará triste su golazo de ésta noche.

 

D'ALE QUE YA VA A LLEGAR

 


Andrés D'Alessandro volvió a ser titular tras la lesión que sufrió frente a Godoy Cruz, pero el detalles está en que todavía no pudo lograr una victoria desde su vuelta al club.

River cayó por 4 a 1 en el Cementerio de los Elefantes y estira la mala racha del Cabezón, quien tuvo detellos de buen fútbol, pero todavía no logra adaptarse por completo al fútbol argentino.

A los 22 minutos del segundo tiempo le tocó salir, en una buena decisión de Marcelo Gallardo decidiendo que descansara, ya que el Millonario viajará a La Paz para enfrentar a The Strongest.

Sentado en el banco, sin exclamar ni una sola palabra, Mandrake mastica bronca, ira, impotencia. El equipo pierde y el sigue sin salir sonriendo de la cancha ¿Porqué? Porque Desde su vuelta, no pudo ganar.

En Córdoba, ante Belgrano, disputó los 90 minutos en la derrota por 3 a 2.  Luego, en el Monumental, ingresó a los 18' del segundo tiempo por Gonzalo Martínez y se lesionó en lo que fue derrota por 2 a 1 ante el Tomba. 

Tras la lesión, volvía a sentarse en el banco de suplentes cuando River recibía a Sao Paulo por la fecha dos del Grupo 1, por la Copa Libertadores. Ingresó en el segundo tiempo y demostró que está para darle un salto de calidad al equipo, pero aún así no pudo salir triunfador, 1 a 1.

Eso si, se viene un partido clave en la altura de La Paz y D'Alessandro buscará su primera victoria en un terreno hostil. El mundo riverplatense espera mucho de él y demostró que puede darlo.



QUE NO SEA NADA COMANDANTE

 


A modo de precaución, Lucho González, salió reemplazado por una molestia muscular. Ojalá no se sume a la larga lista de lesionados que cuenta el plantel en este semestre.

Primero Balanta, luego D'Alessandro, hace una semana Maidana, y ahora le tocó el turno a Luis González de sentir una molestia muscular que lo saque de las canchas. Si bien, fue una simple molestía en el isquiotibial derecho, el volante salió reemplazado para no empeorar las cosas y tratar la lesión con mayor tranquilidad.

Lucho fue reemplazado por Tabaré Viudez, que fue el encargado de entrar al campo de juego en el segundo tiempo, mientras que el Comandante vio la dura derrota desde el banco de suplentes.

Habrá que esperar a la evolución de esta molestia, pero todo apunta a que no será de gravedad. Por lo que podrá estar en el duro choque de River ante The Strongest en la tan sufrita altura de La Paz.

River no solo se trajo una dura derrota de Santa Fe, sino que también un lesionado más a la lista, que si bien no es de la gravedad de los anteriormente nombrados, prende la alarma de que algo está pasando con los dirigidos por Marcelo Gallardo que partido tras partido están sufriendo molestias de estas características.



ROJA QUE CRUZA EL ALMA

 

 
River ya jugaba mal y marcaba peor cuando perdía 2-1 ante Colón, a esto se le sumó la roja de Nacho Fernández, a los 9 del segundo tiempo, gran consecuente de que faltando 30 minutos, el partido se haya terminado.

Nacho Fernández llegó a River con grandes expectativas por ambas partes, y más todavía después del excelente verano que hizo. Sin exagerar, fue el mejor jugador del Millo en el mes de enero. Su nivel decayó con el correr de los partidos, se lo vio nervioso, impreciso e ineficaz a la hora de tomar decisiones.

Pese al mal momento, Nacho estaba jugando bien ante el Sabalero, pero con la salida de Lucho González tuvo que retrasar su posición y colocarse al lado de Nico Domingo. Ya con una amarilla por una patada a Sperdutti en el primer tiempo, quedó totalmente expuesto, en una posición donde se sabe que el rose es cosa de todos los días.

Vio la segunda amarilla por cortar un avance importante del local y dejó al equipo con 10, desde ahí, Colón metió 2 goles más en 5 minutos y liquidó el partido. Tal vez, ponerlo de 5, teniendo ya una amarilla, no fue la mejor decisión de Marcelo Gallardo pero el jugador sabe que tiene una amarilla y debe cuidarse más en ese tipo de jugadas.



Es humano

Barovero esta vez no pudo hacer nada para evitar la caída. Es más: fue uno de los responsables más directos.

Marcelo Barovero es humano. Es el mismo que quedará en la historia por aquel penal que le atajó a Gigliotti, entre otras salvadas inolvidables, marcas indelebles para que River se consagrara campeón local y de América.

Pero, se insiste, es humano. Y en Santa Fe atajó mal. Ni más ni menos. Y se transformó en uno de los responsables directos del 1-4 ante Colón, porque tuvo culpabilidad en por lo menos dos tantos Sabaleros.

El primero fue el 2-1 parcial, de Sperdutti. El centro desde la izquierda de Figueroa no fue contenido por el 1, quien quedó a medias. Pero lo peor fue en el 4-1, cuando metió un pelotazo encima de la marca de Alan Ruiz, con tanta mala suerte que el balón rebotó en el zurdo y se metió en el arco.




Otra roja


Fernández dejó a River con uno menos

En Santa Fe, Nacho Fernández se transformó en el segundo expulsado en el torneo.

Por dos infracciones en la mitad de la cancha, Ignacio Fernández fue correctamente expulsado por Fernando Rapallini. River se quedó rápidamente con uno menos cuando apenas perdía 2-1 en Santa Fe.

De esta manera, el ex Gimnasia no podrá estar el próximo, cuando River reciba a Banfield.

No es la primera roja en el torneo, la anterior la había visto Pisculichi frente a Godoy Cruz.




Alario, local en condición de visitante

 
 
​Alario, local en condición de visitante
GUARDAN UN GRAN RECUERDO. Alario se inició en las Divisiones Inferiores de Colón. (Foto: Fotobaires)
 

 El delantero de River fue ovacionado por los hinchas de Colón, quienes recuerdan con cariño su importancia en varios momentos clave. Además, fue condecorado por la dirigencia.

Es difícil ser local cuando la casa es ajena. Sobre todo desde la ausencia del público visitante. Sin embargo, Lucas Alario logró sentirse como en su hogar esta noche. Cuando la voz del estadio, a cargo de una mujer dio a conocer ambas formaciones, surgió una catarata de aplausos para el número 13 de River.

Con 12 goles, muchos de ellos determinantes, en 60 presentaciones oficiales, el Pipa dejó un grato recuerdo en el Sabalero. Allí surgió a mediados de 2011. En julio pasado fue transferido a River. El club de Núñez pagó $ 10.908.000 por el 30% del atacante -hay opción por otro porcentaje similar-, cuyas conquistas también dieron varias alegrías para la gente del Más Grande.

Lo cierto es que Alario se mostró feliz en su regreso al estadio Brigadier General Estanislao López. En este caso vistiendo el manto sagrado, aunque empezando en el banco de suplentes porque Marcelo Gallardo decidió preservarlo y darle pista como titular al uruguayo Iván Alonso.

 

"EN LA SEGUNDA PARTE NOS NUBLAMOS"

 

 
Marcelo Gallardo habló en zona mixta manifestando su bronca por el partido de River en Sanra Fe. Además, aseguró que sus jugadores perdieron el control en el segundo tiempo.

El Muñeco, realizó su clásico análisis del encuentro: "Arrancamos bien el segundo tiempo, en un abrir y cerrar de ojos pasamos a perder 4-1. Hay mucha bronca porque el partido de hoy era clave para prendernos en la lucha por el campeonato. De estar ganando bien, vino el empate y después de la expulsión perdimos el control".

"Tenemos que ser más regulares, defender y atacar bien. En ese aspecto no estamos siendo sólidos. Tenemos que hacer una autocrítica importante de lo que pasó esta noche porque todo es aprendizaje", explicó el entrenador.

"Ahora, a recuperar anímicamente al equipo para seguir batallando. No nos podemos quedar con esto. Hay que pensar en el partido que viene. En el campeonato, matemáticamente todavía hay chances. A este plantel nunca le podré recriminar la personalidad ni que no tienen espíritu de competencia", aseguró el Dt.

Gallardo dio su opinión sobre los cuestionamientos a Ponzio de central: "El segundo tiempo hubo un bloque mental de todo el equipo. No perdimos por Leo, los 4 goles que nos hicieron no fueron por su culpa. Y en cuanto a lo que viene, vamos a evaluar que jugadores están más aptos para jugar en la altura el miércoles". Y además: "A D'alessandero lo saqué para que descansara. Hay que llevarlo de a poco y por como venía el partido, no queríamos correr riesgos", cerró el entrenador.

 

“La cabeza es lo primero que hay que reforzar”

Ponzio fue autocrítico luego de la goleada recibida, habló de su función como central y bancó a Barovero: “Nos salvó miles de veces”.

“En cinco minutos se nos fue el partido. Pagamos bastante caros los errores. Los errores marcan todo, son puntuales. Tenemos que mejorar”.

Con autocrítica, Leonardo Ponzio no esquivó los micrófonos luego de la dura caída en Santa Fe. Para uno de los referentes de este plantel, “la cabeza es lo primero que hay que reforzar. En lo grupal y dentro de la cancha. Lo bueno de esto es que nos conocemos todos. En momentos de dudas, hay que armarse bien en lo defensivo”.

Sobre su función como zaguero central, en el que no ha promediado buenas actuaciones, dijo: “El entrenador decide donde tengo que jugar y yo lo tengo que cumplir”.

Ponzio bancó a Barovero, de floja noche en Santa Fe: “”Marcelo nos salvó miles de veces, no pasa nada”.

 

Mammana: "Feliz por el gol, triste por el resultado"

 
 
Mammana:
GOLEADOR IMPENSADO. Mammana se dio el gusto de marcar por primera vez. (FOTO: Getty)
 

(Incluye video) El defensor de River se alegró por el primer tanto oficial con La Banda, aunque no pudo celebrar debido a la derrota. Seguirá como titular, al menos, por dos partidos más.

La pesadilla que vivió River en Santa Fe, llamativamente, comenzó de la mejor manera. Porque el Millonario se puso en ventaja gracias a un goleador hasta hoy desconocido: Emanuel Mammana.

El defensor recibió un centro bárbaro de Milton Casco y, de volea, estampó el 1 a 0 para River. Claro, la goleada en contra opacó la alegría del central, que no pudo celebrar el primer grito oficial con La Banda.

Mammana se fue con sensaciones encontradas y así lo explicó en su cuenta de Instagram: "Feliz por mi primer gol con la camiseta del Más Grande, pero triste por el resultado, a pensar en todo lo que sigue".

Con 29 partidos oficiales en la Primera del club, Mammana seguirá como titular, al menos, por dos encuentros más, debido a que Jonatan Maidana se lesionó y regresará a la actividad recién en abril.





River 0 Boca 0
Cc5YtljWEAEzCa3

Un empate que no les sirve a ninguno de los dos

River y Boca empataron sin tantos en la nueva edición del Superclásico. El Millo fue el que tuvo las más claras, pero de merecimientos solamente no se puede triunfar. Con este resultado, ambos se empiezan a despedir del Torneo...

No se pudo. Habia una gran expectativa, el marco era imponente, la hinchada aportó lo suyo, el equipo fue superior al eterno rival, pero no alcanzó. River llegaba bien hasta 3/4 de cancha, pero a la hora de definir se nublaba. Por su parte, Boca jugó a los pelotazos, sin ideas.

En el primer tiempo, el Millonario presionó constantemente a la visita, no lo dejaba jugar. Hubo dos situaciones muy claras: Mercado no la pudo direccionar bien tras un gran centro de Nacho Fernández, y luego, Mora lo tuvo pero su remate dio en el palo.

En el complemento, los de Gallardo volvieron a superar a los de Barros Schelotto, aunque la superioridad no fue tan abrumadora como el de la primera mitad. ¿La más clara? Un gran centro del Pity Martinez, rasante, Alonso no la pudo conectar y Mora se lo perdió después. 

Un empate con sabor a derrota, para ambos equipos. Ahora, a pensar en San Pablo por la segunda fecha de la Copa Libertadores. Una muestra más de que para ganar, merecerlo no siempre es suficiente.


Foto: LPM


Uno por Uno: River – Boca (Monumental)

Estos son, para nosotros, los puntajes correspondientes al rendimiento de cada jugador de River, en el partido contra Independiente, el 6 de Marzo de 2016, correspondiente a la sexta fecha del Torneo Local.

Marcelo Barovero (7): Si bien lo complicaron poco, respondió saliendo siempre bien y rápido, sobre todo en varias pelotas por arriba. 

Gabriel Mercado (7): El más contenido de los laterales. Cerró siempre bien en su carril y fue criterioso pese a pasar menos que Vangioni al ataque. 

Jonatan Maidana (7): Contuvo bárbaro a Tévez y ganó por abajo y también por arriba. Cruzó bien siempre. 

Emanuel Mammana (6): Hizo un buen partido en general, pero de a ratos pagó cara su inexperiencia. Por ejemplo, en una jugada puntual quiso arriesgar y terminó perdiendo la pelota y cometiendo un foul peligrosísimo. 

Leonel Vangioni (8): Puro ímpetu, velocidad y precisión para desnivelar permanentemente por la izquierda. En el primer tiempo fue una máquina de desbordar y tirar centros venenosos. En el complemento estuvo mucho más posicional y estático, pero se asoció de manera muy correcta.

Ignacio Fernández (5): Jugar por la banda lo limitó mucho y dejó en claro que debe aparecer más libre y por el centro. Lo mejor suyo fueron los envíos de pelota parada. En el juego, irregular. 

Leonardo Ponzio (7,5): Un pac man para recuperar en todo momento. Fue pegajoso en la marca y apareció por toda la cancha para dar una mano y apretar. Ojo: un error suyo en la salida casi termina en gol rival en el inicio del partido. 

Nicolás Domingo (8): Pura entrega, garra y corazón para multiplicarse y estar en todas. Presionó muy arriba siempre y quedó mal parado en pocas. Relevó y hasta tuvo tranquilidad para distribuir bien y hasta mandarse al ataque. 

Sebastián Driussi (6): Tras un muy buen primer tiempo, nuevamente de desdibujó en el complemento. Había arrancado a pura gambeta y sociedad con Vangioni, pero luego se apagó. 

Rodrigo Mora (8): Ofreció un despliegue descomunal tanto en ataque como para recuperar la pelota. Fue punzante y efectivo en el mano a mano, a tal punto que volvió loco a Silva. Generó peligro hasta el hartazgo, aunque no pudo conectar un gran centro de Martínez que pifió Alonso.

Lucas Alario (6): Peleó constantemente con los centrales de Boca, aunque con efectividad dispar. Por momentos se volcó unos metros atrás y eso lo alejó del gol.

Ingresaron:

Gonzalo Martínez (6): Ni bien ingresó desequilibró individualmente y con sus envíos. Sobre el final cometió un par de errores infantiles.

Iván Alonso (5): Desperdició una opción clara de gol.

Luis González (6): Aceptable en el manejo de la pelota con buena distribución

 

Destacado: Nico Domingo


El Muñeco acertó con las apuestas

Por carácter, por garra, por empuje y por ser rueda de auxilio junto con Ponzio, el destacado del clásico ante boca fue el ex Banfield, que volvió a darle la razón a Gallardo acerca de su vuelta al club. 

Empezó al lado de Leo Ponzio y compartió la mitad de la cancha junto con el ex Newell’s. Tapó la salida de Lodeiro e impidió el primer pase claro del conjunto Xeneize. Domingo demostró una gran entrega en el primer tiempo y siempre fue claro para encontrar a algún compañero. Supo hacer la pausa necesaria y relevar tanto a Mercado como a Vangioni en sus subidas.

En el complemento, se dedicó más a la marca y a anular el juego de los creativos de Boca. Estuvo encima de Gago y presionó siempre que el rival tuvo la pelota en sus pies. Cerca del epilogo del encuentro, con Ponzio reemplazado por una molestia, fue amo y señor de la mitad de cancha demostrando una garra destacable.

En el final, cerró un partido redondo colaborando en la defensa. Gran rendimiento de Nicolas Domingo, en lo que fue su primer encuentro ante los de la Ribera de manera oficial, ya que los había enfrentado en el verano en un tono amistoso. Punto a favor para Gallardo, que volvió a dejar en claro que no se equivoco con pedir al ex Banfield.



15141-dsc_8766


Las Claves:Perdonar no es divino

Siendo mejor en el juego, River Plate no pudo vencer a Boca en el Monumental y terminó con un empate 0 a 0 que lo aleja demasiado del campeonato.

¿Cómo se explica? ¿Hay alguna manera de contar por qué River no se llevó este partido? Boca jugó sin ideas, intentando a cada momento llevarse un punto en el Monumental, aferrándose a eso y, por desgracia, lográndolo. El equipo dirigido por Marcelo Gallardo, que  atacó continuamente, dominando el terreno y la pelota, nada pudo hacer ante la cerrada defensa de Boca. Acá están las claves del partido.

Doblar las bandas: El gran primer tiempo Riverplatense se dio gracias a como supo doblegar por los costados a  Boca. El equipo de los mellizos Schelotto jugó con dos volantes internos en la mitad de cancha, por lo que ante cada subida de los laterales millonarios, quedaban en superioridad númerica ante Jara y Silva. Por esta vía llegaron las situaciones más claras en Núñez, desbordando y jugando la pelota al área. Si bien el segundo tiempo no tuvo la calidad futbolística de la primera mitad, se repitió este patrón de juego que dejó continuamente en evidencia a los costados Xeneises.

Regalar un punto: Claro que se debe decir que River demostró un muy buen nivel de juego en el primer tiempo y superioridad leve en el complemento. Sin embargo, toda esa ventaja no pudo ser plasmada en el marcador en todo el partido. Desde un tiro en el palo de Mora y la chance desaprovechada por Mercado casi abajo del arco hasta una situación inexplicable de Alonso.

Ineficacia en los últimos 20 metros: El conjunto de Marcelo Gallardo se movió de buena manera, sobre todo en la primera parte, y controló los 90 minutos del juego. Con Boca defendiéndose a cada momento, River no supo  romper esa barrera de camisetas azul y oro, por lo que cada vez que se llegaba a la puerta del área rival, no se podía concretar una situación clara de gol, a excepción de dos o tres chances, que para lo que atacó La Banda, fue muy poco.

El campeonato empieza a alejarse cada vez más, hoy River puede llegar a quedar a 8 puntos de Rosario Central. Ahora hay que enfocarse en la Libertadores, los cañones serán apuntados al partido con San Pablo y se verá claramente el recambio en el plantel. Sin embargo, de ninguna manera se puede descuidar este campeonato, ya que un paso en falso este semestre, puede significar quedar afuera de la próxima Copa Libertadores. ¿Es pronto para pensarlo? Si, pero el techo hay que arreglarlo cuando todavía hay sol, después es tarde.



nacho


A Nacho no le pesó el Superclásico

En una nueva edición de La Lupa, nos enfocaremos en el rendimiento individual que sostuvo Ignacio Fernández en el empate 0-0 ante Boca. Su ubicación en la cancha, su participación en el juego y la chance que no pudo concretar.

Era una incógnita su ausencia en los últimos encuentros teniendo en cuenta el nivel que había mostrado en el verano. Reapareció en la segunda parte del partido ante Independiente y hoy volvió para ser titular en el partido más importante.

Arrancó metido y fue de mayor a menor. La intensidad que impuso River en la primera mitad lo llevo a ser un protagonista directo del partido, presionando bien arriba y teniendo muy  buenas intervenciones: movilidad y despegue constante de su marca, y sobre todo, soltura para trasladar y jugar.

Su ubicación en el campo fue distinta a la de los papeles. Mayada iba a ocupar la banda derecha, pero finalmente el Muñeco optó por Domingo para acompañar a Ponzio en el medio, tirando a Nacho por la banda, quien supo complicar varias veces a Silva.

Tuvo una clarísima en el segundo tiempo ingresando de frente al arco tras un rebote, le entró mordido y se la regaló al arquero rival. Tendencia en el ataque de River esta tarde. No se le dio, pero prefiero quedarme con la actitud y el desempeño mostrado en los primeros 45′, que ponen una vara muy alta para aquél que quiera ganarle el puesto en lo que resta de competencia.




El Muñeco acertó con las apuestas


 

 

Gallardo confió en Driussi para jugar por izquierda y sobre la hora eligió a Domingo sobre Mayada. El volante central fue una de las figuras y el juvenil aprobó en el partido más caliente.

Actitud fue lo que sobró en River. Quizás faltó puntería -algo de suerte también-, pero los dirigidos por Marcelo Gallardo jugaron como debían hacerlo. Y el Muñeco, una vez más, acertó con las apuestas.

Para reemplazar al lesionado Leonardo Pisculichi, el técnico confió en Sebastián Driussi, quien había sido titular el día del gas pimienta. El pibe volvió a aprobar y, sin brillar, demostró que puede adaptarse al mediocampo para ayudar en la creación.

Se asoció de buena forma con Lucas Alario y también con Leonardo Ponzio, aunque le faltó un poco de tranquilidad para cerrar mejor algunas jugadas.

Minutos antes del partido, Gallardo confirmó a Nicolás Domingo en lugar de Camilo Mayada. Y el volante central fue de lo mejor del partido: robos, asistencias y enorme visión de juego para entender cuándo parar la pelota y en qué momentos acelerar.

El mediocampista se entiende cada vez mejor con Ponzio y Gallardo parece haber encontrado la dupla central para el mediocampo.

 

VOLVIERON LOS CEROS

 


Hacía 11 años que un Superclásico por torneos locales no terminaba 0-0. Se repitieron algunos protagonistas.

Fue empate sin goles. Se esperaba mucho más de ambos equipos, sobre todo de River. Pero no hubo eficacia para concretar y fue 0-0 contra Boca, en Nuñez.

Para encontrar otro 0-0 en torneos locales hay que remontarse al Apertura 2005. En aquel encuentro, los equipos de Reinado Merlo y Alfio Basile aburrieron en el Monumental.

River formó con Lux; Álvarez, Talamonti, Coti Fernández, Domínguez; Santana, San Martín, Zapata; Gallardo; Montenegro y Falcao. Y en boca jugaron Cata Diaz y Gago, como esta tarde.

Habían igualado 0-0 en La Bombonera en 2014 y 2015 (el que no terminó), pero fueron por la Copa Sudamericana y Libertadores , respectivamente.





GARGANTA SECA

 


Por primera vez en el año, el Millo no gritó goles, en el partido más importante.

Con irregularidades, el River 2016 se está destacando por su eficiencia en la delantera. No obstante, hoy no se dio el gol y fue el primer partido del año sin convertir.

En el verano, fue 2-3 vs Independiente, 3-2 a San Lorenzo y dos 1-0 a Boca. En el torneo, 5-1 a Quilmes, 2-3 vs Belgrano, 1-2 contra Godoy Cruz, 3-3 ante Central, y 1-0 a Independiente. Además, en la Libertadores, 4-0 a Trujillanos. Hoy no se dio.


 

UNO EN SIETE

 


De los últimos siete Superclásicos, Boca sólo pudo anotar un gol, entre Libertadores, toreos locales y amistosos.

Sabor amargo e impotencia. River tenía la victoria contra el Xeneize al alcance de la mano, peor no pudo quebrantar a Orion y terminaron en tablas, sin goles.

Lo rescatable es que continúa una buena racha: de los últimos siete River-Boca, los de la Ribera sólo marcaron un tanto sobre la valla de Marcelo Barovero.

La racha comenzó en la Copa Libertadores 2015. En la ida, ganó el Millo 1-0 en el Monumental (Carlos Sánchez), y en la revancha, 0-0 en La Boca (sólo se jugaron 45 minutos). Luego se midieron en Núñez en el Campeonato 2015, fecha 24, y ganaron ellos con gol de Nicolás Lodeiro. 

Más tarde, tres amistosos en cadena y victorias riverplatenses: 1-0 en Córdoba (Lucho González), 1-0 en Mar del Plata (Leonardo Pisculichi) y 1-0 en Mendoza (Rodrigo Mora). 

Ahora, éste 0-0 en el Transición 2016. Siete partidos, un gol recibido. ¿Seguirá la buena racha e La Bombonera?






river boca

Demostró porqué lo pidió Gallardo

Nicolás Domingo fue uno de los más destacados de River. Por presencia y actitud, coronó una gran tarea.

 

 
 

Nicolás Domingo se metió en el equipo titular sobre la hora. Gallardo había probado con Mayada hasta el sábado, pero el domingo… jugó Domingo.

Y anduvo muy bien. Criterioso con la pelota, con actitud para la pelea, se complementó muy bien con Ponzio y desde su pie derecho también se iniciaron varios ataques o avances de River, sobre todo en el primer tiempo.

Cuando salió Leo, quedó como el único hombre de marca en la mitad de la cancha y se la bancó como un duque. Se verá si se ganó un lugar indiscutido, pero en el Superclásico, un partido en el que históricamente se destacó, hizo muchos méritos.




 

Vangioni fue desequilibrio constante

 
 
Vangioni fue desequilibrio constante
PUNZANTE. Leonel Vangioni fue un peligro constante para la defensa de Boca. (FOTO: FotoBaires)
 

Con sus proyecciones, el lateral izquierdo de River complicó constantemente a la defensa de Boca. Sus envíos al área fueron un argumento más que peligroso.

Leonel Vangioni ya había tenido un gran partido ante Independiente. El lateral izquierdo de River, que no continuará en el club después de junio, había sido determinante en el triunfo sobre los de Avellaneda y hoy volvió a repetir un rendimiento satisfactorio.

Desde el comienzo del Superclásico, Vangioni se convirtió en un fundamento muy potable de River a la hora de generar peligro para el arco defendido por Agustín Orión. El futbolista surgido de las divisiones inferiores de Newell's y sus proyecciones lastimaron constantemente.

Ayudado por la poca actividad ofensiva de Boca a lo largo de casi todo el encuentro, Vangioni aprovechó para participar de los ataques Millonarios de forma repetida. Así fue como se transformó en una verdadera pesadilla para Leonardo Jara, lateral derecho Xeneize.

Pero no sólo manejó la pelota con criterio y pasó ataque con acierto, sino que además expuso gran precisión a la hora de enviar centros al área. Los mismos cargaron mucho veneno y fueron una preocupación difícil de resolver para los de Guillermo Barros Schelotto.

¿Carácter y personalidad? Por supuesto. En esta clase de partidos se necesitan jugadores con esas características y Vangioni no se ocultó en ningún momento.

 

 

Trapito de mi corazón

Los hinchas de River volvieron a pedirle a Barovero que se quede. ¿Habrá sido su último Súper en Núñez?


 
 
     
Barovero tuvo poco trabajo en el Superclásico.
 

"Nooo seee vaaa, Trapito no se vaaaa”. El Monumental volvió a hablar. Otra vez. El hincha millonario tiene un sentimiento que no negocia: quiere que Marcelo Barovero se quede defendiendo el arco de La Banda y por eso aprovecha cada oportunidad que tiene para meterle presión desde las tribunas. “Queríamos ganar por la gente”, dijo el arquero tras el partido. Una historia de amor.

Sin embargo, no siempre el final es feliz. Barovero ya dejó entrever desde hace rato sus ganas de buscar otros rumbos para la segunda mitad de año y hay tres clubes mexicanos que lo vienen siguiendo de cerca. Ojo, en los últimos días aceptó que analizará bien la situación y el pueblo millonario no dudó en dar su veredicto.

Claro, entre torneo y Copa no hay demasiado tiempo para pensar en el futuro. Y menos cuando toca disputar el Súper, algo que Trapito sabe bien, dado que estuvo presente en todos los partidos oficiales en los que River enfrentó a Boca en la era Gallardo. “En principio no nos sirve el empate, es un campeonato raro y veremos con el tiempo. Va a ser importante que ganemos el próximo partido”, fue la primera conclusión del 1.

“Lo buscamos, tuvimos algunas situaciones, pero nos las pudimos convertir. Tenemos que seguir trabajando para mejorar cada día porque queremos estar entre los primeros”, cerró su comentario luego de ser importante como en la que anticipó a Palacios.

¿Habrá sido el último superclásico de Barovero en el Monumental? Difícil saberlo: lo que está claro es que varios prenderán velas para que no sea así...





maidana

Otra lesión muscular

Ahora cayó Maidana, quien podría tener un desgarro.

Balanta, D’Alessandro, Pisculichi y ahora Maidana. River no para de sumar averiados. Y todos por lesiones musculares. El 2, según el parte médico, tiene una distensión el isquiotibial derecho.

El lunes, Jony pasará por la Clínica Rossi para realizarse estudios, pero hay olor a desgarro, lo cual sería una noticia desagradable. Porque Maidana es un jugador altamente confiable y porque atrás no sobran variantes pensando en lo que viene.

¿Quién irá a la cueva con San Pablo que próximo jueves? El único central disponible que hay es Leandro Vega. Otra opción es incluir a Mayada o Casco de 4 y mandar a Mercado a la cueva. O, con menos chances, insistir con Ponzio de zaguero, algo que Gallardo probó en los primeros partidos.


 

Gallardo: "El punto no sirve para nada"

 
 
Gallardo:
MALESTAR. El Muñeco elogió al equipo, pero aceptó que la punta quedó lejos. (FOTO: Fotobaires)
 

El Muñeco se fue conforme por el nivel del equipo, pero con bronca por no haber ganado el Superclásico. Destacó la presión durante el primer tiempo y pidió ponerse a pensar en el duelo con Sao Paulo por la Copa Libertadores.

Lo dijeron hinchas, jugadores y también Marcelo Gallardo. River mereció ganar y se fue con bronca por no haberse quedado con el Superclásico. El Muñeco lamentó no sólo el empate por tratarse de Boca, si no también por lo lejos que quedó el Más Grande de la punta del campeonato.

"Vamos a ver cómo termina la fecha de hoy. Después sacaremos las cuentas, la verdad que si Central suma de a tres, se aleja. Y el punto a nosotros no nos sirve para nada. Pero más allá de eso, me voy a quedar con algunas cosas positivas del juego de hoy. En un torneo corto, cuando perdés puntos de entrada, no te da chance. Me dio mucha bronca perder contra Belgrano y Godoy Cruz, porque un equipo se termina despegando sólo y no te da muchas chances", analizó.

Hoy mejoramos en relación a lo que veníamos haciendo y vamos a seguir mejorando

Así vio el técnico el 0 a 0: "Creo que en la primera media hora nosotros hicimos mucho mérito para que Boca no juegue. Boca abusó mucho del pelotazo, donde prácticamente no nos dañaron, salvo alguna que otra escapada. En el segundo tiempo por ahí tuvieron un poco más la pelota y en la última parte del partido intentamos, buscamos, tratamos de ver si podíamos meter gente en el área y no lo pudimos definir. En el segundo tiempo hubo muchas más voluntades de parte nuestra, pero la sensación es de bronca porque no pudimos quedarnos con tres puntos que para nosotros hoy eran importantes. No pudimos concretar las situaciones que tuvimos. El equipo hizo un buen partido. Da bronca no ganar".

Sobre las lesiones: "Quiero pensar que es una racha negativa que estamos sufriendo"

"Una sensación de amargura porque creo que pudimos haber ganado el partido de hoy y no pudimos concretar las situaciones que tuvimos, coincido en que el equipo jugó mejor de lo que venía jugando, sobre todo en los primeros treinta minutos, donde fuimos muy superiores", agregó.

Por último, avisó que la bronca por la igualdad durará hasta el lunes, momento en el que se pondrán a pensar en Sao Paulo: "Los partidos se ganan con goles y hoy no pudimos concretar. Jugamos mejor, es verdad, tuvimos un poco más de conexión de juego, triangulaciones, fuimos por los costados, pero bueno, nos faltó ese último pase a la red. Pero bueno, hay que morder un poquito la bronca durante el día de hoy y empezar a pensar en el partido del jueves que tenemos la chance de poder sumar tres puntos importantes en la Copa Libertadores".

 


Ponzio: “Son esos partidos que nadie quiere perder”

Ponzio Super

(INCLUYE VIDEO) Leonardo Ponzio se mostró satisfecho por el nivel que mostró River en la primera etapa, aunque admitió que en el complemento el millonario bajó la intensidad y jugó un poco lo psicológico. 

River y Boca no se sacaron ventajas en el primer superclásico oficial del año. Sin embargo, más allá del score final, el conjunto de Marcelo Gallardo fue un poco más que su eterno rival y mereció los tres puntos.

Luego del partido, Leonardo Ponzio resaltó la producción del conjunto millonario, sobre todo en los primeros 45 minutos: “El primer tiempo intentamos, creamos. Los clásicos se terminan diluyendo cuando no hay un poco más de juego. Pero son esos partidos que nadie quiere perder”, indicó.

Por su parte, relativizó el supuesto cansancio del eterno rival por haber jugado Copa en la semana: “Hoy en día no sabés qué es lo mejor, si jugar seguido o no jugar. Los partidos son así. En el primer tiempo fuimos dominadores, creamos situaciones. Después se va diluyendo porque uno se va cansando y el fútbol aparece menos”, aseguró el mediocampista en diálogo con El Trece.

Para finalizar, puso el foco en lo que se viene, el trascendente partido ante Sao Paulo para recuperar terreno en el máximo certamen continental: “El jueves tenemos un gran partido para encaminar un poco la Libertadores, a pesar que es recién el segundo partido”, concluyó.




"Con bronca por no poder ganar cuando los teníamos ahí"


 
 
 

Jonatan Maidana se lamentó por no haber podido conseguir el triunfo, cuando River hizo méritos suficientes, y también por la lesión que sufrió en el final del partido.

El esfuerzo no tuvo su premio. El conjunto de Marcelo Gallardo protagonizó un buen partido, fue el que único equipo que propuso, pero no se pudo quedar con el primer Superclásico oficial del 2016.

Y Maidana, uno de los puntos más altos del Millonario, se fue molesto por no haber logrado los tres puntos, en el estadio Monumental: "Con bronca por no poder ganar cuando los teníamos ahí. Teníamos la iniciativa, tocamos la pelota, intentamos atacar".

Maidana sufrió una lesión en el isquiotibial derecho.

Asimismo, el defensor central lamentó la lesión que sufrió -en el isquiotibial derecho- sobre el final del duelo: "Ya terminaba el partido, una lástima". Incluso, es muy posible que se pierda el partido del próximo jueves ante Sao Paulo. "Justo cuando venía un partido importante por Copa, ahora a hacer los estudios", explicó.

"Intenté darle una mano a los compañeros cuando faltaba el partido. Estoy con bronca porque ya terminaba muy cerca del final. Veremos qué salen los estudios", añadió Maidana, quien seguramente asistirá a la Clínica Rossi para conocer mayores detalles de lo que posee.




Fernández: "Era un partido para ganar, Boca no nos inquietó"

 
 
 


Fernández:
El volante de River se fue con bronca porque el Millonario mereció más en el Superclásico y debió conformarse con el empate. También reconoció que la lucha por el título quedó algo lejos.

Quedó claro que sólo un equipo realmente intentó ganar el Superclásico. River atacó, Boca se defendió, y finalmente el Millonario no tuvo el premio que mereció largamente por lo hecho durante los noventa minutos.

"Era un partido para ganar, pero también hay que estar tranquilos porque hicimos un buen partido. Boca se vino a replegar y nosotros manejamos el partido, pero lamentablemente no pudimos ganar", afirmó Ignacio Fernández.

Por suerte me tocó jugar uno de los partidos más lindos del mundo

Y agregó: "El equipo de a poco va funcionando mucho mejor, prácticamente Boca no nos inquietó, nos esperó atrás. Faltó la puntada final. Pudimos manejar el partido, pero no lo pudimos liquidar en el momento justo".

¿Por qué no se ganó? "Un sabor amargo porque queríamos ganar para acercarnos un poco. Hicimos los méritos, pero no se dio el resultado. Estuvimos un poco imprecisos, generamos situaciones, pero no las pudimos concretar. Por eso empatamos. En el primer tiempo hicimos un gran partido y en el segundo nos faltó un poquito más de claridad", señaló.

Por último, reconoció que la punta en el campeonato está lejos: "Sabemos que el objetivo principal es la Copa, pero también tenemos la ilusión de pelear el torneo. Este empate nos deja un poco lejos, pero todavía falta mucho".

 

"No sirve el empate, queríamos ganar para la gente"

 
 
Marcelo Barovero lamentó el resultado en el Superclásico y, sobre todo, la falta de puntería para ganar en el Monumental. Trapito fue ovacionado en el que pudo haber sido su último River-Boca en Núñez.

River se fue muy disconforme tras el 0 a 0. A diferencia de Boca, que jugó a empatar, el Millonario lo quiso ganar de principio a fin, por lo que Marcelo Barovero, como capitán y referente, mostró la bronca apenas terminó el Superclásico.

"A nosotros no nos sirve el empate, veremos con el tiempo, es medio raro el campeonato. Esperemos ganar la próxima. Esto es una lástima porque queríamos ganar para la gente", comentó.

En diálogo con Canal 13, Trapito lamentó la falta de puntería de La Banda: "Lo buscamos, hay que hacer los goles, más en los clásicos. Tuvimos algunas situaciones, no pudimos convertir y hay que seguir".

Barovero dijo en varias ocasiones que la idea es irse en junio. Por eso, como seguramente jugó el último Superclásico en el Monumental, la gente le regaló varias ovaciones. El capitán respondió, como siempre, al tapar un mano a mano clave en el complemento.



Alario vs. Boca Cata Díaz

“Nos faltó fineza”

Se lo negó la suerte, la puntería, el arquero y demás. Lucas Alario, como todo River, estuvo cerca del gol pero se le negó y después del empate sentenció: “Nos faltó fineza”.

 

 
 

 

Alario, el mismo que se tomó un segundito más para eludir al Ruso Rodríguez ante Independiente para después clavarla al ángulo, esta vez no estuvo fino. Y no es una crítica, es el análisis que él mismo hizo después del 0 a 0 con Boca.

“Nos faltó fineza, claridad. Tuvimos la pelota, las más claras, deberíamos haber marcado pero no se pudo”, expresó el ex Colón que fue uno de los puntos más altos del equipo.

Además, cerró: “En el primer tiempo estuvimos mucho mejor y tuvimos más claridad. En el segundo el nerviosismo por ganarlo nos llevó a tomar malas decisiones y nos quedamos en cero”.

 

 

Domingo: "River fue el amplio dominador"


Nico Domingo pelea con Pablo Pérez.
 
 
 

El mediocampista remarcó que La Banda fue sumamente superior al eterno rival y dejó en claro que lo único que le faltó al equipo fue convertir. Por otro lado, consideró que el Millonario lo podría haber perdido en algún contragolpe.

Nicolás Domingo le devolvió la confianza a Marcelo Gallardo, quien a último momento lo confirmó para ir de titular, en el Superclásico de esta tarde. Y sin dudas, fue uno de los mejores del partido, al igual que Leonel Vangioni y Jonatan Maidana.

Lo fuimos a buscar en todo momento. Fuimos superiores en todo momento.

Tras el empate, por 0-0, el volante explicó qué sensaciones le dejó el encuentro: "Lo fuimos a buscar en todo momento. Fuimos superiores. El primer tiempo fue todo nuestro. River fue el amplio dominador y, sobre todo, con juego. El segundo nos faltó para liquidarlo. Tendríamos que haber sostenido lo que hicimos en el primer tiempo".

Los primeros 25 minutos pusimos un ritmo muy importante, llegamos por los costados.

"Los primeros 25 minutos pusimos un ritmo muy importante, llegamos por los costados. Para ganar hay que hacer goles y no los pudimos hacer. A lo largo de los 90 minutos fuimos superiores", añadió Domingo.

¿Qué le faltó al Millonario? "Meterla, en el primer tiempo creamos tres o cuatro muy claras, nos faltó ganarlo. Tuvimos la de Rodrigo (Mora) también en el final", aseguró el hombre de 30 años.

En alguna contra o jugada aislada lo podríamos haber perdido.

A su vez, Domingo consideró que Boca se refugió en varios tramos del partido: "Los últimos 15 se metieron atrás y buscaron el empate". Aunque realizó una autocrítica: "En alguna contra o jugada aislada lo podríamos haber perdido, pero no tuvieron situaciones".


"Sólo faltó meterla"

Vangioni lamentó no sumar de a tres en el Súper y marcó que River "fue muy superior y mereció ganar". Más allá del mal gusto que le quedó, el Piri rescató "que encontramos un juego que hacía mucho no teníamos".


 
 
     
Vangioni fue uno de los puntos altos de River.
 

Leonel Vangioni fue uno de los puntos altos de River en el Súper, incisivo cuando llegó al fondo escalando por la banda izquierda, y con el empate decretado se lamentó por el resultado: “Nos vamos con mucha tristeza, merecíamos ganar. Fuimos muy superiores, ellos no tuvieron llegadas para lastimar y a nosotros sólo nos faltó meterla. Se escapan dos puntos”, tiró el Piri, que jugó su último clásico en el Monumental.

Para Vangioni, el juego de River obligó a Boca a defenderse: “Nosotros logramos que se metan atrás, les creamos bastante situaciones sobre todo en el primer tiempo”. Como positivo, el lateral remarcó: “Habíamos encontrado un juego que hacía mucho no teníamos. Lamentablemente no pudimos ganarlo y si hay que rescatar algo es que el equipo volvió a jugar bien”.





River 1 Independiente 0



JUGADOR POR JUGADOR: RIVER PLATE 1 - 0 INDEPENDIENTE

 



Marcelo Barovero (8): El culpable de que el empate se mantuviera durante casi todo el partido. Se cansó de tapar mano a mano y anticiparse a las jugadas. Un león bajo los tres palos.

Gabriel Mercado (6): Tuvo problemas para controlar a Rigoni pero levantó lentamente. Se sumó al ataque y expuso fiereza.

Jonatan Maidana (7): Minimizó a Denis y luego a Vera. Muy expeditivo en el juego aéreo e importante en el retroceso. Hizo todo fácil.

Emanuel Mammana (6): Tras un primer tiempo con equivocaciones, mejoró notablemente y aportó su salida clara. Va tomando confianza.

Leonel Vangioni (6): Intermitente pero efectivo en sus escaladas. Seguro en defensa y activo en los últimos minutos.

Gonzalo Martínez (5): Trasladó en exceso aunque en contadas oportunidades logró su cometido. Sin tanta participación.

Leonardo Ponzio (6): Patrón del segundo tiempo. Presión alta, despliegue y pase claro. Se asentó de a poco y fue importante.

Joaquín Arzura (5): Irregular en la marca, se condicionó por una amonestación temprana. Se diluyó de ahí en más.

Leonardo Pisculichi (-): Insuficientes minutos en cancha, pidió el cambio por un dolor muscular.

Rodrigo Mora (5): Peleó de espaldas con suerte dispar, no tuvo chances de gol. Pecó en la terminación de las jugadas.

Lucas Alario (7): El más peligroso. Exigió en todo momento y halló su premio con una estupenda definición que dejó en ridículo al Ruso Rodríguez.

Ingresaron:

Camilo Mayada (5): Veloz pero torpe para lastimar. Alternó las dos bandas con el afán de desorientar al rival. Perdió claridad por momentos.

Ignacio Fernández (5): Entró mal. Errático y nervioso, decidió mal y ejecutó peor. Raro en el ex Gimnasia.

Iván Alonso (6): Una bestia del área. Tiene la cancha en su cabeza y colaboró en la presión asfixiante. Solamente le faltó el gol.



La Clave: la perseverancia para buscar el gol

River volvió a ganar por el campeonato y, si bien pecó de falta de precisión en los últimos metros y sufrió un poco en defensa, fue siempre dueño de la pelota y llegó al gol más por perseverancia que por claridad. El Millo consiguió una importante victoria que lo mantiene vivo en el torneo nacional. Ahora, a esperar el superclásico.

Y un día, River ganó en el campeonato local. Ante Independiente y en el Monumental, el equipo del Muñeco derrotó al Rojo por 1 a 0 y se quedó con 3 puntos que pueden ser de oro para mantener las aspiraciones en el ámbito local. Si bien fue dueño de la pelota en la mayor parte del cotejo, la falta de precisión en los últimos metros fue clara: muchas jugadas hilvanadas, incontables centros, pero escasa efectividad en la definición. El Millonario desperdició muchas situaciones y, para colmo, en ocasiones sufrió en defensa por quedar mal parado. Como siempre, apareció Barovero como héroe y salvador.

Especialmente durante la segunda parte, el más grande no paró de buscar el arco rival por medio de la presión en campo de Independiente y de distribución de la pelota en tres cuartos de cancha. De esta manera, estuvo cerca varias veces y, cerca del final, Lucas Alario, tras un rebote, eludió a Rodríguez y sentenció la historia. El gol llegó más por insistencia que por claridad para concretar las chances, pero la perseverancia de los de Gallardo para no perder la paciencia y encontrar el tanto, deja buenos augurios en vistas al partido más importante: el superclásico ante Boca. ¡A seguir así, Millo!

 

Mucho ímpetu y poco fútbol

En una nueva edición de La Lupa, nos centraremos en la poca creatividad de cara al arco rival que viene teniendo el equipo y que se repitió hoy. Y es que en definitiva, River termina ganando por amor propio y una genialidad de Alario. Poco más para destacar…

Agachar la cabeza, correr demasiado y tirarla al bulto, a ver si por ahí tenés la suerte de que la agarre algún compañero. El partido de Mayada de hoy representa de alguna manera lo que venimos viendo de un tiempo a esta parte. Muchas ganas o ‘huevos’ en la jerga futbolera. Eso nunca viene mal, el tema es que no siempre alcanza con la actitud. Por suerte, hoy sí. Tres puntos elementales.

“El primer pase seguro, Leo”, le pedía Gallardo al volante central. River mostraba imprecisiones constantes y el DT se impacientaba. Los delanteros se aislaban y las bandas no profundizaban. Independiente generaba ocasiones y la situación empezaba a preocupar.

En el primer tiempo se lo vio a Ponzio encimarse con Arzura y hasta jugar de lo mismo. De yapa, Pisculichi -uno de los generadores de fútbol en este equipo- salió a los 10′ PT por una contractura. Su lugar lo tomó un enérgico Mayada, que como ya mencionamos antes, corrió mucho y pensó poco.

En el entretiempo, ingresó Nacho Fernández para aportar un poquito más de esto que tanto pedimos: fútbol. Ponzio levantó y Vangioni mantuvo un gran nivel brindando siempre una alternativa por izquierda. Alternativa efectiva, ya que termina asistiendo a Alario sobre el final para romper el cero.

Llegar a la semana previa al Superclásico con victoria tiene un sabor especial, pero hay que mejorar. Con este nivel no se podría aspirar a mucho. Se espera la vuelta de Andrés D’Alessandro para el domingo, ante el rival de toda la vida. Ése, de crear fútbol algo entiende, ¿no?


 




ALARIO, UN DELANTERO A LA MEDIDA DE RIVER

 


Lucas Alario le dio el triunfo a River sobre Independiente y continúa construyendo su idilio con el hincha a base de goles. El delantero llegó a una impresionante marca e igualó a grandes glorias del club.

El Pipa siempre está. Aún cuando no esté pasando su mejor noche o el equipo no haga pie dentro de la cancha, el número 13 siempre tiene alguna sorpresa bajo la manga. Lo demostró nuevamente contra Independiente: cuando parecía que un partido ordinario terminaría igualado sin goles, el delantero millonario se las ingenió para que los tres puntos queden en casa y el Monumental estalle en un grito de desahogo.

Con el tanto anotado ante el Rojo, Lucas llegó a los 11 goles en sus primeros 20 partidos jugados con la camiseta de River. Esta marca sólo la habían alcanzado pocos elegidos, entre los que se encuentran algunas glorias de la historia riverplatense: Labruna, Delem, De Bourgoing, Amuchástegui, Balbo y Cruz. Si se lo traslada a tiempo de juego, se podría decir que Alario mete un gol cada 147 minutos. ¡Que vengan muchos más!




Si la mete Alario, River no pierde

Lucas Alario hizo once goles con la banda roja y cada vez que convirtió, River no perdió.

Lucas Alario ha hecho goles importantes en River. Basta con recordar el de la semifinal de la Copa Libertadores ante Guaraní en Paraguay y el de la final contra Tigres en el Monumental. Pero, además, la estadística marca que cada vez que le dio un pase a la red, el equipo de Marcelo Gallardo no se fue derrotado.

Las víctimas de Alario hasta aquí fueron: Guaraní (1), Tigres (1), Chicago (3), Liga de Quito (1), Vélez (1), Sanfrecce Hiroshima (1), Quilmes (1), Rosario Central (1) e Independiente (1). Y los arqueros que lo padecieron fueron: Alfredo Aguilar, Nahuel Guzmán, Nicolás Tauber, Alexander Domínguez Carabalí, Alan Aguerre, Takuto Hayashi, Walter Benítez, Manuel García y Diego Rodríguez.

De los nueve partidos (hubo un triplete a Nueva Chicago) en los que Alario convirtió, River ganó siete y empató dos. Y, por supuesto, se destacan los dos que hizo en la Libertadores (Guaraní y Tigres) y el que le anotó al Sanfrecce Hiroshima que le valió a River la clasificación a la final del Mundial de Clubes.

Ahora, Alario buscará hacer otro gol importante, esta vez ante Boca, nada menos.




UNA SANA COSTUMBRE

 


River logró su cuarta victoria consecutiva ante Independiente en el Monumental y estiró la paternidad.

El Millonario jugó un partido malo ante el Rojo, en el Liberto. Sin embargo, a poco del final, llegó el centro de Vangioni, el cabezazo de Lucas Alario, el rebote de Ruso Rodríguez y el gol del Pipa para ganar el clásico.

De esta manera, el Más Grande agrandó la brecha a 23 partidos contra Independiente, y lleva cuatro éxitos seguidos en casa recibiendo al Rojo.

La racha comenzó en el Apertura 2010, con el triunfo 3-2 (Rogelio Funes Mori x 2 y Paulo Ferrari para La Banda; Silvera y Carrizo en contra para la visita). Siguió en el Final 2013, por 2-1 (goles de Juan Iturbe y Manu Lanzini; Montenegro para ellos), continuó en el Transición 2014, en la goleada 4-1 (tantos de Leonardo Pisculichi, Ariel Rojas, Teo Gutiérrez y Rodrigo Mora; descontaba Mancuello) y el 1-0 de esta noche.

La historia se volvió a respetar y River sigue demostrando por que el Rojo, en los ultimos  20 años, solo ganó dos veces en el Monumental.



¿HIJOS? NIETOS

 


Con el triunfo por 1-0 gracias al gol de Lucas Alario, el Millonario llegó a 50 triunfos ante Independiente y le sacó 23 de luz en el historial. Además, alargó su racha sin caer contra el Rojo jugando en el Monumental.

Está claro que un clásico nunca es un partido más, pero en esta ocasión los tres puntos valieron muchísimo. Porque el partido se jugó mal y podría haber sido para cualquiera, pero también porque era necesario ganar para no quedar relegados de la lucha por el título y para llegar más livianos al Superclásico. Lucas Alario le puso la firma al único gol de la noche y extendió así los buenos números de River ante Independiente.

El Millonario no sólo le sacó 23 partidos de diferencia en el historial al Rojo, sino que también sumó su 50° victoria como local ante este equipo por torneos de AFA (19 empates y 18 derrotas). Además, alargó la racha sin caer ante el conjunto de Avellaneda en el Monumental: la última vez había sido 1-3 en el Apertura 2009. A partir de ese entonces, fueron cuatro triunfos al hilo (3-2, 2-1, 4-1 y 1-0).







SE CORTÓ LA RACHITA

 


La victoria frente a Independiente se convirtió en el primer encuentro en el que River finaliza con la valla invicta en Torneos Locales en lo que ha transcurrido del 2016.

El año comenzó con vaivenes para el conjunto de Núñez, triunfos, derrotas e insólitos empates se acumulan en los 7 puntos que tiene River en el torneo local. Ayer el Millonario consiguió su segunda victoria en el certamen y se mantiene cerca de la pelea por la Zona 1. Pero más allá de sumar puntos, el encuentro de ayer sirvió para convertirse en el primero del año en el que River conserva su arco en 0 por torneos locales, algo que no sucedía desde la victoria frente a Vélez el 31 de octubre del año pasado.

Esta pequeña racha de 5 partidos sin lograr la valla invicta en torneos locales, se convierte en la tercera mayor racha de River desde que Marcelo Gallardo se convirtió en el DT del plantel profesional. La mayor transcurrió entre el 11 de julio y el 20 de septiembre del año pasado, en el que el millonario no pudo conservar su arco en 0 en 9 partidos. El segundo lugar lo ocupa la que se dio entre el 26 de octubre y el 14 de diciembre del 2014, días en los que se disputaron seis partidos.




LOS CLÁSICOS, SUS PARTIDOS FAVORITOS

 


En una semana marcada por los clásicos, el Muñeco sigue aumentando su récord positivo en enfrentamientos frente a los equipos grandes del fútbol argentino.

Los números que rodean a Marcelo Gallardo desde que llegó a River han sido siempre con saldos positivos, y en la semana de los clásicos para el Millonario, nuevamente se destacan sus números en enfrentamientos frente a los grandes del fútbol domestico. La victoria de ayer por la noche fue la octava de Gallardo ante un clásico rival.

La primera victoria fue  frente a Independiente, la noche en que Kranevitter se lesiono y River goleo 4 a 1 al equipo dirigido por Almirón. Los goles aquella noche en el Monumental los convirtieron Piscu, Rojas, Teo y Mora, mientras que Mancuello descontó para el Rojo. Desde aquel día, Gallardo ha enfrentado en 16 oportunidades a los grandes por torneos oficiales, con un saldo de ocho victorias, cuatro empates y sólo 4 derrotas. De la estadística se desprenden cosas, interesantes, como por ejemplo que San Lorenzo nunca pudo derrotar a River bajo la conducción del Muñeco, y que el DT Millonario nunca pudo ganarle a Racing.

Si entran en la consideración los amistosos disputados, el margen de victorias es aún mayor, ya que en 24 partidos, el Muñe salió airoso en 14 partidos, perdiendo sólo 7 y empates en los 4 partidos restantes. El domingo Gallardo enfrentará a Boca, rival al que ha enfrentado muchas veces, derrotándolo en cada duelo internacional, pero sin poder vencerlo por torneo locales. ¿Se estirara la ventaja el domingo?





Mercado Pellerano River Independiente

La cábala del 29 de febrero

El 29 de febrero tiene todo de irreal. Un día que se agrega cada cuatro años, una cosa de locos. Dentro de esa ‘anormalidad’, una tradición: Ganar. River ganó siempre que jugó en el día ‘extra’ de febrero.

 


Tres partidos jugados, tres partidos ganados y un récord que habrá que salir a defender recién en 2020. 100% de efectividad para una fecha que se da cada tanto y que, además, tiene que ser fin de semana para que coincida con un partido de River. Esta vez, cambio de jornada mediante, lo pudo aprovechar.

La primera vez fue el 29/02/1976. Por la cuarta fecha del Metropolitano 76, River venció 2 a 1 a Newell’s en Rosario con goles de Crespo y Artico.

Tuvieron que pasar 28 años para que coincida día y fecha. Fue el 29/02/2004, de nuevo en Rosario, de nuevo ante Newell’s pero más ajustado: 3 a 2 con gritos de Montenegro, Salas y Sambueza.

Hoy fue Lucas Alario, sobre la hora y con un golazo, el autor del gol que hizo que River mantuviera cábala pero estrenara rival y condición ya que fue el primero que ganó como local. A pesar de esos cambios, el resultado no se modificó y fue victoria. 3 de 3 y a esperar al 2020. Un detalle. En cuatro años caerá sábado. ¿Jugará River?


Pisculichi vs. Independiente

Que destino: Piscu se lesionó en un tiro libre

Tanto peleó para jugar y finalmente… estuvo apenas 18 minutos y salió lesionado. Leonardo Pisculichi encendió la alarma y vio la victoria desde afuera: ¿Llega ante Boca?

Pisculichi es un especialista en tiros libres. Lo demostró de sobra desde que juega en Primera. Reforzó ese concepto la semana pasada con ese zurdazo hermoso ante Trujillanos. Ahora el destino le jugó una mala pasada.

A los 15 minutos, el ex Argentinos Juniors ejecutó una falta sobre la derecha e inmediatamente sintió un pinchazo. ¿Qué tiene? Según el parte médico, una contractura en el isquiotibial derecho. ¿Llegará ante Boca?

A Gallardo no le quedó otra que reemplazarlo por Camilo Mayada, de buen rendimiento. Y pensar que casi no juega, pero la AFA lo habilitó, lo que motivó la bronca de los dirigentes de Independiente. Por suerte volvió Nacho


2016-02-29 River Plate vs Independiente 00436

Y un día volvió Nacho

Nacho Fernández reapareció después de cuatro partidos a raíz de una indisposición surgida después de la aplicación de la vacuna contra la fiebre amarilla. Pudo ser con victoria para sostener la cábala

 

Sólo había jugado con Quilmes y Belgrano. Después de un gran verano, Nacho Fernández perdió el lugar.

En la última semana, el malestar que le provocó la vacuna contra la fiebre amarilla que se dio el plantel antes de viajar a Venezuela le hizo perder terreno.

Pero Gallardo lo pidió, lo considera importante. Y lo metió en el entretiempo por Joaquín Arzura. River necesitaba más juego, buenos pases. Con vaivenes, el ex Gimnasia, que venía con poco ritmo, cumplió. No fue el del verano, pero es una buena noticia para el Muñeco haber recuperado a Fernández justo en este momento.


Les pasó el Trapito

 
 
​Les pasó el Trapito
VITAL. Barovero protagonizó grandes tapadas para salvar al Millonario. (Foto: Getty)
 

(Incluye estadísticas) Barovero tuvo una actuación impresionante para mantener el arco invicto por segunda vez consecutiva y ser decisivo en la victoria 1-0 sobre Independiente, debido a que le negó el grito a todos los exponentes ofensivos del conjunto visitante.

Lucas Alario fue el responsable de marcar la diferencia. Él aparecerá en la tapa de todos los diarios este martes. Sin embargo, Marcelo Barovero merece un recuadro o al menos una mención especial porque su rendimiento fue determinante para sostener el cero antes y después del único gol de la noche Monumental.

¿Los capítulos de Trapito frente al Rojo en la etapa inicial? A los 27 minutos, desvió un zurdazo de Emiliano Rigoni, a la salida de un tiro libre indirecto. Más allá de esa acción rechazó un centro con los puños y contuvo otro, ambos luego de sendas ejecuciones en pelotas paradas.

En el complemento, el capitán de River agigantó su figura desde la media hora. Cristian "Cebolla" Rodríguez disparó de zurda, segundos después de entrar. Ahí apareció Barovero, Barovero, Barovero. Luego, en otro tiro desde afuera, le negó el grito al ingresado Martín Benítez.

Ambas intervenciones del arquero impidieron la apertura del marcador que enseguida llegó para el Millonario. Como si fuera poco, sobre la hora anticipó al Cebolla en un mano a mano de riesgo y simplificó un remate de Jorge Ortiz. Así, aunque las fotos registrarán a Alario, Barovero se erigió figura esta noche en Núñez.

 





GALLARDO: "NECESITÁBAMOS GANAR"

 

Marcelo Gallardo manifestó su satisfacción por haber conseguido los tres puntos en un partido muy difícil. Aunque, aclaró que el equipo no tuvo una buena noche y se lamentó por la lesión de Pisculichi.

"Necesitábamos ganar para tener chances en el campeonato. Fue un partido clave. Pero Lamentablemente estamos sufriendo lesiones. Piscu tiene una molestia. D'Allesandro y Balanta están evolucionando bien; en la semana evaluaremos", expresó el dt.

En cuanto al despido de Arruabarrena: "A nosotros nos es indiferente quien es el director técnico de Boca. Necesitamos ganar para conseguir los 3 puntos, acercanos a Rosario Central es uno de nuestros objetivos".

El Muñeco, realizó su clásico análisis: "Fue un partido vertiginoso y confuso de los dos lados. Terminó saliendo feo, por suerte hicimos el gol nosotros. No se dio el partido que yo quería. Pero mis jugadores saben que hay que ganar se presente como se presente el encuentro".

"La pausa en el gol de Alario, demuestra que es un jugador diferente. Habría que mirar las situaciones de cada lugar. Pero es lo lindo de la Libertadores, la Copa es así. Difícil y linda", cerró Gallardo.




Gol Alario Independiente Ruso Rodríguez

“Es especial convertir en un clásico”

Lucas Alario rescató a River ante Independiente y se ilusiona con meterla con Boca en el Superclásico.

Medianoche de lunes. Lucas Alario es el tipo más buscado luego del triunfo ante Independiente. Su golazo lo amerita. Y él habla. Primero del 1-0. “Si no ganábamos se nos iba a hacer una diferencia de puntos importante. Fue duro desde el primer minuto. En el primer tiempo fue un partido feo, se hizo más friccionado, se buscaba más lo físico. Me gustó más el segundo tiempo”.

- Lo salvaste a River…

– No, todos. Lo dije muchas veces, me gustaría convertir todos los partidos. No es fácil, pero me voy contento porque River pudo ganar. Es importante, si convertís y el equipo pierde no sirve de nada.

- Y en un clásico. Y ahora se viene Boca…

– Es especial convertir en un clásico, son goles que quedan marcados en uno y en los partidos.

- ¿Cuánto influye que Boca llegue sin DT?

– No nos fijamos, tratamos de pensar en nosotros y en llegar de la mejor manera al partido. Creo que los clásicos son partidos que se juegan más con la cabeza.

 

mammana

“Jony me hace jugar más tranquilo”

Mammana de a poco se gana un puesto y valora el aporte de Maidana para su crecimiento individual.

Alvarez Balanta se recupera de un desgarro. La prueba con Ponzio como central no tuvo continuidad. Entonces, Gallardo le abrió la puerta a Emanuel Mammana, titular con Rosario Central, Trujillanos e Independiente. Ayer la dupla que formó con Maidana funcionó y el pibe agradece a su ladero. “Jony me hace jugar más tranquilo”, dice.

“Me sentí muy bien en estos partidos. De a poco tengo que ir mejorando. Nos tocó una dupla muy fuerte como Denis y Leandro Fernández y creo que respondimos bien. Por suerte me sentí tranquilo”, insiste el que lleva el número. 24 en la camiseta.

Sobre el triunfo ante el Rojo, dijo: “Necesitábamos los tres puntos, gracias a Dios lo logramos. Ganar nos da confianza para lo que viene”. Y lo que viene es Boca. “Hay que prepararse tranquilos para el Superclásico. ¿Si tengo nervios? Entre inferiores, reserva y primera, ya jugué muchas veces contra Boca. Espero que me toque, es un clásico, es otro partido, me da mucha felicidad”.

- ¿Cuánto pesa que Boca llegue con problemas?

– Tenemos que pensar en nosotros. Le teníamos que ganar a Independiente para que no se escapara Central y seguir en la pelea. Y ahora ya a pensar en el clásico.

- ¿Cómo te imaginás marcando a Tevez?

– Ya lo enfrenté y es un gran delantero. Me tengo fe.

Gallardo: "Esperemos que D'Alessandro llegue al cien por ciento"

 
 
Gallardo:
FUE AL MONUMENTAL. El Cabezón vio el triunfo de River junto a su hijo. (FOTO: Getty)
 

El Muñeco explicó que sólo pondrá al Cabezón y Álvarez Balanta si están totalmente recuperados, porque no cometerán errores que puedan lastimar a futuro. Además, aclaró que el presente del rival, cuyo técnico fue despedido, no influirá en la preparación del Superclásico.

Como cada semestre, comenzó la semana previa al duelo más esperado. River recibirá a Boca el próximo domingo en el Monumental y la gente quiere ver en acción a Andrés D'Alessandro, aunque Marcelo Gallardo tiene claro que no lo convocará a menos que esté totalmente recuperado.

"D'Alessandro y Balanta siguen evolucionando bien los dos. Veremos esta semana cómo se va dando la recuperación con la intensidad de trabajo porque no podemos arriesgar, no vale la pena llegar con lo justo y sufrir. No vamos a cometer errores. La evolución es buena, esperemos que sea mejor y los tengamos disponibles, pero al cien por cien, no al cincuenta", advirtió.

Consultado por el presente del rival de toda la vida, luego de que Rodolfo Arruabarrena fuera despedido, Gallardo aclaró que la situación de Boca no influirá en la preparación de River para el encuentro y que siguen sin margen de error en el torneo.

"Para nosotros, el objetivo y la mirada que vamos a poner va a ser la misma. No tiene por qué cambiar en nosotros. El problema lo deben tener ellos, vienen de cesar a un técnico, me parece que son problemas de ellos. Nosotros ya tenemos demasiado con lo nuestro, porque necesitamos los tres puntos para seguir con expectativas en el campeonato", cerró.




Central 3 River 3

En un final para el infarto, Central se lo empató a River

En un choque apasionante, El Millonario y el Canalla igualaron 3 a 3. Parecía que los de Gallardo se llevaban un gran triunfo, pero Larrondo fue el villano de la película. ¿Los goles? Alario, Mora y el ex-Torino en contra. 

Partido no apto para personas que sufren del corazón. Es que el Gigante de Arroyito fue testigo de un partidazo que tuvo de todo: goles, emociones, hasta corte de luz. Si bien da bronca en la forma que lo terminan empatando los locales, era el resultado más justo. 

En la primer mitad, el Millo sorprendía rápido a través de un soberbio cabezazo de Alario para poner arriba a la banda. El empate llegaría rápido por medio de Herrera, quien reemplazaba a Ruben. Pero cerca del final del primer tiempo, Viudez le arrebató una pelota a Pinola, Alario la metió atrás y Mora definió para volver a poner arriba al Más Grande.

En el complemento, los de Gallardo pudieron extender el tanteador con un gol en contra de Larrondo. La noche parecía correr a favor de River. Sin embargo, el mismo atacante pasó de villano a héroe para el Canalla y fue quien con un doblete empató las acciones. 

Duro golpe anímico. Sobre todo por el desgaste que hubo que hacer para este partido. Parecían que el campeón de América se llevaba tres puntos de oro, pero no se pudo.

 

JUGADOR POR JUGADOR: ROSARIO CENTRAL 3 - 3 RIVER PLATE

 


Marcelo Barovero (5) Si bien respondió con atajadas fenomenales, tuvo complicidad en los tres goles. A su favor, no contó con la seguridad de los defensores.

Gabriel Mercado (5) Le costó contener a Villagra y Aguirre, quienes desbordaron con facilidad. No colaboró en materia ofensiva. Por un mareo, no salió a jugar el segundo tiempo.

Jonatan Maidana (6) Bailó con la más fea: Larrondo. Lo contuvo mientras pudo hasta que el delantero se zafó y convirtió dos goles. En el resto del partido, fuerte de arriba y abajo.

Emanuel Mammana (5) Suerte dispar en los quites. Tras un primer tiempo con varias dudas, se acomodó lentamente. Estático en los instantes que Rosario Central buscó el empate.

Leonel Vangioni (5) Sin todas las luces, tuvo salidas prolijas aunque no fue gravitante en la marca. Escasa pasividad en los últimos dos goles del Canalla.

Tabaré Viudez (5) Con espacios, demostró que es veloz para decidir y ejecutar. Pinceladas a pura gambeta y toques sutiles para habilitar a sus compañeros. Presionó a Pinola y recuperó la pelota en el 2-1.


Leonardo Ponzio (6): Una fiera en el medio. Peleó, marcó, repartió y se lo vio mucho más cómodo en su función de doble cinco.
Nicolás Domingo (6): Buen tándem con Ponzio. En compañía se lo ve más cómodo y afianzado. Tocó corto, repartió con criterio y tuvo una situación clara para rematar el partido.

Gonzalo Martínez (5) Arrancó con un hermoso centro a Alario y se pinchó rápidamente. Algunas triangulaciones interesantes y no mucho más. Dormido en los momentos culminantes.

Rodrigo Mora (7) Corrió y batalló por todo el frente de ataque. Sangre fría en la definición pero le faltó serenidad para terminar en buena forma sus otros intentos.

Lucas Alario (8) Absolutamente todo bien. Cabezazo de pique al suelo para abrir la cuenta, asistencia para estirar la ventaja y participación activa en el gol en contra de Larrondo. Cuando salió del área, muy inteligente. Partidazo.

Ingresaron:

Milton Casco (5) Buenas intervenciones en el plano ofensivo, todo lo contrario a sus espaldas. Casi comete un penal sobre Villlagra.

Camilo Mayada (5) Expeditivo en el mano a mano, rápido para hacer la banda y egoísta para ceder la posesión en el momento justo. Aún no encontró su posición más redituable.

Joaquín Arzura (6) Presencia en el círculo central, logró imponer su sello para robar y jugar. Se vio sobrepasado cuando el Canalla sumó gente en campo rival.





Festejo Gol Alario River Central

Arrancó Alario

Lucas Alario jugó un gran partido en Rosario y fue la figura de River en el 3 a 3 contra Central. Metió un golazo, una asistencia y forzó el tanto en contra de Larrondo.

Después de un verano irregular, Lucas Alario puso primera en este 2016. La mejor incorporación de los últimos tiempos venía en duda, con un equipo que tampoco lo venía ayudando a destacarse. Hoy tampoco lo asistieron demasiado, pero él se las arregló para ser la nota más alta de River en Rosario.

A los 6 minutos puso el 1-0 con un cabezazo notable que batió a García. Luego le puso un gran pase hacia atrás a Rodrigo Mora para el 2-1 parcial. Y metió hacia adentro el testazo que derivó en el grosero error de Larrondo y el 3-1.

Alario volvió una noche. River lo necesitaba. Que no decaiga, Lucas.


Festejo Mora River Central

Para vos, hijo

El pibe de Rodrigo Mora le pidió un festejo especial y él cumplió. Dejó los tiros y a dormir en el 3 a 3 contra Central

“Papi yo quiero que hagas un gol y festejes así”.

El vídeo se puede ver por Instagram en la cuenta de Rodrigo Mora. El que habla es Máximo, su nene de cuatro años. El “así” del festejo es como lo celebró el uruguayo en Rosario después de convertir el parcial 2-1: mano juntas sobre un cachete, el típico gesto que se hace cuando se tiene sueño.

Mora cumplió con el pedido del nene tras una gran definición de derecha y luego de una muy buena maniobra de Lucas Alario. El 7 se tomó el tiempo justo para ajusticiar a García.

En el segundo tiempo mermó su nivel y se equivocó en un par de contras que podrían haber liquidado una historia que se abrió increíblemente. Pero Máximo se habrá ido contento a la cama.

 

CbyXAurW8AEbjzV

La lupa: Mammana volvió pero no fue de lo mejor

Gallardo uso la lógica y Ponzio pasó a jugar en su puesto original, de 5. En su lugar, el que reapareció luego de una frustrada venta a Europa fue Emanuel Mammana, que no se destacó como en partidos anteriores. Tuvo culpa en dos goles de Rosario Central. 

La duda mataba. En la previa, Gallardo titulaba a Ponzio nuevamente de 6 y la incertidumbre que generaba daba más que hablar. Sin embargo, nada de eso paso. Se confirmó que el compañero de Maidana en la zaga sería Mammana, mientras que el oriundo de Santa Fe pasaría a jugar en la mitad de cancha junto con Domingo. 

No fue la vuelta soñada. el joven central comenzó dubitativo, con problemas y sin dar seguridad. Luego del gol de Alario, que abrió el marcador, salió a anticipar a Larrondo pero no hizo más que librar la zona, para que el rival habilitase a su compañero y ponga tablas en el encuentro. Primer error de Mammana.

Luego, se lo vio más firme. Brindó seguridad y acertó más de lo que erró. Pero quedaba una fatalidad, a fin de partido. Centro llovido que es cabeceado por Donatti, que le ganó a Maidana en el salto, y asistió al 9 Canalla, Larrondo, que por detrás del juvenil mandó la pelota al fondo de la red. ¿Error del 6 o del 3? Del primero, claramente, porque Vangioni no llegó al cierre y Emanuel quedó flotando sin marcar a nadie. A mejorar, pibe.





Volvió al medio

 
 
Volvió al medio
REFERENTE. Ponzio regresó al lugar de la cancha donde mejor rinde. (FOTO: Fotobaires)
 

Leonardo Ponzio regresó a su posición natural luego de jugar como central, algo que los hinchas pidieron en la previa del duelo contra Rosario Central. ¿Lo mantendrá en ese lugar Gallardo?

River cuenta con una rueda de auxilio. Leonardo Ponzio demostró que puede cubrir distintos puestos de la cancha cuando hace falta. ¿Pero se lo aprovecha si se lo cambia de posición constantemente?

Marcelo Gallardo decidió darle la chance de reemplazar a Eder Álvarez Balanta en las primeras tres fechas y el Millonario sintió la ausencia del santafesino en el mediocampo, lugar al que retornó en Rosario.

 


LOS 150 DE TRAPITO

 

 
Marcelo Barovero cumplió un centenar y medio de encuentros con el Más Grande ante Central.

Desde aquel 2-0 a Estudiantes en el Inicial 2012 a este 3-3 con sabor a derrita contra Rosario Central, en Arroyito. Marcelo Barovero, el capitán, llegó a los 150 partidos oficiales en el club.

Su llegada desde Vélez trajo indiferenxia , pero Barovero se encargó, desde el silencio y la respisabilidad en cancha, de meter a la gente en su bolsillo y ganarse una idolatría en el Millonario.

En tres años y medio (varias lesiones de por medio que le dieron rodaje a Chichizola y Chiarini) fue figura tanto en el plano local como internacional, y es así que lleva 6 títulos defendiendo los tres palos en el Manto Sagrado.

A mitad de año se va, y no llegará a los 200. Se lo va a estrañar.


Siempre listo para sorprender...

Viudez apareció entre los 11 igual que en Japón ante el Barsa: esta vez salió como quería el DT.

 
El charrúa presionó mucho sobre Pinola y Villagra.

 

Dos meses atrás, la misión era posible porque se trata de fútbol, aunque tenía todo el aroma a imposible. Y justamente así fue. Por más que Gallardo lo pensó, lo estudió y sorprendió con la inclusión de Tabaré Viudez en el equipo titular, River ni pudo hacerle cosquillas al Barcelona. 63 días después, el Muñeco volvió a repetir la apuesta: además del cambio de esquema para armar un doble cinco que le dé mayor recuperación, el técnico ubicó otra vez al uruguayo arrancando en el mediocampo, por la derecha. Fue una variante inesperada, que ni Coudet se había imaginado.

La presencia del charrúa en ese sector sirvió para que Villagra no pudiera priorizar sus proyecciones al ataque sino que debiera preocuparse primero por marcar a Tabaré, quien estuvo activo para cumplir con la presión en la salida rival que le había pedido el técnico. Esa estrategia dio resultado en el primer tiempo. Incluso, por ir a apretar a Pinola, Viudez provocó el error donde nació el segundo gol de River.

Luego de aquella final frente al Barsa, donde sufrió un esguince de rodilla, el uruguayo recién había vuelto a jugar el jueves pasado, cuando ingresó ante Godoy Cruz. Anoche lo reemplazó Mayada a los 15 minutos del segundo tiempo, cuando el marcador todavía estaba 2-1. Después fue otra historia...






​El equipo más goleador, pero uno de los más goleados

 
 
​El equipo más goleador, pero uno de los más goleados
LO POSITIVO Y LO NEGATIVO. River tiene efectividad en el ataque, pero sufre en su propio arco. (Foto: LPM)
 

Tras el empate, por 3-3, con Rosario Central, el Millonario acumula 4 unidades en el Torneo de Transición con 11 tantos a favor y 9 en contra. Un punto sumamente llamativo, que preocupa, y que claramente se deberá mejorar de cara a lo que viene.

Por la cuarta fecha del Torneo de Transición 2016, River igualó con el conjunto de Eduardo Coudet y perdió dos puntos que valen oro. Y sí, para el Mundo River quedó un sabor a derrota, ya que el conjunto de Marcelo Gallardo desperdició la oportunidad de escalar posiciones y de cortar la racha negativa de dos caídas consecutivas.

En lo que va del certamen doméstico, el Más Grande ganó un partido, empató uno y perdió dos. Es decir que suma tan sólo 4 unidades. Pero esta no es la única cuestión que preocupa.

Si bien River es el equipo que más goles hizo en lo que va del campeonato -lleva 11-, sufrió 9 tantos en contra, apenas uno menos que Quilmes y Racing. Por eso mismo, tanto el cuerpo técnico como los futbolistas deberán trabajar para pulir varios detalles en la defensa, que últimamente ha sufrido la lesión de Eder Álvarez Balanta.

O mismo los excesivos recambios de los laterales. Camilo Mayada y Milton Casco son dos de los hombres que no han rendido, cuando tuvieron la oportunidad de ingresar en los lugares de Gabriel Mercado y Leonel Vangioni, ambos hombres fundamentales en el equipo. ¿Cuál será la fórmula para mejorar todos estos déficits? El Muñeco y su cuerpo técnico deberán seguir en la búsqueda de respuestas.

 

Una remontada poco frecuente

 
 
Una remontada poco frecuente
SEGUNDO 3-3. El anterior, a nivel oficial, fue el 16 de marzo de 2015, ante Arsenal, en Sarandí. (FOTO: FotoBaires)
 

Con Gallardo como técnico, River apenas un tres de veces sufrió la igualdad estando dos goles arriba. Incluso, en una de ellas, terminó ganando sobre la hora como visitante.

No es común que a este River, el que dirige Marcelo Gallardo desde junio de 2014 -aun sin varios nombres que alcanzaron la gloria- le remonten un encuentro. Sin embargo, hay dos antecedentes previos al de anoche en el Gigante de Arroyito, donde el 3-3 dejó al Millonario lejos de la cima en la Zona 1 del Torneo de Transición.

En la era Gallardo, River empató 30 encuentros oficiales

El Muñeco registra 94 compromisos oficiales al frente del Más Grande, donde la primera vez que le empardaron dos tantos fue el 8 de marzo de 2015. En aquella ocasión, ante Unión, finalizó 2-2 en el Monumental. Fernando Cavenaghi y Sebastián Driussi marcaron para La Banda, mientras que Lucas Gamba e Ignacio Malcorra lo hicieron en la visita.

La siguiente ocasión, aunque con desenlace feliz para River, ocurrió 21 días después, más precisamente el 29 de marzo pasado. En el Bosque, Cavenaghi y Augusto Solari sacaron ventaja. Maximiliano Coronel, haciéndole honor a la ley del ex, e Ignacio Fernández, de tiro libre, pusieron el 2-2. Pero Rodrigo Mora, sobre la hora, sentenció el triunfo para el conjunto de Núñez.

¿Y a favor? El rubro remontadas llegó a ser una de las especialidades con Gallardo como entrenador en el 2015. Sucedió en tres oportunidades, todas ellas en condición de visitante: 3-3 ante Arsenal, 2-2 frente a Tigres y 2-2 contra Huracán.




 

Gallardo: "Vinimos a ganar, queda una sensación de amargura"

 
 
Gallardo:
DECEPCIÓN. El Muñeco buscaba ganar, al igual que todo River, pero no lo logró. (FOTO: Fotobaires)
 

(Incluye video) El Muñeco remarcó que en ningún momento se planteó la posibilidad de empatar y que la manera en que se dio el resultado le dejó un sabor amargo al Millonario, aunque rescató la respuesta futbolística que encontró sobre todo en la primera mitad para superar a uno de los mejores equipos del momento.

River se fue con sabor a derrota del Gigante de Arroyito. El Millonario estuvo a segundos de vencer a Rosario Central y acercarse a lo más alto en la tabla, pero dejó pasar la chance y resignó dos puntos, por lo que Marcelo Gallardo se retiró del estadio con bronca.

"Me voy con una sensación de amargura porque lo podríamos haber ganado contra uno de los equipos que está pasando un buen momento. Hacerle tres goles no era fácil, lo hicimos y no lo pudimos mantener. Esa es la bronca que me queda, no haber podido sostener hasta el último minuto. No vinimos a especular, se vio desde el primer minuto. Vinimos a ganar, lo intentamos, lo pudimos hacer durante buena parte del partido, nada más que eso", aclaró.

"Nos queda esa sensación de haber perdido dos puntos, porque teníamos el partido bastante controlado. Central, si bien iba con un poquito de ímpetu porque necesitaba descontar, pero empezaron a tirar centros, nos descuidamos un poquito y pagamos caro. Lamentablemente no pudimos terminar de redondear lo que queríamos en una cancha difícil y contra un rival duro", agregó.

El Muñeco explicó que el clima también jugó en contra: "Errores siempre hay y nos hicieron tres goles. Creo que en un momento el calor era insoportable, los jugadores no podían responder los últimos minutos y no nos pudimos sostener con la pelota y tratar de definir el partido. Pero por lo menos hoy dimos un síntoma de recuperación con respecto a los dos últimos partidos".

"Tuvimos la posibilidad de ganar, de llevarnos tres puntos y acortar con los de arriba y mantenernos ahí. De igual manera nos queda una sensación de tristeza por no ganar. Maniatamos a Central, que eso es bastante bueno, y creo que ese esfuerzo que se hizo en el primer tiempo no lo pudimos sostener", señaló.

Por último, se ilusionó con que los lapsos de buen fútbol que se vieron sirvan para comenzar a remontar: "Siempre hay posibilidades de tomar esto como un envión que nos dé la chance de volver a recuperarnos, porque hace rato que no sufríamos dos derrotas consecutivas. Sin embargo hoy dimos respuestas, no las pudimos mantener. A seguir laburando, tenemos Copa el jueves, un viaje largo. No va a ser fácil esta seguidilla de partidos".


 

"Mercado tenía fiebre, tuve que cambiar antes de lo pensado"

 
 
CAMBIOS OBLIGADOS. Gallardo sacó a Mercado por fiebre. Viudez y Ponzio estaban agotados. (FOTO: Fotobaires)
 

(Incluye video) Marcelo Gallardo explicó por qué sacó al lateral en el entretiempo y contó que tanto Ponzio como Viudez le pidieron el cambio por cansancio. El clima y la seguidilla de partidos hicieron el resto.

Sorprendieron las modificaciones de River en el Gigante de Arroyito. Marcelo Gallardo sacó a Gabriel Mercado al finalizar la primera parte y luego se retiraron Tabaré Viudez y Leonardo Ponzio, un hombre clave en esta clase de partidos.

Pero los cambios no fueron por deseo del Muñeco. Es más, el entrenador explicó, al retirarse del estadio de Rosario Central, que las tres modificaciones se dieron por pedido de los futbolistas.

"Mercado había tenido unas líneas de fiebre ayer a la noche y hoy a la mañana, aguantó un tiempo. Ponzio pidió el cambio y Viudez lo mismo, así que tuve que hacer los cambios un poco antes de lo pensado", contó.



 

 



River 1 Godoy Cruz 2

 

UNA DERROTA QUE DUELE MUCHO

 

River perdió 2 a 1 frente a Godoy Cruz en el Monumental por la tercera fecha del Grupo 1 del Torneo Local, el gol de La Banda lo convirtió el Pity Martínez. En el primer tiempo se fue expulsado Pisculichi y en el segundo se lesionó D'Alessandro.

No empezó mal River el partido, lo empezó bien. Con mucho juego por los costados, sobre todo con Pity Martínez por izquierda. A los 6 minutos, previa jugada del 10 Millonario, Pisculichi remató desde la puerta del área y la pelota se fue rozando el palo. De forma increíble a los 10' Godoy Cuz se puso arriba, Barovero tapó un remate de García pero no pudo con Viera en el rebote.

La Banda no se achicó y siguió buscando, dejando espacios atrás. El rival aprovechaba y tuvo 3 chances claras de marcar el segundo, ahí como siempre san Barovero. A los 27' Alonso conecta un centro de Mayada y Rey la despeja en la linea. Cuando los de Gallardo se iban con todo, Delfino expulsa a Pisculichi por una patada de atrás a Fernández. A pesar de esto, Pity Martinez paró la bola en la puerta del área a los 44' y la clavó en el angulo. El Monumental gritó el gol con un desahogo que hace mucho no se escuchaba. Nos vamos al descanso.

Ingresó Arzura por Bertolo ( nuevamente de pobre desempeño) para tapar huecos. Y funcionó, los mendocinos parecían estar con 10. La Banda tenia la pelota y creaba situaciones.Aunque la defensa hacia agua y Barovero volvió a demostrar ser el mejor arquero de la Argentina. Ingresó D'Alessandro, para tener la pelota, por Martínez. El 22 envió un centro hermoso y Arzura de palomita reventó el travesaño a los 24'.

A los 30' se vino el mundo abajo. D'Alessandro sintió una molestia en el aductor, aunque siguió en cancha para no dejar con 9 al equipo. River no pudo mas, Godoy Cruz si. A los 37' Carabajal la agarra de sobre pique afuera del área y la clavó en el angulo de Barovero, imposible. Los minutos se fueron y así se fue el partido. ¿Y el campeonato?

Ahora Gallardo está en una disyuntiva, ir con los titulares a Rosario el domingo o guardarlos para la Copa. Los de Coudet tienen 9 de 9, La Banda 3 puntos. Recordemos que clasifica uno solo. Tarea complicada para el entrenador del Más Grande.




JUGADOR POR JUGADOR: RIVER 1 - 2 GODOY CRUZ

 



River Instante analizó el rendimiento individual de cada jugador en la derrota por  2 a 1 ante Godoy Cruz en el Estadio Monumental.

Marcelo Barovero (6) Tuvo múltiples atajadas impidiendo situaciones claras del rival. En el rebote del primer gol no pudo hacer nada, mientras que el segundo fue una obra de arte inatajable. Aceptable con los pies.

Camilo Mayada (4) Un partido para el olvido del uruguayo. Se engolosinó con la pelota, dudó en pasar al ataque y rifó su espalda. Nunca se sintió cómodo como lateral.

Jonatan Maidana (5) Debió lidiar en soledad con dos tanques de área. Lógicamente estuvo imposibilitado de contener a ambos, pero mostró rudeza en la marca mientras pudo.

Leonardo Ponzio (5) En el cuerpo a cuerpo le ganaron con facilidad. Salvó contadas chances nítidas de Godoy Cruz y salió jugando con suerte dispar. Tardío en las decisiones en zonas comprometidas.

Milton Casco (4) Otro que estuvo desaparecido. Regaló balones increíbles y no se entendió con el Pity Martínez, socio por la izquierda. Endeble en materia defensiva.

Nicolás Domingo (6) El más parejo de todos. Se aguantó la mitad de la cancha en soledad aunque fue superado en su mayoría. Ubicación y voz de mando para ordenar a sus compañeros. Su nivel viene en alza.

Nicolás Bertolo (4) No gravitó debido a la cantidad de gente con que se defendió el Tomba. Impedido de encontrar espacios, debió enganchar por el centro, donde no logró tener un panorama claro.

Leonardo Pisculichi (5) Venía teniendo un partido satisfactorio, siendo el único que demostró rasgos diferentes en ataque. Una polémica patada desencadenó en su expulsión.

Gonzalo Martínez (5) Al igual que ante Quilmes, arrancó con más desconcierto que certeza. Gracias a un zapatazo puso a River en carrera nuevamente.

Sebastián Driussi (4) Esporádicas apariciones por la banda, sin lucidez para desbordar y ser incisivo. No auxilió a su compañero de ataque.

Iván Alonso (5) Solitario pero con coraje, contó con situaciones frente al arco. Lamentablemente, el ángulo no lo favoreció para ajusticiar al arquero.

Ingresaron:

Joaquín Arzura (5) Interesante debut con presencia y solidaridad. Se paró en el círculo central y colaboró en los pases.
Andrés D'alessandro (5) Entró con la ilusión de dar vuelta la historia. Habilidad para generar infracciones y una zurda quirúrgica para habilitar. El final es el que todos conocemos: fuerte dolor muscular en el isquiotibial. Le harán estudios.

Tabaré Viudez (4) Lo contuvieron en gran forma para que no haga pesar su velocidad. Desinteligencia para despegarse de sus rivales y aparecer por sorpresa.






D'ALESSANDRO Y LA VUELTA MENOS DESEADA

 


Andrés D'Alessandro, quien ingresó en segundo tiempo en lugar de Gonzalo Martínez, sufrió una lesión muscular en el isquiotibial derecho. Hoy se realizará estudios para ver la gravedad.

River cayó por 2 a 1 ante Godoy Cruz en el Estadio Monumental, pero esa no fue la peor noticia, sino el pinchazo que sintió el Cabezón a seis minutos del final del partido.

La vuelta a casa no fue soñada, D'Alessandro regresaba luego de 13 años, con la camiseta de River, al Antonio Vespucio Liberti, pero no lo pudo coronar de la mejor manera.

Si bien el Millonario cambió la cara con su ingreso, el Más Grande no mostró su mejor nivel y se llevó un duro golpe, que deberá revertir en Rosario ante Central.

Con 34 años, ingresó desde el banco en lugar de Gonzalo Martínez, a los 17 minutos del ST, y a falta de 6 minutos, en una contra, quiso desbordar y sintió un pinchazo, que no lo dejó seguir jugando.

River Instante te cuenta que en su primera vuelta al Monumental, con la camiseta de San Lorenzo, le pasó algo similar, a los pocos minutos de empezado el partido sufrió un desgarro. Fue en el Clausura 2008, victoria por 2 a 0, goles de Matías Abelairas y Radamel Falcao.

Hoy se realizará estudios para ver la gravedad de la lesión. ¡Fuerza Mandrake!



UN CENTENAR NO TAN REDONDO

 


Anoche, Andrés D'alessandro llegó a los 100 partidos jugados con la camiseta de River. Sin embargo, el récord se vio empañado por la derrota y su lesión a los quince minutos de haber ingresado.

Era la oportunidad perfecta de borrar la amargura traída desde Córdoba y dibujar una sonrisa que permita recuperar terreno en la lucha por el título. También era la excusa perfecta para celebrar el centenar de partidos del Cabezón, justo en su regreso al Monumental.

No obstante, el resultado no fue el esperado y el ex Inter sufrió un tirón en el isquiotibial de su pierna derecha, lo cual enterró de lleno la posibilidad de encauzar el rumbo del encuentro. De esta forma, se aguardan los estudios pertinentes para conocer el grado de la lesión.



LA RACHA DE PITY

 


Gonzalo Martínez volvió a anotar en el Monumental, cosa que cada vez es menos común.

El Millonario volvió a tropezar en casa. Fue derrota 2-1 ante Godoy Cruz, en un partido donde el Tomaba tuvo todo para liquidarlo en el primer tiempo, más con la roja a Pisculichi, pero luego empató River y cerca del final, los mendocinos se llevaron los tres puntos a Mendoza.

Lo rescatable fue la buena producción de Pity Martínez, que volvió a clavar un golazo de afuera del área, el 1-1 parcial. Ya venía de anotar un doblete ante Quilmes, en Nuñez.

El último jugador en haber marcado en dos partidos seguidos en el Monu había sido Rodrigo Mora, en el torneo pasado (ante Aldosivi y Lanús; ambos 1-1).

El Pity, de sus 5 goles de 2015, cuatro fueron de visitante. Ahora, suma tres en dos juegos en el Liberti, y es uno de los goleadores de este campeonato.





UNA ROJA INEXPLICABLE

 


Leonardo Pisculichi fue expulsado por segunda vez en torneos locales jugando para River, las dos en el primer tiempo y dejando muy condicionado al equipo.

River perdía contra Godoy Cruz, el Tomba estaba a tiro del segundo gol y, para colmo, promediando los 31 minutos de la primera etapa, Pisculichi arremete de atrás, en mitad de cancha, y Delfino no tuvo más remedio que mostrarle la roja directa.

Piscu, antes de esa absurda falta, estaba jugado bien, encargándose de las pelotas paradas, y casi convierte con el partido 0-0. Con 10 hombres, el Millo logra empatarlo por medio de Pity Martínez y el segundo tiempo casi lo gana, pero el Bodeguero logró el triunfo casi sin proponérselo. Gallardo debió poner a Arzura para equilibrar en la marca y  tratar de llenar el vacío entre la línea de volantes y los delanteros.

El antecedente del 15 fue contra Independiente, en el campeonato pasado. River también había jugado un pésimo primer tiempo y estaba perdiendo 2-0 contra el Rojo, y para peor Piscu volvió a dejar al equipo con uno menos antes del entretiempo.

Un exquisito jugador, que durante el encuentro mostró parte de lo que le dio a River en 2014. Sin embargo, con estas actitudes innecesarias, perjudica al equipo y le hace perder la brújula con la desventaja numérica.

 

ARZURA Y SU PRIMER FUNCIÓN

 


Joaquín Arzura debutó oficialmente con la camiseta de River en la derrota de anoche ante Godoy Cruz por 2 a 1. En los pocos minutos que estuvo en cancha demostró calidad y un gran despliegue.

El encuentro ante Godoy Cruz por la tercera fecha del Campeonato de Primera División dejó muchos sinsabores en el mundo River. Una derrota que se suma a la expulsión de Piscu y a la lesión de D'Alessandro, no puede tener nada para rescatar. Sin embargo, el debut del ex Tigre fue algo interesante y para remarcar.

Ingresó en el comienzo del segundo tiempo por Nicolás Bertolo, y se ubicó en la mitad de la cancha para acompañar a Nicolás Domingo. Juntos no desentonaron y lograron formar una gran dupla de volantes centrales a pesar del resultado final del partido. Hasta tuvo una oportunidad de poner el 2 a 1, tras un cabezazo que se estrelló en el travesaño y le negó la posibilidad de hacer un gol en su debut.

Un estreno importante para este equipo, y para Gallardo que tiene en Arzura una variante más para este semestre cargado de competiciones que pueden traer cola en tanto a lesiones y a tarjetas amarillas acumuladas que dejen sin jugar a más de uno.

Si bien recién comienza su historia en River, su carta de presentación ha sido muy buena y dejó una gran impresión en todos los riverplatenses que anoche sufrieron una derrota más en este torneo corto que se pone cada vez más dificil.

 

HOMENAJE 200

 


Leonardo Ponzio recibió una placa por los 200 partidos en River que cumplió ante Belgrano en Córdoba.

River no tuvo una buena noche ante Godoy Cruz: la expulsión de Pisculichi, la lesión de D´Alessandro, los errores defensivos entre otras cosas. Sin embargo una de las cosas positivas de la noche fue el merecido homenaje que recibió Leonardo Ponzio. El león del Millo había cumplido 200 partidos ante Belgrano, y la comisión directiva lo destacó con una placa en el Monumental.

Leo las pasó todas en River: jugó de lateral derecho, ahora de central, vivió el peor momento del Millo, su resurrección y además ganó dos títulos nacionales y cuatro internacionales. Y todavía hay Ponzio para rato...




 

GALLARDO: "CUANDO NO ESTAMOS LÚCIDOS, SUFRIMOS"

 

Marcelo Gallardo, en conferencia de prensa, expresó su dolor por nuevamente no poder obtener los tres puntos. Pero aseguró que el equipo va a mejorar y destacó el trabajo de Joaquin Arzura en el segundo tiempo.

El habitual análisis del Muñeco: "No pudimos terminar de corregir algunos errores que cometimos en el primer tiempo y nos costó caro. Con un hombre menos, en el segundo tiempo manejamos la pelota y Godoy Cruz no nos inquietaba para nada. Pero esto es fútbol".

En cuanto a los cambios: "Arzura entró muy bien. A partir de ahí nos pudimos soltar un poco más con los laterales y nos equilibramos. Esperaba tener un poco más de control de juego con los volantes más ofensivos. Cuando no estamos lúcidos, nos hace sufrir".

"Estamos en una etapa de tratar de funcionar mejor, de corregir esos errores. Tenemos que remar desde atrás porque no esperábamos esta derrota."Perder puntos en un campeonato corto, a la larga, cuesta recuperarlos, pero recién empieza", tranquilizó el entrenador.

Gallardo, habló de los partidos que se le vienen al Millonario: "El domingo intentaremos ir a descontar puntos contra uno de los que han ganado los tres partidos. A través de los errores debemos mejorar. Estamos en una etapa de búsqueda, tratando de que los jugadores se sientan respaldados", cerró el Muñe

 

PONZIO: "NOS QUEDAMOS CON MUY POCO"

 


Leonardo Ponzio, aclaró que River no mereció la derrota ante el Tomba y dejó en claro que el equipo dejó todo, a pesar de tener un jugador menos por la expulsión de Pisculichi.

Leo fue homenajeado por la dirigencia Millonaria por haber participado en 200 partidos con la camiseta del Más Grande. La alegría no pudo plasmarla en la cancha, ya que el equipo no pudo lograr la victoria.

Para Ponzio, el resultado fue injusto "por lo que brindamos durante todo el partido, nos quedamos con muy poco".

El volante de La Banda, confesó: "Hasta el gol de ellos, el primer tiempo era parejo. En el segundo tiempo, con un hombre menos la peleamos mucho. Nos hicieron un gol de otro partido".

Por último, dejó en claro que River debe mejorar la forma de juego cuando los equipos se cierran atrás: "Hay que predisponerse a jugar estos tipos de partidos. Se nos vienen rivales difíciles", cerró.





MAIDANA: "NOS VAN A HACER MÁS FUERTES"

 


Jonatan Maidana habló tras la derrota en el Monumental y reconoció que el equipo, pese a haber jugado bien, debe aprender de las caídas y destacó que eso ayudará a mejorar.

River perdió por 2 a 1 y se despidió, tempranamente, del invicto como local. Este fin de semana visitará Rosario y luego viajará a Venezuela para debutar en la Copa Libertadores 2016, calendario apretado que lleva a la rotación.

"Hay que pulir algunas cosas, estar más firmes en el mano a mano", confesó Joni. Y luego, aclaró: "Los errores nos van a hacer más fuertes para lo que viene".

El experimentado defensor consideró que fue un buen encuentro: "En líneas generales tranquilo por lo que dio el equipo en el segundo tiempo. Hay que pensar en el fin de semana que viene, que se viene un partido importante".

Por último, consultado por la posición en la que se desempeñó Leonardo Ponzio, sentenció: "Al que le toque jugar, intentará hacer lo mejor. Yo me siento cómodo con mis compañeros. Si sigue Leo seguiremos haciendo las cosas lo mejor posible".





Belgrano 3 River 2
 

SE LE HUNDIÓ EL BARCO

 


Con equivocaciones propias, River pagó cara su visita a Belgrano y cayó 3 a 2. Venía de dos victorias consecutivas ante los cordobeses.

El partido arrancó trabado. Los flashes se los llevó Andrés D'alessandro pero el planteo del Muñeco no surtía efecto. Con los volantes descolocados, la defensa quedó expuesta y Belgrano hizo el resto. Primero fue Esteban Etevenaux quien probó de lejos y la clavó en el ángulo. Luego, una jugada notable de Fernando Márquez desencadenó en el 2-0 de Jorge Velázquez.

Con más ímpetu que fútbol, River iba de la mano de Ignacio Fernández, intrépido para ganar en velocidad. Sin embargo, el circuito no nacía ni de los pies de Lucho González ni del Cabezón, los encargados de cumplir esa función. Bastó la buena ubicación de Nicolás Domingo para capturar un rebote, enganchar y clavar el descuento, pegado al palo derecho de Juan Carlos Olave.

El Más Grande se metió nuevamente en el encuentro y atacó con creces, siempre con pelotazos largos y las corridas dispares de Rodrigo Mora y Lucas Alario. No obstante, un mal retroceso le dio otra chance al Pirata, que aprovechó nuevamente Etevenaux. 3-1 y al entretiempo, con una visible disconformidad de Marcelo Gallardo.

La segunda mitad evidenció un planteo a todo o nada del campeón de América. Con Bertolo por Nacho y Alonso por Alario, la propuesta fue más que ambiciosa. Rápidamente, el uruguayo acortó la diferencia y el protagonismo era todo del visitante. El empate estaba al caer en cualquier momento.

Con el Pity en lugar de Lucho, hubo desequilibrio por izquierda y Vangioni encontró un socio. Sin embargo, la puntería estuvo desviada y los minutos comenzaron a transformarse en impaciencia. Incluso el dueño de casa pudo aumentar la ventaja en los contraataques.

Sin más, Diego Abal pitó el final y se dejó escapar un compromiso que no resultaba, de antemano, tan complicado. A pesar de eso, los errores conceptuales y la desconcentración en momentos puntuales se tradujeron en una derrota con varios puntos a mejorar.





JUGADOR POR JUGADOR: BELGRANO 3 - 2 RIVER PLATE

 




Marcelo Barovero (5): Buena respuesta en los primeros ataques de Belgrano. Floja resistencia en los últimos dos goles. Nada que hacer en el primero.

Gabriel Mercado (5): Impreciso y con serias dudas, regaló su sector. Sus proyecciones no fueron lo suficientemente profundas.

Jonatan Maidana (5): Suerte dispar en el mano a mano. Salió a cortar lejos y quedó pagando. Careció de la seguridad que se le conoce.

Leonardo Ponzio (5): Se soltó y olvidó su rol defensivo en la zaga. No tuvo un panorama claro para iniciar la jugada. Dócil en el marcaje.

Leonel Vangioni (5): A destiempo y desacomodado, le faltó precisión en los pases. Intentó proyectarse pero sin criterio en los centros.

Nicolás Domingo (6): Descontó por buena ubicación y perfecto remate. El mediocampo le quedó muy grande en soledad. No lo favoreció el planteo del rival. Además, habilitó a Alonso en su gol.

Andrés D'alessandro (5): En su regreso estuvo movedizo pero aún debe readaptarse al fútbol argentino. Algunos toques que lo diferencian del resto y poco más. Perdió pelotas en lugares complicados.

Luís González (4): No colaboró en la marca y abusó del pelotazo. La movilidad del Pirata atentó contra sus intenciones. No logró pesar en la creación.

Ignacio Fernández (5): Quiso cambiar el ritmo pero siempre estuvo en desventaja numérica. Cuando se juntó con sus compañeros, halló el camino para lastimar.

Rodrigo Mora (4): Alejado del circuito, no pesó. Tardó en decidir y enterró posibilidades de lastimar. Incómodo con la presión del adversario.

Lucas Alario (4): No le llegó la pelota limpia y eso lo puso de mal humor. Escondido entre los centrales, lo anularon por completo. Fastidioso y sin chances de revertir la cuestión.

Ingresaron:

Nicolás Bertolo (5): Alternó desbordes con malas decisiones. Erró un gol insólito en el segundo palo. Desapareció en los minutos finales.

Gonzalo Martínez (5): Le faltó la explosión final pero tuvo buenas intenciones. Se apuró en decidir y otra vez cayó en la mediocridad.

Iván Alonso (6): Inquietó de todas las maneras y tuvo el premio anhelado: bautismo de gol en el club. Un recambio más que importante.


 

COMO EN SU DEBUT

 


Andrés D'Alessandro volvió a ponerse la camiseta de River y disputó los 90’ en la derrota 3 a 2 frente a Belgrano. Su rendimiento fue de menor a mayor con el correr de los minutos.

El regreso a las canchas del Cabezón en River no pudo ser con una victoria. Tal como había ocurrido cuando debutó en primera le tocó perder, aquella vez 2-1 ante Unión.

D'Alessandro fue intercambiando posiciones en el medio campo constantemente con Nacho Fernández y Lucho González. No tuvo un buen primer tiempo y se fue fastidioso al entretiempo por su mal despeje que termina en el primer gol de Belgrano.

En el complemento tuvo mayor contacto con la pelota y se lo vio más precioso. Fue el conductor del equipo, se encargó de entregarle siempre redonda la pelota a un compañero. Cambios de frente y algunos destellos de su categoría redondearon un regreso correcto y aprobado en su redebut.



DOMINGO RATIFICÓ SU GRAN MOMENTO CON UN GOL

 


Nicolás Domingo coronó otra muy buena actuación anotando el gol que señalaría el 2-1 transitorio entre Belgrano y River. Fue su segundo tanto vistiendo la camiseta del Más Grande y el octavo en su carrera.

Es de los puntos más altos del Millonario desde que arrancó el año, y en una noche que fue bastante complicada en Córdoba, no fue la excepción. Desde el comienzo la pasó mal y se encontró en inferioridad numérica durante todo el encuentro, pero nunca se achicó. Encima, fue quien le dio vida a River durante el primer tiempo luego de que Belgrano sacara dos goles de ventaja.

Mora jugó corto un córner desde la izquierda con D'Alessandro, quien despejó el balón hacia el medio donde estaba Domingo. A unos 30 metros de frente al arco, enganchó y dejó pasar de largo a un rival, para rematar fuerte al primer palo de Olave que nada pudo hacer. Se terminaría de alzar como figura al poner el centro para Iván Alonso en el segundo gol de River.

Fue el segundo gol de Nico Domingo vistiendo la banda roja, pero ojalá sea sólo el primero en su cuarto ciclo. El primero se lo había marcado a Gimnasia de Jujuy, como visitante en el Apertura 2006, en un partido que el Millonario terminaría ganando por 2-1. También anotó 4 en Deportivo Cuenca y 2 con Banfield, en el Nacional B. Hoy el nivel del volante central es más que positivo, y si encima viene acompañado de goles, bienvenido sea.




ALONSO TUVO SU DEBUT EN LA RED

 


El delantero uruguayo convirtió su primer gol con la camiseta de River en la derrota por 3-2 ante Belgrano. Ingresó en el segundo tiempo en reemplazo de Lucas Alario.

Lejos estuvo de ser la noche soñada, pero dentro de la derrota hubo algunos puntos positivos. Sin dudas, uno de ellos es el debut goleador de Iván Alonso, quien ingresó a los 10 minutos del segundo tiempo en lugar de Lucas Alario. Rápidamente el atacante charrúa se convirtió en un punto de referencia en el área y terminó cada jugada que el Millonario emprendió desde el sector izquierdo, donde tuvo su mayor rédito.

Apenas catorce minutos le bastaron para dejar su huella. A los 24 del complemento, y gracias a un gran centro de Nicolás Domingo, Alonso picó ante la salida de la defensa de Belgrano y puso el 3-2 que sería definitivo. Luego poco pudo hacer mientras el partido se moría y River no encontraba los caminos al arco. Se trata del gol número 181 en su carrera, el primero defendiendo la banda roja. Ojalá vengan muchos más.



ALONSO, ENTRE EL ENZO Y LABRUNA

 


El atacante uruguayo ya tenía el récord de ser el jugador más longevo en debutar con la banda roja, pero con su gol marcado ante Belgrano entró a un nuevo podio junto a Francescoli y Angelito. Mirá de qué se trata.

Gallardo lo pidió especialmente y hasta ahora el jugador devolvió la confianza con buenas actuaciones. Ante Quilmes tuvo la chance de debutar en la red, algo que se terminaría cristalizando contra Belgrano en Córdoba. Con el tema de su edad como principal satélite de cualquier conversación que mencione su nombre, el charrúa ya le pone cifras a su incipiente historia dentro del Más Grande.

Ya había sido el jugador más viejo en debutar en River, pero su tanto ante el Pirata lo metió en una nueva categoría. Iván Alonso (36 años y 10 meses) se convirtió en el segundo jugador más longevo en gritar un gol con la camiseta Millonaria, sólo por detrás de Ángel Labruna (39 años y 10 meses). El podio lo completa Enzo Francescoli, quien gritó por última vez acusando 36 años y un mes.

 

200 RUGIDOS DEL LEÓN

 

 

Leonardo Ponzio cumplió su partido número 200 con la camiseta de River, en su segunda etapa con el club. El rosarino que llegó en 2007 y con el tiempo se convirtió en el alma del equipo.

La derrota ante Belgrano por 3 a 2 dejó con bronca a todos los hinchas de River, en un partido que se pudo haber empatado y hasta ganado de haber sido un poco más finos. Pero más allá de esto, hay cosas positivas para destacar, y desde lo extra futbolístico destacar la trayectoria de Leonardo Ponzio que esta noche cumplió su partido 200 con el Manto Sagrado.

Llegó desde Zaragoza a mediados de 2007, y debutó con la Banda en el Clausura de ese año, en la victoria de River por 1 a 0 frente a Lanús, en el Estadio Monumental. El DT en ese momento era Daniel Passarella. En esta primera etapa jugó 71 partidos (55 por torneo local y 16 por copas internacionales) y anotó un solo gol, pero más que recordado ya que fue en un Superclásico ante Boca. Además logró el Clausura 2008 bajo la dirección técnica de Diego Simeone.

Luego en 2009 se iría a Zaragoza, en donde estuvo tres años, para luego volver a River en el peor momento de la historia del club. El corazón de león, hizo que volviera junto a David Trezeguet, para devolver a River en el lugar que se lo merece. Desde ese entonces, no se iría nunca más y seguramente terminará su carrera en el Millonario. Hace unos días declaró: "No me pienso mover de acá".

En esta segunda etapa, fue fundamental en la vuelta de River a Primera, pero luego su nivel fue decayendo, ya que durante la última etapa de Ramón Díaz y los primeros partidos de Gallardo como DT, no estaba dentro de los planes principales.

A fuerza de sacrificio y corazón, Leonardo Ponzio se hizo un lugar en este equipo, en los Superclásicos frente a Boca por la Copa Sudamericana 2014, para luego hacerse dueño del mediocampo y no salir nunca más. Desde ese momento llegó lo mejor, ya que luego consiguió la Recopa Sudamericana, la Copa Libertadores y la Suruga Bank.

Ha jugado en esta segunda etapa 129 partidos (100 por torneos locales y 29 por copas internacionales) y anotó 3 goles. Un jugador que se ganó el cariño de la gente a pulmón y quedará en la memoria de todos como uno de los jugadores más importantes en la historia del club. Quizá suene fuerte decirlo así, pero el tiempo lo recordará así por todas las cosas que logró y por como lo ha hecho. Por muchos partidos más, León.


"Nos está faltando claridad para terminar las jugadas"

 
 
SABE QUE HAY PUNTOS A CORREGIR. Gallardo rescató la actitud, pero consideró que River debe mejorar. (Foto: Getty)
 

(Incluye video) Si bien consideró que River no mereció perder ante Belgrano, Marcelo Gallardo fue autocrítico y explicó que el equipo no supo resolver varias jugadas de gol en los últimos metros. Además, opinó sobre el re-debut de D'Alessandro en La Banda.

El Millonario reaccionó tarde en el duelo ante Belgrano. Fue de menor a mayor: sufrió mucho en la primera parte y hasta tuvo la posibilidad de rescatar un punto sobre el final del partido.

El Muñeco no se fue contento con el resultado, aunque rescató la actitud que tuvo el equipo para dar vuelta la historia: "Con bronca porque no era un partido para perder. Era un partido que se iba a presentar de esa manera, sobre todo los primeros 30 minutos. Hubo errores nuestros y virtudes de ellos".

Nos faltó claridad para terminar las jugadas.

A su vez, el entrenador del Más Grande señaló que el 3-1 del Pirata, en el final de la primera parte, complicó mucho a River: "Después de los 30 minutos, empezamos a controlar. Hicimos el descuento y nos fuimos inesperadamente con un gol de ellos en el descanso, que lo sufrimos después. Descontamos, pero nos faltó claridad para terminar las jugadas".

"Me voy conforme por no haber resignado lo nuestro. Tuvimos una idea de intentar de jugar. Nos está faltando claridad en los últimos metros, pero hay que seguir. Esto recién arranca. No era un partido para perder, hay que aceptarlo y pensar en el partido del jueves", añadió Gallardo, quien sabe que el próximo jueves recibirá a Godoy Cruz, en el Monumental.

Nosotros terminamos mejor los partidos que lo que lo comenzamos.

Por otro lado, Gallardo avisó que a River le está faltanado comenzar mejor los encuentros: "Nosotros terminamos mejor los partidos que lo que lo comenzamos. Es una de las cosas a corregir. Los rivales van a ser duros todos, van a intentar de jugarnos con esa agresividad para bloquear nuestro funcionamiento. Va a depender de nosotros contrarrestrar eso".

 

¿Acerca de los cambios que hizo? "Bertolo (ingresó por Fernández) entró para desequilibrar por afuera. Por momentos estuvo, por momentos no. Los cambios fueron para cambiarle la velocidad al ataque. Con Alonso (ingresó por Alario) fue para tener una referencia en el ataque. Es un jugador que se mueve bien dentro del área y le genera problemas a los defensores". Cabe señalar que Gonzalo Martínez entró en lugar de Luis González.

Sobre el re-debut que tuvo Andrés D'Alessandro, quien volvió a vestir el manto sagrado tras más de 12 años, Gallardo analizó: "Fue de menor a mayor, en el primer tiempo le costó encontrar los espacios. La primera media hora tuvieron mucha gente en la mitad de la cancha y no teníamos espacios. Después de eso empezó a jugar y a hacer jugar a sus compañeros. Contento con él porque es su primer partido y él estaba con mucha ansiedad".

"Merecimos mínimo el empate, pero nos vamos tristes"

 
 
DESTELLOS. El Cabezón demostró de a ratos que es diferente al resto. (FOTO: Getty)
 

(Incluye video) Andrés D'Alessandro lamentó el resultado, pero destacó que River respetó la idea de juego que propone Gallardo y opinó que merecieron al menos un punto. También reconoció que fue especial volver a ponerse La Banda.

Los ojos estuvieron puestos en él. Andrés D'Alessandro, uno de los últimos cracks que salieron de Núñez, volvió a jugar oficialmente en River. Pero el debut del Cabezón no fue el soñado, porque el Millonario cayó en Córdoba, aunque el 10 rescató la actitud grupal de no rendirse.

"Con una victoria hubiese sido mucho mejor (el regreso), uno siempre se fija en lo colectivo primero, creo que no estuvimos lejos, mínimo el empate lo merecimos. Tuvimos situaciones, manejamos gran parte del partido, y no nos alcanzó", opinó.

La idea no cambia: entre quien entre, el equipo intenta jugar de la misma manera

Al salir del vestuario analizó el 2-3: "Sabíamos que Belgrano iba a salir a presionar los primeros 25, 30 minutos y fue así. Consiguió la ventaja en esos minutos, después pudimos hacer un gol y el tercer gol nos descolocó. Si nos hubiésemos ido 2 a 1 hubiera sido diferente".

"En el segundo tiempo, físicamente y tácticamente estuvimos mejor. No nos alcanzó, nos vamos tristes por el resultado, pero tranquilos por el trabajo que hemos hecho, de menor a mayor, terminando mejor que el rival. Pudimos haberlo empatado, por momento lo merecimos, pero el fútbol es así", agregó.

Por último, aceptó contar mínimamente cómo se sintió en el retorno al fútbol argentino, aunque explicó que dejó de lado la vuelta oficial porque quería obtener la victoria.

"Estaba como el primer día. Es un conjunto de emociones, después de 13 años volver a jugar en River, no tiene nada que ver con la firma del contrato. Entrar a la cancha es otra cosa. Pero tengo que dejar lo personal de lado si mi equipo perdió. Teníamos que llevarnos mínimo un punto de acá", lamentó.

 

DOMINGO: "MARCAR CON ESTA CAMISETA ME PONE FELIZ"

 


Nicolás Domingo se expresó tras la derrota ante Belgrano, y dejó en claro que hubiese preferido la victoria antes que su gol. Por otra parte, destacó la actitud de River en el segundo tiempo y aclaró que merecían el empate.

Nico se está volviendo fundamental en este equipo, un gol y una asistencia en la noche cordobesa, pero de poco valió ya que el equipo no tuvo un buen primer tiempo y terminó cayendo por 3 a 2.

Si bien está la bronca por al derrota, Domingo no pudo ocultar su alegría y confesó: "No tengo muchos goles en mi carrera y marcar con esta camiseta me pone feliz, pero el resultado opaca eso. Hubiera preferido que ganemos y no haber convertido. Podríamos habernos traído algo y venimos con este sabor amargo de haber perdido".

"Belgrano hizo el primer gol y enseguida encontró el segundo. Nosotros tuvimos una con Nacho y no pudo entrar. River tiene que salir a buscar en todos lados y es lo que quisimos hacer. Faltó un poquito, no nos alcanzó", reconoció en su llegada a Buenos Aires.


Conteto por el segundo tiempo del equipo, destacó: "De a poquito fuimos levantando, en el segundo tiempo lo buscamos, estuvimos cerca de empatarlo. Sin el gol sobre la hora en el entretiempo hubiera sido otra cosa. Obviamente que venimos con esa sensación amarga de no poder conseguir otra victoria".

Por último, dejó en claro que el Pirata no fue más que el Millonario: "Perdimos y está claro, pero a lo largo de los noventa minutos no (fueron superados). En el segundo tiempo fue todo nuestro, pero se gana con goles y Belgrano hizo más que nosotros".




BAROVERO: "ESTA VEZ NOS TOCÓ PERDER"

 


Marcelo Barovero aceptó la derrota ante Belgrano aunque destacó que el equipo mostró algunas cosas que el técnico busca. Además reconoció la estrategia del rival y elogió a D´Alessandro.

No fue una noche fácil para River. No tuvo un buen primer tiempo ante Belgrano, que aprovechó las contras, y sacó diferencia desde el inicio. Si bien la pelota la tenía el Millonario, el Pirata cordobés utilizó mejor los espacios que la defensa del Más Grande dejaba. Los retrocesos complicaron en varias ocasiones a Barovero, aunque muchas las logró minimizar.

Así lo analizó el dueño del arco Millonario: "Fue un partido abierto, como hacía rato no se daba. Esta vez nos tocó perder y hay que analizar lo que toca corregir, aceptar la derrota. Pero en líneas generales el equipo mostró lo que por ahí el técnico busca". Además destacó el juego del rival: "Belgrano aprovechó las oportunidades, fue efectivo como por ahí no se encuentra en el fútbol argentino. Después supo defenderse, más allá de que tuvimos las situaciones para poder empatarlo".

Pese a que después del primer tiempo parecía liquidado, Trapito indicó: "Tenemos que estar equilibrados y saber que en cualquier momento podemos tener nuestras chances. De cara al futuro, debemos saber que en los partidos siempre hay un antes y un después del primer tiempo. Saber que los partidos duran 90 minutos".

Finalmente destacó la vuelta del Cabezón D´Alessandro: “Sabemos lo que es y lo que nos puede dar. Ayer lo empezó a demostrar”.




Ponzio: "Es un orgullo ser parte de este club"

 
 
Ponzio:
VA POR MÁS. Ponzio ganó siete títulos con el Más Grande. (FOTO: Getty)
 

(Incluye video) El volante de River envió un mensaje luego de cumplir doscientos partidos oficiales junto al Millonario y revivió los mejores momentos desde que se puso La Banda.

Si bien no lo pudo festejar porque River perdió, el de anoche no fue un partido más para Leonardo Ponzio, quien cumplió doscientos partidos oficiales con el Millonario.

Además de los 200 en River, Ponzio jugó 246 encuentros en Zaragoza, 90 en Newell's y 8 en la Selección.

El volante, ganador de tres títulos locales y cuatro internacionales con La Banda, cumple el segundo ciclo en el club desde que arribó en enero de 2012 para ser parte fundamental en la vuelta del Más Grande.

Y luego del encuentro en Córdoba, utilizó su cuenta de Twitter para mandarle un saludo a los hinchas y resumir su paso por Núñez: "¡Es un orgullo ser parte de este club! Gracias".






River 5 - Quilmes 1


Un arranque que entusiasma

Después de un flojo primer tiempo, River fue un vendaval en el complemento, levantó el nivel y llegó a la goleada ante Quilmes: 5-1. La metieron Pity Martínez (2), Mora (2) y Alario.

Así. Como en el segundo tiempo. Un River prepotente, ofensivo, contundente. Muy superior a un rival que lo había complicado demasiado. Como arranque, entusiasma. Y puede jugar mejor.

Gallardo apostó por otro estilo de acuerdo a lo que tenía pensado en la previa. Sin Lucho González y Pisculichi se redujeron las chances de una buena distribución de la pelota. Con Bertolo y Pity Martínez buscó más verticalidad.

A los 7 minutos, el Muñeco tuvo que alterar su plan, al menos en la zona defensiva. La temprana lesión de Balanta obligó a incluir a Domingo y correr a Ponzio a la cueva.

Quilmes no se metía atrás y presionaba en la zona de gestación. River estaba incómodo. Hasta que Alario inventó un penal que Mora, en segunda instancia por un adelantamiento grosero del arquero Benítez, lo cambió por gol. Otra vez, como en los Superclásicos de verano, el equipo lograba abrir un partido a través de un penal pero sin ser consistente en el juego.

El 1-0 lo serenó. Quilmes había quedado caliente por el penal mal cobrado. River siguió atacando. Una trepada a lo Cafú de Mercado casi termina en gol del Pity Martínez. Un buen pase entrelíneas de Nacho Fernández terminó en la derecha de Alario, que la mandó arriba. Pero la historia era pareja, porque el visitante iba al frente.

Y llegó el empate. De un mal control de Ponzio, el Cervecero se coló por el medio de la defensa de River, el tiro de Rescaldani rebotó y le cayó justo a Romero, que puso el justo 1-1.

River era puro vértigo. Apuro. Sacando algunos destellos de Nacho Fernández, nadie pensaba. La pelota volvía rápido. Por eso será importante que D’Alessandro esté para jugar. Para serenar y potenciar a los demás. Posiblemente el próximo domingo, en Córdoba y ante Belgrano, el Cabezón regrese.

De pronto, como de otro partido, surgió un verdadero golazo del Pity Martínez, que parecía en otra galaxia. Recibió a 30 metros del arco y no dudó. Zurdazo letal, fuerte, esquinado. 2-1.

En el segundo tiempo, River arrancó más intenso y ordenado. Con buena circulación de pelota y movilidad. Y llegó el tercero. Varios toques, centro de Bertolo desde la derecha y aparición del Pity por el otro lado. 3-1.

Braña se hizo echar. Fue a romper a Martínez. Y ahí se terminó el partido. Porque encima Mora puso el cuarto. La mandó al rincón tras una asistencia de cabeza de Fernández.

El Monumental era una fiesta. Y llegó el quinto, de Alario, después de un centro de Bertolo y con Iván Alonso, que participó en la acción, en offside.

Muy buen arranque. Empezó con dudas, dejó buenas señales. Que siga así.




Jugador x jugador vs. Quilmes

 
 
Jugador x jugador vs. Quilmes

Marcelo Barovero (7): Clave en el primer tiempo para sostener el arco y la ventaja. En el complemento, tiempista para cortar a tiempo las insinuaciones de Quilmes.

Gabriel Mercado (6): Importantísimo en el ida y vuelta para que el mediocampo quede nutrido sin que se desarme la estructura defensiva. Participe importante de la goleada.
Jonatan Maidana (6): Con un compañero de zaga improvisado, se acomodó con el correr de los minutos y cerró por arriba cualquier pelotazo con intenciones de gol visitante.
Eder Alvarez Balanta (-): No calificó, jugó menos de diez minutos.
Leonel Vangioni (6): Volvió a su época de todoterreno. De banderín a banderín, le dio salida a River y posibilidades en ataque cuando la decisión fue agrandar la cancha.

Leonardo Ponzio (7): Empezó en el medio y rápidamente se fue a la cueva por la lesión de Alvarez Balanta. Precisión en la salida, inteligencia para cortar, buen partido.
Nacho Fernández (6): Se movió por toda la cancha y fue imán para las patadas de Quilmes. Tiene ese toque distintivo y una capacidad para adaptarse que lo convierten en un estandarte.

Rodrigo Mora (8): Partidazo de Mora, no sólo por los goles. Peleó, corrió, metió y siempre ganó. Además, combinó para generar con los del medio y con Alario, su ladero. Un arranque que ilusiona.
Pity Martínez (8): Su festejo de gol es una foto nítida del momento que pasa Pity Martínez. Tuvo su mejor partido con La Banda. Marcó un gol clave para encaminar la victoria, generó para sí y en función del equipo (faceta que le suele faltar), y se fue aplaudido. La figura.
Nicolás Bertolo (7): Entró por la ventana y tuvo una actuación del nivel de las que lo trajeron a River. Movimiento, entrega, pase corto y precisión. Pisó el área con peligro, asistió y pudo convertir. Su mejor partido en Núñez.

Lucas Alario (7): Convierta o no, Alario es siempre una referencia de hacia dónde tiene que ir el equipo. No sólo en el juego, sino también en la entrega. Peleó todas, entregó siempre con precisión y si bien le robó el gol a Alonso, era lo que merecía.

Nicolás Domingo (6): Volvió a su casa y, a pesar de lo inoportuno de su ingreso, fue para cumplir con creces con las indicaciones de Gallardo y las pretenciones del hincha. Pase corto, cambio de ritmo y marca para balancear el medio.

Sebastián Driussi (6): Integró interesantes sociedades desde su ingreso.

Iván Alonso (6): Merodeó el gol durante su estadía en el campo. Buen instinto para ubicarse en el área.






0014226655

El Destacado: Gonzalo Martínez

Contrariamente a lo que venía siendo su nivel, el mediapunta completó un buen encuentro. Empezó siendo intermitente y con altibajos, pero luego de su primer gol sacó a relucir lo mejor de su repertorio y terminó yéndose ovacionado de la cancha.

Llegó en el Mercado de Pases veraniego de 2015. Los 40 millones de pesos que River invirtió en el auguraban la incorporación de una figura para el conjunto de Gallardo. Sin embargo, su nivel en 2015 no fue el que ni la gente ni el mismo protagonista ni el hincha riverplatense esperaba. Hoy, en la primera fecha del Torneo 2016, Gonzalo Martínez pudo completar un gran partido ante Quilmes y ser de lo mejor del equipo.

Empezó recostado sobre la izquierda, con apariciones fugaces pero sin lograr concluir de manera efectiva cada ataque que pasaba por sus pies. Los murmullos de los plateítas, cada vez que el 10 tocaba la pelota, no se hicieron esperar. El empate 1-1 y la dificultad de los dirigidos por Gallardo para plasmar su superioridad en el marcador hacían que la impaciencia de la gente aumente con el correr de los minutos. Hasta que, cuando se jugaba tiempo de descuento en el primer tiempo, Pity sacó un zapatazo cruzado desde afuera del área para mandar al Millonario en ventaja al descanso.

A partir del gol, Martínez fue otro. El complemento fue un monologo del 10. Entendiendo cuando tirarse hacía el centro de la cancha, y cuando recostarse sobre la banda izquierda o derecha. Cada pelota que pasó por sus pies tuvo un destino claro y siempre buscó al compañero mejor ubicado. Con el correr de los minutos, el mendocino volvió loco a los defensores de Quilmes y fue el culpable de la expulsión de Braña. El mediocampista del cervecero, con la intención de parar un contraataque, le entró durísimo al Pity que, a esa altura del encuentro ya estaba intratable. A los 20 minutos del segundo tiempo, Gallardo decidió reemplazarlo por Ivan Alonso y el ex-Huracán se retiró ovacionado por todo el Monumental.

Párrafo aparte para el gesto del Pity en el festejo de su primer gol. Debe ser consciente que el año pasado no rindió lo esperado. Entender las exigencias de la camiseta y el número que lleva puesta y que a la gente de River se la debe callar con goles y buen futbol. Tal vez de esa forma, pueda revertir los murmullos por aplausos y ovaciones. Como lo hizo hoy, y como debe hacerlo en el resto de los partidos. Porque lo necesita River, porque lo necesita él mismo.



0014226764


La lupa: un medio con variantes y el partido de los extremos

River goleó a Quilmes en el primer partido del torneo local y tanto Gonzalo Martinez como Nicolas Bertolo aportaron los suyo para que el resultado sea el obtenido. Gallardo tiene variantes y nombres para armar el medio que desee. 

Lucho Gonzalez y Leo Pisculichi fueron bajas de último momento. Gallardo rearmó el mediocampo y dispuso de Nacho Fernández como doble cinco junto a Ponzio mientras que Pity Martinez y Bertolo actuaron por las bandas, más tirados a una vocación ofensiva que defensiva. La temprana lesión de Balanta derivó a un cambio de nombres pero no de esquema. Siempre fue el mismo.

Sin dudas alguna, el éxito se dio por las bandas: tanto el ex Huracán como el ex Banfield tuvieron su mejor partido en River. El primero fue clave ya que anotó un golazo de afuera del area cuando se moría el primer tiempo y el rival no pudo reaccionar en el complemento. Bertolo, por su parte, demostró un ida y vuelta impresionante por ambas bandas y siempre que pudo llegar al fondo de la cancha, lo hizo.

El tercer gol, obra del oriundo de Guaymallén, llegó tras una serie de pases y una asistencia de Nicolas que divisó a Gonzalo para que éste, con el arco a su merced, sentenció la historia. Vale destacar que Quilmes se quedó con 10 tras una dura dçentrada de Braña cuando Martinez escapa en un contragolpe velóz. Puede ser un quiebre para ambos de cara a lo que viene tanto para Bertolo como para Pity.

Por lo pronto, Gallardo entendió que tiene nombres de sobra para armar el mediocampo y hoy los cambios obligados le rindieron a la perfección. River arrancó de la mejor manera el torneo y sus jugadores, también.

 



river quilmes

Dos golazos, un gesto reprochable

Pity Martínez metió un doblete (uno desde 30 metros), pero le pidió silencio a la gente, que en el final lo aplaudió.

Cuarenta millones de pesos gastó/invirtió River en Gonzalo Martínez hace un año, cuando lo trajo de Huracán. Había empezado bien, pero una lesión paró el buen nivel. Luego, en el resto de 2015, sacando el penal que Marín le hizo en los octavos de la Libertadores, no se destacó demasiado. Más bien causó un poco de resquemor en los hinchas.

Igualmente, Gallardo confía en él. Es uno de sus jugadores fetiche. Por las lesiones de Pisculichi y Bertolo, Martínez tuvo una chance como titular. Y no la desaprovechó. Venía jugando mal, pero clavó un golazo para destrabar una historia complicada.

Apenas la pelota se metió en el arco de Quilmes, el ex Huracán se llevó el dedo índice sobre sus labios. El gesto era claro: le pedía silencio a esa gente que aún no se enamoró de su juego. Inmediatamente, Vangioni fue a abrazarlo y él se llevó el pulgar hacia la boca, en clara dedicatoria a su hija Pilar. Pero lo anterior ya estaba hecho. Como alguna vez hizo Hernán Díaz con Mandiyú o Silvani frente a Deportivo Español.

Pero no era lo único de la tarde noche. En el comienzo del segundo tiempo le puso la frutilla a una buena jugada colectiva. Con festejo sólo dedicado al bebé. Y al toque hizo echar a Braña, que en una contra lo colgó de una patada.

¿Lo habrá motivado la llegada de D’Alessandro, el que le respetó la 10? Lo cierto es que entre un par de golazos y un festejo polémico, el Pity volvió a entrar en la consideración grande. Y se fue envuelto en aplausos cuando lo reemplazó Iván Alonso.


Equipo vs. Quilmes

Cortó la racha en casa

Después de siete meses, River volvió a ganar por torneos locales en el Monumental.

Para encontrar el último triunfo de local había que irse al 25 de julio del año pasado. 3-1 a Colón con goles de Driussi, Cavenaghi y Viudez. Luego vinieron seis encuentros sin alegrías en casa, con tres caídas y tres empates: San Martín (0-1), Huracán (1-1), Boca (0-1), Lanús (1-1), Aldosivi (1-1) y Newell’s (0-2).

Por fin se cortó la mufa. Y de qué manera, con una goleada. River quiere que el Monumental otra vez se convierta en una fortaleza.




ponzio

Leo por 200

Ponzio, que otra vez jugó de marcador central, llegó a 200 partidos con la camiseta de River.

Leonardo Ponzio es uno de los jugadores más queridos por los hinchas. Se lo ganó por su labor en la Libertadores y en la previa ante Quilmes fue uno de los más ovacionados cuando la voz del estadio anunció a los titulares.

Justo con el Cervecero, el ex Newell’s llegó a los 200 partidos en River. Debutó el 11 de febrero de 2007, por el Clausura, en un 1-0 ante Lanús (gol de Tuzzio).

Como viene sucediendo en los partidos de este año, el 23 arrancó como 5 y terminó de 6 por la lesión de Balanta. “Le gusta jugar ahí, ya lo hablamos, cuenta con buena salida desde atrás”, lo bancó Gallardo.





PRIMER DOBLETE DE PITY

 


Gonzalo Martínez facturó por duplicado desde que está en River. La víctima, Quilmes.

Paradojas del destino. El Pity Martínez había jugado su primer partido en el Monumental justamente ante Quilmes, que terminó 2-2 y con el 10 lesionado. Venía jugando en un gran ritmo, y desde entonces le costó recobrar el nivel de al principio.

Esta tarde noche tuvo su revancha y marcó dos goles, el segundo y el tercero de lo que fue 5-1 final en Núñez.

Lleva ocho goles con el Manto Sagrado, y por primera vez marcó doblete. Antes, le metió un tanto a Arsenal, Olimpo, Huracán, Gamba Osaka y Crucero del Norte (sólo ante el Globo había celebrado en el Monumental; hoy fue por dos en casa).

Con irregularidades, el Pity pide pista y quiere mejorar su imagen. De hecho, en Huracán sólo había gritado 10 tantos en 99 juegos. Quedó a dos de alcanzar su registro en el Quemero.




Alonso vs. Quilmes

Y debutó Iván “Récord” Alonso

Iván Alonso jugó un rato y, offside mediante, participó del quinto gol de la goleada ante Quilmes. De yapa, se transformó en el jugador más grande en debutar en River.

Y un día debutó Iván Alonso. Con la 19 en la espalda, el uruguayo jugó media hora y se mostró participativo.

Convivió con Alario en el doble 9. Tanto que de un rebote en su cuerpo dejó al ex Colón de frente al gol para poner el 5-1. Eso sí: estaba en offside cuando salió el centro de Bertolo.

La yapa: el ex Nacional se convirtió en el futbolista más viejo en debutar en River en toda su historia, con 36 años y 313 días.



Fernández tuvo una presentación de lujo

 
 



La Página Millonaria
EL CEREBRO. Ignacio Fernández es el jugador más pensante de River. (FOTO: FotoBaires)
 

El volante del Más Grande realizó su debut oficial con el manto sagrado y se fue muy aplaudido por los hinchas.

Fue su primer partido en el estadio Antonio Vespucio Liberti, que lució colmado de almas rojas y blancas, y dejó una impresión sumamente interesante. Ignacio Fernández fue uno de los puntos claves para que el equipo de Marcelo Gallardo lograra la goleada, por 5-1, sobre Quilmes.

El mediocampista de 26 años, quien lució la camiseta número 26 en la espalda, dio muestras de la calidad que tiene. En los 90 minutos que disputó, aportó una asistencia para el segundo gol de Rodrigo Mora y hasta se dio el gusto de hacer amonestar a dos hombres del Cervecero. Incluso, fue el jugador de River que más faltas recibió.

Como consecuencia, Fernández dejó muy contenta a la gente de La Banda -lo aplaudieron durante varios lapsos del partido- y, seguramente, al Muñeco, quien lo pidió puntualmente para afrontar las cinco competencias del 2016.







Domingo volvió y aprobó

 
 



Domingo vs quilmes
CAMBIO TEMPRANERO. Domingo debió ingresar antes de los diez minutos. (FOTO: La Página Millonaria)
 

El volante de River debutó de manera oficial por la lesión de Álvarez Balanta y, si bien debió cortar el juego en la jugada del empate de Quilmes, fue de menor a mayor y redondeó un buen partido.

Iban sólo 5 minutos de juego cuando Marcelo Gallardo le pidió a Nicolás Domingo que acelerara la entrada en calor. Eder Álvarez Balanta solicitó el cambio y el volante de 30 años ingresó por él.

Fue el debut oficial de Domingo desde que regresó al club. Ingresó en el mediocampo y mandó a Leonardo Ponzio a la zaga central junto a Jonatan Maidana, para quedar con Nicolás Bertolo en la contención.

El único error que se le vio al volante fue no cortar la jugada que derivó en el empate transitorio de Quilmes, aunque luego mejoró mucho el rendimiento y aprobó con creces.

En el complemento aportó quite y distribución, además de la buena ubicación para cortar los ataques rivales, ítem que perfeccionó en Banfield y que generó el interés de Marcelo Gallardo.



Alonso, cerca de gol y muy movedizo

 
 
Alonso, cerca de gol y muy movedizo
SE PRESENTÓ. Iván Alonso tuvo sus primeros minutos con la camiseta de River.
 

El delantero uruguayo de 36 años se mostró muy activo durante sus 25 minutos dentro del campo. De pique corto veloz, exigió a la defensa rival y, pese a algunos movimientos fallidos, dejó una buena impresión.

Eligió la camiseta número 19. Podría haber optado por la emblemática 9, sin dueño fijo desde la partida de Fernando Cavenaghi. Sin embargo, Iván Daniel Alonso Vallejo, como reza su documento, color sepia en la consideración de varios hinchas, prefirió el perfil bajo, un estilo que lo caracteriza, para su inicio en River.

Surgido de River de Montevideo, pasó por Deportivo Alavés, Real Murcia, Espanyol de Barcelona, Toluca y Nacional de su país hasta recalar en el River más importante de todos. Pedido de manera insistente por Marcelo Gallardo, el atacante, quien cumplirá 37 años el 10 de abril, exhibió características muy interesante en su bautismo absoluto con el manto sagrado.

Cuando iban 20 minutos del segundo tiempo, hubo uruguayo por uruguayo. Afuera, Mora; adentro, Alonso. El punta veterano se ubicó entre los delanteros en un 4-3-3 definido, teniendo en cuenta que Quilmes ya jugaba con uno menos por la expulsión de Rodrigo Braña. Enseguida entró en acción, pero quedó en posición adelantada.

La siguiente aparición de Alonso fue mediate un cabezazo, a los 24 minutos. Centro de Leonel Vangioni desde la izquierda y por el segundo palo surgió el ex-Nacional para obligar a que el arquero Walter Benítez se luciera. Ciento veinte segundos después, el goleador charrúa nuevamente estuvo cerca, aunque el balón le rebotó y, sin querer, terminó en asistencia para que Lucas Alario señalara el 5-1 definitivo.

Pese a que tuvo movimientos desacertados e incluso sin suerte, producto de rebotes demasiado circunstanciales, Alonso exhibió un excelente estado físico. Rápido, de pique corto llamativo y solidario para apretar a la defensa rival, dejó una buena impresión. Es verdad que le faltó el gol, alimento incondicional de un delantero, pero promete ser una carta peligrosa si continúa así.




Mora sigue a los tiros

El uruguayo la metió por duplicado y repitió su festejo clásico, el mismo que una semana atrás calentó a Tevez y a Boca. Traigan municiones que goles sobran...

 
 
     
"Hay que tratar de hacernos fuertes de local", dijo el uruguayo que volvió a disparar.
 

Para despejar dudas, para dotar de pruebas a su alegato reciente. “Yo siempre festejo así”, había declarado Rodrigo Mora sobre su clásica ametralladora, esa misma que una semana atrás calentó a Tevez y a Boca en el último superclásico de Mendoza. Y lo demostró ayer, por duplicado: primero para celebrar el golazo (porque los hay) de penal, en la segunda ejecución tras el adelantamiento de Benítez y una muy floja definición. Y después para acompañar un grito furioso de gol, de otro golón, el cuarto de River en la noche: un derechazo de afuera del área directo a la ratonera y a Planeta Gol.

“Estoy contento, somos conscientes de que es un torneo corto, que no podemos dejar puntos y menos de local. Era un partido difícil, la cancha no estaba buena pero se intentó jugar. Ellos estaban bien parados, y nosotros en los primeros 20 minutos estuvimos imprecisos”, analizó el 7 bravo post partido. Y es cierto que no fue el mejor primer tiempo de River, que hasta el 2-1 no le encontró la vuelta a la presión que planteó Grelak. Desordenado, sin circuitos aceitados y con Mora desconectado (sólo combinó con Bertolo en una pared que no prosperó), tuvo en un solitario Alario a su mejor carta ofensiva. El ex Colón sacó la cara por el equipo, se cargó el ataque al hombro guapeando, exigiendo a los centrales de Quilmes y provocó incluso el penal que abrió el juego. Pero en la segunda parte el panorama cambió. Los de Núñez se plantaron con autoridad, dominando la pelota en campo rival, abriendo la cancha y llegando con más profundidad: en ese contexto, la Pulga se acomodó, comenzó a pesar y a entrar en contacto con la bocha. Pudo asociarse con Pity, con Bertolo y con Alario, y con su semi volea liquidó el pleito y vació el cargador. Después, hasta sobró tiempo para que debute su paisano Alonso: “Lo de Iván suma mucho. A los delanteros nos sirve para no relajarnos, te obliga a estar al palo”. Al palo y a los tiros...



´Balanta Vs. Quilmes

Negro

Eder Alvarez Balanta duró siete minutos en la cancha por una molestia muscular.

Antes del arranque del partido llamó mucho la atención ver a Eder Alvarez Balanta tirado boca abajo. “¿Está rezando? ¿Qué hace este hombre?”, se preguntaban en la platea. No. El colombiano había sentido una molestia muscular. Y la pelota ni se había movido. Increíble lo salado que está el zaguero que Gallardo quiere recuperar.

Apenas siete minutos duró el moreno en la cancha. Aguantó hasta donde pudo. ¿Qué tiene? Una lesión músculo-tendinosa en el isquiotibial izquierdo.

Sin centrales en el banco, Gallardo tuvo que insistir con la prueba del verano. Domingo de 5, Ponzio atrás. Si Balanta no llega, ¿será así en Córdoba contra Belgrano? ¿O habrá una nueva chance para Mammana?



 

Testimonios

Gallardo: "Martínez nos va a dar satisfacciones"

 
 
Gallardo:
BANCA. El Muñeco le dio la confianza al Pity, que no defraudó. (FOTO: Fotobaires)
 

El entrenador de River pidió respaldar al Pity, aunque aceptó que aún no rindió como se esperaba. Aclaró que el campeonato no será fácil, por lo que era clave comenzar así, y explicó que la idea es que Alario y Alonso se potencien juntos.

El hincha quiere ver, en su mayoría, a Andrés D'Alessandro. También a Leonardo Pisculichi. Quedó algo relegado en la preferencia de la gente Gonzalo Martínez, aunque la excelente versión del Pity que se vio ante Quilmes dejó muy conforme a Marcelo Gallardo.

"A veces yo me enojo para adentro por esa impaciencia que el hincha le tiene. Es verdad que se espera más de lo que ha dado, pero tiene características de gran jugador y tenemos que seguir respaldándolo. Él tuvo algunas buenas y malas durante el proceso que lleva con nosotros. Lo bueno es que el hincha lo empiece a acompañar y apoyar porque nos va a dar satisfacciones", afirmó.

"Parte del trabajo nuestro es tener a todos los jugadores con buena disponibilidad para cuando les toque. Hoy les tocó y les suma confianza, sobre todo a ellos dos que venían desde atrás (Martínez y Bertolo)", agregó.

El Muñeco analizó la goleada: "El campeonato argentino no va a ser fácil. Fue un partido que se presentó bastante duro en el inicio. El gol del Pity antes de irnos al descanso nos dio tranquilidad y en el segundo tiempo controlamos la pelota con mucho más criterio. Después del tercer gol se hizo el control total. Está bueno empezar ganando, sirve para trabajar tranquilos, pero quedan cosas por mejorar".

Consultado por Eder Álvarez Balanta, avisó que aún no saben la gravedad de la lesión. "Es una situación compleja, rara. Antes del inicio del partido, en una elongación sintió dolor y eso le impidió seguir jugando. Los médicos van a hacerle unos estudios mañana para dar un diagnóstico correcto", remarcó.

Por último, se ilusionó con la dupla Alario-Alonso: "Iván recién llega. Creí que era un partido para que Alario pueda seguir en cancha y reencontrarse con el gol. Prefiero tener dos jugadores con esa ambición de gol. Así que si van los dos a la pelota, espero que uno la meta".






“Teníamos que ganar”

Con la serenidad que lo caracteriza y la felicidad de un debut que entusiasma, Marcelo Gallardo analizó la goleada ante Quilmes. “Teníamos que ganar. Viene bien para tomar confianza”, dijo.

Siempre atento a las cuestiones que exceden al resultado, Gallardo no tiró cañitas al aire pero se mostró contento por las primeras buenas impresiones.

“Por ser el primer partido, en nuestra cancha y con nuestra gente teníamos que ganar. Fue parejo, deberíamos haber controlado mejor después de la ventaja. En el inicio del segundo lo descontrolamos y a partir de ahí nos dio tranquilidad”.

A raíz de la gran actuación del Pity Martínez, ponderó: “Es la confianza que necesitan los jugadores, siguen con la posibilidad de seguir creciendo y viene bien para tomar confianza”.

Y cerró con una referencia a la posibilidad de que Andrés D’Alessandro esté en Córdoba ante Belgrano. “Esta semana entrena con normalidad, veremos como preparamos para Cordoba y en función de eso analizaremos qué hacer”.





Alario: "El único objetivo era ganar el primer partido"

 
 
Alario:
SIEMPRE APARECE. Alario marcó el quinto tanto del Más Grande. (FOTO: Fotobaires)
 

El delantero de River explicó que no se creen candidatos y que van paso a paso. Además, celebró la llegada de Alonso por la enorme cantidad de partidos que tendrá el Millonario en el semestre.

River arrancó con todo la competencia oficial. El Millonario fue de menor a mayor hasta golear a Quilmes e hizo delirar al Monumental con un 5 a 1 que ilusionó a todos con otro año histórico.

Pero Lucas Alario, consultado por Canal 13, aclaró que el plantel no piensa en ser candidato a nada aún: "Vamos paso a paso. El único objetivo era ganar el primer partido".

El Pipa marcó por novena vez con La Banda en diecisiete encuentros: "Tuve dos oportunidades y las erré. Tenía ganas de hacer un gol, pero lo importante era ganar el primer partido y se logró".

Por último, celebró el arribo de Iván Alonso para lo que vendrá. "Tenemos muchas competencias, muchos partidos en un semestre corto y necesitamos el apoyo de todos, así que muy contento de que haya venido", finalizó.



 

“Es una obligación hacer goles”

 
 
“Es una obligación hacer goles”
DOBLETE. Rodrigo Mora se despachó con dos tantos ante el Cervecero. (FOTO: FotoBaires)
 

Mora resaltó la importancia de su doblete contra Quilmes, debido a que considera que la posición que ocupa en River demanda una cuota frecuente para vulnerar el arco rival.

Empezó de la mejor manera. Cuando todo parecía que se iba a derrumbar porque Walter Benítez adivinó la punta elegida por Rodrigo Mora, Fernando Rapallini, a instancias del asistente Juan Pablo Belatti, sancionó de forma correcta el adelantamiento. Entonces, en la nueva ejecución, el delantero charrúa pateó fuerte, arriba, lejos de que el arquero pudiera atajar el remate. Así no sólo abrió la cuenta, sino que además comenzó el Torneo de Transición 2016 con un gol pronto. "D'Alessandro me dijo 'mirá que se adelantó' y me dio mucha tranquilidad eso", reconoció el autor del 1-0, acerca del primer tiro.

Ubicado decididamente como punta, a diferencias de algunos pasajes de los partidos de verano en los que actuó como extremo derecho, la Pulga inquietó bastante a la defensa de Quilmes. Estuvo compenetrado con el circuito ofensivo y también se dio el gusto de señalar el 4-1 parcial, mediante un derechazo tan potente como esquinado. "Estoy contento por convertir goles. Soy delantero de River y es una obligación hacer goles", resaltó, en rueda de prensa.

Además de hablar sobre su tarea, Mora analizó el funcionamiento del equipo y reveló un pedido de Gallardo durante el descanso. "El primer tiempo tal vez fuimos un poco imprecisos, ansiosos. Cuando terminó, Marcelo nos dijo que tuviéramos tranquilidad, que el partido se iba a abrir. En el segundo tiempo entramos los mismos jugadores, pero con otra actitud. Cambió todo", explicó el atacante uruguayo, de gran nivel.


 

Martínez: "Necesitaba hacer un gol"

 
 
Martínez:
GRAN PRESENTACIÓN. Martínez fue la gran figura de River ante Quilmes. (FOTO: Fotobaires)
 

El Pity la rompió contra Quilmes y explicó que buscaba tener un partido así para demostrarle a Gallardo que puede ser titular en River. Igualmente, aclaró que lo más importante fue conseguir el triunfo a nivel colectivo.

Con Leonardo Pisculichi y Andrés D'Alessandro como competidores, la pelea por un lugar parecía complicada para Gonzalo Martínez. Pero el Pity la rompió contra Quilmes y se puso en carrera para estar entre los once.

"La verdad que en lo personal buscaba esto, por ahí tratar de andar bien y llegar al gol. Necesitaba hacer un gol. Lo importante es que sirvió para el 2 a 1. Lo importante es empezar ganando", comentó.

En diálogo con Canal 13 aclaró el por qué del festejo de cara a la platea: "Por ahí no te das cuenta, son momentos que no pensás, pero estoy contento por el partido que hice. No arranqué bien, pero pude terminar de la mejor manera".

El Pity, además, recordó que ingresó por el cuadro gastrointestinal de Pisculichi: "Con Bertolo tuvimos que jugar por dos compañeros que estaban mal y más allá de todo tenemos que estar siempre bien para demostrarle al técnico que podemos estar".

 



barovero

“Trapito no se va”

Barovero quiere irse en junio, pero la gente lo mimó. ¿Y ahora?

Apenas se acercó al arco que da a la tribuna Centenario, Marcelo Barovero recibió un mimo de la gente de River. “Trapito no se va”, se escuchó clarito.

Es que el 1 tiene decidido irse el 30 de junio. Veracruz de México podría ser su destino. Igual, en Núñez confían que revierta su postura, aunque es casi imposible.

Y el hincha quiere hacer fuerza para cambiar todo. ¿Podrán?






Tras la lluvia, el fútbol

 
 
Tras la lluvia, el fútbol
DE ARRANQUE. Gonzalo Martínez ocupará el lugar de Leonardo Pisculichi. (FOTO: ProFocus)
 

El debut de River en el Torneo de Transición se vio postergado por un diluvio que invadió el Estadio Monumental. Por ende, el compromiso ante Quilmes se desarrollará este lunes, a las 19.15 horas. Habrá dos cambio con respecto a la idea inicial.

Estaba todo dado para que River ponga primera marcha en el Torneo de Transición 2016. Sin la inclusión de Andrés D'Alessandro y con las bajas inesperadas de Luis González y Leonardo Pisculichi, Marcelo Gallardo había rearmado el rompecabezas para debutar frente a Quilmes, pero apareció la lluvia.

El Estadio Monumental se vio cubierto por una intensa tormenta que convirtió el campo de juego una pileta de enormes dimensiones. Como consecuencia, Fernando Rapallini, árbitro del compromiso, eligió el camino de la suspensión y el cotejo se reprogramó para este lunes, a las 19.15 horas.

Dadas las mencionadas ausencias de González y Pisculichi, el Muñeco recurrió a las presencias de Nicolás Bertolo y Gonzalo Martínez. De esta forma, el director técnico Millonario mantendrá el dibujo, pero retrocederá unos metros a Ignacio Fernández para que se ubique al lado de Leonardo Ponzio.

En tanto, Quilmes tiene el equipo confirmado desde hace días. Alfredo Grelak, entrenador de la escuadra Cervecera, se presentará en terreno de River con cuatro defensores, cuatro mediocampistas, un enlace y un delantero. El elenco visitante tiene como refuerzo más relevante a Fernando Elizari, que regresó procedente de San Lorenzo de Almagro.

 

+ PROBABLES FORMACIONES

RIVER PLATE (4-2-3-1): 1-Marcelo Barovero (capitán); 25-Gabriel Mercado, 2-Jonatan Maidana, 3-Eder Álvarez Balanta, 21-Leonel Vangioni; 23-Leonardo Ponzio, 26-Ignacio Fernández; 7-Rodrigo Mora, 10-Gonzalo Martínez, 8-Nicolás Bertolo; 13-Lucas Alario. DT: Marcelo Gallardo.

Suplentes: 33-Julio Chiarini, 20-Milton Casco, 5-Nicolás Domingo, 18-Camilo Mayada, 17-Tabaré Viudez, 32-Sebastián Driussi y 19-Iván Alonso.

QUILMES (4-4-1-1): 1-Walter Benítez; 4-Maximiliano Paredes, 31-Alan Alegre, 22-Juan Celaya, 27-Leonel Bontempo; 29-Matías Morales, 18-Rodrigo Braña (capitán), 22-Adrián Calello, 17-Sebastián Romero; 10-Fernando Elizari; 9-Ezequiel Rescaldani. DT: Alfredo Grelak.

Suplentes: 25-Silvio Dulcich, 6-Lucas Suárez, 15-Emmanuel Morales, 24-Daniel Imperiale, 5-Lucas Pérez Godoy, 7-Brian Mansilla y 37-Jonathan Torres.


River inicia un nuevo sueño

 
 
River inicia un nuevo sueño
GANAR O GANAR. River debe sumar de a tres en su presentación en el torneo. (FOTO: ProFocus)
 

Con la ilusión completamente renovada, el Millonario recibe a Quilmes por la primera fecha del Torneo de Transición 2016. Se espera una verdadera fiesta en el Estadio Monumental.

Los logros y las celebraciones del 2015 ya quedaron atrás y River debe enfocarse de lleno en el futuro para repetir y superar lo ya conseguido de la mano de Marcelo Gallardo. Uno de los objetivos para este año es el certamen local, y, pensando en ello, se buscará dar el primer paso.

Este domingo, desde las 19 horas, el Campeón de América recibirá a Quilmes en un Estadio Monumental que lucirá absolutamente repleto debido a que se agotaron todas las entradas a la venta. El partido tendrá que ver con la primera fecha del Torneo de Transición 2016.

Con Fernando Rapallini como árbitro, el elenco Millonario medirá fuerzas ante un equipo con el que no pierda hace cinco encuentros y con el que no cae derrotado, en condición de local, desde el Torneo Nacional 1982. Sin embargo, el último juego en Núñez culminó con empate 2-2.

El Muñeco Gallardo decidió no incluir a Andrés D'Alessandro, flamante refuerzo, entre los convocados, y tiene apenas una duda con relación al equipo inicial: Luis González o Nicolás Domingo en el mediocampo. Si el primero llega en condiciones, será titular. En tanto, Iván Alonso, otra de las recientes incorporaciones, irá al banco de suplentes.

Por su parte, Quilmes, que cuenta con Alfredo Grelak como director técnico, apostará por un esquema con cuatro defensores, cuatro mediocampistas, un enlace y un delantero. La escuadra Cervecera tiene como refuerzo más relevante a Fernando Elizari, que regresó procedente de San Lorenzo de Almagro.


+ PROBABLES FORMACIONES

RIVER PLATE (4-2-3-1): 1-Marcelo Barovero; 25-Gabriel Mercado, 2-Jonatan Maidana, 3-Eder Álvarez Balanta, 21-Leonel Vangioni; 27-Luis González, 23-Leonardo Ponzio; 7-Rodrigo Mora, 15-Leonardo Pisculichi, 26-Ignacio Fernández; 13-Lucas Alario. DT: Marcelo Gallardo.

Suplentes: 33-Julio Chiarini, 20-Milton Casco, 5-Nicolás Domingo, 8-Nicolás Bertolo, 10-Gonzalo Martínez, 32-Sebastián Driussi y 19-Iván Alonso.

QUILMES (4-4-1-1): 1-Walter Benítez; 4-Maximiliano Paredes, 31-Alan Alegre, 22-Juan Celaya, 27-Leonel Bontempo; 29-Matías Morales, 18-Rodrigo Braña, 22-Adrián Calello, 17-Sebastián Romero; 10-Fernando Elizari; 9-Ezequiel Rescaldani. DT: Alfredo Grelak.

Suplentes (uno quedará afuera): 25-Silvio Dulcich, 6-Lucas Suárez, 15-Emmanuel Morales, 24-Daniel Imperiale, 5-Lucas Pérez Godoy, 16-Sergio Hipperdinger, 7-Brian Mansilla y 37-Jonathan Torres.


+ DATOS DEL PARTIDO

Cancha: Antonio Vespucio Liberti.

Hora: 19:00

TV: Canal 13

Árbitro: Fernando Rapallini

Asistentes: Juan Pablo Belatti y Andrés Barbieri

Cuarto árbitro: Yael Falcón Pérez

Reserva: postergada sin fecha debido a que River se encuentra disputado la Copa Libertadores Sub-20.






Argentum 2016, la pelota para el torneo

 
 
Argentum 2016, la pelota para el torneo
DE ESTRENO. La pelota se utilizará en el Torneo de Verano. (FOTO: adidas)
 

Se presentó el balón oficial de adidas, que se estrenará en los amistosos de verano y luego se utilizará en el campeonato local y la Copa Argentina.

Cada vez falta menos para que arranque el Torneo de Verano 2016. River está a una semana del debut contra Independiente, día en el que se estrenará también la pelota oficial del Torneo de Transición.

Argentum 2016 es el nuevo balón oficial de adidas para los certámenes del fútbol local en este año. Es decir, se usará en el Torneo de Transición, la Copa Argentina y el Campeonato 2016-2017.

"Al igual que la Errejota -a utilizarse en los campeonatos FIFA 2016, incluyendo Río de Janeiro-, y a la Beau Jeu, pelota oficial de la próxima Eurocopa, el Argentum 2016 presenta una estructura de seis paneles idénticos y una superficie exclusiva que brinda mayor agarre, contacto, estabilidad y aerodinámica en la cancha, bajo cualquier condición climática", informó adidas.



Fixture confirmado para el Torneo de Transición 2016

 
 
Fixture confirmado para el Torneo de Transición 2016
TÍTULO LOCAL. La última vez que River se consagró campeón fue en el Torneo Final 2014. (FOTO: LPM)
 
(Anticipo) La AFA dio a conocer el cronograma de los partidos que se disputarán en el próximo campeonato doméstico. El Más Grande integrará la Zona 1 y debutará ante Quilmes, en el Antonio Vespucio Liberti.
Indudablemente, el principal objetivo del 2016 es revalidar el título en la Copa Libertadores. Sin embargo, fiel a su costumbre, Marcelo Gallardo también irá en busca del Torneo de Transición 2016, que comenzará a disputarse viernes 5 de febrero.
A la espera del inicio de la competencia oficial, la Asociación de Fútbol Argentino dio a conocer el fixture correspondiente al torneo doméstico, que estará nuevamente conformado por 30 equipos, pero divididos en dos zonas de 15.
Por la primera jornada de la Zona 1, River deberá enfrentarse a Quilmes, en el estadio Centenario Dr. José Luis Meiszner. ¿Los Superclásicos? El primero se disputará en el estadio Monumental, correspondiente a la sexta fecha del campeonato, mientras que el segundo se llevará a cabo el 24 de abril, por la decimosegunda jornada, en la Bombonera.
Los ganadores de cada zona se medirán en una final única el domingo 29 de mayo, en estadio neutral. Ésa es la meta de River en el certamen que servirá de prólogo para la temporada 2016/17, a la par del calendario europeo.

+ El fixture completo:
DOM 07/02 (L) vs. Quilmes
DOM 14/02 (V) vs. Belgrano
MIE 17/02 (L) vs. Godoy Cruz
DOM 21/02 (V) vs. Rosario Central
DOM 28/02 (L) vs. Independiente
DOM 06/03 (L) vs. Boca
DOM 13/03 (V) vs. Colón
DOM 20/03 (L) vs. Banfield
DOM 03/04 (V) vs. Patronato (Paraná)
DOM 10/04 (L) vs. Sarmiento
DOM 17/04 (V) vs. Olimpo
DOM 24/04 (V) vs. Boca
SAB 30/04 (L) vs. Vélez
DOM 08/05 (V) vs. San Lorenzo
DOM 15/05 (L) vs. Gimnasia y Esgrima La Plata
DOM 22/05 (V) vs. Arsenal